Archivo de la etiqueta: protestas

Cantabria levanta su voz contra la supresión de la parada del Alvia de Renfe en Reinosa

reinosa-alvia

Protestas y críticas. La reducción hasta hasta de 32 minutos del tiempo de viaje del Alvia semidrecto entre Madrid y Santander anunciada por Renfe ha encontrado fuerte oposiciòn en Cantabria. El objetivo es conseguir que en 2015 -coincidiendo con la puesta en servicio de la alta velocidad entre Palencia y Valladolid- el viaje de Santander a Madrid dure tres horas y media (ahora, el mejor de los tiempos, es de cuatro horas y 25 minutos). Pero esta reducción pasa por eliminar Reinosa como parada, lo que ha encendido a la comunidad cántabra.

El jefe del Ejecutivo cántabro, Ignacio Diego, se reunirá este lunes con el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, un encuentro que, según el Gobierno, constituye “un paso más en su anunciada intención” de defender que se mantenga la parada de Reinosa. El Ejecutivo explica que la inminente reunión con el presidente es “fruto de las conversaciones mantenidas en las últimas horas”.

El presidente anuncia que el Gobierno de Cantabria va a exigir a Renfe la devolución de la parada en Reinosa y dice que espera conseguirlo “con razones y argumentos” porque de esa forma “se garantiza la movilidad a todos los ciudadanos de Campoo y una mejor combinación para las personas que habitualmente viajan a Madrid y Santander por motivos de trabajo o por turismo”.

El secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, asegura que es “impresentable e inaceptable” que se pretenda reducir los tiempos de viaje a Madrid quitando paradas y servicios, cuando, en su opinión, lo que se debe impulsar es que Cantabria cuente con las infraestructuras de un tren de alta velocidad, como el resto de las comunidades autónomas.

El líder regionalista considera que se trata de “un nuevo engaño” del Gobierno de Rajoy y ha exigido a Diego que “luche” y “defienda” los intereses de los cántabros y “deje de ser el mayor pelota del jefe porque están “en juego el futuro y el desarrollo de nuestra comunidad autónoma”, apostilla.

Revilla subraya que Cantabria “no sólo no aparece en los planes de futuro del Tren de Alta Velocidad, sino que ahora también nos reducen y eliminan los mínimos servicios que debemos tener garantizados”. “Mienten y engañan a los cántabros todos los días, sin ningún pudor, con el único fin de tapar la peor gestión de un Gobierno de Cantabria incapaz de dar solución a ninguno de los problemas que se presentan”, asegura.

También la secretaria general del PSC-PSOE, Rosa Eva Díaz Tezanos, rechaza la decisión de Fomento y Adif de acortar el tiempo de viaje del Alvia “a costa” de suprimir la parada en Reinosa y critica la “nula” capacidad del presidente, Ignacio Diego, para defender los intereses de los cántabros.

En la asamblea abierta que se ha celebrado en Orejo ha expresado “todo” su apoyo a la movilización ciudadana de la comarca de Campoo contra el recorte del servicio ferroviario convocada este lunes por el Ayuntamiento de Reinosa y los sindicatos CC.OO., UGT, CSIF, USO y CGT. “No se trata de defender que el tren pare en la capital de Campoo, lo que debe hacer el presidente regional es exigirlo, aunque dudo que lo haga, porque ya sabemos que Diego siempre hace lo que manda Madrid para no molestar a Rajoy”, señala.

1011298

Sao Paulo vive una huelga en el metro que sume la ciudad en el caos a una semana del Mundial

incidentes-metro-sao-paulo

Malas noticias para el mundial de fútbol. Brasil no parece una fiesta, sini todo lo contrario. A una semana del inicio del Mundial, Sao Paulo vive sumido en el caos provocado por una huelga del metro. Cientos de miles de personas se han visto obligadas a utilizar sus vehículos particulares, lo que ha causado un embotellamiento desconocido y retenciones en 200 kimómetros. El metro es la principal vía de acceso al estadio mundialista en esta megalópolis de 20 millones de personas y transporta cada día a unos 4,5 millones de paulistas.

La huelga, parcial e ilimitada, afecta a tres de las cinco líneas del metropilatano. La ruptura de las negociaciones por el convenio salarial ha precipitado el paro en el que se ve inmerso el 75% de los agentes de circulación. El sindicato que representa a 10.000 empleados del metro considera insuficiente la oferta de reajuste salarial anual que el Gobierno fija en el 7,8%. Los empleados reclaman un aumento de 16,5%. “No es posible aceptar un aumento de menos de dos dígitos”, declaró antes del anuncio oficial de la huelga el presidente del sindicato, Melo Prazeres Junior. “Es el mundo real. La inflación del precio de los alimentos y la inflación general son bastante más elevados” que la propuesta de las autoridades, subrayó.

Hace menos de dos semanas, una huelga de conductores de autobús en Sao Paulo provocó embotellamientos récord de 168 kilómerros y dejó a más de un millón de personas sin transporte. Pero ayer las retenciones llegaron a los 200 kilómetros, el tercer colapso más grave en la circulación viaria de Sao Paulo. Hace exactamente un año, Sao Paulo fue el punto de partida de la revuelta social histórica que sacudió a este gigantesco país emergente de 200 millones de habitantes en plena Copa Confederaciones.

La selección brasileña viajará desde su centro de entrenamiento en Teresópolis (en las montañas del estado de Rio de Janeiro) a Sao Paulo para enfrentarse hoy a Serbia en su último amistoso antes de la Copa, confiada tras la goleada de 4-0 asestada a Panamá el martes.

Las huelgas en sectores como el transporte público y la policía han sido comunes en Brasil en los últimos meses, en momentos en que los trabajadores utilizan el torneo para presionar por mayores salarios y beneficios. Algunos de los proyectos de transporte público prometidos para la Copa del Mundo no se han iniciado y otros están sin terminar, lo que ha causado un malestar generalizado. En algunas estaciones se han producido incidentes que han obligado a intervenir a las fuerzas del orden.

Sao Paulo acogerá el partido inaugural entre Brasil y Croacia el 12 de junio en el Arena Corinthians. Se espera que las negociaciones salariales de los trabajadores en huelga del metro se reanuden cuanto antes.

Aumenta el malestar por la supresión de trenes y crece el clamor contra la decisión de Renfe

protesta-cierre-linea-del-tren

¡Es la guerra! El grito, popularizado por los hermanos Marx en uno de sus famosos filmes, puede convertirse en el lema de la lucha incruenta que vive este país durante estos últimos días para defender la pervivencia del tren< más tradicional. Y otra vez las dos Españas se encuentran separadas. Por un lado aquella que accede a la red de Alta Velocidad (con aspirantes ansiosos por alcanzar la meta) y la que ve cómo se pierde el derecho a una parada de los convoyes más veteranos de nuestras líneas férreas. Y no parece que la solución se vea en el horizonte; más bien todo lo contrario. Lo que tanto tiempo costó conseguir, se lo están cargando de un plumazo.

Puebla de Sanabria, Zamora, Segovia, Avila, Guadalajara, Pozoblanco, Valladolid, Sevilla, Huelva, Zafra, Cartagena, Arcos de Jalón, Sigüenza… son solo el iceberg del malestar que crece en todos los rincones del país ante los planes del Gobierno y la supresión de líneas de tren. Cosa que niegan en la operadora ferroviaria que se justifica argumentando que no se suprimen trenes, sino que estos dejarán de parar allí donde no haya demanda. Pero lo cierto, como ha reconocido el presidente de Renfe, es que 90.000 pasajeros se verán afectados este año por la supresión de los servicios ferroviarios. Andalucía, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha y, sobre todo, Castilla y León son las comunidades más afectadas. Y lo que ha empezdo con cierta timidez, tiene tintos de que puede acabar en una explosión airada.

Especialmente combativos contra esta política son algunos de los colectivos castellanos que en los últimos días han protagonizado distintas acciones para protestar con los planes de la operadora y que aplaude el Gobierno. La última maniobra se ha vuelto a producir en Valladolid. Arropado por las 10.000 firmas ciudadanas, y con el apoyo de alcaldes de localidades amenazadas por el cierre de servicios ferroviarios, como el de Puebla de Sanabria (Zamora), José Fernández (UGT) ha entregado estás rúbricas en la Consejería de Fomento para seguir en la pelea y que no se cierren más servicios. El secretario del sector ferroviario de UGT en Castilla y León, Felipe de Diego, asegura que el Ministerio de Fomento, a pesar de “tratar de minimizar el golpe que han dado al ferrocarril”, tiene como pretensión “cerrar más líneas de tren a partir del próximo 22 de junio”.

Esas diez mil firmas han sido recogidas en los últimos días en Castilla y León contra la supresión de servicios en diferentes líneas de la región que, en principio, dejarían sin conexión ferroviaria a multitud de localidades en las que actualmente se realizan paradas. “Todo esto no es únicamente una reivindicación laboral. Las diez mil firmas representan a los ciudadanos. En otros lugares como Aragón se ha llegado a acuerdos -con el Gobierno autonómico- e incluso se incrementarán algunos servicios”, ha recordado.

En este acto de protesta han participado cerca de cuarenta personas, entre los que han destacado los parlamentarios socialistas por Zamora, José Fernández (alcalde de Puebla de Sanabria) y Antonio Camacho, acompañados por varios concejales y alcaldes de la provincia afectados por la eliminación de trenes. El alcalde de Puebla de Sanabria ha defendido que deben seguir peleando ya que la idea del Gobierno “no ha cambiado y quieren cerrar el tren “, que en este caso dejaría a esta localidad sin conexión ferroviaria con Orense y Zamora. Durante la protesta, los participantes se han hecho notar con silbatos y han portado diversas pancartas con mensajes por un “servicio ferroviario público y de calidad”, además de camisetas en las que la se ha podido leer “Si privatizan el ferrocarril, perdemos el tren “.

Según asegura la oposición, 1,6 millones de viajeros se van a ver afectados por la supresión de servicios que el Gobierno denomina “ineficientes”, y 1,4 millones más van a sufrir modificaciones a la baja de esos servicios, con supresión de paradas y frecuencias y sustitución del tren por el autobús. En trenes semanales la rebaja sería de en torno al 22%.

Si quieres, puedes subir la noticia a menéame. Pincha en el logo
meneame-boton-dos

La amenaza de eliminación de trenes por falta de viajeros pone en alerta a cientos de pueblos del país

protesta-cierre-linea-del-tren

Narros del Castillo (Avila) es uno de tantos pueblos de España que ve cómo el tren amenaza con dejar de pasar por la aldea. El ultimátum ferroviario pende sobre cientos de localidades que no tienen masa suficiente para garantizar el rendimiento económico del transporte ferroviario. Ya no es cuestión de alta velocidad; es simplemente que los gastos de explotación elevan la factura ferroviaria y hacen inviable su continuidad, tal y como ha anunciado Fomento. Y sus habitantes no entienden que se pueda justificar el fin del tren que tanto costó traer en el pasado. ¿Y ese es el futuro que nos espera?

Alrededor de un millón de personas van a verse afectadas por los recortes planteados por el Ministerio de Fomento. Se prevé suprimir cerca de 790 trenes cada semana; lo que significa un 23,1% del total, en el marco de una decisión abierta a que las comunidades autónomas decidan hacerse cargo de la financiación de los tramos deficitarios. Del mismo modo, 172 estaciones de ferrocarril en España, sobre las que se afirma que cuentan con menos de un viajero al día de media, van a dejar de serlo. Desde su puesta en marcha, estas estaciones dejarán de ver cómo para el tren en ellas.

Y los afectados protestan. Una treintena de vecinos de Narros del Castillo, localidad de casi doscientos habitantes al norte de la capital, se ha manifestado contra las modificaciones que pretende realizar el Gobierno en el ferrocarril y que les dejaría “sin el único medio de transporte público” del que disponen ahora. Los manifestantes, que han portado una pancarta en la que se leía “Narros quiere tren”, han expresado su malestar, por la posible eliminación de los servicios de media distancia que comunican Ávila con Salamanca, lo que afectaría a la parada de este municipio y podría suponer el “cierre” de la línea.

Según han explicado en un comunicado, las modificaciones en el servicio afectarán en Castilla y León a 24 relaciones ferroviarias, lo que, en la práctica, supondrá que dejarán de circular “tres de cada diez” trenes de media distancia. La parada de Narros del Castillo “se cerraría por no tener suficientes viajeros que cubran las expectativas económicas del Ministerio de Fomento”.

Por ello, en este municipio han iniciado una recogida de firmas para “parar los recortes de los servicios ferroviarios”, a la vez que han reivindicado ampliar los servicios mínimos con horarios “más efectivos” para los ciudadanos.

Narros no está solo en la protesta. Solo es un botón de las decenas de localidades que se alzan con estas restricciones. 4.000 firmas con “la voz de la ciudadanía” de Aragón exigen al Estado “respeto” y que el ferrocarril se mantenga como opción sostenible y de vertebración y cohesión”. Los planes de cierre de líneas suponen “el cierre del 30% del ferrocarril convencional” aragonés. Desde algunos partidos se oyen los lamentos por esta situación. El cierre de líneas es “un drama”, “un mazazo para Aragón”, como el de la Huesca-Zaragoza-Teruel-Valencia, o la “desaparición” de Monzón del mapa ferroviario, en un “injusto ensañamiento” con los aragoneses, señala la Chunta. El ferrocarril, explican desde la formación, “tiene la rentabilidad de cohesionar, hacer posible la calidad de vida y el desarrollo”.

La comunidad más afectada por el recorte será Extremadura. Hasta un 60% de los trenes regionales desaparecerán. Los recortes en trenes regionales afectarán en un 44% a Asturias y en un 33% a Cantabria. Castilla y León va a verse muy afectada por este plan del ministerio que comanda Ana Pastor. Habrá un 30% de reducción de trenes reginales y se prevé cerrar hasta 18 estaciones. Las protestas no han hecho más que empezar.

ONG’s marroquíes se oponen al tren de alta velocidad Tánger-Casablanca que consideran un despilfarro

Crisis e intereses populares. Un centenar de ONG marroquíes han iniciado una campaña contra el proyecto del tren de alta velocidad entre Tánger y Casablanca que necesitará una inversión de 25.000 millones de dirhams (2.200 millones de euros) porque consideran que hay otros proyectos socio-económicos mucho más necesarios para el país. “Este proyecto comprometerá el país con un préstamo muy grande y es el ciudadano quien pagará al final los servicios de la deuda”, aseveró Sion Assidon, un militante marroquí en la Iniciativa BDS, una de los promotores de la campaña ‘Stop TGV’ (por sus siglas en francés) de recogida de firmas contra el proyecto.

El tren de alta velocidad ha sido visto como un empeño personal del rey Mohamed VI, que inauguró las primeras obras el pasado septiembre en Tánger en compañía del presidente francés Nicolas Sarkozy, quien se desplazó expresamente a Marruecos para la ocasión. El magno proyecto, en el que están interesadas empresas españolas en sus fases posteriores (tendido eléctrico y de vías o ingeniería civil), fue criticado incluso por el islamista Partido Justicia y Desarrollo, pero desde su llegada al gobierno y la asunción de varios ministerios sus críticas cesaron.

Assidon explicó que el presupuesto de inversión destinado para tal proyecto podría haber servido para construir “un tren en Ouarzazate (ciudad del sur del país) o 25 centros hospitalarios” que, según él, son “más prioritarios que el tren de alta velocidad”. El activista marroquí criticó que no se respeten las reglas de competencia durante la adjudicación del proyecto, así como que no se realice un estudio de viabilidad anterior a la firma de dicho proyecto.

La financiación de esta línea, que será operativa en 2015, ha sido posible por la concesión de Francia a Marruecos de un préstamo de 920 millones de euros, ya que la compañía suministradora de los 14 trenes es la francesa Alstom, que consiguió el contrato en adjudicación directa y sin licitación pública. Para el resto de financiación han aportado préstamos el Fondo Saudí, el Fondo de Abu Dabi, el Fondo Kuwaití y Fondo Árabe para el Desarrollo Social y Económico, mientras que el Estado marroquí participa con 414 millones de euros (más 86 millones procedentes del Fondo Hasán II).

Los autores de dicha iniciativa proyectan convocar varias conferencias para sensibilizar a los ciudadanos, así como pedir una reunión con los responsables del sector ferroviario marroquí.