Archivo de la etiqueta: seguridad

Restos de amianto en cabinas

Un trabajador de mantenimiento de Metro ha sufrido esta semana un desprendimiento de polvo, al abrir el armario de baja tensión de la cabina de conducción de un tren de la serie 2000, cuyo análisis ha dado positivo por amianto. Metro de Madrid ha abierto expediente a la empresa que lo había revisado. Según denuncia Solidaridad Obrera, el incidente tuvo lugar la madrugada del 27 al 28 de noviembre y el análisis del polvo desprendido confirmó la presencia de amianto en la cabina, que había sido revisada, como obliga la ley tras la retirada de los elementos con amianto en forma de cartón, por “una empresa homologada que certificó que era totalmente segura“.

Desde Metro de Madrid aseguran que, dentro del plan de desamiantado que la compañía está llevando a cabo de forma exhaustiva, surgen piezas que aún podrían contener amianto como en este caso, en que se han puesto en marcha los protocolos de forma inmediata, según un portavoz de la compañía. Al trabajador afectado se le hará el correspondiente examen médico, según Metro que informó lo sucedido al comité de seguimiento del Plan de desamiantado, del que forman parte los sindicatos, y de la apertura de un expediente a la empresa que “había certificado que la cabina estaba limpia de amianto”.

Solidaridad Obrera explica, en un comunicado, que los maquinistas también operan en este armario de baja tensión cuando tienen que resolver incidencias menores durante los desplazamientos y que, ante el riesgo estaban siendo dotados de mascarillas FFP3 para protegerse del amianto”. Sin embargo, “la empresa de forma unilateral decidió retirarlas de su protocolo IG-12, circunstancia por la que la Inspección de Trabajo ha levantado una infracción“. Por ello, consideran que el Plan de Trabajo presentado para la retirada de amianto por la empresa homologada al Instituto Regional de Seguridad en el Trabajo “debe ser revisado. El lugar de la retirada sigue presentando adherencias en los restos de amianto que permanecen incrustados, algo que sucede por altas temperaturas”, continúa Solidaridad Obrera.

Esta circunstancia “agrava la exposición, y ni siquiera permitiría trabajar a la empresa RERA homologada que opera actualmente porque el plan no cumpliría los requisitos necesarios, poniendo en riesgo a los trabajadores inscritos en el RERA y los que les rodean que carecen de cualquier medida de protección”. Añaden que “la suciedad donde están los elementos con amianto, han dejado restos degradados de amianto en superficie a lo largo del tiempo, y los trabajadores no están protegidos porque Metro de Madrid consideró que no eran necesarios los equipos de protección individual”.

Aunque Metro argumentó que las mediciones estáticas en ambiente (tren parado) demuestran que se está trabajando en ambientes seguros, sin embargo, lo sucedido la pasada madrugada “contradice esta afirmación”. “La vida de los trabajadores de mantenimiento de trenes y maquinistas se está poniendo en peligro debido a que la presencia de material friable en cabinas es una certeza“, según el sindicato para quien Metro “no puede aislar esta circunstancia como un hecho puntual, porque este y otros trabajos son cotidianos en los mantenimientos” que realizan los trabajadores.

“La indefensión de los trabajadores de Metro de Madrid ante el amianto es entre otros motivos por lo que estamos llamados a la huelga de 24 horas el día 3 de diciembre convocada por Solidaridad Obrera en coincidencia con la EMT”, continúa. Además de esta convocatoria, se sumará la del 13 de diciembre de 24 horas en la que también coincidirán ambas empresas de transporte, Metro de Madrid y EMT, concluye Solidaridad Obrera.

Cinco o seis sabotajes diarios en vías catalanas

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha presentado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) una denuncia por los daños e incidentes ocasionados en las líneas férreas de Cataluña por las protestas llevadas a cabo tras la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los líderes políticos del denominado “procés”. La presidenta de este órgano, Isabel Pardo de Vera, ha cuantificado este miércoles en la Cadena Ser en “más de cinco o seis” los actos de sabotaje que se producen cada día desde que se publicó la sentencia, entre los que ha citado invasiones de la vía, incendios de fibra óptica, talas de árboles y barricadas.

Estos actos han provocado retrasos acumulados de 40.000 minutos (casi 28 días), que principalmente han afectado a Cercanías y a la línea del AVE entre Girona y Figueras, que han visto reducirse el número de usuarios. Pardo de Vera asegura que el escrito presentado en la Fiscalía advierte de la existencia de un posible delito de lesiones u homicidio en caso de que hubiera un accidente.

Las protestas contra la sentencia del procés tienen en el transporte uno de sus campos de actuación más activos. En las últimas dos semanas se ha registrado una treintena larga de cortes en vías de tren. Y buena parte –una quincena– se ha debido a la colocación de todo tipo de obstáculos, desde troncos de árboles, piedras y palés hasta bloques de cemento, neumáticos, piezas metálicas, hogueras e incluso electrodomésticos viejos. Los daños ocasionados –incluidos los de los trenes de Renfe– rondan los dos millones de euros, según fuentes ferroviarias. Ferrocarrils de la Generalitat sólo ha sufrido alguna interrupción aislada de la circulación por la invasión del tendido por parte manifestantes.

Los sabotajes, que podrían llegar a producir descarrilamientos, han encendido las alarmas de los trabajadores ferroviarios, especialmente de los maquinistas. Ante el peligro que tienen para la seguridad de las personas, han instado a las administraciones competentes a actuar para evitar daños irreparables. Sin embargo, el Govern dice que las incidencias se deben a la falta de inversión estatal y no a la acción de manifestantes.

De la treintena de incidentes registrados, destaca el ocurrido en una línea entre Las Franqueses y la Garriga (Barcelona) cuando un convoy chocó contra un árbol colocado en la vía. El pasado sábado apareció un bloque de hormigón en el tramo de línea entre Castellnou de Seana y Golmes (Lleida) que obligó a suspender el servicio.

El sindicato de maquinistas Semaf ha presentado una denuncia ante el Departament d’Interior de la Generalitat, la Delegación del Gobierno central y la Fiscalía. “Estas acciones –expone en el escrito, que firma su secretario general, Juan Jesús García Fraile–, además de los efectos que puedan causar en la circulación de trenes (se han producido choques con algunos obstáculos), tienen otras consecuencias mucho más graves y que están poniendo en peligro la integridad física y la vida de toda persona que viaje en ellos, ya sean viajeros o trabajadores”.

El Semaf insta a las autoridades a “adoptar cuantas medidas legales sean pertinentes” para que no se repitan estas prácticas y garantizar la seguridad. Hace unos días esta organización ya avisó de que si la situación se mantiene, llevará a cabo “las acciones que sean necesarias para evitar las consecuencias de estos sucesos”. El peligro es tal, apuntan fuentes sindicales, que los maquinistas podrían negarse a conducir los convoyes.

Más pasos a nivel controlados por begiCrossing

El sistema de visión artificial inteligente begiCrossing, desarrollado por Begirale Controlling Risk, el área de visión artificial de Dominion, amplía su presencia a otros seis pasos a nivel del administrador de infraestructuras ferroviarias vasco, Euskal Trenbide Sarea (ETS), con el objetivo de mejorar la seguridad en estos puntos críticos, en donde el ferrocarril interactúa con vehículos de carretera y peatones. Esta medida se une a las ya adoptadas en los últimos dos años en que begiCrossing se instaló con éxito en doce pasos a nivel de ETS.

En esta ocasión los seis puntos elegidos, situados en las localidades de Hendaia (línea Donostia-Hendaia), Basauri (línea Bilbao-Donostia), Berriz (línea Bilbao-Donostia), Zugastieta (línea Bilbao-Donostia), Ermua (línea Bilbao-Donostia) y Erandio (línea Lutxana-Sondika), contarán con este innovador sistema que supervisará los pasos a nivel y generará avisos y alarmas que serán transmitidas tanto al sistema de gestión instalado en el puesto de mando como al propio paso a nivel, para que este pueda actuar sobre los sistemas de señalización del paso modificando la señal del mismo y alertando al maquinista de la existencia de una incidencia. Con estas nuevas instalaciones son ya dieciocho los pasos a nivel de ETS que disponen de un sistema de vigilancia de última generación tecnológica: siete en la línea de Bilbao-Donostia, seis en la que une Amorebieta y Bermeo, tres en la Donostia-Hendaia y dos en la de Lutxana-Sondika.

En concreto, la instalación a implementar consiste en la puesta en marcha de un sistema automático de detección de anomalías e incidencias a partir del análisis de las señales de vídeo en tiempo real de begiCrossing; para ello será necesaria la instalación de una serie de cámaras que capten el entorno del paso a nivel. Las imágenes captadas serán procesadas en tiempo real y permitirán determinar alteraciones en las secuencias normales de funcionamiento del paso a nivel o del tráfico que lo atraviesa, determinando una alarma o evento en caso de detectar alguna alteración. Estos serán enviados al puesto de mando y, dependiendo de su causa, servirán de elemento adicional para la gestión de la incidencia. Además, el paso a nivel recibirá la alarma y la gestionará en función del estado del paso. El sistema se compone de equipamiento en campo y elementos en puesto de mando o cuarto técnico que culminan con un software de explotación en un entorno funcional para la gestión de la información junto con sus eventos y alarmas.

El pasado año begiCrossing fue identificada como una de las ‘best practices’ a nivel internacional para mejorar la seguridad de los pasos a nivel, según el informe ‘Analysis of level crossing safety in Europe and beyond’ realizado en el marco del proyecto europeo Safer-LC, ejecutado por un consorcio investigador del que forman parte 17 organizaciones de diversa índole de diez países (universidades, centros tecnológicos, operadores ferroviarios, gestores de infraestructuras ferroviarias, …).

Euskal Trenbide Sareak (ETS) fue galardonada en la última edición de los Quality Innovation Awards (QIA), tanto en la fase de Euskadi como en la internacional, por el empleo de la tecnología begiCrossing en los doce pasos a nivel que hasta entonces contaban con este sistema, que fue implantado a final de 2016 en diferentes puntos de la red ferroviaria vasca realizándose un seguimiento exhaustivo durante nueve meses, con unos resultados concluyentes: entre mayo de 2017 y agosto de 2018 circularon más de 165.000 convoyes por estos tramos que generaron cerca de un millar de incidentes y el 100% se resolvió de manera satisfactoria.

“Con la reciente ampliación, este sistema está ya implantado con éxito en 18 pasos a nivel de ETS y, además de avisar al centro de control de cualquier incidencia, puede dar orden automática a los trenes para que paren. Se trata de una tecnología pionera en el mundo para este tipo de aplicaciones”, explica el director de Begirale, Iñigo Zorriketa.

begiCrossing se fundamenta en el uso de tecnologías de análisis de contenido de vídeo que permite analizar video de forma automática para determinar eventos temporales no basados en una sola imagen. Como tal, puede considerarse como el equivalente automatizado de la corteza visual biológica. Esto facilita la detección precoz de incidencias en pasos a nivel de vías ferroviarias, provocadas por obstrucción de la zona de paso o por fallo de alguno de los elementos de seguridad de la propia estructura del paso a nivel. Se trata de una herramienta tecnológica destinada a contribuir a mejorar la seguridad mediante la detección temprana de situaciones que puedan generar riesgos, daños, o siniestros en el peor de los casos.

Por otra parte, unas pruebas realizadas recientemente, durante seis meses, en dos pasos a nivel, que han soportado una circulación superior a 5.000 trenes y 100.000 vehículos, en las que se han confrontado los funcionamientos de begiCrossing y del sistema basado en lazos o espiras de inducción electromagnética, han demostrado la mayor fiabilidad de la tecnología creada por Begirale frente al sistema tradicional de espiras, que se viene empleando desde hace años para la detección de obstáculos en numerosos pasos a nivel de todo el mundo, especialmente en Europa y Norteamérica.

begiCrossing, por el que ya se han interesado gestores de infraestructuras ferroviarias de varios países, tiene la virtud de que no requiere la instalación de cámaras adicionales a la que ya exista para observar las imágenes del paso a nivel, sino que se dota de inteligencia a las infraestructuras existentes. Trabaja en tiempo real, por lo que se minimiza el tiempo de actuación y consecuencias del evento producido. Recibe como entrada los flujos de vídeo directamente de las cámaras y genera de forma inmediata información relativa a los incidentes para que se puedan visualizar y atender desde un sistema de monitorización remoto. De esta forma se pueden tomar decisiones con rapidez y generar una base informativa para mejorar los protocolos de seguridad.

Un perro, en las vías del metro

El metro ha sufrido retrasos a mediodía de este viernes entre el Casco Viejo y Abando después de que un perro saltara de los brazos de su dueña al andén y se lanzara a las vías. El incidente se ha registrado en torno a las 12.15 horas. Al parecer, todo se debió a un descuido de la propietaria del can, que reaccionó descontrolado cuando la unidad entraba en la estación del Casco Viejo

Fuentes del suburbano apuntan que el perro se precipitó a la vía antes de la llegada de un convoy. El animal echó a andar por el túnel desde la estación del Casco Viejo hasta la de Abando. Los operarios del metro, que tuvieron tiempo para reaccionar, avisaron al maquinista del incidente para que pudiera frenar a tiempo. Pese al mal trago que ha supuesto para la dueña del can y quienes han observado el angustioso momento, todo ha quedado en un pequeño susto y el metro ha recuperado la normalidad tras el parón.

Es la primera vez que se registra un incidente de este tipo en el metropolitano bilbaíno desde finales de 2010, cuando Metro Bilbao decidió permitir el acceso de perros y gatos a las unidades de transporte, sin necesidad de un trasportin como hasta entonces era obligatorio para acceder a las dependencias del suburbano. La medida no es del agrado de todos los usuarios.

Desde esa fecha Metro Bilbao permite viajar a animales domésticos cuyo peso sea inferior a 8 kilogramos, aunque “en ningún caso” pueden ocupar un asiento. Los animales deben ir atados o en brazos de sus propietarios “y desde el acceso hasta el abandono de las dependencias deben estar sujetos por correa”. “El perro no podrá tener contacto con el suelo de la estación o del tren”, determina la normativa. Sin embargo, la mayor parte de los dueños de estos animales incumplen claramente esta disposición del reglamento y es frecuente ver cómo acceden a las dependencias del suburbano e incluso a los trenes por sus propios medios. Los vigilantes no suelen llamar la atención. a quienen infringen la norma.

La orden sólo afecta a perros y gatos y queda prohibido el acceso a estos medios de transporte de animales que sean considerados “exóticos” como “reptiles, arañas o insectos”, precisa el Departamento de Transportes. Además, estará prohibido el acceso a las instalaciones y vehículos de ambas compañías de los perros considerados potencialmente peligrosos, según la legislación y la normativa vigente. Por motivos de seguridad, los animales deberán ser portados por sus dueños, que tendrán que extremar las precauciones en las zonas de validación, en la entrada a los vehículos y, en general, en cualquier área de apertura y cierres de puertas con el fin de que la mascota no sufra ningún tipo de daño.

Quizá este suceso haga recapacitar a los dirigentes de Metro Bilbao que se plantean admitir también en sus convoyes a los perros de gran tamaño siempre y cuando sus dueños les lleven atados. El Consistorio bilbaino aprobó pedir a la dirección de la compañía ferroviaria que valorará la posibilidad de modificar su normativa para permitir el viaje de perros grandes acompañados, como ya ocurre en Barcelona, Madrid y diferentes ciudades europeas.

Adif pierde 134 millones hasta junio

Adif y Adif Alta Velocidad (Adif AV) registran unas pérdidas de 134,05 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según recogen las cuentas agregadas de ambas entidades, presentadas a sus respectivos consejos de administración. Entre enero y junio, alcanzaron un resultado bruto de explotación (Ebitda) conjunto de 130,43 millones de euros, un 10% inferior a los seis primeros meses de 2018, como consecuencia, entre otras circunstancias, del esfuerzo que ambos administradores han realizado para mejorar la calidad del servicio prestado a los operadores ferroviarios y a los usuarios del tren.

Ambas entidades elevaron su gasto externo en reparación y conservación de la red y de sus edificios en un 9%, aproximadamente 17 millones de euros, con respecto al primer semestre del ejercicio anterior, así como en servicios de vigilancia y seguridad, principalmente en estaciones, que creció en 6 millones de euros, lo que representa un incremento del 29,5% en relación al mismo período del año anterior.

El importe neto de la cifra de negocios de Adif y Adif AV se situó en 627,24 millones de euros, un 2% más que en el primer semestre de 2018. Este importe corresponde prácticamente en su totalidad a los ingresos por la liquidación de los cánones ferroviarios. En concreto, la recaudación acumulada por Adif y Adif AV en concepto de los cánones por utilización de las líneas de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) a junio de 2019 registró un incremento del 1,98% sobre el mismo período de 2018.

Adif AV registró en el primer semestre un Ebitda de 144,43 millones de euros, al tiempo que el resultado financiero de la entidad mejoró en 9 millones de euros con respecto al mismo semestre del ejercicio anterior, con una reducción del tipo de interés medio de su deuda en cinco puntos básicos. El importe neto de la cifra de negocios de la entidad alcanzó 296,86 millones de euros, con un aumento del 3% sobre el primer semestre de 2018. La recaudación por cánones de las líneas titularidad de Adif AV registró un incremento del 3,29%, mientras que la actividad medida en trenes-kilómetro creció un 3,60% con respecto al mismo período de 2018.

El mayor aumento, tanto en términos monetarios como de producción, en líneas de alta velocidad titularidad de Adif AV se produjo en el eje Madrid-Valladolid-León-Zamora. Adif AV ejecutó inversiones por valor de 533,43 millones de euros en el primer semestre, con un descenso del 8,69% respecto al volumen ejecutado a junio de 2018.

La firma matriz Adif que se encarga de la red de ferrocarril convencional cerró el primer semestre con un Ebitda negativo de 13,99 millones de euros, al tiempo que el resultado financiero fue positivo en un millón de euros, lo que supone una mejora de seis millones de euros frente al primer semestre del ejercicio anterior.

Entre enero y junio, el importe neto de la cifra de negocios se situó en 330,37 millones de euros, lo que supone un aumento del 1%. La recaudación por cánones de las líneas titularidad de Adif se incrementó en un 0,94%, debido principalmente al aumento de las tarifas. Adicionalmente, la entidad ha continuado con la política de saneamiento financiero, reduciendo su endeudamiento en 46 millones de euros desde el 30 de junio de 2018.

Asimismo, presenta un fondo de maniobra positivo por valor de 747 millones de euros y una tesorería de 736 millones de euros, que le permiten afrontar, según la entidad, “sin ningún tipo de tensiones” la ejecución de su plan de inversiones en el año 2019. En este sentido, el volumen inversor de Adif en el primer semestre de este año se elevó a 226,80 millones de euros, con un incremento del 44,66% si se compara con el realizado en el mismo período de 2018.

Carteristas la lían en Barcelona

Los carteristas la vuelven a liar en el metro de Barcelona. Vigilantes de seguridad pillaron in fraganti en plena acción a un grupo de estos profesionales del robo. Al ser identificados, la emprendieran a golpes con el personal de seguridad del metro de Barcelona para después escapar. Un vídeo grabado por un usuario del metro muestra el forcejeo y cómo los carteristas logran huir. Los agentes llegaron a presentar parte de lesiones por los mordiscos y golpes recibidos a manos de los presuntos ladrones.

Las imágenes del altercado, que tuvo lugar el 5 de julio en la estación de Clot de la Línea 1 del metro, evidencian un violento enfrentamiento entre agentes y presuntos ladrones que incluso impide que un convoy entre con normalidad a la estación. Los vigilantes del suburbano identificaban a un presunto carterista cuando otros “cuatro presuntos delincuentes se pusieron agresivos”, ha explicado la empresa de transportes.

Los ladrones, miembros de una conocida banda de carteristas de origen chileno, habrían sido pillados in fraganti robando, motivo por el cual se estaba procediendo a su identificación inmovilizando a uno de sus integrantes, ha detallado TMB. Pero los carteristas se resistieron de forma violenta con mordiscos, patadas y gritos ante la atónita mirada de los usuarios del metro, algunos de los cuales decidieron grabar la bochornosa escena.

Tras el virulento altercado, los carteristas lograron escapar y los agentes de seguridad tuvieron que ser atendidos por las lesiones ocasionadas. Posteriormente presentaron una denuncia por lesiones. Las mismas imágenes de los usuarios se han puesto a disposición de la policía para intentar localizar a los presuntos ladrones.

Entre 80 y 100 carteristas “hacen el agosto” cada día a la red del metro de Barcelona. Se colocan a las estaciones de más afluencia, como son los intercambiadores, y donde pueda haber más espacio de escaleras, ascensores y pasillos, y hurtan sobre todo carteras y móviles. Lo hacen de diferentes maneras pero casi siempre actuando con pequeños grupos donde cada uno tiene un rol. Sólo el mes de junio, los Mossos d’Esquadra del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano han identificado a 470 carteristas y han practicado 67 detenciones. El 30% de los hurtos que se producen en la capital catalana tienen lugar en la red de transporte público donde representan prácticamente el 90% de delitos.

Tres nuevos trenes auscultadores para Adif

Adif saca a concurso la compra de tres nuevos trenes auscultadores, los que utiliza para supervisión y mantenimiento de las líneas, uno de ellos para las del AVE, por 63 millones de euros. La compra de estos trenes por parte de la empresa promotora y gestora de la red ferroviaria se enmarca en el plan de inversión en material rodante que lanzó el pasado año, por el que ya licitó la compra de un tren auscultador AVE por 47,6 millones.

En virtud del contrato autorizado por el Consejo de Ministros el pasado viernes, ahora Adif comprará un nuevo tren auscultador para la red AVE y dos para las líneas de ancho ibérico. Las tres unidades deberán no obstante tener tracción tanto diésel como eléctrica, y capacidad para circular a una velocidad de hasta 160 y 200 kilómetros por hora para cada uno de los tipos de tracción. Además, los trenes podrán auscultar tanto las vías como la catenaria (las instalaciones eléctricas de las líneas ferroviarias), tener instalados todos los sistemas de seguridad operativos en la red y otros equipos específicos para realizar tareas de auscultuación.

La auscultación ferroviaria es un procedimiento por el que se analizan los principales parámetros de la vía con el objetivo de establecer, mantener e incrementar la calidad, fiabilidad y seguridad de las infraestructuras. Los trenes auscultadores van provistos de la instrumentación y el hardware y software necesarios para realizar la diagnosis de la calidad de la infraestructura. Adif dispone de tres trenes laboratorio, Séneca (Talgo 330 y apodado ‘Heineken’ por su antiguo color verde) y BT (355.001 y 355.002, antes Talgo XXI).

Adif indicó en un comunicado la relevancia de los trabajos de auscultación, tanto en la fase de construcción de las líneas, para avalar que cumplen con los criterios necesarios, y también para las labores de mantenimiento de líneas ya en servicio para atajar posibles incidencias.

En paralelo, Adif también ha sido autorizada por el Consejo de Ministros para sacar a concurso dos compras de suministros para mantenimiento de la red ferroviaria convencional que, en conjunto, suman 68,4 millones de euros. Se trata de compras de carril de vía para atender necesidades de obras, reparaciones y repuestos estimadas para los próximos tres años por importe de 46,6 millones de euros y de adquisiciones de traviesas para acometer los mismos trabajos, en este caso, los dos próximos años, por otros 22,4 millones.

(Imagen Gusiluz de SSC. Wikimedia Commons)

Más de once mil aspirantes a maquinistas en Madrid

Metro de Madrid realiza este domingo las pruebas de admisión para contratar a cien nuevos maquinistas para este año, un examen al que acudirán casi 11.000 aspirantes para optar a los nuevos puestos habilitados por el suburbano. Un total de 7.000 personas acudirán al campus de Somosaguas para realizar las pruebas del proceso selectivo y otros 3.700 irán a la facultad de Derecho de la Complutense. En números globales, la afluencia prevista es de unos 10.700 aspirantes.

La convocatoria de Metro establece que los cien nuevos maquinistas tendrán contratos de “carácter indefinido y jornada completa”. “La contratación se producirá durante el período de vigencia del convenio colectivo (que expira este año)”, específica Metro. Se había barajado que la incorporación de estos nuevos efectivos fuera para verano.

El suburbano madrileño ya convocó en marzo de forma oficial el proceso de selección para estas nuevas incorporaciones, según una resolución que publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Se sumarán así a los 360 maquinistas que ya se han incorporado al suburbano a lo largo de la presente legislatura. Además, Metro de Madrid analizará las necesidades de nuevas plazas de cara a 2020 en adelante.

Los sindicatos con representación en Metro de Madrid consideran insuficiente esta cifra. Por ejemplo, el Sindicato de Maquinistas alude a que se requiere un mínimo de 350 para cubrir las necesidades del servicio. También expone que para necesidades futuras y observando las disposiciones presupuestarias en cada momento, se constituirá una bolsa de candidatos de reserva con aquellas personas que, habiendo superado la segunda fase del proceso (prueba objetiva de aptitud), no hayan obtenido una plaza de las cien convocadas.

Los maquinistas de la empresa pública están en pie de guerra, convocando paros desde el pasado mes de diciembre para denunciar que la Comunidad de Madrid (accionista 100% del Metro) incumple el convenio, para exigir mejoras en las medidas de seguridad de sus condiciones laborales, y para reclamar un aumento de la plantilla. “Somos sin duda el colectivo más maltratado dentro de Metro de Madrid”, señala un portavoz del Sindicato de Maquinistas SCMM. El maquinista tiene una jornada laboral de siete horas y media, cuando el resto de empleos dentro de Metro tienen ocho. “No trabajamos menos. Esa diferencia horaria en la jornada diaria se compensa trabajando 14 días más“. Sus turnos son de cuatro días operativos, dos de descanso; cinco días operativos, uno de descanso.

“Es además el que más responsabilidad tiene porque su trabajo consiste en transportar personas, y en cambio el más perseguido por la empresa porque reclamamos nuestros derechos”. Como prueba para defender su tesis, el sindicato (que aglutina casi al 90% de los 1.762 maquinistas) da un dato demoledor. De las 914 sanciones que Metro ha puesto a sus trabajadores por diversos motivos entre 2012 y 2018 (ambos años inclusive), 659 se las han llevado maquinistas, el 72% del total, según un estudio del sindicato.

Trifulca en el metro de Barcelona

Un joven ha sido detenido en la madrugada de este domingo por agredir a los vigilantes de seguridad del metro de Barcelona, que se han enfrentado a un grupo que ha intentado entrar sin pagar en la estación de El Maresme-Fòrum, de la Línea 4, lo que ha originado una trifulca. El suceso ocurría hacia las cuatro de la madrugada y provocó que durante unos veinte minutos y, como medida de precaución, se cerrara la entrada del suburbano en esta parada, que es la más próxima a la Feria de Abril que se está celebrando estos días en el Parc del Forum.

Según las imágenes grabadas por una persona que se encontraba en el lugar, un grupo de jóvenes se ha enfrentado a los vigilantes de la estación, a los que han propinado empujones y patadas, y les han insultado y lanzado objetos, desde botellas de agua a mobiliario urbano. Al final, algunos de ellos han llegado hasta el andén, donde ha habido algunas persecuciones entre gritos.

Los servicios de seguridad del metro solicitaron la presencia de Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, que acudieron y detuvieron a uno de los jóvenes del grupo que se enfrentó a los vigilantes de seguridad, que hicieron uso de sus porras para defenderse de los ataques de los jóvenes.

El fraude en el transporte público de Barcelona produjo en 2017 un perjuicio de 9,6 millones de euros a las arcas de TMB, según la compañía. La Autoritat de Transport Metropolità (ATM) estima que en 2016 se realizaron cerca de 22.247 viajes anuales en transporte público sin pagar, lo que representa un impacto económico diario de 12.583 euros. La ATM señala que el 40% de los pasajeros que se colaron en el metro de Barcelona utilizaron tarjetas falsas.

Profesionales del sector, que desarrollan su actividad para el Metro de Barcelona, aseguran que graban con el teléfono algunas situaciones que se registran “impunemente” en estaciones céntricas de la ciudad y en las que “ya no podemos actuar” y dicen que no se sienten respaldados por las empresas contratistas del servicio que “ante cualquier incidente culparán al trabajador, ya que están instaladas en el miedo de lo políticamente correcto”.

Preocupación por la seguridad en Palma

El incendio en un tren en la Estación Intermodal de Palma dispara las alarmas. Los trabajadores de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) alzan la voz para afirmar que las actuales condiciones les impiden garantizar la seguridad de los usuarios del transporte ferroviario. El comité de empresa de SFM sospecha que «algo está ocultando la dirección de la empresa».

El comité de empresa de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) manifiesta en un duro comunicado que el fuego que se produjo en el techo de un tren estacionado en la Estación Intermodal de Palma no es un accidente aislado y se muestra preocupado porque como trabajadores no pueden “garantizar la seguridad de los pasajeros”. Entre otros incidentes, el comité ha mencionado el del incendio de la subestación de Son Costa, “sin que los sistemas de seguridad lo detectasen”. «Ya ocurrió en su día de igual manera y a día de hoy no estamos informados de lo sucedido», aseguran los trabajadores.

Los representantes de los trabajadores de SFM mencionan, además del suceso de la subestación de Son Costa, otro fuego ocurrido en el pantógrafo de un tren mientras circulaba con pasajeros saliendo del túnel de Palma. También apuntan varios incidentes en la catenaria de la playa de vías de Son Rullán en los que tampoco han saltado los sistemas de seguridad llegando a partir el cable; todo ello, dicen, «sin que hasta la fecha haya una explicación clara de qué ocurre y cuál es el motivo». Incluso afirman que el hecho de que no haya habido daños personales ha sido cuestión de «suerte».

Los trabajadores manifiestan que «no nos sentimos seguros como trabajadores y no podemos garantizar la seguridad de los pasajeros». Desde el comité indican que se instó a la dirección para que comprobase si la subcontrata de mantenimiento del material ferroviario contaba con el personal adecuado, tanto en formación como en número. «La empresa sufre una falta de personal crónica que obliga a que se funcione bajo mínimos y en estos casos no se pueda dar una respuesta adecuada», sentencian.