Archivo de la etiqueta: paros

Paros en el metro de Granada

Un total de 96 trabajadores, 47 de ellos conductores, del metro de Granada están llamados desde este lunes a secundar los paros parciales convocados por el comité de empresa para reivindicar mejoras laborales en el marco de la negociación del convenio colectivo. Hay previstos servicios mínimos con un 40% de los trenes habituales.

Los paros serán entre las 6.30 y las 9.30 horas, entre las 13.30 y las 16.00 horas, y entre las 20.00 y las 22.30 horas, periodos de tiempo en los que están prevista concentraciones de trabajadores en la parada del Cerrillo de Maracena. Está previsto que estos mismos paros parciales se repitan los días 12, 14, 17 y 19 de septiembre, mientras que hay convocada huelga de 24 horas para el 21 de septiembre, primer aniversario de la puesta en servicio comercial del metro.

Los trabajadores reivindican que se les dote de un convenio colectivo, y mejoras como la equiparación salarial con los conductores y operarios de los metros de Sevilla y Málaga. El pasado jueves por la tarde, la asamblea de trabajadores de Avanza, adjudicataria del servicio del metro, votó por mayoría a favor de mantener los paros parciales y la jornada de huelga para este mes de septiembre, anunciados formalmente a mediados de agosto. La decisión llegaba después de una semana en la que se han intensificado las negociaciones para la mejora de las condiciones laborales de conductores y operarios, y la articulación de un convenio colectivo.

la Junta, administración responsable del metro, ha fijado el establecimiento de los servicios mínimos, conforme a la determinación de la autoridad laboral, en un 40% De la oferta habitual de trenes en los periodos afectados por los paros laborales este lunes. En concreto, “los servicios mínimos fijados por ley obligan a un 40% de la oferta habitual de trenes, y en el caso de los viernes 14 y 21 de septiembre, por ser jornadas de mayor demanda, a un 50% del servicio habitual”. Esto significa que los trenes pasarán “con una frecuencia de 22 a 25 minutos durante las horas de paros parciales, y en el caso de los dos viernes, incluida la jornada completa del 21 de septiembre, con frecuencias de paso de cada 15 minutos”.

El resto de la jornada que no se ve afectada por los paros parciales, la frecuencia de paso será la habitual, aunque también puede verse “afectada mínimamente debido a la dificultad en la regulación de los trenes“. Durante las jornadas de huelga y paros parciales, tanto el Puesto de Control Central como la Oficina de Atención a los Usuarios situada en la estación de Recogidas no se verán afectados, ya que “se ha establecido un 100% del servicio como obligatorio durante las jornadas de huelga”.

Anuncios

Quinto lunes de paros en el metro de Barcelona

El Metro de Barcelona volverá a verse afectado este lunes por paros del servicio de dos horas por turnos, en la que será la quinta jornada de la huelga convocada por los trabajadores para incluir sus exigencias en el convenio colectivo y que empezó el lunes 24 de abril. Los paros en las horas punta -de las 7.00 a las 9.00 y de las 16.00 a las 18.00 horas- tendrán unos servicios mínimos del 40%, mientras que el paro de entre las 20.30 y las 22.30 horas los tendrá del 20%, los mismos que en los anteriores lunes con huelga.

La dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y la plantilla negocian el convenio colectivo desde otoño de 2015, momento desde el que los trabajadores han convocado diversas jornada de huelga, coincidiendo algunas con grandes eventos, como el Mobile World Congress de 2016 y el Primavera Sound del mismo año. Los responsables de TMB destacan que la pasada semana no se produjeron avances significativos en la negociación -algo que sí ocurrió la anterior semana-, y criticó que “la voluntad negociadora de la empresa topa con el inmovilismo del comité de huelga”.

Las principales diferencias entre ambas partes se centran en el incremento salarial, limitado por los Presupuestos Generales del Estado (PGE); la vigencia del convenio, ya que la empresa lo pide hasta 2019 y lo sindicatos para 2018, y la organización, con la creación de dos turnos más.

La empresa explica que ya ha ofrecido el máximo que permite la Ley de Presupuestos Generales del Estado para los entes públicos, lo que equivale a un incremento superior al 7% en cuatro años, pero los trabajadores reclaman mayores subidas. El comité argumenta que las diferencias que los separan todavía son muy importantes y que es necesario avanzar más antes de que se pueda llevar un preacuerdo sobre el convenio colectivo a la asamblea de trabajadores. Los sindicatos aseguran que entre los obstáculos principales para un acuerdo se encuentran las externalizaciones de servicios y la resistencia de la dirección a ampliar la plantilla de Metro.

En esta quinta jornada volverán a producirse paros en diferentes franjas horarias de mañana, tarde y noche, en las que los servicios mínimos serán del 40% en horas punta y del 20% en las horas valle y se volverán a registrar nuevas aglomeraciones en las estaciones más frecuentadas.

Nuevos paros hoy en el Metro de Madrid

metro-pasajeros-estacion-madrid

El sindicato del colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid retoma este viernes la convocatoria de paros parciales este viernes para exigir el reconocimiento de la categoría de ‘Maquinistas de Tracción Eléctrica’, que tendrán unos servicios mínimos del 65 por ciento de media sobre los trenes habituales. Como en las anteriores dos jornadas, los paros se convocan para las 6.05 a 8.40 horas en el turno de mañana, de 13.20 a 16.20 horas en el turno de mediodía y de 17 a 19.55 horas en el turno de la tarde.

Metro de Madrid ha establecido unos servicios mínimos del 65% para los paros de la franja de mañana, del 68% para la franja del mediodía y del 59% para los paros convocados por la tarde. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, señaló recientemente que cualquier solución a la situación generada pasaba por la desconvocatoria de los paros parciales.

Según ha establecido Metro de Madrid en su página web, los paros son “absolutamente injustificados” ya que, además de la creación de empleo que se ha puesto en marcha en los últimos meses fruto del acuerdo con los sindicatos, la compañía “ha cumplido escrupulosamente todos los puntos acordados en el convenio”.

El sindicato tiene la intención de convocar paros con carácter indefinido cada viernes hasta obtener respuesta a sus reivindicaciones, recalcando que no solicitan “ni más remuneración ni vacaciones”, y califica los servicios mínimos de “abusivos”. El sindicato de Maquinistas lamenta que Metro de Madrid no contacte con ellos para emprender una negociación de cara a desbloquear el conflicto pese a que ha seguido mandado cartas a la Dirección del suburbano en este sentido.

Este viernes es el tercer día que el sindicado convoca la huelga para reclamar el reconocimiento concreto de su categoría “Maquinistas de Tracción Eléctrica” que hasta ahora tan sólo aparece en el nombre de los contratos. Por el momento, están catalogados como “personal no cualificado” a pesar de exigir una titulación y formación específica, aprobar un examen a nivel de la Comunidad de Madrid y de desempeñar una tarea de alta responsabilidad.

Durante los días anteriores al tercer paro, el sindicato ha seguido mandando cartas a Metro de Madrid para buscar una respuesta y solución por su parte, que no ha llegado. Por ese motivo, aseguran en un comunicado, que se ven en la obligación de convocar una tercera jornada donde se prevé que sea secundada al 100% por los maquinistas que componen el colectivo.

Los maquinistas de Renfe amenazan con más paros, que cuestan 5 millones por jornada

renfe-horarios-huelga-maquinistas

El sindicato de maquinistas Semaf no descarta convocar nuevas jornadas de huelga en Renfe si la compañía ferroviaria no les emplaza a nuevas reuniones y se logran acuerdos sobre sus reivindicaciones. Los nuevos paros se fijarían más allá de los dos aún previstos en la actual convocatoria, los programados para este martes, 14 de junio y para el jueves día 16. Los maquinistas ya han secundado dos jornadas de huelga, la del pasado viernes 10 y la de este domingo.

El enfrentamiento laboral entre Renfe y su colectivo de maquinistas derivará en un coste de 20 millones de euros. El operador ferroviario, perteneciente al Ministerio de Fomento, estima que cada jornada de huelga supone unas pérdidas de cinco millones de euros.

Fuentes de Semaf indican que desde el pasado jueves la compañía ferroviaria no ha realizado ninguna llamada para reanudar la negociación. De su lado, la operadora asegura que está continuamente abierta al diálogo.

Con el actual calendario de cuatro días de huelga, Semaf denuncia la demora que, según asegura, Renfe acumula a la hora de en poner en marcha distintas medidas acordadas con los sindicatos, como es el plan de empleo que habilita un sistema de salidas voluntarias de trabajadores de la empresa ligadas a nuevas incorporaciones. También protestan por la situación del negocio de mercancías y por la disminución de los servicios de vía estrecha heredados de la extinta Feve.

Fuentes de Renfe señalan que el objetivo último de los maquinistas con la huelga es determinar el sistema por que el deben incorporarse a la compañía los nuevos conductores, algo que, según aseguran, debe realizarse por concurso público por tratarse de una empresa estatal. La operadora asegura que el plan de empleo está ya en marcha, tiene un coste de 32 millones de euros y supondrá que este año sea “uno de los que más empleo” se genere en Renfe en toda su historia.

La empresa y el sindicato de maquinistas también discrepan sobre el seguimiento de los dos primeros paros y sobre el grado de cumplimiento de los servicios ferroviarios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento ante la convocatoria.

Renfe asegura que el incumplimiento de estos servicios esenciales ha provocado la suspensión de un total de 287 trenes en las jornadas del viernes y en la de este domingo, que han afectado a 62.242 viajeros, que tuvieron que ser trasbordados por autobús. De su lado, Semaf rechaza que se estén incumpliendo los servicios mínimos, al asegurar que los maquinistas están “aceptando todas las cartas de servicios mínimos que están bien confeccionadas”, esto es, aquellas que no lleguen estando de baja, de descanso o en otro turno.

Respecto al grado de seguimiento de los paros, Semaf asegura que es del 100%, ya que “han secundado el paro todos los maquinistas que han podido hacer huelga, por no estar incluidos ni en carta de mínimos, ni de baja ni de vacaciones”. Renfe lo cifra en un 6%, si bien la compañía obtiene este porcentaje comparando el número de maquinistas en huelga con el total del colectivo.

Si en la jornada del viernes los incumplimientos se registraron fundamentalmente en los servicios de Cercanías, en caso de este domingo tuvieron mayor impacto en los trenes de Larga Distancia, los más utilizados en el último día de fin de semana. En concreto, los incumplimientos de mínimos se registraron en trenes de la línea que une Madrid y Galicia, en las conexiones con Palencia y Santander y en el Corredor Mediterráneo, y fundamentalmente en trenes con horario de tarde, según explicaron en fuentes de la operadora.

Durante la mañana del domingo también se suspendieron una quincena de trenes de las Cercanías de Valencia y unos siete de las de Madrid.

Los servicios mínimos fijados por Fomento establecen la circulación del 72% de los trenes AVE y Larga Distancia, el 65% de los de Media Distancia (regionales) y el 50% de los Cercanías (el 75% en hora punta). A pesar de estos datos de incidencia, la segunda jornada de paros se desarrolló con “normalidad y tranquilidad”, según coincidieron en señalar tanto fuentes de Renfe como el sindicato de maquinistas, que no obstante discrepan sobre el grado de seguimiento de la huelga.

Huelga en el metro de Londes en protesta por el nuevo servicio nocturno en fin de semana

tube_azul_londres

El sindicato del transporte británico RMT anuncia la convocatoria de tres paros de 24 horas en el metro de Londres en protesta por los planes para iniciar un servicio nocturno durante los fines de semana. Los trabajadores de esa organización irán a la huelga a partir de las 18.30 GMT el 26 de enero, el 15 y el 17 de febrero, un calendario que ha secundado el sindicato minoritario Aslef, que agrupa a conductores del suburbano.

El ayuntamiento de la capital británica pospuso en septiembre el inicio de la circulación de los trenes nocturnos por la falta de acuerdo sobre los turnos y la remuneración de los trabajadores. Ese conflicto ya motivó el pasado verano dos jornadas de paros, el 9 de julio y el 6 agosto, en las que se detuvo por completo la red de metro de la ciudad, lo que provocó un caos circulatorio. En septiembre, se cancelaron otros dos paros previstos, después de que el ayuntamiento decidiera posponer el inicio de la circulación de los trenes por las noches.

“Los miembros de RMT están furiosos por los deslavazados planes del alcalde para crear un servicio nocturno”, afirma el secretario general del sindicato, Mick Cash.

La organización “apoya un servicio nocturno con turnos de trabajo apropiados”, pero señala que el “estrepitoso fracaso a la hora de acordar los detalles” de ese plan ha roto las negociaciones. Además de una oferta de complementos económicos para los trabajadores del metro, London Underground avanzó la semana pasada que contratará a conductores a tiempo parcial para cubrir los turnos nocturnos durante el fin de semana.

Como se ha podido constatar en alguna ocasión, una huelga en el suburbano de Londres es una clara amenaza para la ciudad, que queda sumida en el colapso y el caos, con tres millones de personas en busca de otro sistema de transporte. A este número de clientes habituales se suma otra decena de miles de viajeros que ocasionalemte usan el ‘Tube’.

Los sindicatos convocan para este viernes nuevos paros parciales en Renfe y Adif

pasajeros-ave-estacion-paros

Más paros en el ferrocarril español. Los comités de empresa de Renfe y Adif han convocado para hoy, por segundo viernes consecutivo, nuevos paros parciales que apenas tendrán repercusión en el tráfico ferroviario. Los paros parciales ferroviarios se desarrollarán en tres franjas horarias, desde la media noche hasta las 2.00 horas; entre las 13.00 y las 15.00 horas y, finalmente, desde las 20.00 a las 22.00 horas. CCOO, UGT y CGT han convocado paros parciales en Cercanías, Media y Larga distancia y AVE.

Cercanías de Renfe y la extinta Feve tendrán unos servicios mínimos de entre el 50% y el 75% en hora punta y de entre el 33% y el 50% en el resto del horario. Mientras tanto, en Media distancia se establece el 62% y el 65% de los trenes; y en Alta Velocidad y Larga distancia, el 72%

Los servicios mínimos fijados en Adif afectarán, fundamentalmente, a las actividades de circulación y gestión del tráfico así como de atención a clientes y usuarios, las de mantenimiento, las relacionadas con las estaciones de viajeros y las de servicios logísticos, tanto en la red convencional como en la de ancho métrico.

Los trabajadores protestan por lo que consideran contrataciones precarias, una reducción injustificada de las remuneraciones y falta de reposición de personal.

CCOO ha denunciado que tanto Adif como Renfe no han “movido un ápice su actitud” respecto a los puntos clave que motivan estas movilizaciones aprobadas por el comité de empresa, sin el voto favorable de Semaf. Los paros se repetirán los próximos viernes 2, 9, 16 y 23 de octubre.

Renfe comunicó a los sindicatos su intención de no aplicar un ERE de extinción para 2.000 personas durante los próximos cuatro años y sustituirlo por un plan de bajas voluntarias. Este se sumaría al planteado por el administrador de la infraestructura ferroviaria, también de carácter voluntario, para 350 trabajadores.

Los recortes se producen en plena política de apertura a la competencia privada del Eje Levante y la entrada de un socio industrial al 49% en Renfe Mercancías, algo que los sindicatos consideran otra amenaza para el futuro de las sociedades públicas.

Los sindicatos CCOO, UGT y CGT no esperan alteraciones ni incidencias en el servicio de trenes, aunque confían en una respuesta mayor a la obtenida el viernes pasado, que fue del 84% entre los trabajadores no afectados por los servicios mínimos. La incidencia fue mínima para los pasajeros, según aseguraba la operadora.

Convulso otoño sindical en Renfe y Adif con una manifestación el sábado y un calendario de paros

flota-trenes-ave6

Fines de semana complicados. Los sindicatos de Renfe han acordado convocar un calendario de paros parciales en la compañía ferroviaria para los viernes 18 y 25 de septiembre y 2, 9, 16, y 23 del próximo mes de octubre. Los representantes de los trabajadores extienden a la operadora el mismo calendario de paros, de dos horas de duración por turno, ya convocado en Adif, la compañía gestora de las infraestructuras ferroviarias. Además, los paros se suman a las jornadas de huelga que el sindicato de maquinistas Semaf tiene programadas para este viernes, 11 de septiembre y los días 14 y 15.

La nueva convocatoria de paros está respaldada por todos los sindicatos con representación en Renfe y Adif (CCOO, UGT, CGT, Sindicato Ferroviario y Sindicato de Circulación), salvo Semaf, que continúa con sus huelgas. Con los paros, los sindicatos pretenden manifestar su protesta por el bloqueo de la negociación del convenio colectivo de la compañía y reclamar un plan de reposición de personal con incorporación de nuevos trabajadores para atajar el envejecimiento de la plantilla de las empresas. Los convocantes denuncian que Renfe y Adif están externalizando cargas de trabajo a empresas privadas, y piden que no se “privatice” la división de Mercancías de Renfe y que se aborde un proceso de “análisis y negociación de los plantes de viabilidad de las sociedades filiales de Renfe”.

El comité de empresa de Renfe llama a los trabajadores de la compañía “a apoyar y a participar en las convocatorias”, que considera “más que nunca fundamentales y necesarias para garantizar el nivel de empleo actual y futuro, y la viabilidad de la empresa”.

El calendario de paro se complementa con una manifestación, prevista par este sábado 12 de septiembre, que arrancará de la sede de Adif y culminará frente al Ministerio de Fomento.

Semaf y CC OO mantienen la convocatoria de huelga para este viernes 4 en Renfe

paros-maquinistas-renfe

¿Habrá paros? Renfe afronta este viernes, 4 de septiembre, una jornada de huelga que coincide con los últimos días de una de las ‘operaciones retorno’ de las vacaciones de verano. La huelga está convocada por CC OO, el sindicato mayoritario de la compañía, y por Semaf, la organización sindical de los maquinistas de la compañía ferroviaria. Este sindicato de conductores tiene convocadas otras tres jornadas de paro, dos de ellas consecutivas, para la siguiente semana, en concreto, los días 11, 14 y 15 de septiembre.

Semaf ha programado este calendario de paros al considerar que Renfe Mercancías ha incumplido el acuerdo de desarrollo profesional del personal de conducción que, según asegura el sindicato, incluye el convenio colectivo de la operadora.

Con su convocatoria, CC OO reclama que la compañía pública renuncie a vender la filial de Mercancías y que el Ministerio establezca una moratoria para abrir el transporte de viajeros en tren a la competencia.

El sindicato también pide que Renfe ponga en marcha un plan para contratar personal, dado que calcula que la plantilla de la operadora presenta un déficit de personal de unos 1.125 trabajadores.

CC OO asegura que existe una “desequilibrio territorial” entre las zonas a las que llegan las líneas de Alta Velocidad, que utilizan 19 millones de viajeros, respecto a las que se conectan con trenes convencionales, que transportan 36 millones de pasajeros, y las Cercanías, con unos 400 millones de usuarios anuales. “El ferrocarril público español es bastante más que la Alta Velocidad“, reivindica la formación.

Renfe afronta este calendario de paros y movilizaciones mientras encadena continuos aumentos en el número de viajeros transportados en AVE y Larga Distancia y una continua mejora de sus cuentas, con la que busca lograr cerrar 2016 con el primer beneficio de su historia.

El Semaf anuncia cuatro jornadas de paros de 24 horas en septiembre y CCOO prepara movilizaciones

trabajadores-renfe-jornada-protestas

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha convocado cuatro jornadas de huelga de 24 horas durante los días 4, 11, 14 y 15 de septiembre. “No descartan” que se sumen a la huelga otros sindicatos que ya habían mostrado un interés previo en preparar movilizaciones en septiembre. La “falta de avance” en la negociación del convenio colectivo de Renfe , así como la falta de acuerdo en materia de recursos humanos, serían los principales motivos por los que al sindicato “no le ha quedado otra alternativa que ir a la huelga”.

Estas cuatro jornadas de convocatoria de paros de 24 horas afectará al personal de conducción de Renfe Operadora, Renfe Viajeros y Renfe Mercancías, donde sus los representantes de los trabajadores aseguran que no se han producido avances en las negociaciones, tanto de la comisión negociadora como de las diferentes mesas emanadas de este organismo del convenio colectivo. También hablan de incumplimiento por Renfe Mercancías del acuerdo de desarrollo profesional del personal de conducción incorporado al convenio colectivo de Renfe Operadora, indica Semaf.

CCOO ya anunció el pasado jueves que prepararían huelgas en el sector ferroviario para septiembre, tras romper negociaciones con Renfe respecto de las peticiones de un aumento de recursos humanos del sindicato. Según este sindicato, en Renfe se precisarían al menos 1.125 empleados más, debido a “la grave situación de falta de mantenimiento de los trenes”. Aún no está decidido el calendario de huelgas, pero los responsables sindicales prevén que los apros se produzcan durante la primera y segunda semana de septiembre. Además de la falta de recursos humanos en la empresa ferroviaria, el sindicato advierte que se hace grave la situación por falta de mantenimiento de los trenes y servicio deficiente.

Para el sábado 12 del mismo mes está prevista una manifestación ante el Ministerio de Fomento para protestar por la situación en el sector ferroviario.

Los maquinistas alemanes se declaran dispuestos a convocar nuevos paros si no reciben ofertas sólidas

maquinistas-alemanes-huelga-semana-trenes

Las espadas siguen en alto. Las heridas siguen sin cerrarse en el ferrocarril alemán que ha sufrido el caos de seis días de huelga de los maquinistas, la más larga en la historia de ese colectivo. Los paros comenzaron el lunes con la paralización de uno de cada dos trenes de mercancías y se extendió el martes a los de pasajeros, que paralizó dos tercios de los ferrocarriles previstos. Y parece que el conflicto no se ha cerrado. El sindicato de los maquinistas de tren (GDL) advirte de que está dispuesto a convocar nuevos paros si la dirección de la compañía ferroviaria Deutsche Bahn (DB) no presenta ofertas sólidas para resolver su conflicto laboral.

“El sindicato sigue dispuesto a la huelga”, indica su líder, Claus Weselsky, en declaraciones que publica el diario “Saarbrücker Zeitung”, donde además califica de “gran éxito” los paros desarrollados esta semana. El ritmo de paros se ha mantenido como estaba previsto, con especial incidencia en el este del país, y previsiblemente terminará hoy a las 09.00 (hora local). Weselsky, cuyo sindicato representa a 30.000 maquinistas entre una plantilla integrada por los 300.000 empleados de DB, rechazó a mediados de la semana la propuesta de la patronal de hacer intervenir como mediador del exprimer ministro del ‘Land’ de Brandeburgo, el socialdemócrata Matthias Platzeck.

Desde la compañía ferroviaria se ha advertido de que durante todo el domingo seguirán las alteraciones de servicio, hasta que se logre restablecer la normalidad en el tráfico ferroviario. Cada jornada de paro ha provocado a la compañía pérdidas de unos 100 millones de euros; el número de pasajeros afectados supera los 30 millones, entre las cancelaciones en cercanías o trenes de largo recorrido.

Los paros han dañado especialmente al transporte de mercancías, sobre todo en los sectores más dependientes de los suministros de componentes, como la automoción, y ha colapsado la red de autopistas alemanas, ya que la carretera se ha convertido en la alternativa más usual para los desplazamientos privados o industriales.

La GDL ha rechazado propuestas de arbitraje, pese a las crecientes presiones del ámbito político para poner fin a la huelga o aceptar algún tipo de mediación.

Estos paros suponen la octava ronda de huelgas del colectivo; es la más larga en la historia de la compañía, en medio del pulso entre el sindicato y la dirección, que se considera una prueba de fuerza de los maquinistas. Los maquinistas reclaman un incremento salarial del 5%, la reducción de su semana laboral a 38 horas -una menos de las actuales 39-, así como la limitación de las horas extras.

El gran punto de fricción no son estos incrementos, sino el hecho de que la GDL pretende ampliar su convenio a los revisores y resto de personal de a bordo, con sueldos notablemente inferiores. Con ello se propone ganar afiliados y evitar la pérdida de poder que conllevará, de materializarse, un proyecto de ley del Gobierno de Angela Merkel que limitará la capacidad de los sindicatos pequeños para establecer sus propios convenios.