Archivo de la etiqueta: CGT

Renfe cancela 325 trenes

La segunda jornada de huelga parcial convocada por el sindicato CGT para este miércoles 14 de julio ha provocado la cancelación de unos 325 trenes, entre AVE y Larga Distancia, Media Distancia y Mercancías, según se desprende de la resolución de servicios mínimos fijado por el Ministerio de Fomento. Los paros coinciden con el inicio del puente de agosto del día 15, festividad en la mayoría de comunidades de España y una de las jornadas en las que se espera mayor movilidad en las vacaciones de verano de los españoles. Se trata del segundo de los cuatro días de paro parciales a los que CGT llama a los trabajadores de Renfe, tras el realizado el pasado 31 de julio, y supondrá una parada de cuatro horas, entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Las dos próximas jornadas de paros están previstas para el 31 de agosto y el 1 de septiembre.

Respecto a los servicios mínimos, a nivel nacional en los trenes de cercanías se garantiza una operativa al 75% en horas punta y al 50% en el resto del día; en trenes de media distancia se ha establecido el 65% de los servicios habituales; en AVE el 78%; y en trenes de mercancías se han establecido unos servicios del 25% sobre el servicio habitual

En el caso del servicio de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren la mitad del servicio, el 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de ‘hora punta’. En Rodalies de Catalunya las afectaciones se darán de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00, cuando los servicios mínimos serán del 40%. El resto del día se operará el servicio habitual.

El Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento.

“De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos”, concluye el Ministerio, que alerta del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al “excepcional” número de viajeros que ha reservado “con gran antelación” billetes para estas fechas.

En su resolución, el Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento.

Segundo paro en Renfe en agosto

El sindicato CGT ha convocado para el próximo miércoles 14 de agosto la segunda jornada de huelga de este verano, coincidiendo con el inicio del puente de agosto del día 15, festividad en la mayoría de comunidades de España y una de las jornadas en las que se espera mayor movilidad en las vacaciones de verano de los españoles. Se trata del segundo de los cuatro días de paro parciales a los que CGT llama a los trabajadores de Renfe, tras el realizado el pasado 31 de julio, y supondrá una parada de cuatro horas, entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Los dos próximas jornadas de paros están previstas para el 31 de agosto y el 1 de septiembre.

El Ministerio de Fomento dictó los servicios mínimos para los cuatro días de paros programados por el sindicato, minoritario en el comité de empresa de Renfe. En el caso del servicio de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren la mitad del servicio, el 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de ‘hora punta’.

Respecto a los trenes de Mercancías, tienen la circulación garantizada el 34% de los habituales, así como el 78% de los AVE y Larga Distancia y el 65% de los trenes de Media Distancia.En su resolución, el Ministerio de Fomento atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento.

“De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos”, concluye el Ministerio, que alerta del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al “excepcional” número de viajeros que ha reservado “con gran antelación” billetes para estas fechas. A pesar de ello, CGT estimó, de cara a los paros del 31 de julio, que los servicios mínimos decretados eran “desmedidos” y que generaban un “enorme desequilibrio entre el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad”.

Con su convocatoria de huelga, que sucede a la que CC OO llevó a cabo en la operadora el pasado 15 de julio, el sindicato reclama un aumento de la plantilla de Renfe. Además, denuncia la “imposibilidad” de cumplir el “espíritu” de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres.

Más de 700 trenes cancelados por la huelga

Renfe cancela hoy la circulación de 707 trenes, ante los paros parciales que CGT ha convocado en la compañía ferroviaria para esta jornada, que coincide con uno de los días clave de movilidad de viajeros con ocasión de las vacaciones de verano. Se trata del primero de los cuatro días de paros parciales a los que CGT llama a los trabajadores de Renfe, que serán de cuatro horas y tendrán lugar entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas.

Del total de trenes cancelados para este miércoles, 230 son de AVE y Larga Distancia, y los 477 restantes, de Media Distancia (regionales), según se desprende de la resolución de servicios mínimos que el Ministerio de Fomento ha fijado ante la convocatoria. Esta carta de servicios esenciales garantiza así la circulación de 829 trenes de AVE y Larga Distancia, el 78% del total, y 899 de circulaciones de Media Distancia, el 65%.

En el caso del servicio de Cercanías que Renfe presta en una docena de ciudades, entre ellas Madrid y Barcelona, los servicios mínimos cubren la mitad del servicio, el 50%, porcentaje que se eleva hasta el 75% en el caso de coincidir con franjas de ‘hora punta’. Respecto a los trenes de Mercancías, tienen la circulación garantizada el 34% de los habituales. Fomento fija estos servicios mínimos tanto para la convocatoria de este miércoles, como para las otras tres programadas por el sindicato, minoritario en el comité de empresa de Renfe, fijadas para los días 14 y 30 de agosto y el 1 de septiembre.

De esta forma, miles de viajeros se verán de nuevo afectados en el inicio o el retorno de sus vacaciones por unos paros que se convocan periódicamente año tras año por los sindicatos coincidiendo con las fechas de mayor demanda (Navidad, Semana Santa, verano y puentes). Pese a que en la mayor parte de los casos el seguimiento de los paros es mínimo o incluso se desconvocan días antes de que se produzca, el establecimiento de servicios mínimos obliga a cancelar cientos de trayectos, con el consiguiente trastorno a los viajeros.

El Ministerio atribuye los porcentajes de servicios esenciales al hecho de que los paros se convocan en un día de “excepcional movimiento de viajeros”. “Coinciden la movilidad propia de días laborales con la operación salida y retorno vacacional, y con el inicio del puente del 15 de agosto, afectando, por tanto, a todos los tipos de trenes”, argumenta Fomento. “De no determinarse servicios mínimos, el ejercicio del derecho a la huelga originaría un daño superior e innecesario para los ciudadanos”, concluye el Ministerio que alerta del colapso de las carreteras de acceso a las grandes capitales en caso de restringir el servicio de Cercanías o el perjuicio que se causaría al “excepcional” número de viajeros que ha reservado “con gran antelación” billetes para estas fechas.

A pesar de ello, CGT estima que los servicios mínimos decretados son “desmedidos” y que generan un “enorme desequilibrio entre el derecho fundamental de huelga y el derecho a la movilidad”. Este sindicato es minoritario en Renfe, y solo obtuvo 2 de los 13 representantes del comité de empresa en las últimas elecciones sindicales celebradas el pasado mes de mayo.

Con su convocatoria de huelga, que sucede a la que CC.OO. llevó a cabo en la operadora el pasado 15 de julio, el sindicato reclama un aumento de la plantilla de Renfe. Además, denuncia la “imposibilidad” de cumplir el “espíritu” de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres.

Jornada de huelga este miércoles

Primera de las cuatro jornadas de paros parciales en Renfe. El sindicato CGT ha convocado a los trabajadores de la compañía a un paro este miércoles 31 de julio, que coincide con uno de los principales días de movimiento de viajeros con ocasión de las vacaciones de verano. Los paros, de cuatro horas de duración, están previstos entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 24.00 horas, franjas horarias para las que el Ministerio de Fomento fijará servicios mínimos.

Esta jornada de paros del miércoles sucede a la huelga de 23 horas que el sindicato CC OO llevó a cabo en la compañía ferroviaria el pasado 15 de julio. Se trata además de la primera de las cuatro jornadas de paros convocadas por CGT en Renfe para estos meses de verano. Las otras tres están programadas para los días 14 y 30 de agosto, y el 1 de septiembre. La convocatoria no solo coincide así con fechas clave de salida y llegada de viajeros con ocasión de las vacaciones de verano, sino que en el caso del 14 de agosto también lo hace con el puente festivo con ocasión de la festividad del día 15 de ese mes.

Con estas movilizaciones, el sindicato pretende protestar por las tasas de reposición planteadas para la compañía pública, que en su opinión son «ridículas» y «no solucionan los problemas estructurales» de Renfe. «Derivado de esta falta de plantilla, se ha llegado a la imposibilidad de cumplir el espíritu del Real Decreto 6/2018 que es el aumento de empleo y la conciliación familiar por el que se tendría que reducir la jornada laboral semanal a 37.5 horas», señala el sindicato.

CGT denuncia la “imposibilidad” de cumplir el “espíritu” de la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas ante la decisión de la empresa de aplicarla diariamente, con una disminución de 17 minutos del tiempo de trabajo, en vez de forma acumulada, sumando días libres. En este sentido, con ocasión de la huelga de CC OO del pasado 15 de julio, Renfe indicó que aplica la reducción de jornada diaria “para favorecer la conciliación de la vida personal y profesional”, de igual forma que se aplica al conjunto de empleados de la administración y “tras no alcanzarse un acuerdo sobre este punto en la mesa de negociación”. Además, la operadora apuntó que su comité de empresa había interpuesto una demanda de conflicto colectivo sobre este asunto, con lo que consideraba improcedente convocar huelga sobre un tema hasta que el tribunal competente no se pronunciara sobre el mismo.

La escasez de la plantilla de Renfe y el exceso de horas realizadas por la misma también han sido criticadas duramente por otros sindicatos, como Comisiones Obreras. De hecho, CC.OO. no descarta sumarse a estos paros si no se produce un acercamiento por parte de la empresa. «Desde la liberalización del transporte de mercancías, producida en 2005, se han perdido 5.000 puestos de trabajo», explican a este periódico fuentes de este sindicato, que apuntan a la futura apertura del AVE, prevista para finales de 2020 como «otro foco de incertidumbre».

Renfe, por su parte, ha considerado en un comunicado emitido recientemente que esta nueva oleada de huelgas está «injustificada». La empresa pública ha señalado que la tasa de reposición ha crecido un 5% este año y ha defendido que viene aplicando «la reducción de la jornada laboral diaria de la misma manera que se aplica al conjunto de empleados de la Administración General del Estado».

Acuerdo en Renfe por el convenio colectivo

Renfe ha llegado a un acuerdo con la mayoría de los representantes sindicales para la firma del segundo Convenio Colectivo. En la reunión celebrada por la comisión negociadora, los sindicatos Semaf y UGT, mayoría suficiente en el comité general de empresa, suscribieron el acuerdo. Por su parte, CCOO ha solicitado 24 horas para la consulta a sus órganos de dirección. CGT ha rechazado sumarse a esta firma.

El acuerdo permite encarar el año 2019 en mejores condiciones desde el punto de vista laboral (especialmente en asuntos como la salida de trabajadores en edad de jubilación y la incorporación de nuevos profesionales al grupo), así como afrontar con garantías los aspectos más relevantes de cara a los próximos años: la liberalización en el mercado de transporte de viajeros, el futuro del transporte de mercancías y del modelo de mantenimiento, el proceso de internacionalización y la conversión de Renfe en un operador integral de movilidad.

El convenio contempla en una de sus cláusulas la organización de Mesas de Desarrollo (Empleo y Competitividad, Económica, Personal, Jornada, Igualdad y Aspectos Socio-Laborales, y Normativa), que continuarán trabajando en estos ámbitos durante su vigencia. Este preacuerdo, que garantiza un convenio con una vigencia de dos años prorrogable a otro más, será sometido para su autorización a la comisión de seguimiento de la negociación colectiva en las empresas públicas.

CGT rechaza el nuevo convenio de Renfe al considerar que la parte variable de la subida de sueldo no se va a cumplir y por estimar que no se han atendido sus peticiones de suprimir la categoría de ingreso que tienen durante dos años y medio los nuevos trabajadores que entran en la compañía por ofertas de empleo.

Renfe afronta este viernes día 21 una jornada de huelga convocada por CGT, que coincide con la ‘operación salida’ de Navidad y las movilizaciones previstas en Cataluña, y que el sindicato mantiene a pesar del acuerdo sobre el nuevo convenio. CCOO ha desconvocado la huelga que unilateralmente tenía programada para este viernes, y también la programada para el 7 de enero, la que coincidía con la ‘operación retorno’ de las vacaciones navideñas.

Renfe tendrá que cancelar 571 trenes, alrededor del 30% de los inicialmente programados para este viernes. Del total de cancelaciones previstas para el caso de que siga adelante la huelga, 160 de ellos son trenes AVE y Larga Distancia, y otros 411 de Media Distancia (regionales). El Ministerio atribuye estos porcentajes a que la huelga se ha convocado en un día de “excepcional movimiento de viajeros”, dado que coincide la movilidad propia de un día laborales, con la del inicio de fin de semana y la ‘operación salida’ de las fiestas de Navidad.

Renfe obtiene 62,4 millones en 9 meses

Renfe obtuvo un resultado de 62,4 millones de euros en los primeros nueve meses del ejercicio. El Informe presentado al Consejo de Administración de la compañía por el presidente, Isaías Táboas, ofrece un resultado un 5,4 % inferior al obtenido en el mismo periodo de 2017, como consecuencia del incremento de los gastos. Los ingresos totales de tráfico de la compañía alcanzaron los 2.697 millones de euros, lo que supone un incremento del 14% con respecto al mismo periodo de 2017, impulsado por el crecimiento en los ingresos por títulos de viajeros (+3,2%), de compensación por Servicios Públicos (+48%) y de acuerdos con CC.AA (+32%).

Los gastos se incrementan un 15,7%, como consecuencia del incremento de los cánones que Renfe paga a Adif por el uso de estaciones e infraestructura, hasta los 924 millones frente a los 619 millones del mismo periodo de 2017. En total, los gastos de explotación de Renfe se han situado entre enero y septiembre en 2.569,75 millones de euros. En cuanto al EBITDA, se situó en 362,23 millones de euros, un 3,6% menos que en el mismo periodo del año anterior. Por datos operacionales, Renfe Operadora creció en el número de viajeros un 4%, por encima de los 372 millones.

En cuanto a los tres primeros trimestres del año, los resultados vienen impulsados por el aumento de subvención pública que recibe del Estado para dar servicio de Cercanías y trenes regionales, consecuencia del cambio en el sistema de cánones que paga a Adif por el uso de las infraestructuras. La operadora camina hacia su segundo ejercicio consecutivo en beneficios. En 2017 logró las primeras ganancias de su historia.

Respecto a la huelga prevista para hoy, circularán el 78% de los trenes AVE y Larga Distancia y el 65% de los de Media Distancia: el resto de trenes se suprimen (295 en total). Además se garantizan hasta el 75% de los Cercanías. En Media Distancia se garantizan que circulen 381 de un total de 589 trenes, por lo que se cancelan 208. En Alta Velocidad/Larga Distancia, por su parte, circularán 314 de los 401 previstos, lo que eleva a 87 los cancelados.

Fomento considera “imprescindible” estos servicios mínimos “para no dañar derechos fundamentales de los ciudadanos y la sociedad y respetar el derecho a la huelga”, toda vez que se ha convocado “en un día de excepcional movimiento de viajeros que han realizado la reserva del billete con gran antelación al coincidir con el inicio del puente del día 1 de noviembre”. El paro tiene lugar entre las 00.00 horas y las 23.00 horas de este miércoles y con su convocatoria la CGT buscar reivindicar el servicio ferroviario público ante la próxima liberalización del transporte de viajeros y la “privatización” de algunos trabajos.

Fomento ve “imposible evitar la huelga de Renfe

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha mantenido contactos con el sindicato CGT debido a la huelga convocada para este viernes en Renfe y Adif, pero argumenta que la falta de voluntad del sindicato ha hecho que sea “completamente imposible” llegar a un acuerdo. De la Serna explica que su departamento no ha visto “una verdadera voluntad” para llegar a ningún tipo de consenso. “No hemos encontrado receptividad por parte de CGT”, afirma.

De la Serna destaca que la huelga “no la respalda el conjunto de los sindicatos”, sino que ha sido convocada por CGT, que es el sindicato minoritario, por lo que gran parte de los servicios se van a poder mantener, mientras que otros serán previamente anulados “para evitar perjuicios”. El ministro advierte que la huelga generará un efecto dañino “en un momento tan clave” como la salida de la operación verano, por lo que asegura que velará por el cumplimiento de los servicios mínimos convocados para garantizar la prestación de los servicios.

Renfe ha cancelado un total de 274 trenes AVE y de Media y Larga Distancia debido a la huelga convocada para este viernes por el sindicato CGT, según la resolución de servicios mínimos aprobada por el Ministerio de Fomento y comunicada por la compañía ferroviaria estatal. Durante la huelga circularán un total de 277 trenes AVE y de Larga Distancia, con lo que los servicios mínimos alcanzan al 77% de los convoyes. Por su parte, en los trenes de Media Distancia dichos servicios mínimos alcanzarán el 65%, lo que supone un total de 365 circulaciones.

Para los trenes de Cercanías estos servicios mínimos se han cifrado en un porcentaje de entre un máximo del 75% en horario punta y un máximo del 50% del servicio habitual en el resto del día. Mientras, para los trenes de mercancías se ha establecido un porcentaje del 20% del servicio habitual.

A los viajeros afectados por trenes suprimidos, Renfe les ofrecerá, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido. Además, si no desean realizar viaje, también podrán anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste a través de los canales de venta de Renfe.

El sector ferroviario de la CGT denuncia servicios mínimos “abusivos” por lo que emprenderá “acciones judiciales” contra la medida adoptada por el Ministerio de Fomento. El portavoz de la central, Juan Francisco Sánchez, explica que Fomento cifra en un 40% los trenes suprimidos pero para ello contabiliza “número de trenes”, sin tener en cuenta el trayecto completo y computando servicios de tramos menores, por ejemplo, dentro del eje atlántico.

La central acusa de “irresponsabilidad” a Renfe porque “hasta ahora aún no informa a los viajeros de los trenes suprimidos”. Además, recuerda que la huelga busca combatir la “precariedad laboral” de los nuevos trabajadores en las empresas Renfe y Adif. Enumera a profesionales de la conducción, intervención, talleres e infraestructura y taquillas, y exige el cumplimiento de los convenios colectivos, mayores inversiones en el ancho métrico y bajas voluntarias con contratos de relevo “que permitan rejuvenecer el cuadro de personal ferroviario”.

CGT convoca huelga para el 28 de julio

La Confederación General de Trabajo (CGT) ha convocado una huelga de 23 horas en Renfe y Adif para el próximo día 28 de julio contra “el desmantelamiento del ferrocarril público y la destrucción de empleo en el sector ferroviario”, según adelanta este sindicato, minoritario en ambas empresas publicas. CGT, sindicato minoritario en ambas empresas, con una representación de un 12% en Renfe y un 16% en Adif, ha tomado la decisión de convocar la protesta “una vez agotadas todas las vías de negociación, los plazos marcados por esta organización y la paciencia derivada de la buena voluntad negociadora”.

La organización sindical ha explicado que la falta de respuesta por parte de Renfe y Adif a sus reivindicaciones colectivas genera “mucha incertidumbre dentro del colectivo ferroviario ante la falta de futuro de las propias empresas, poniendo en entredicho la continuidad del ferrocarril como servicio público”. CGT exige, entre otras cuestiones, soluciones en materia de empleo y la calidad del mismo, compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril, frenar las continuas externalizaciones de las cargas de trabajo o plantear “salidas” dignas de las empresas, a través de mecanismos como la jubilación parcial con contrato de relevo.

“Buscamos acabar con el inmovilismo de las direcciones para conseguir viejas reivindicaciones, mantener los derechos adquiridos y recuperar los perdidos ante la acción desmanteladora y privatizadora de ambas empresas y de sucesivos gobiernos, tras muchos años de lucha dentro de un sector esencial para el desarrollo de un país”, subraya el sindicato.

Clamor popular ante la amenaza de cierre del ‘Tren Amarillo’ de la Cerdaña francesa

tren-amarillo-viaducto-Pont Séjourné

La amenaza de cierre se cierne sobre el ‘Tren Amarillo’ de la Cerdaña francesa. Con más de un siglo de continuidad, el servicio de propiedad pública podría desaparecer en breve, según advierte el sindicato francés de la CGT y varias entidades de la zona que han organizado una campaña de recogida de firmas para evitar la clausura y su desaparición. Al parecer, el Gobierno ha manifestado su intención de integrar el servicio público en una empresa mixta (SEM) para que lo explote sólo con fines turísticos. Hasta el momento llevan más de 12.000 firmas contra la reforma del sistema ferroviario.

La amenaza de privatización o cierre aparece periódicamente sobre el centenario servicio del ‘Tren Amarillo’, una posibilidad que escandaliza a los poderosos sindicatos ferroviarios franceses. La decadencia de este servicio, donde en los últimos años escasa la inversión se traduce en la reducción de frecuencias y una duración incrementada de tres horas de viaje, contra las dos horas y diez minutos de los años 1980, es más que notable y perjudica seriamente a los habitantes de esta región, muy próxima y conectada a Cataluña. Los sindicatos ferroviarios lo advierten periódicamente.

El ‘Tren Amarillo’ es una línea de ferrocarril de vía métrica (vía estrecha de un metro de anchura), gestionada por la SNCF francesa a través de la marca regional TER Languedoc-Rosellón (en francés TER Languedoc-Roussillon). Conecta las comarcas de la Cerdaña y el Conflent (en el Rosellón, también denominado Cataluña Norte o Catalunya del Nord por los catalanes) desde Vilafranca de Conflent hasta la estación de Latour-de-Carol-Enveitg, siguiendo el curso del río Têt y a través de Font Romeu. En Vilafranca conecta con el tren de ancho internacional procedente de Perpiñán y en Latour-de-Carol con el procedente de Toulouse francés y el de ancho ibérico de Renfe Línea 3 (Cercanías Barcelona).

El tren bordea Llívia y atraviesa un paisaje de alta montaña que lo convierte en uno de sus principales atractivos turísticos. Se inauguró en 1910 y se construyó para conectar los pueblos de la Alta Cerdaña con Perpiñán. Debido a la geografía, no era posible construir un tren normal, así que hicieron un ferrocarril de tracción eléctrica con un trazado de 62 kilómetros que se completó en 1927. En un sinuoso recorrido, se alternan 21 estaciones, con vertiginosos viaductos sobre el río Tet y túneles pirenaicos, en la línea férrea electrificada más alta de Europa (sin contar los trenes cremallera). Transporta 200.000 viajeros al año, aunque el servicio que brinda lo convierte en una mera atracción turística que no puede competir con la carretera. Desde hace décadas se enfrenta a la necesidad de invertir en la renovación del material, una inversión que la compañía nacional de ferrocarriles SNCF considera poco rentable.

El túnel de peaje del Cadí puso a partir de 1984 a Barcelona a dos horas de coche de Puigcerdá. Muchos de sus municipios tienen el 90% de las casas como residencias secundarias, con una media de ocupación de 17 días al año. La mejora de la comunicación por carretera no se ha visto acompañada por la del transporte público ferroviario. Los 147 km de la línea Barcelona-Puigcerdá -un prodigio de la ingeniería a finales del siglo XIX- son actualmente un lento y consolidado suplicio. La SNCF francesa aplica el mismo régimen al ‘Tren Amarillo’. No es de extrañar que cualquier día se cuelgue el cartel de cierre por “falta de viabilidad”. Aunque nadie pone en duda lo excepcional de esta línea. Si quieres apoyarlo, pincha aquí.

(Imagen Thierry Llansades en Wikimedia Commons)

CGT convoca una huelga en Renfe y Adif para el puente festivo de la Constitución

estaciones-viajeros-tren2

Nuevo conflicto a la vista. CGT ha convocado huelga en Renfe y Adif para el próximo 5 de diciembre, coincidiendo así con la operación salida del puente festivo de la Constitución. Con este paro, que tendrá una duración de 23 horas, la formación pretende manifestar su rechazo a la entrada de operadores privados que compitan con Renfe y reivindicar un ferrocarril “público y social”.

El sindicato, con representación minoritaria en los comités de empresa de las compañías ferroviarias públicas, pide asimismo al Gobierno que apueste “de forma plena” por la inversión en líneas de ferrocarril convencional y negociar una serie de medidas para los trabajadores ferroviarios. CGT “exige” que se denuncien los convenios colectivos actualmente vigentes en Renfe y Adif y se negocie la devolución de la paga extraordinaria de diciembre de 2012, el fin de la congelación salarial y el ingreso de nuevos trabajadores en las dos empresas.

La formación sindical reivindica la “plena integración” de los trabajadores de la extinta Feve en las dos actuales compañías, la operadora y la gestora de la infraestructura, y el incremento de los coeficientes reductores de la edad de jubilación.

El sindicato no descarta ampliar esta convocatoria de paro a otras jornadas, “en la medida que crea necesario convocar si no se aceptan las reivindicaciones”, indicó la formación en un comunicado