Archivo mensual: abril 2018

Tres empleados del metro enfermos por amianto

Ya son tres los trabajadores del Metro de Madrid con enfermedad profesional como consecuencia de la exposición a fibras procedentes del amianto, de los cuales dos han sido reconocidos el pasado 20 de abril. Uno de los últimos casos es el de un empleado, que ingresó en la empresa en 1979 para dedicarse al mantenimiento de trenes, primero como peón ayudante y más tarde como oficial. Se encuentra de baja laboral desde el 9 de junio del año pasado por asbestosis, tuvo una intervención de corazón en 2017 y otra operación para extraerle un tumor cerebral este año, pero este último se le ha reproducido, por lo que permanece ingresado desde hace un mes para someterse a un tratamiento de radioterapia.

El otro caso reconocido este mes es el de un trabajador de 58 años que ingresó en la compañía en 1976 para ocuparse del mantenimiento de las escaleras mecánicas, aunque en los últimos años su tarea se ha ampliado a otras instalaciones como las estaciones y el alumbrado. Hace cuatro años, a la vista de una radiografía de tórax, los médicos le preguntaron si manipulaba amianto, y en febrero de 2016 le diagnosticaron asbestosis, si bien, en la actualidad, se mantiene activo.

El secretario general de CCOO en el suburbano madrileño, Juan Carlos de la Cruz, señala que los dos trabajadores, afiliados al sindicato, emprenderán acciones legales para reclamar una indemnización a la empresa porque no adoptó las medidas necesarias para evitar su exposición al amianto.

El primer trabajador del Metro de Madrid con una enfermedad profesional por la exposición a fibras procedentes del amianto presentará en breve una demanda ante los Juzgados de lo Social para reclamar al suburbano una indemnización de aproximadamente 400.000 euros. Se trata de Julián M., de 60 años, quien comenzó a trabajar en 1979 en mantenimiento del Metro de Madrid, como mecánico de material móvil, y permaneció toda su vida laboral en la compañía. En su trabajo, estuvo en contacto con “unos elementos que estaban compuestos de amianto, sin que le facilitaran ningún tipo de medidas de protección, en ningún momento, ni siquiera una triste mascarilla”, explica su abogado, Fernando Morillo, del despacho Bercovitz-Carvajal.

Como consecuencia de la enfermedad profesional, según el letrado, el trabajador estuvo en situación de incapacidad temporal desde junio de 2017 hasta que el Instituto Nacional de la Seguridad Social le reconoció la incapacidad laboral permanente el 12 de marzo de este año, previo informe de un Equipo de Valoración de Incapacidades. Hasta el momento, se han realizado exámenes médicos a 371 trabajadores de Metro de Madrid de un total de 470 previstos y todos ellos han dado un resultado negativo en enfermedades relacionadas con la exposición a fibras procedentes del amianto.

Estas pruebas médicas se han desarrollado en el marco de las acciones de vigilancia de la salud de los trabajadores, que realiza la compañía, y “siempre teniendo en cuenta que no hay riesgo de exposición al amianto ni para los trabajadores ni para los usuarios”, subraya la empresa. El plan de retirada del amianto del Metro de Madrid ya ha comenzado con una primera fase, autorizada por el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que permitirá actuar en un total de 33 trenes de dos modelos antiguos. La compañía invertirá un total de 140 millones de euros para la eliminación de este mineral en toda la red, tanto en el material móvil como en estaciones y otras instalaciones.

La Fiscalía de la Comunidad de Madrid ha abierto recientemente una investigación penal por un posible delito contra los derechos de los trabajadores de Metro, a partir de la denuncia de la Inspección de Trabajo por la presencia de amianto en el suburbano

Anuncios

70 años de azulejos en el metro de Lisboa

El Metro de Lisboa, que nació como empresa en 1948 pero que solo comenzó a transportar pasajeros en 1959, está unido al azulejo, cuya industria consiguió revitalizar como una forma de expresión artística en Portugal. Para conmemorar los 70 años, el metropolitano lisboeta organiza una serie de visitas guiadas centradas en el patrimonio artístico y arquitectónico que encierran sus galerías, muchas de ellas engalanadas con azulejos. De hecho, la red red de estaciones es el museo más visitado de la ciudad.

Desde el siglo XVI hasta hoy, ninguna otra ciudad del mundo ha producido tanto azulejo como Lisboa, donde el oficio es un arte nacional que sigue vivo y en auge, con una amplia variedad de aplicaciones y usos, y donde los azulejos, con patrones geométricos o imágenes históricas, se encuentran omnipresentes en el paisaje urbano. Los azulejos de la capital lusa son uno de los tesoros de Europa, pero Portugal puede presumir de las obras en muchas de sus estaciones con aportaciones de artistas de reconocido prestigio. La terminal del aeropuerto, por ejemplo, es el escenario de un proyecto del arquitecto Leopoldo Almeida con la colaboración del artista plástico António Antunes. Otra de las mejor valoradas por su arte suburbano es la de Oriente, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava, y con dos enormes murales diseñados en azulejos, uno del japonés Yayoi Kusama y otro del argentino Antonio Segui.

Las rutas guiadas comenzaron de forma mensual el pasado enero y continuarán, al menos, hasta julio. La responsable de comunicación del Metro, Sara Plácido, define la iniciativa como “un éxito”. Las estaciones por las que transcurre la visita cambian cada mes. La de abril recorre Marqués de Pombal, Campo Pequeno, Quinta das Conchas y Ameixoeira, aunque el punto de partida siempre es Avenida porque la estación mantiene las características arquitectónicas y decorativas del momento de su inauguración (1959).

En la primera mitad del siglo XX el azulejo es prohibido en grandes fachadas por un decreto del Ayuntamiento de Lisboa, pero el Metro revitaliza la cerámica, explica Guilherme Rodrigues poco antes de comenzar una visita, para la que le espera una veintena de personas en la entrada de la estación de Avenida, situada en Avenida Liberdade, una de las principales arterias de la ciudad. Trabajador del suburbano lisboeta durante 40 años y que, tras jubilarse, hace las funciones de guía, Rodrigues resalta la decoración de las paredes de la estación, compuesta por azulejos con motivos geométricos que representan ruedas y cruces de caminos. La artista que firmó estos trabajos, María Keil, “fue criticada por trabajar el azulejo porque era un soporte que se consideraba propio de la cocina y el cuarto de baño”, sostiene.

El azulejo acabó por imponerse en los primeros años del metro hasta tal punto de que se convirtió en un elemento obligatorio para decorar las estaciones. Keil fue una de las principales artistas que trabajaron en ello y decoró hasta 19 paradas diferentes durante los primeros años del suburbano. “Es un óptimo elemento para el metro porque en el subsuelo hay agua y el azulejo, además de tener una función decorativa, tiene una función de impermeabilización e higiene“, explica Rodrigues. “Y además, la materia prima es portuguesa”, apostilla.

En este recorrido es imprescindible la visita a la estación de Oriente. Once artistas representantes de los cinco continentes fueron invitados a representar la temática central de la Expo 98: los océanos. El islandés Errö aborda una historia de mitos y leyendas en clave de cómic que demuestra que el arte del azulejo no tiene límites. Frases de poemas y romances de Almada Negreiros recubren las paredes de la estación de Saldanha que es, sin duda, la más literaria del metropolitano de Lisboa. Y en Cabo Ruivo desconcertantes motivos de arte prehistórica del artista plástico David de Almeida sorprenden al viajero en un marco singular.

Renfe ofrece el mantenimiento de 420 trenes

Renfe saca concurso el contrato de trabajos de mantenimiento de un paquete de 420 trenes de distinto tipo (AVE, cercanías y regionales) durante un periodo de cuatro años y por un importe de 450 millones de euros. El contrato abarca casi una tercera parte (30%) del parque total de vehículos de la compañía, que suma unos 1.360 unidades, y se lanza en vísperas de que anuncie un “histórico” plan de compra de nuevos trenes. Por el momento, este contrato de mantenimiento se licitará en tres lotes, en función de los distintos tipos de tren que abarca, que en su mayoría son de Cercanías. Se trata del mayor contrato que la operadora lanza a la industria ferroviaria desde el de suministro y mantenimiento de treinta nuevos trenes AVE que contrató en 2016 con Talgo.

Uno de los lotes comprende el mantenimiento de veinte trenes de Alta Velocidad Media Distancia (Avant) y otro, un paquete de cuarenta trenes de Media Distancia convencional (regionales) de tracción diésel. El tercer y mayor lote del contrato es el que incluye el mantenimiento de 360 trenes de Cercanías de distintas series y tipos, dado que incluye los más modernos (los Civia) y los de dos pisos.

Las empresas que se hagan con los contratos deberán acometer los trabajos junto con Renfe y en los talleres de la operadora. Así se recoge en los pliegos de contratación, en los que se establece que las empresas contratistas conformarán sociedades mixtas de mantenimiento con la compañía pública. Renfe asegura en un comunicado que los contratos incluyen ciertas obligaciones para las empresas, como son cumplir con un “elevado grado de fiabilidad y disponibilidad de los trenes”, especialmente en horas punta, y garantías de calidad y seguridad.

Estos trabajos de mantenimiento se licitan en tanto el sector está pendiente del anunciado plan de compra de nuevos trenes Renfe, que se espera la operadora detalle el próximo mes de mayo. El plan abarcará compras de todo tipo de trenes, especialmente de Cercanías y Mercancías, pero también de Alta Velocidad. “Nunca en la historia se ha lanzado una licitación de compra de nuevos trenes de como se hará en 2018”, avanzó recientemente de la Serna en relación al plan. El ministro no concretó el importe inversor, si bien apuntó que será “importantísimo”.

En la actualidad, Renfe cuenta con un parque de trenes que suma unas 1.361 unidades, de las que unos 168 corresponden a vehículos AVE y Larga Distancia, otros setenta a Larga Distancia convencional y 62 a Media Distancia de Alta Velocidad (Avant). Unos 660 trenes más son de Cercanías, 300 de regionales convencionales y otros 107, trenes de ancho métrico de la extinta Feve.

Adif lanza 600 millones en ‘bonos verdes’

Adif Alta Velocidad ha lanzado una nueva emisión de ‘bonos verdes’ por importe de 600 millones de euros y con vencimiento a ocho años. Se trata de la segunda colocación de este tipo que realiza la compañía, tras la cerrada en junio de 2017 también por 600 millones de euros, con la que se convirtió en la primera empresa pública en operar en este mercado. La compañía que preside Juan Bravo destinará los fondos levantados con la operación a financiar o refinanciar proyectos que generen beneficios ambientales o climáticos.

Con esta emisión, Adif regresa además al mercado de capitales, donde también ha lanzado emisiones convencionales. En 2014 se estrenó al colocar bonos por 1.000 millones y en 2015 cerró dos emisiones por un total de 1.600 millones. En el caso de las emisiones ‘verdes’, la compañía encargada de la promoción y gestión de las infraestructuras ferroviarias las enmarca en su compromiso de convertirse en una firma “medioambientalmente sostenible”, en línea con su nueva política de reputación corporativa.

La titulación de deuda constituye una de las vías de financiación alternativa de Adif para costear sus inversiones en ferrocarril, principalmente el de Alta Velocidad, además de los presupuestos públicos, los fondos europeos y lo que cobra por canon por uso de las infraestructuras.

Según los Presupuestos de 2018, actualmente en tramitación, Adif y Adif Alta Velocidad prevén acometer una inversión de 3.561 millones de euros en este ejercicio, en el que, además de “continuar trabajando para consolidar la red AVE”, pretenden prestar especial atención al mantenimiento de la red ferroviaria convencional. En cuanto al AVE, está previsto que este año concluyan o se pongan en marcha una media docena de tramos, como son las conexiones por Alta Velocidad con Murcia, Burgos y Granada, el trazado entre Vandellós y Castellón, el tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería y el túnel AVE entre las estaciones madrileñas de Atocha y Chamartín.

Este año está previsto que continúen las obras en marcha en distintos corredores, como el Mediterráneo, el extremeño, el del AVE a Galicia y la ‘Y vasca’. Además, antes del verano se esperan licitar nuevas obras de construcción de ferrocarril de Alta Velocidad entre las que figuran los siete tramos que componen la línea Almería-Murcia, que supondrán una inversión de unos 1.500 millones de euros.

Adif Alta Velocidad concluyó 2017 con pérdidas cercanas a los 200 millones de euros, lo que supone un recorte del 39% en relación a los números rojos registrados el año anterior. Las cuentas de la sociedad presentan una notable mejoría respecto a las de 2006, hasta el punto de que el resultado operativo se disparó un 174%, con un beneficio cercano a los 39 millones de euros. No obstante, el endeudamiento volvió a incrementarse y supera ya los 15.000 millones de euros. La compañía ha conseguido bajar el coste medio de la deuda por debajo del 2%, pese a lo cual Adif Alta Velocidad tiene que destinar cerca de un 60% de sus ingresos a afrontar pagos de intereses.

A Fomento le “azora el “retraso” del AVE a Granada

El secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Julio Gómez-Pomar, reconoce sentirse “azorado” por los “importantes retrasos” acumulados en las obras de conexión del AVE a Granada, con lo que pide disculpas y manifiesta su confianza en que esta capital andaluza vuelva a tener conexión por tren “en meses”, si bien no quiso dar fecha concreta para su puesta en marcha. El ‘número dos’ de Fomento remarca que este tramo de conexión AVE con Granada está ya en fase de prueba, en las que se están testando los enclavamientos, si bien reconoce que no se atreve a dar una fecha para su puesta en servicio después de lo ocurrido.

“Pero hablamos de meses para que empiece la circulación y el servicio, que permitirá un ahorro de tiempo de viaje, de forma que el trayecto Madrid-Granada supondrá menos de tres horas”, subraya Gómez-Pomar durante su intervención en unas jornadas sobre Infraestructuras de Cadena Ser Andalucía. “Estamos haciendo todo lo posible y no es una situación que nos resulte grata, pues sabemos de las inquietudes de la hostelería y turismo, y estamos haciendo lo que humanamente podemos hacer“, señala en relación a los retrasos. Según detalla, las empresas Thales y Siemens están aplicando sus recursos tecnológicos “para resolverlo todo de la mejor manera posible”.

El secretario de Estado explica que “se tomó la decisión de cortar la línea pensando en que los trabajos se iban a hacer de forma rápida, pero surgieron primero problemas ambientales y luego, problemas con el contratista”. “Para el Ministerio es motivo de permanente preocupación desde hace años y nos hubiera gustado que los granadinos no tuvieran que estar experimentando una situación tan tremenda de tener que coger autobuses y todos los inconvenientes”, añadió al respecto.

Gómez-Pomar recuerda que también se trabaja en la integración ferroviaria en la ciudad de Granada, con la integración y las obras en la estación, donde ya está licitados los estudios informativos. Respecto a otros proyectos en Andalucía, destaca que en el tramo de AVE Murcia-Almería se está trabajando con un horizonte de finalización de obras y puesta en servicio de 2023. El secretario de estado recuerda que en este segundo trimestre del año Fomento prevé sacar a concurso las obras de construcción de siete tramos de este enlace, que suman un monto inversor de unos 1.500 millones de euros.

En cuanto al trazado Algeciras-Bobadilla, resalta su importancia para el puerto gaditano y recuerda que se invertirán 350 millones con un plazo de finalización para 2021. Durante su intervención en el foro, el ‘número dos’ de Fomento manifiesta además su confianza en que se prueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. “De lo contrario, nos tendremos que ajustar a un menor presupuesto, pero confío en que se antepongan los intereses generales“, apunta.

Un área de reserva para la tortuga mora

Adif Alta Velocidad ha entregado a la Junta el informe sobre expropiaciones necesarias para ejecutar el proyecto de medidas compensatorias que, en el marco del desarrollo de la línea de Alta Velocidad entre Almería y Murcia, permita contar con la reserva para el hábitat de tortuga mora (Testudo graeca), al tratarse de una especie protegida, de modo que la propuesta final prevé una reducción de espacio al plantear 323 hectáreas frente a las 480 hectáreas iniciales. Dicho informe ha sido redactado por la consultora especializada Biocyma e incluye una serie de propuestas para solucionar los efectos que las expropiaciones de terrenos, entre las que se incluye el mantenimiento de la titularidad privada de un espacio de 7,5 hectáreas, por un lado, y limitaciones de uso a propietarios de terrenos agrícolas, por otro lado.

Con esto, se plantea mantener la titularidad privada de viviendas y entornos de servicio de las mismas con una limitación y regulación de usos en referencia a las posibles ampliaciones, modificaciones y reformas sobre su estado actual. También se propone mantener la titularidad privada tanto de balsas de riego y viales sin asfaltar con una limitación y regulación de usos en referencia a las posibles ampliaciones, modificaciones y reformas sobre su estado actual; como de invernaderos con una limitación y regulación de usos en referencia a las posibles ampliaciones, modificaciones y reformas sobre su estado actual.

El resto del corredor donde el informe plantea la alternativa a la expropiación, corresponde a cultivos, donde se proponen limitaciones, regulaciones de uso y aprovechamientos basados en una agricultura tradicional de baja intensidad. De manera complementaria, Adif ha entregado a la Junta de Andalucía un borrador de documento acreditativo de la concesión administrativa a favor de esta comunidad autónoma para la cesión de uso, mantenimiento y explotación del corredor ecológico entre la Sierra de Almagro y Sierra Almagrera, ubicado sobre terrenos de Adif AV, correspondientes a la línea del Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad, tramo Murcia-Almería.

Este documento recoge la cesión de las parcelas adquiridas por el promotor (Adif), a la Junta de Andalucía para su gestión en cumplimiento del objetivo de mejora del hábitat de la tortuga mora, que suman una superficie de unas 480 hectáreas, si bien Adif propone una reducción de la afección, que podría situar la superficie necesaria a expropiar en un mínimo de 323 hectáreas. Será la Junta de Andalucía la que realice la valoración de las consideraciones derivadas del informe y su adecuación a los condicionantes establecidos en la DIA, así como el estudio y valoración del documento borrador para la formalización de la concesión administrativa propuesta.

La única población autóctona de esta especie se encuentra diseminada en la zona litoral de las provincias de Murcia y Almería, desde Mazarrón hasta Carboneras, adentrándose hasta Lorca y Sorbas, según indican los estudios de López Jurado y Cols publicados en 1979. Desde entonces los escasos trabajos realizados ponen de manifiesto la fragmentación y reducción de las poblaciones y áreas de distribución. En Almería, los núcleos más importantes de población se encuentran en las sierras litorales más orientales como Cabrera, Bédar o las sierras de los Pinos y del Aguilón.

Sener ampliará el metro ligero de Oporto

El grupo de ingeniería y tecnología Sener ha logrado el contrato para la extensión del metro ligero de la ciudad portuguesa de Oporto, que conllevará la construcción de una sección subterránea de 2,8 kilómetros de longitud y con cuatro estaciones, una de las cuales supondrá un desafío importante por su cercanía al centro histórico de la ciudad. En virtud de la nueva adjudicación va a realizar el diseño detallado de la Línea Circular en el tramo entre Boavista/Casa da Música y Praça da Liberdade. Esa estación ubicada en Praça da Liberdade va a constituir un desafío importante, ya que se encuentra muy cerca del centro histórico de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Este nuevo contrato se suma a los trabajos anteriores de Sener en el metro ligero de Oporto, desde 1994 ya que ha estado implicada en todas las fases del proceso de implementación de la red, como responsable de la asistencia técnica a su construcción y puesta en marcha.

La calidad del proyecto ha sido reconocida con el Veronica Rudge Green Prize (2013), un premio concedido cada dos años por la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard a proyectos que destacan por su excelencia en diseño urbano sostenible; y por la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), que en 2008 concedió a este sistema el Light Rail Award-Best New System, que distingue la creatividad y el diseño de los sistemas de metro ligero de todo el mundo.

El metro ligero de Oporto, en explotación desde 2002, enlaza siete municipios del Área Metropolitana de Oporto y tiene conexiones con las principales redes de autobús y ferrocarril, además de llegar hasta el aeropuerto internacional de Pedras Rubras. Anualmente transporta unos 55 millones de viajeros por sus seis líneas, que totalizan 67 kilómetros de longitud con 71 estaciones, 14 de ellas subterráneas. La red está gestionada por la empresa Metro do Porto, que forma parte del sistema de transporte público de masas de Oporto, el TIP, Transportes Intermodais do Porto (Transportes Intermodales de Oporto).

Como empresa líder de la Agrupación Europea de Interés Económico (Aeir) Ensitrans, Sener ha dirigido la gestión de la asistencia técnica prestada a la empresa Metro do Porto, S.A. a lo largo de toda la implantación de la red. Desde el proyecto preliminar y los estudios de viabilidad (1994) hasta la elección del sistema, incluida la elaboración del diseño preliminar y la documentación para la licitación, la evaluación de las propuestas de los contratistas y las posteriores negociaciones con las compañías precalificadas, el seguimiento y la revisión del diseño detallado, la gestión de proyectos durante la construcción de los túneles y, finalmente, el asesoramiento a Metro do Porto en el proceso de certificación del sistema durante la fase de pruebas y puesta en servicio. Estos servicios se prolongaron hasta el año 2012.

Zafra quiere la vuelta de la Ruta de la Plata

El Movimiento por el Tren Ruta de la Plata demandará este domingo, 22 de abril, en Zafra (Badajoz), “cordura” en la política ferroviaria, además de la reapertura de este tren y una moratoria en el levantamiento de vías. La manifestación comenzará a las 12.00 horas desde la Plaza del Alcázar y terminará en la estación de tren de Zafra, tras recorrer algunas de las calles de este municipio pacense.

La miembro de la coordinadora de este movimiento Rosa García resalta que la manifestación del domingo representa un acto más para “seguir insistiendo” en la necesidad de la reapertura del tren Ruta de la Plata, una necesidad que es “imperiosa” y de “sentido común”. Así, ha sostenido que el tren convencional se está deteriorando “a pasos agigantados” porque las inversiones de Adif y Renfe van “masivamente” hacia el AVE, que se lleva el 75% del presupuesto aunque es usado por entre el 20% y el 25% de la población, ha dicho.

Esta apuesta, en su opinión, representa una “ruina para las arcas públicas” e impide que el tren convencional se recupere, por lo que ha remarcado que hay que empezar a poner “cordura” en la política ferroviaria y que “la mayor parte del presupuesto” vaya a la recuperación del tren convencional. Así, ha insistido en que el empeño del Movimiento por el Tren Ruta de la Plata es que los ciudadanos visualicen el “desastre” de la política ferroviaria de Renfe y Adif.

“Mientras tenemos AVE y más AVE, que son deficitarios, no tenemos para comunicarnos entre nosotros. El norte de Extremadura no tiene tren. Para qué queremos un AVE para ir a Madrid sino podemos ir a Salamanca, sino podemos ir a Cáceres, si desde Plasencia no podemos ir a Sevilla”, se ha preguntado García.

Rosa García también ha insistido en que el Movimiento por el Tren Vía de la Plata está en contra del “desmantelamiento” de las vías de este tren, por lo que solicita que se establezca una moratoria en el levantamiento de las vías. “Levantar las vías, cerrar ese tramo, significaba cerrar también o dificultar mucho la posibilidad de que vuelva a entrar en funcionamiento el tren Ruta de la Plata“, ha dicho.

En esta línea, García ha recordado que distintos parlamentos autonómicos como el extremeño y el andaluz, además del Congreso de los Diputados, han abordado iniciativas en este sentido, aunque ha criticado que “no sirve absolutamente para nada”. “Nos estamos encontrando con que se aprueban unas cosas que no se creen y que no se llevan a la práctica. Entonces, queremos denunciar esta impostura de decir una cosa y hacer lo contrario”, ha dicho.

El secretario de Organización de IU Extremadura y concejal en Zafra, David Jiménez, ha explicado que se ha elegido esta localidad pacense para celebrar la manifestación por su “nexo de unión” tanto con la Ruta de la Plata como con el trazado que baja hasta Huelva. También ha recordado la importancia que tuvo hace años la estación de Zafra, puesto que, como ha dicho, todas las salidas del puerto de Huelva “venían hacia Zafra”.

Más trenes con amianto en Metro de Madrid

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, asegura que se ha detectado nuevas piezas con amianto en la cabina del conductor, en los mismos trenes donde ya se había encontrado, en el modelo 2000 y también en algunos modelos 5000 segunda clase, pero “no tienen riesgo ni los conductores ni el personal de mantenimiento” porque no tienen exposición. Así lo ha aseverado Carabante en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara regional, antes de comparecer en la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras sobre el plan de Accesibilidad de Metro 2016-2020. “Hay presencia de amianto en la cabina, pero no hay exposición y no hay riesgo ni para los conductores ni el personal de mantenimiento”, asevera.

Según explican fuentes sindicales y de la compañía, se trata de una placa aislante de protección de resistencias y una placa de aislamiento de la base soporte de conexión de resistencia, que se ubican en un armario dentro de la cabina del conductor. Carabante asegura que el hallazgo de esta nueva pieza con contenido de amianto, dentro del plan de actuación que han puesto en marcha en Metro de acuerdo con los sindicatos de analizar todas las piezas de los trenes, en concreto, en la cabina del conductor.

Esta pieza, según ha explicado, “no es accesible”, ya que el hallazgo en las cabinas ha sido en un componente de aislamiento eléctrico en el cual, lo eléctrico de la cabina “no es accesible porque hay que abrir una puerta para tener acceso a esa chapa”. No obstante, el consejero delegado del suburbano ha indicado que “se han paralizado todas las tareas de mantenimiento” en relación con la manipulación de esa pieza y han tomado mediciones “con una muestra significativa de estos trenes, “eliminando cualquier posibilidad de que haya fibras de amianto en el ambiente“. En total, se han realizado mediciones (12) en superficie y en ambiente y todas ellas han dado resultado negativo.

Fuentes de la compañía indican que se trata de un elemento “no friable”, es decir, que no desprende partículas. Su manipulación, siguiendo el protocolo, se realizará por una empresa acreditada hasta su retirada. Desde Metro exponen que el plan de desamiantado recoge la retirada de este material en trenes antes de 2019. Además, los trenes en los que se ha detectado son los mismos donde ya se había encontrado el amianto, en el modelo 2000, de hace 30 y 35 años de antigüedad donde se usó el amianto “como elemento importante de construcción de las instalaciones”.

Estos 33 trenes, ya estaban paralizados en el protocolo que pusieron en marcha con los sindicatos, al haber encontrado la presencia de este material “no porque sea peligroso, sino porque hay que hacer tareas de mantenimiento en los trenes y por un criterio de prudencia ante la presencia del mismo están paralizados esos trenes”. Además, Carabante ha señalado que ya el martes se va a proceder al desamiantado de los seis primeros trenes como está previsto en el plan. En concreto, se sustituirá el elemento conocido como ‘apagachispas’. La primera fase de ese plan de desamiantado está dotado con 140 millones de euros para eliminar el amianto del material móvil y también de las instalaciones estaciones.

Los sindicatos presentes en la comisión de seguimiento -UGT, Sindicato de Técnicos de Metro Madrid, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre- apuntan que la compañía está realizando una auditoría exhaustiva de su material pues en algunos casos el material no está descrito de forma adecuada en la ficha técnica. A su vez, han reclamado a la compañía que proceda al reconocimiento “inmediato” de la enfermedad profesional a varios trabajadores afectados por asbestosis (los sindicatos aluden a otros dos más aparte del ya confirmado) y un Plan de Emergencia Urgente para la retirada del material con amianto en caso de que se detecte en “zonas de riesgo”. En este punto, exigen que la compañía no recurra el dictamen de la Seguridad Social en caso de validar ese reconocimiento de enferemdad profesional.

También plantean una modificación del plan de retirada de amianto en las estaciones y se dé prioridad a aquellas que tienen, a su juicio, mayor riesgo por estar presente este material en bóvedas. Fuentes sindicales exponen que hay estaciones en las que el amianto en bóveda se aprecia de forma más visible y que son estos elementos los que se deben retirar primero. El portavoz de UGT en el suburbano, Teo Piñuela advierte que la prioridad es la “seguridad de los trabajadores” y que se deben aplicar cuanto antes este plan de desamiantado para evitar cualquier riesgo a la plantilla.

El consejero delegado de metro recuerda que la retirada de amianto tiene que realizarla “una empresa especializadas” y “eso conlleva un plazo amplio“, pero ha aseverado que van a garantizar igualmente “las condiciones de seguridad”. La Fiscalía Provincial de Madrid abrió diligencias de investigación penal a raíz del acta remitida por la Inspección de Trabajo de Madrid en la que detallaba que Metro de Madrid no había adoptado las medidas suficientes para evitar la exposición de sus trabajadores de mantenimiento a la presencia de amianto en alguno de los materiales de los trenes. A este respecto, Carabante ha asegurado que la “próxima semana” podrán remitir toda la documentación a la Fiscalía.