Archivo de la etiqueta: Lisboa

Hendaya de nuevo barrera para la SNCF

A partir del 1 de julio solo pasará un convoy de Francia a Irun y lo hará sobre las 20.00 horas cuando ya no hay enlaces para ningún tren de largo recorrido. Se verán especialmente afectados los viajeros del Surexpreso de Lisboa que llega hasta la demarcación francesa y que allí enlazan con el TGV hacia París. Sin embargo, en sentido sur los trenes de Alta velocidad de la SNCF acaban su recorrido en Hendaya y los viajeros deberán ir por otros medios a Irún. Si la CP no lo remedia, esto hará el servicio hacia Lisboa más incómodo para los pasajeros con destino hacia la capital lusa. Renfe asegura que nada puede hacer al respecto.

La prolongación de la Alta Velocidad hasta Burdeos va a provocar algunos cambios para la relación Norte-Sur en plena campaña de verano. A partir del 2 de julio los servicios Inoui comenzarán a ofrecerse en la línea París-Burdeos, inmediatamente después en los enlaces París-Lyon y París-Lille, para ir extendiéndose progresivamente en un plazo de treinta meses a toda la red francesa, de manera que ya a finales de año un tercio de los viajeros de alta velocidad en Francia lo sean de Inoui. Esta nueva relación popiciará que solo entre en Irun procedende de Francia un tren de lunes a jueves (20.46 horas); un tren los viernes (19.46); dos trenes los sábados (13.54 y 17.43); y un tren los domingos (22.43 horas)

Los clientes del TGV tienen dos opciones nítidamente distintas: Ouigo, el servicio de bajo coste creado en 2013 y que en 2020 tendrá un 25% del mercado e Inoui, hasta ahora la oferta convencional del TGV que se enriquece con mayor volumen de servicios digitales y conectividad, un mayor nivel de confort y mayores facilidades de reserva y actividades a bordo. La compañía quiere atraer a 15 millones de pasajeros adicionales en su TGV 2020. Para ello, se está llevando a cabo un importante proyecto de modernización de sus servicios. El despliegue de nuevos trenes será gradual a lo largo de dos años.

La SNCF invertirá 2,5 mil millones de euros en 2020, incluyendo los nuevos trenes TGV Oceane (1,5 mil millones de euros), la renovación de ramas existentes, puertas muelle de embarque para liberar tiempo para el jefe de tren que ya no tendrá que controlar a los pasajeros, la formación del personal y los nuevos servicios digitales, incluyendo el wifi a bordo.

Pero esta política comercial también se ve contestada en Francia, donde un numeroso grupo de personas protesta por la supresión de los servicios nocturnos, como el ‘Paloma azul’ de la línea Hendaya-París. Esta ruta será suprimida de forma permanente en julio, con la apertura del tren de alta velocidad París-Burdeos. Como otros trenes nocturnos, la frecuencia del ‘Paloma azul’ se ha reducido; circulan solo los fines de semana y durante las vacaciones escolares. Pero ahora se plantea su desaparición.

La nueva polìtica de la SNCF preocupa en ambos extremos de la frontera, donde se teme además que se acabe definitvamente con los servicios del Surexpreso portugués, cuyos orígenes se remontan a 1880, cuando era posible realizar el trayecto entre París y Madrid con trasbordo en Irún entre coches de Wagon-Lits. La rama francesa desapareció en el año 2000, después de convivir con los TGV Atlantique entre París e Irún durante 10 años. El Surexpreso sufrió una paulatina reducción de su composición hasta que, desde el 1 de marzo de 2010, el servicio pasó a ser efectuado con material Talgo IV. A tal efecto, CP alquiló a Renfe Operadora dos composiciones idénticas a las del Trenhotel “Lusitania Exprés”, que circulan entre Lisboa y Madrid. Cada rama dispone de 146 plazas, repartidas entre un coche-cama de gran clase, dos coches-cama Turista, dos coches-cama Preferente y dos coches de plazas sentadas. ¿Será 2017 el último año de servicio?

(Imagen Viajes ferroviarios de ayer, hoy y mañana)

Un nuevo funicular unirá los barrios lisboetas de Graça y Mouraria para atraer a más turistas

funicular-graça-mouraira

Un nuevo funicular unirá los barrios lisboetas de Graça y Mouraria, dos de los más tradicionales zonas de la capital lusa, cercanos geográficamente pero alejados por las fuertes pendientes y otros obstáculos. El artilugio, que está en construcción y cuya finalización está prevista para enero de 2018, unirá el ‘miradouro’ Sophia de Mello Breyner, situado en Graça y con una vista privilegiada de la ciudad, con la Rua dos Lagares, en plena Mouraria. La ciudad, que está construida sobre siete colinas, ya cuenta con varios elevadores para facilitar las comunicaciones entre barrios, como los de Gloria, Bica, Lavra y Santa Justa.

Ambos barrios están separados por obstáculos de piso irregular, desniveles en el terreno y una gran escalera, lo que dificulta la circulación y el uso de la zona para residentes y visitantes, por lo que fue necesario repensar la accesibilidad entre la parte baja de la ciudad y las colinas del Castelo y Graça

Pegado a la escalera de caracol de Graça, el funcicular pasará junto al Jardim da Cerca, pero su diseño contribuirá a salvar las vistas que ofrece el mirador. La salida es subterránea; dispone de escaleras por debajo del suelo, como si fuese un metro; en una intervención armoniosa. “Funciona como si fuese un pozo”, explica Helena Carvalho, de EMEL, empresa municipal de movilidad y estacionamiento de Lisboa.

El nuevo servicio va a permitir además la integración de la Alta Mouraria en los circuitos de visita de la ciudad y rentabilizar las inversiones realizadas durante los últimos años, con la colina del Castelo como una de las principales referencias de la ciudad lisboeta por su valor histórico, cultural y urbano.

Los barrios de Graça y Mouraria son de los más antiguos de la capital portuguesa. Tras la conquista de Lisboa, en 1147, los moros se instalaron en Mouraria hasta que fueron expulsados junto a los judíos 350 años después. Es la zona más multicultural de Lisboa, aunque mantiene el tipismo lisboeta, pese a la población foránea que lo habita; es cuna del fado. Graça, situado en la colina más alta de la capital lusa, fue construido encima de un olivar y acabó convirtiéndose en una región obrera tras la revolución industrial. Tras el terremoto de 1755, que arrasó toda la parte baja de Lisboa -reconstruida posteriormente y hoy conocida como Baixa Pombalina- y que causó cerca de 90.000 muertos, muchos de los lisboetas se instalaron aquí. Todas las rutas turísticas de Lisboa lo incluyen debido a su mirador y a la cercanía con el barrio de Alfama, donde se encuentra el Castelo de São Jorge.

Lisboa también tiene otros dos trayectos en los que se están introduciendo medios mecánicos para mejorar la accesibilidad. Hasta enero de 2017 se van a efectuar las obras que conectarán Martim Moniz con el Castelo, que estará cubierta parcialmente con una escalera mecánica y dividida en tres tramos. El plan incluye también la instalación de un elevador, con capacidad para cerca de 13 personas, entre el Campo de las Cebollas y el Largo da Sé, donde está la catedral, que tiene previsto comenzar en septiembre y completarse un año después.

Bruselas resucita el AVE Madrid-Lisboa

obras-ferrocarril-extremadura

La Comisión Europea quiere resucitar el frustrado proyecto de unir Madrid y Lisboa a través de una línea de alta velocidad ferroviaria. El Ejecutivo comunitario ha incluido el recorrido como uno de los sectores en el denominado Corredor Atlántico y para agilizar su desarrollo concede a España fondos para acelerar la construcción de la línea de Alta Velocidad entre Madrid y la frontera con Portugal, con la intención de que posteriormente el Gobierno luso pueda prolongarla hasta Lisboa.

Después de que Portugal decidiera que no acometería su parte del AVE Madrid-Lisboa como consecuencia de los efectos de la crisis, el Gobierno optó por continuar con su parte y construir la línea hasta Badajoz, a escasos seis kilómetros de la frontera con el país luso. Sin embargo, éste ha sido uno de los proyectos de alta velocidad que menos ha avanzado en España. El Ministerio de Fomento ha privilegiado líneas como la de Galicia o el denominado corredor de Levante.

La inclusión de la línea en el Corredor Atlántico de la UE es la última esperanza para recuperar un plan frustrado desde 2012, por el ajusta del Gobierno luso. De hecho, actualmente el trazado está desarrollado desde Madrid y hasta los límites de la provincia de Toledo con Extremadura mientras que en esta comunidad autónoma se trabaja en el tramo Plasencia-Cáceres-Mérida, aunque sin conexión por el momento con el resto de la línea. Precisamente, las últimas licitaciones de Fomento para el AVE extremeño están relacionadas con estos tramos.

Bruselas otorgará al Gobierno español fondos por valor de unos 300 millones de euros para que prosiga desarrollando la línea de alta velocidad hasta la frontera portuguesa con el fin de avanzar los trabajos lo más posible con vistas a que el Gobierno portugués retome el proyecto y prolongue la línea hasta la capital del país.

Serán precisamente los tramos entre los límites de la provincia de Toledo y Mérida los que reciban los fondos comunitarios para su desarrollo. En principio, no se descarta que Bruselas proporcione nuevas partidas para otros tramos aunque, en el caso de que así sea, las diferentes partidas se irán aprobando de forma separada.

La intención de la Comisión Europea es mejorar las conexiones entre determinados puntos del territorio, como entre Madrid y Lisboa y también entre París y Estrasburgo, que también se encuentra dentro de este programa.

El tranvía de Soller adquiere material a un coleccionista de Aragón para ampliar su parque

tranvia-soller

El Ferrocarril de Sóller está a punto de cerrar la operación de compra de un tranvía con el fin de ampliar su parque de vehículos. A la espera de resolver los últimos flecos, el material puede llegar a Mallorca en las próximas semanas. La adquisición de este material tiene por objetivo disponer de los elementos básicos de un tranvía para que pueda construirse uno completamente nuevo en los talleres de la compañía. Por eso, más que por el vehículo en sí, la compra se hace porque la empresa dispondrá de un boggie (conjunto de ruedas), la timonería de control, los asientos y otros elementos que difícilmente hoy en día pueden encontrarse en el mercado, explica el presidente de la operadora, Óscar Mayol.

Al parecer, estos elementos se encuentran en manos de un coleccionista de tranvías de Aragón, que a lo largo de los años ha reunido material rodante antiguo de líneas de distintas partes del mundo. El material que prevé adquirir el Ferrocarril de Soller será de similares características al que tiene en uso actualmente, en tanto que se trata de una unidad de los tranvías de Lisboa, como los que ya circulan en Sóller desde el año 1998.

El Tranvía de Sóller afronta la temporada 2016 con “buenas perspectivas”. El pasado año registró 762.043 pasajeros en el tren y 1.066.917 en el tranvía. Ante estos datos, “las previsiones son muy positivas tanto en el número de viajeros como en el número de puestos de trabajo que se mantendrán todos alcanzando casi el centenar de trabajadores“.

La línea que conecta Palma con Sóller y el Puerto de Sóller permaneció a principios de año dos meses interrumpido, debido a las obras de mejora realizadas en las vías y estaciones por las que circula. Durante ese tiempo se renovó total de unos 0,6 Kilómetros de vía tanto en el tramo entre Palma y Sóller, como en el trazado entre Sóller y Puerto de Sóller. Además se realizó un desmontaje completo de toda la parte eléctrica y electrónica, incluyendo todo el cableado existente y se completó el mantenimiento completo por parte del taller de carpintería.

Durante los meses de diciembre y enero se renovó por completo la instalación de todos los elementos de tracción y frenado, cableado, autómatas, sistemas de gestión y conducción. Para esta temporada, está previsto poner también en funcionamiento el tranvía 21, dañado gravemente por un accidente con un vehículo el verano pasado”.

Cabe destacar que desde el año 2006 se ha procedido a la renovación completa de unos 23,5 kilómetros de vía, siendo 19 kilómetros en la vía comprendida entre Palma-Sóller y 4,5 kilómetros en el tramo comprendido entre Sóller y Puerto de Sóller.

Badajoz conectará la línea férrea del alta velocidad que unirá Lisboa y Madrid, según Fomento

viaducto-almonte-obras-alta-velocidad

La ministra de Fomento, Ana Pastor, asegura que la línea férrea que une Lisboa y Madrid irá por Badajoz “en alta velocidad electrificada”. La ministra destaca el “compromiso” del Gobierno de España con esta línea de alta velocidad y que el Ejecutivo central pide a Portugal que “intente avanzar” en la línea que comunica con Badajoz porque esta es la “prioridad” para España.

Ana Pastor asegura que la obra del viaducto sobre el río Almonte va “muy avanzada”, con un puente “singular” desde el punto de vista de ingeniería. Este es uno de los “puntos críticos más importantes” para la llegada de la alta velocidad a Extremadura y, por lo tanto, es el “signo inequívoco” de que la infraestructura es “importantísima” y “va toda para adelante”. “Estamos haciendo todos los esfuerzos, desde luego lo están haciendo también los técnicos, para que esta infraestructura se termine lo antes posible”, remarca la ministra.

“Merece la pena cuando pagamos los impuestos todos los españoles saber que se destinan a infraestructuras tan importantes como ésta. Esta es una gran infraestructura pero al contrario que otras infraestructuras que son faraónicas ésta es la gran infraestructura necesaria, que respeta al medio ambiente y desde luego que es clave para la llegada del AVE a Extremadura”, explica Pastor.

La ministra visitó los trabajos de construcción de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura, así como las obras del viaducto sobre el río Almonte, en la provincia de Cáceres.La acompañaban el consejero de Economía e Infraestructura, José Luis Navarro, y el presidente del PP de Extremadura y expresidente del Ejecutivo extremeño, José Antonio Monago, entre otras autoridades. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, declinó acompañar a la ministra, a la que había emplazado a un encuentro en la Subdelegación del Gobierno en Cáceres por estar en dicha ciudad de visita en el consistorio cacereño.

Preguntada por la fecha de la llegada del AVE a la región, Ana Pastor ha indicado que en Extremadura “se recuerda muy bien cuando no había ni una traviesa puesta y se hablaba de cuándo llegaba el AVE “. “Nosotros lo que hemos hecho es poner presupuesto para esta infraestructura, son más 860 millones en esta legislatura, parte de ellos están aquí, y es lo que vamos a seguir haciendo. Lo que vamos a seguir haciendo es invertir para que la obra se termine lo antes posible y presupuesto hay para que se culmine de la manera más inmediata posible”, ha indicado, al tiempo que ha remarcado que las fechas se las “tienen que decir los técnicos”.

Por otra parte, y preguntada por la ausencia en esta visita del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la ministra ha recordado que su obligación como responsable pública es “estar a pie de obra“. “El ministerio está abierto a todos por el bien de Extremadura, aquí lo que estamos es trabajando por los extremeños y para los extremeños y éste es el tren de alta velocidad de los extremeños y así va a seguir siendo y así lo vamos a hacer. Espero recibir apoyos y, si no los recibiera, yo voy a seguir adelante“, indica Pastor.

Mérida establece un enlace para el transporte de mercancías que una Lisboa con Madrid

centro-logistico-san-lazaro-merida

Apuesta por las mercancías. Un enlace ferroviario para el transporte de mercancías unirá Lisboa con Madrid a través de Mérida, en un proyecto que capitalizan el operador Rail Sider y la entidad Desarrollo Logístico Extremeño (DLEX). El nuevo servicio permitirá a las empresas extremeñas tener salida hasta la capital de España, como gran centro de consumo y también como enlace hacia otros puertos españoles y hacia Europa por ferrocarril.

Este nuevo servicio supone “un cambio trascendental a lo que se venía haciendo hasta ahora desde la terminal de San Lázaro“, en Mérida, pues desde hace un año “se enlazaba solo Lisboa sin dar continuidad hasta Madrid”. El director general de DLEX y consejero delegado de Rail Sider, Pablo Antolín Sierra, asegura que el transporte de mercancías por tren conlleva una mayor competitividad para las empresas extremeñas, pues les permite obtener “el mejor precio”. El objetivo sería pasar de un tren a tres en semana antes de final de año, con la idea de que para 2016 existiese ya un tren diario que enlazase Mérida con Madrid.

Pablo Antolín ha precisado que actualmente existen tres trenes por semana que enlazan Lisboa con Mérida y ha especificado que el enlace con Madrid se materializará inicialmente con un servicio a la semana, que permitirá ya el transporte de unas 700 toneladas netas.

Para Antolín, sin embargo, las previsiones no solo dependen de los promotores del proyecto, sino de la respuesta que den las empresas extremeñas, si ven acorde los costes y la oferta del servicio a lo que es su demanda. “No solamente depende de nosotros el que haya tres, cinco o diez trenes, eso va a depender de que las empresas extremeñas se impliquen con el proyecto y para ello tienen que tener un buen precio para poder llegar a sus clientes y ser más competitivos que otros productores de otras zonas de Europa”, explica el director general de DLEX.

El Consejo de Administración de Desarrollo Logístico Extremeño, donde están las principales empresas de la región, entre ellas las cooperativas agrarias, así como Caja Rural y la Junta de Extremadura, se muestras muy interesado por el plan “lo que demuestra el interés en el desarrollo de este proyecto”.

Pablo Antolín ha reconocido que las infraestructuras ferroviarias que conectan Extremadura con Madrid “desgraciadamente son muy malas“, lo que repercute en el precio pues los costes son más altos. Por eso son las propias empresas extremeñas, a través del proyecto DLEX, las que se constituyen “un poco en lobby” y deberán hacer presión ante el Gobierno central para que las infraestructuras mejoren. “Se trata de que éste fundamentalmente se dé cuenta de que existe un potencial enorme en Extremadura” y de que para el desarrollo de la región es necesario que se mejoren las vías.

“Nosotros vamos a empezar con infraestructuras deficientes, por lo tanto con costes deficientes, pero a pesar de eso, creo que somos lo suficientemente competitivos como para mejorar los costes de las empresas”, ha destacado Pablo Antolín.

La Alta Velocidad entre Lisboa y Madrid “es inviable” económicamente, dice el Tribunal de Cuentas luso

ave-madrid-lisboa-pasa-por-extremadura

Una ruina, vamos. El Tribunal de Cuentas de Portugal justifica la “inviabilidad” del tren de alta velocidad entre Lisboa y Madrid, que comportaba una inversión de 11.600 millones de euros y que fue descartado por el Gobierno luso en 2012. “Los estudios preliminares demostraron que la inversión en la red ferroviaria de alta velocidad no presentaba viabilidad financiera“, zanja con rotundidad el tribunal.

No es ninguna sopresa. El Ejecutivo conservador de Pedro Passos Coelho ya había descartado el plan. Ahora el tribunal abunda en su informe en los excesivos costes para el erario portugués y cuestiona el impacto positivo de esta infraestructura, que iba a unir las dos capitales en 2013 en unas dos horas y media. “No hay evidencias de que los beneficios sobrepasarían los costos con la red ferroviaria de alta velocidad”, señala el organismo fiscalizador de los gastos públicos, que alerta de que los riesgos eran mayores por la “falta de experiencia previa en la implementación de un sistema de transporte íntegramente nuevo”.

La auditoría refleja que los 11.600 millones de euros de los seis contratos de Colaboración Público-Privada conllevaban unos “riesgos asociados”, que recaerían sobre Comboios de Portugal (CP) y Red Ferroviaria Nacional (infraestructuras ferroviarias), “empresas públicas económicamente deficitarias”.

El proyecto del AVE luso, que comenzó a fraguarse en 1998, tuvo su mayor impulso en los primeros años del Gobierno del socialista José Sócrates (2005-2011), pero el recrudecimiento de la crisis en Portugal llevó al dirigente -hoy en prisión provisional por sospechas de corrupción- a posponerlo. Aunque ya se habían gastado 100 millones de euros en varios estudios previos a la construcción de la línea ferroviaria, el Ejecutivo de Passos Coelho dio por cerrado “definitivamente” el proyecto en marzo de 2012.

El gabinete decidió reformularlo, haciendo hincapié en el traslado de mercancías, rebajando la velocidad del transporte de pasajeros y reduciendo en tres veces los costes para Portugal.

En octubre pasado, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Comunicaciones de Portugal, Sérgio Silva Monteiro, destacó que este año comenzarían las obras en suelo portugués de la línea “de altas prestaciones” Madrid-Lisboa, que se prevé terminar en 2019. La conexión entre las capitales ibéricas será de “alta velocidad” en la parte española -con capacidad de circular a más de 300 kilómetros por hora- y de “altas prestaciones” en el lado portugués, con un máximo de 220 kilómetros por hora.

En defensa del ‘Lusitania’, 250 amigos del tren viajan de Cáceres a Valencia de Alcántara

Reivindicación del tren. En defensa del ‘Lusitania’. El tren especial fletado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Extremadura para resaltar la importancia de la centenaria línea Cáceres-Valencia de Alcántara ha reunido a unas 250 personas. El presidente de este colectivo, Ángel Caballero, ha explicado que el convoy, un antiguo media distancia de la serie 592/200, ha partido a mediodía de la estación de Cáceres con aficionados llegados desde Portugal y distintos puntos de España, muchos de ellos pertenecientes a la federación nacional que agrupa a los amigos del ferrocarril.

El tren, que iba lleno, ha parado en Arroyo-Malpartida, en el puente sobre el río Salor y en San Vicente de Alcántara, donde han sido recibidos por un grupo de vecinos, algunos de los cuales se ha subido a bordo, y ha finalizado en la estación de Valencia de Alcántara. Aquí también ha sido recibidos por algunas personas, según Caballero, que ha apuntado que el tren ha circulado despacio a la altura de las localidades de Aliseda y Herreruela.

A lo largo del recorrido, se ha explicado a los viajeros el tráfico que tenía esta importante línea ferroviaria, por la que ha pasado sin interrupción, desde 1943, el ‘Tren Lusitania’, con esta denominación. Caballero ha apuntado que también han podido contemplar algún ciervo al pasado del tren por la Sierra de San Pedro. Entre los viajeros había algunos maquinistas que habían trabajado en la línea.

A su juicio, la jornada se ha vivido un sabor “agridulce”, bueno por el viaje que se ha compartido, pero con el “temor” al futuro de esta línea ferroviaria.

Minutos antes de llegar de vuelta a la estación de Cáceres, el presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Extremadura se ha mostrado “optimista” sobre la continuidad del ‘Tren Lusitania’ por Valencia de Alcántara. En su opinión, si Portugal no cierra el ramal por el que pasa el ‘Lusitania’, origen del problema, no hay razones para desviarlo por Salamanca, ya que se hacen más kilómetros para dirigirse a Lisboa.

Aunque ninguna administración lo ha comunicado oficialmente, se sabe ahora que el ‘Lusitania’ seguirá en suelo extremeño al menos hasta el 22 de agosto. Esa es la fecha tope en la que Renfe permite la venta de billetes. «Creo que algo se está moviendo. Ojalá Portugal dé marcha atrás en su decisión y desde España se siga insistiendo en ello», indicó Andrés Hernáiz, alcalde de San Vicente de Alcántara, uno de los municipios de la región por donde transcurre este emblemático trayecto tren de calidad con restaurante a bordo, cama y baño privado.

Empresarios portugueses apuestan por una línea mixta de alta velocidad entre Lisboa y Madrid

Nadie parece rendirse a la evidencia. Y en Portugal siguen alzándose voces que defienden la alta velocidad y la conexión con España. Empresarios lusos creen que es preciso mantener el proyecto de tren de alta velocidad entre Lisboa y Madrid, aunque sea con tráfico mixto, y hacer otra conexión, más barata, para transportar las mercancías del puerto de Sines. La apuesta principal de los representantes de la Confederación Empresarial Portuguesa (CIP), Antonio Saraiva, y Luis Mira Amaral, sobre la comunicación ferroviaria entre Portugal, España y Europa, se enfoca principalmente hacia el transporte de mercancías, pero de ninguna forma supone una renuncia a los pasajeros.

La confederación defiende el uso de la misma línea ferroviaria para mercancías y pasajeros. Aseguran que es la única forma de sacarla rentabilidad. Y además creen que es necesario cumplir el compromiso con España para unir las capitales de la Península ibérica. De esta forma, la CIP apuesta por una línea de alta velocidad para pasajeros y carga entre Lisboa y Madrid y otra más económica que parta de Sines y enlace con la frontera de Badajoz, ambas con ancho de vía europeo.

El Gobierno conservador portugués que asumió el poder en junio, suspendió el proyecto de alta velocidad con España y el miércoles anunció que tiene permiso de Bruselas para utilizar las ayudas previstas para esa conexión en dos líneas de mercancías de menor rapidez que partirán de Sines y del puerto septentrional de Aveiro.

Sin embargo, la CIP mantiene que es preciso extender el ancho de vía europeo entre los principales polos industriales cercanos a Lisboa, entre los que destaca, aparte del ramal de Sines (a 160 kilómetros de la capital), el de la localidad de Barreiro y el de la fábrica de automóviles AutoEuropa, de Volkswagen, al sur de Lisboa.

Los empresarios lusos también son favorables a aprovechar el actual puente 25 de Abril, sobre la desembocadura del río Tajo, en vez de construir un tercero, y utilizar intercambiadores ferroviarios para completar el proyecto.

Los empresarios agrupados en la CIP consideran que el primer objetivo es que Badajoz y Madrid tengan sus plataformas logísticas concluidas en 2014. Deesta forma se podría apostar por la potenciación del puerto de Sines ante el previsible aumento de flujo de barcos de mercancías procedentes de la ampliación del canal de Panamá.

En un segundo plano, aunque menos importante, se pretende contar con otro eje que comunique Portugal con Europa sin pasar por Madrid, a través de la frontera española de Irún, y -en tercero- conectar el puerto de Aveiro con la frontera española de Salamanca. De todas formas, la CIP sí defiende la apuesta del nuevo gobierno luso por potenciar el tráfico ferroviario de mercancías.

El Gobierno de unión conservadora de Portugal, compuesto por el Partido Social Demócrata (PSD) y los democristianos del CDS-PP, sostienen que su plan ferroviario enfocado en la carga será más barato que el anterior y servirá para promover las exportaciones portuguesas y ayudar a superar la crisis económica.

Portugal prioriza el transporte de mercancías con Europa antes que el AVE con España

El ministro de Economía portugués, Alvaro Santos Pereira, ha explicado que el desarrollo del transporte ferroviario de mercancías con Europa para impulsar las exportaciones es más prioritario que el tren de alta velocidad (AVE) con España, proyecto que suspendió el nuevo Ejecutivo luso en junio. “Más importante que tener un tren de alta velocidad, son las exportaciones (…) Tenemos que convencer a España de que es el interés de todos”, aseguró Santos Pereira en alusión al Eje 16 de la Red Transeuropea de Transporte, el corredor ferroviario que uniría el puerto de Sines (sur de Portugal) con París a través de Madrid.

No obstante, explicó que el Gobierno estudia todavía los proyectos sobre el AVE, que empezó a revisar a finales de junio cuando anunció su paralización al presentar su programa.

El primer ministro, el conservador Pedro Passos Coelho, cumplió entonces su promesa electoral y anunció la suspensión de la construcción del AVE Lisboa-Madrid, a pesar de que el anterior Ejecutivo socialista (2009-2011) ya había adjudicado por 1.668 millones de euros el tramo más largo de las obras en suelo luso (170 kilómetros).

El proyecto de tren rápido entre Portugal y España, que tenía pendiente de adjudicación su trecho más corto -el más caro de ejecutar al tratarse de una travesía en la desembocadura del río Tajo-, estaba previsto para funcionar en 2013 y uniría a ambas capitales en 2 horas y 45 minutos.

Santos Pereira defendió la paralización como una medida coyuntural de ahorro para frenar la crisis económica que sufre el país y hacer frente a los compromisos de su rescate financiero internacional, tasado en 78.000 millones de euros. “Si hace diez o quince años tenía sentido, en este momento podría tener consecuencias para el país”, advirtió el ministro durante su primera comparecencia ante el Parlamento para aclarar la reciente subida de los precios de los transportes públicos lusos (un 15 % de media).

Según el ministro, el Gobierno anunciará “en el tiempo oportuno” las conclusiones finales del estudio del proyecto del AVE, sobre el que el Ejecutivo contempla una posible revisión de costes y calendario. Santos Pereira añadió que también se está evaluando la construcción del nuevo aeropuerto de Lisboa, otra obra del anterior gobierno, prevista para 2018. “Estamos revaluando estos proyectos. Debemos estudiar bien y, estudiando bien, presentaremos nuestras conclusiones lo más rápidamente posible”, adujo.

Sin dar más detalles sobre esos planes, el ministro recalcó que la voluntad del Gobierno es centrarse ahora en la competitividad de las exportaciones portuguesas y por esa razón la conexión ferroviaria para las mercancías es “más importante” que el AVE.

Esa conexión, planeada por la Unión Europea (UE), partiría de los puertos de Sines y Algeciras (España), atravesaría la Península Ibérica pasando por Madrid y el macizo central de los Pirineos, y llegaría a Tarbes (Francia) y París.