Archivo de la etiqueta: Granada

Granada inaugura este jueves su metro

Por fin, se inaugura el metro de Granada. Finalmente lo hará este jueves 21 de septiembre a las 12.00 horas. Desde el viernes, funcionará con su horario normal, de 6.30 a 23.00 horas y se extenderá hasta las 2.00 horas en vísperas de festivos y viernes. El suburbano, que omenzó a construirse hace una década, cuenta con 26 estaciones a lo largo de sus casi 16 kilómetros, de los cuales 2,7 discurren bajo tierra a través del eje Camino de Ronda-Avenida de América. Las pruebas acaban y se pone fin a varios meses de adaptación al tráfico urbano.

El metro recorre el trayecto entre Albolote, Maracena, Granada y Armilla, el 83% en superficie. Tiene 23 paradas y tres estaciones subterráneas. El metro sólo para en estos lugares y es el único punto en el que se puede subir o bajar. La frecuencia mínima de paso será de 11 minutos en los primeros meses; la Junta estima que en medio año se rebajará a los 8 minutos.

El precio del billete sencillo es de 1,35 euros. Si se paga con una tarjeta de recarga, el precio se queda en 0,82 euros. El transbordo desde el autobús metropolitano al metro tiene un coste de 0,62 euros. Los viajeros de los autobuses de la capital sólo podrán hacer transbordo a este precio si han pagado con la tarjeta del Consorcio Metropolitano, que es compatible con los tres medios de transporte. Además también hay tarjetas para turistas.

La fecha inicialmente fijada para la puesta en marcha del metro, cuyas obras arrancaron hace una década, fue el 31 de marzo de este año, pero fue aplazada en un primer momento hasta mediados de mayo con el objetivo de ampliar el periodo de pruebas en blanco. Las continuas incidencias en la circulación llevó a la Consejería de Fomento a “desistir” de la puesta en marcha gradual que había previsto -con la incorporación progresiva de trenes y aumento secuenciado del horario de servicio- para pasar a una explotación comercial global con toda la flota y en horario completo en el horizonte del mes de julio, fecha que por los mismos motivos tampoco llegó a materializarse.

El metro transcurre por los municipios metropolitanos de Albolote, Maracena y Armilla, además de por la ciudad de la Alhambra, estando prevista una reunión de Felipe López con los alcaldes de dichas localidades en las próximas horas para perfilar los aspectos operativos de la puesta en marcha comercial del nuevo medio de transporte. Ellos harán el último viaje en pruebas el próximo jueves antes de ser puesto a disposición de los ciudadanos.

El coste final dobla al previsto incialmente, que ascendía a 276 millones de euros. El metro ha supuesto para la ciudad y el área metropolitana un “plus” para su “reurbanización de fachada a fachada”, además de una “invitación del uso de transporte público, y del tránsito peatonal”, y con bicicleta. El metro aspira a mover a 11 millones de usuarios en el primer año, cota que se pretende aumentar hasta los 12,6 en el segundo año, y los 13,5 en el tercero. Desaparecerán, de este modo, unos tres millones de vehículos privados de las calles de Granada, según los cálculos de la Junta de Andalucía, que ha destacado a su vez las “indudables repercusiones positivas” en la disminución de la mala calidad del aire, pues se prevé una reducción de 3.247 toneladas al año la emisión de gases de efecto invernadero.

El Consistorio cree, según la experiencia de Sevilla y Málaga, que los negocios de la zona podrían experimentar un incremento de en torno al 15 o 20% en su ventas, la misma cifra en la que se revalorizarán, según esta previsión, los inmuebles del entorno, en lo que será cierto “mecanismo de compensación”. Se podrá acceder con una bicicleta por usuario, con un máximo de dos por coche. Se pueden transportar en ascensores y escaleras mecánicas si no molestan al resto de viajeros. Se permitirá el acceso con pequeños animales domésticos (perros, gatos, pájaros, roedores, etc.) siempre que vayan en receptáculos idóneos. También con perros-guía.

(Gráfico Javier Valdemoro. Ideal de Granada)

Anuncios

El metro de Granada supera los 83.000 kilómetros

Las pruebas dinámicas del metro de Granada han rebasado ya los 80.000 kilómetros recorridos por los 15 convoyes de su parque, desde que los ensayos se extendieran a los 16 kilómetros totales de la traza, el pasado 24 de febrero. En concreto, entre el 31 de julio y el 6 de agosto, los vehículos efectuaron 14.034 kilómetros, la segunda marca semanal más alta, arrojando así una cifra acumulada de 83.092 kilómetros.

El metro ligero, que se encuentra inmerso en la fase de demostración del sistema, que es la que precede a la explotación comercial, se topó durante la pasada semana con 45 incidencias por ocupación indebida de la plataforma y uso del freno de emergencias en cruces e intersecciones, principalmente. Esta cifra equivale a un promedio de algo más de 6 incidencias por día y refleja un repunte de las afecciones viarias en relación a la semana anterior. El empleo del freno de emergencia de los trenes para evitar alcances en cruces ante la invasión del tráfico rodado se produjo en 25 ocasiones, mientras que la ocupación de la plataforma de vía del metro por parte de coches y peatones se reprodujo en 18 ocasiones.

No obstante, a lo largo de la semana han mejorado los parámetros de regularidad y velocidad comercial de manera significativa, gracias al mejor funcionamiento de todo el engranaje del sistema de explotación. “Nos aproximamos, cada vez más, al objetivo que nos hemos comprometido en la Consejería de Fomento y Vivienda para iniciar la explotación comercial, y que equivale a obtener un 95% de fiabilidad en las pruebas de demostración del sistema”, ha indicado la delegada territorial de Fomento y Vivienda en Granada, Mariela Fernández-Bermejo.

La opinión pública granadina ha perdido la cuenta del número de veces que se ha pospuesto la entrada en funcionamiento del metro. La Junta ha vuelto a demorar la inauguración, que estaba prevista para el «horizonte» de julio-agosto y ha sido ya descartada. Tras una década de retrasos en las obras y un sinfín de prórrogas desde que acabaran, la Consejería de Fomento no baraja una fecha concreta para que eche a rodar.

Al margen de las ocupaciones indebidas y los frenos de emergencias, se registraron otras 2 incidencias viarias de otra índole y, entre ellas, el pasado domingo, se produjo un alcance entre un tren y un coche, en las inmediaciones de la parada de Anfiteatro en Maracena, sin que se produjeran daños físicos relevantes de los ocupantes del turismo. Como en otras ocasiones, el conductor del coche no atendió debidamente a la regulación semafórica del cruce, que en ese momento habilitaba el paso del tren.

El ferrocarril metropolitano de Granada, infraestructura de transporte promovida por la Junta de Andalucía, consta de un trazado de 16 kilómetros y 26 paradas y estaciones, con un recorrido que discurre entre Albolote, Maracena, Granada y Armilla, y que en el 83% de su traza se desarrolla en superficie. El otro 17% restante se corresponde al trazado subterráneo en el eje entre Camino de Ronda y Avenida de América, en Granada capital.

La “chapuza” de Fomento con Almería y Granada

La Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería califica de “chapuza” la propuesta presentada por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para mejorar la conexión ferroviaria entre Almería y Granada mediante una inversión de 363,5 millones de euros que conllevaría, entre otros aspectos, el cambio de la superestructura, la electrificación y la adaptación a un ancho de vía internacional, ya que según la organización “se carga el Corredor entre Girona y Algeciras“. El coordinador de la mesa, José Carlos Tejada, afea que el Gobierno trate de “vender” un proyecto ferroviario que anteriormente había sido valorado en 2.500 millones de euros, con lo que la inversión ascendía a unos 15 millones de euros por kilómetro frente a los 2 millones estimados con la última propuesta para la que se mantiene un trazado de “125 años” y que supone, a su juicio, otro “agravio comparativo” para la provincia y su relación con la Alta Velocidad.

“Es una nueva bofetada política”, valo la mesa, que critica la “precariedad absoluta” en la que se dejan las comunicaciones ferroviarias de Almería en relación a otras provincias de Andalucía oriental, puesto que, a su parecer, la propuesta de Fomento limita también el transporte de mercancías con salida de Granada. La plataforma no acepta esta propuesta “por los perjuicios” que causa a la provincia, ya que si se mantiene el trazado, la propia orografía “no permitirá prestaciones de Alta Velocidad ni AVE”. Con esto, la posición de la mesa pasa por que se recuperer un programa de conexión ferroviaria “con diferente trazado” entre Almería y Granada financiado con fondos europeos y que se desarrolle en el horizonte de 2030.

Desde la entidad se felicita, sin embargo, que el consejo de administración de Almería Alta Velocidad (AAV) haya adoptado los acuerdos necesarios para iniciar los trabajos del soterramiento del paso a nivel de El Puche, y que además se haga “con visión de futuro”. Se muestran también satisfechos por que se vayan a encargar los estudios para avanzar en el soterramiento, la ubicación de la estación y la conexión portuaria. En cualquier caso, desde la mesa, donde también han reclamado a Renfe que se añada un coche más al Talgo que une Almería con Madrid después de que la entrada de los Talgo adaptados hayan supuesto la pérdida de “40 viajeros al día” con la supresión de espacios, han anunciado un “otoño caliente” si “no hay una modificación de las políticas” gubernamentales reflejadas en los presupuestos generales del Estado.

La Mesa en Defensa del Ferrocarril, que se encuentra apoyada por 160 colectivos, afea que De la Serna no se haya reunido aún con ellos tras su segunda visita y que haya optado por mantener un encuentro con la Mesa de las Infraestructuras, pese a que “hacía cuatro años que no se reunía, salvo hace unos meses en los que terminaron con la estampida del presidente del PP de Almería”. Critican la postura “sumisa” de la Cámara de Comercio y de Asempal frente a los anuncios de Fomento, al entender que son las entidades que impulsan esta plataforma que “no presume de grandes logros” y que tiene “intereses empresariales y no sociales”, dado que “su gestión está en torno del poder establecido”.

Desde la entidad han pedido a De la Serna que “reflexione” y deje de “dar la espalda al pueblo almeriense” ya que “se está equivocando siguiendo los consejos del PP”, dada que su postura “raya la prepotencia y lo antidemocrático en un Estado de Derecho”, por lo que le reclaman que tenga “criterios propios” para “organizar su agenda cuando venga a Almería”.

El metro sufre aún problemas en Granada

A escasos días para su inauguración, el metro de Granada sigue detectando problemas. Los trenes acumulan ya más de 2.700 kilómetros recorridos en la fase de pruebas dinámicas que se inició el 24 de febrero para cubrir la totalidad del trazado entre Albolote y Armilla. En los numerosos recorridos de las unidades se siguen registrando “incidencias” vinculadas a ocupaciones indebidas de la plataforma y al paso de vehículos privados en cruces cuando la señalización viaria no habilita al tráfico rodado. La Junta de Andalucía aún no ha anunciado el día previsto para inaugurar esta infraestructura, aunque la última fecha prevista era “medidos de mayo”.

El dispositivo que desarrolla las pruebas dinámicas del metropolitano de Granada tuvo que simultanear la semana pasada las actividades formativas con el personal del servicio de operación recientemente contratado y la circulación de trenes. En el transcurso de esta semana se va a intensificar el paso de las unidades por la traza, con una ampliación horaria de estos ensayos en los próximos días”, según informa la delegada de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo. Esto hace prever que la inauguración sufrirá un nuevo retraso.

Desde el punto de vista de la evolución de las pruebas, los datos de la pasada semana arrojan dos situaciones de ocupación indebida de la infraestructura del metro ligero. En concreto, se debió al paso de peatones en el paso inferior junto a la parada de Sierra Nevada y otra por la circulación de un camión de bomberos en la plataforma anexa a la parada de ferrocarriles. Igualmente, y también en la parada de Sierra Nevada, se han producido dos episodios de vehículos que no atendieron a la señalización viaria que en ese momento habilitaba el paso del tren, aunque en ningún caso se produjo incidente, informa en una nota el Gobierno andaluz. También hay conductores que, pese a que el metro está en pruebas desde el 24 de febrero, hacen caso omiso a las señales que impiden que los vehículos queden parados en mitad de las rotondas por las que cruza el metropolitano. Las indicaciones amarillas están recién pintadas, pero los vehículos se siguen ‘atascando’ sobre ellas. Problemas que han obligado en varias ocasiones a accionar el freno de emergencia del metropolitano de Granada.

La delegada territorial explica que en paralelo a las jornadas de seguridad vial, siguen las labores pedagógicas de los metro guías en colegios y con asociaciones de vecino. También indica que se va a sumar una campaña de sensibilización, a través de los medios de comunicación “para afianzar a la ciudadanía sobre los hábitos y usos correctos en la convivencia entre los diferentes modos de desplazamientos”.

Precisamente, en relación a las actividades de divulgación que se desarrollan de manera paralela a las pruebas dinámicas, durante la semana pasada más de 220 alumnos de centros educativos correspondientes a los colegios Santa Juliana en la capital y San Miguel en Armilla recibieron la visita de metro guías para recibir sesiones informativas.

El metro de Granada, infraestructura impulsada por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, consta de un trazado de 26 paradas y estaciones a lo largo de sus casi 16 kilómetros de longitud, y de los cuales 2,7 kilómetros discurren bajo tierra a través del eje Camino de Ronda-Avenida de América, en la capital.

Dos años sin trenes

Aislados por tren (salvo con Almería, ojo). El 7 de abril de 2015 Granada quedaba ‘incomunicada’ por tren. Fomento sellaba esta vía de comunicación ferroviaria para desarrollar las obras para la llegada de la Alta Velocidad y su integración con la capital, sin mayor alternativa que el uso del autobús para ir en dirección Madrid o Barcelona utilizando los servicios de Renfe. Se planteaba un parón de cinco meses. Pero hoy es el día que se cumplen dos años sin que los trenes puedan llegar hasta aquí.

Granada cumple 732 días sin tren (más allá del que hay diario hasta Almería). El plan del Ministerio de Fomento era finalizar las obras para la entrada de la Alta Velocidad en tan solo 150 días. El tren se detuvo con la excusa de que había obras en el Levante y que era necesario pararlo durante un tiempo porque se producía una sobrecarga en la red. Adif aducía que ciertos problemas medioambientales en Loja impedían abordar los trabajios. Aunque al parecer las empresas adjudicatarias se resistían a acometer las obras sin no les aumentaba la asignación.

De la Serna aseguraba a principios de año que la “adecuación de la infraestructura supondría un desembolso económico muy elevadoo y que el tiempo de obra sobrepasaría al que haría falta para que acabasen las obras para la Alta Velocidad”; lo que no convence a las plataformas ni a las principales fuerzas políticas granadinas.

La Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Granada exigen al Gobierno central que compense los dos años de aislamiento ferroviario de la provincia y las plataformas ciudadanas reivindican la reconexión por Moreda y que el AVE llegue soterrado. En una declaración conjunta, los responsables de la Diputación de Granada, la Junta de Andalucía en la provincia y el Ayuntamiento granadino han destacado las “cuantiosas pérdidas”, especialmente para el turismo como sector estratégico de la economía granadina, que ha provocado el aislamiento. En este aniversario, han exigido al Gobierno central compensaciones por el “daño objetivo” que la situación está generando a la economía granadina y en el empleo.

En el mismo comunicado, el presidente de la Diputación, José Entrena; la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García; y el alcalde de esta capital andaluza, Francisco Cuenca, recalcan el malestar por los “continuos retrasos” de las obras del AVE que han dicho se suceden porque el Gobierno central paralizó, hace ya más de seis años, el anterior proyecto del AVE. Reprochan a Fomento que modificara un proyecto que incluía la Variante de Loja y la integración urbana en la ciudad y exigen un “cronograma detallado” de las obras a su paso por Loja, en el que quede expresado el detalle de la ejecución de los trabajos.

Las instituciones piden además la reapertura de la línea de Moreda (Granada) y que se restablezca la conexión con Barcelona; que la alta velocidad llegue a Granada soterrada y que el AVE se aleje de “improvisaciones” o engaños. Las plataformas ciudadanas Marea Amarilla y Granada en Marcha se han concentrado ante la Subdelegación del Gobierno y han pedido también al reconexión por Moreda, presupuesto para la Variante de Loja, el soterramiento de las vías y que Granada cuente con presupuesto para la alta velocidad. Lamentan además un trato discriminatorio y recuerdan que Fomento contempla otros proyectos como los 450 millones prometidos para la integración del ferrocarril en Bilbao y Vitoria.

Granada protesta contra el aislamiento ferroviario

granada-manifestacion-defensa-ferrocarril

Miles de personas -entre 15.000 y 17.000 según cálculos de la Policía Local, y alrededor de 2.500 según estimaciones de la Policía Nacional aportadas por la Subdelegación del Gobierno- han participado este domingo en la manifestación que ha recorrido las principales calles del centro de Granada, a partir de las 12.00 horas y desde la estación de trenes de Andaluces, para volver a pedir la reconexión ferroviaria con un “tren de calidad” como la provincia “se merece” y que evite el “aislamiento sufrido”. Según el portavoz de una de las asociaciones participantes (‘AVE sí pero no así), Antonio Campos, la manifestación ha sido un “éxito de la ciudadanía granadina” al contar con “más de 16.000 personas que han tomado conciencia que Granada merece un AVE de calidad”.

A la manifestación, convocada por las plataformas ‘Marea Amarilla’ y ‘En Marcha Granada’, se ha sumado la secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, que juntos a otros dirigentes socialistas ha reiterado este domingo el compromiso de su partido para seguir defendiendo “las necesidades de la sociedad granadina” y continuar “reivindicando un AVE de verdad y el fin del aislamiento ferroviario que sufre esta provincia”.

Campos explica que la marcha se ha desarrollado con un ambiente festivo y sin incidentes, y ha culminado con la lectura de un manifiesto colectivo que representaba a todas las plataformas convocantes y participantes. Este manifiesto lamenta que una vez puesta la primera piedra para la llegada del AVE a Granada, el Ministerio de Fomento haya sometido a la provincia granadina “a un cerco ferroviario que ya dura dos años y que no tiene visos de resolverse, pues los plazos dados hasta ahora por los responsables del Ministerio se han incumplido uno tras otro”.

La proclama señala un “agravio comparativo mayúsculo” ante el hecho de que “no haya dinero para el soterramiento a la entrada en Granada, pero sí para intervenciones en Bilbao y Vitoria con un apartado en los presupuestos prometido por el ministro, Íñigo de la Serna, de 450 millones de euros”.

Entre las exigencias recogidas por el manifiesto se encuentran la reconexión inmediata por Moreda con Madrid y Barcelona, el acometer inmediatamente los proyectos para que la integración del ferrocarril en Granada se haga de forma soterrada para desarrollar un proyecto de ciudad más sostenible que se preserve la Vega, así como que se liciten de inmediato contratos para seguir con los proyectos de realización de la Variante Sur de Loja como única salida a los graves problemas orográficos y medioambientales que se presentan en ese tramo a lo largo de treinta kilómetros.

Además, se ha recordado la petición de una “apuesta por la inversión en infraestructuras para el transporte de mercancías” y la “reactivación de las obras de la Alta Velocidad en la provincia de Almería, con inversiones plurianuales que garanticen la conexión con el Corredor Mediterráneo”.

Un portavoz de Policía Local señala que, después de haber hecho una estimación oficial según la longitud de las calles y las vías transitadas, los datos arrojan la participación de entre 15.000 y 17.000 personas en esta manifestación. En este sentido, subraya que durante el recorrido ha habido “ausencia total de incidentes”, así como que “la gente ha estado muy pacífica”. Por su parte, un portavoz de la Subdelegación del Gobierno en Granada estima que en la marcha de este domingo se han manifestado unas 2.500 personas.

El pasado 17 de septiembre unas 7.000 personas ya participaron en una manifestación contra el “aislamiento ferroviario” de la provincia por el bloqueo en aquel momento de las obras de la Alta Velocidad.

Campos indica que este martes se reúne la Mesa del Ferrocarril de Granada para “hacer una valoración de esta manifestación” y a tenor de ella “diseñar las futuras actuaciones a desarrollar”. En la manifestación se ha instado al Ministerio de Fomento a que termine con “el abandono a Andalucía oriental” y se “resuelva con urgencia y sin más dilaciones los problemas ferroviarios almerienses, granadinos y jiennenses”. Así, entre otras reivindicaciones, se ha demandado la mejora y saneamiento de la catenaria entre Almería y Huéneja, la electrificación del resto de línea con Granada, así como el trazado entre ambas capitales y actuaciones de mantenimiento y mejora de la línea entre Almería y Linares-Baeza.

Granada celebra los 150 años de la llegada del tren cuando carece de conexión ferroviaria

cartel-aniversario-tren-granada

Son las grandes paradojas del ferrocarril. Este 10 de diciembre se cumplen 150 años de la llegada del ferrocarril a Granada. Un acontecimiento de especial trascendencia en la vida pública y privada, cuyo objetivo pasa por favorecer el desarrollo del tejido industrial y económico, así como la vertebración con el resto de España. Mientras las instituciones intentan convencer a la ciudadanía de las bondades del tren, la ciudad se apresta a celebrar la efemérides cuando el tren le ha dado precisamente la espalda. Hace 600 días que la estación no ve la llegada de ningún convoy.

La llegada del tren, llena de vicisitudes como en tantas otras ciudades del país, se saluda como fundamental para el devenir de la comarca. El tren se reveló inmediatamente como un agente revitalizador del progreso económico y social de primer orden. Para que Granada se conectara al resto del mundo, hubo que emplear “mucho tiempo, dinero y esfuerzo”. “Toda la ciudad estaba implicada, no había distingos, todos los organismos públicos y políticos de la ciudad estaban inmersos en que llegara el tren. Ahora no hay unidad y los partidos políticos tiran cada uno para un lado”, lamenta Francisco Maldonado, secretario de la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (AGRAFT). Desde su fundación en 2007 ha reclamado por activa y por pasiva la creación de una Mesa Técnica del Ferrocarril que implique a todo tipo de agentes políticos y sociales de la provincia para abordar las soluciones ferroviarias desde un punto de vista técnico y consensuado.

“Hace 150 años estábamos igual que ahora“, explica Maldonado, que relata las dificultades que conllevó hacer la línea férrea Granada-Bobadilla cuya concesión se compró al Marqués de Salamanca. “Hubo retrasos; el tren vino muchos años después y tampoco había dinero”, señala sobre las similitudes respecto a la línea de Alta Velocidad que se construye actualmente.

La Línea de Bobadilla a Granada fue construida entre 1865 y 1874 por la Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Málaga. Es una línea de fuertes pendientes y curvas de radio corto que sigue siendo utilizada en la actualidad. El día 17 de mayo de 1874 finalizaron las obras del tramo Riofrío- Loja que unía, por fin, los tramos de ferrocarril ya construidos y permitía el tráfico de viajeros por ferrocarril sin hacer el transbordo en Loja. El día 18 de mayo de éste mismo año entró por primera vez en servicio esta línea.

“…En el año 1863, José de Salamanca consigue la concesión del ferrocarril a Granada. Existe constancia de que ya en 1852 se presentaba como competidor en los negocios ferroviarios con Martín Larios, en relación a la línea Córdoba-Málaga. Sin embargo, y años más tarde, hubo de contentarse únicamente con el ramal a Granada, ya que el asunto se decidió a favor de Jorge Loring. Salamanca trató de maniobrar con este ramal, modificando el empalme, no situándolo a Bobadilla (como luego sucedió), sino con la más complicada intención de desviarlo en Loja, hacia el Sur, para buscar Vélez-Málaga. Esto no agradaba a los responsables del Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Málaga, que preferían el recorrido de la concesión por Antequera. La fusión de las dos empresas constructoras acabó con la disparidad de puntos de vista. Esto explica, en parte, la cesión de intereses de José de Salamanca la Compañía del Ferrocarril de Córdoba a Málaga, en el año 1863, y el hecho de que esta empresa tuviese que hacer frente a toda la construcción de la línea de Bobadilla a Granada hasta su conclusión en 1874, con el consiguiente gran esfuerzo económico. Así relata José Romualdo el acontecimiento en su artículo “Centenario de la llegada del ferrocarril a Granada”.

El primer tramo que se concluyó fue Bobadilla-Antequera (20 de agosto de 1865) el siguiente fue el Granada-Loja, inaugurado el día 10 de diciembre de 1866. No entraron en funcionamiento más tramos hasta 1869. El 14 de agosto de ese año fue abierto al tráfico el trayecto Antequera-La Peña, y el 8 de noviembre, La Peña-Archidona. El 24 de agosto de 1871, comenzó la explotación del que unía Archidona y Salinas; el 3 de marzo de 1873, el de Salinas-Riofrío, y, por fin, el 17 de mayo de 1874 se inauguró el último tramo; Riofrío-Loja. Loja presentó problemas que impidieron el progreso de la obra por ese lado. En este pueblo existen actualmente dos estaciones de ferrocarril; la más lejana a Granada se llama San Francisco, y a unos tres o cuatro kilómetros de ésta, y dentro de la misma línea, está la estación de Loja propiamente dicha. Parece ser que el curioso motivo de esta dualidad radica en el hecho de que un terrateniente de la época se oponía, a todo trance, a que el ferrocarril pasase por sus tierras. Quizá sea esta la explicación al extraño desfase cronológico de comienzo de explotación de los tramos entre Bobadilla y Granada…”

En cuanto a la terminación de los tramos incluidos en ese recorrido, cronológicamente hay que comenzar por el denominado Bobadilla-Antequera (operativo el 20-08-1865); le siguió el Granada-Loja (10-12-1866); más adelante se culminó el correspondiente a Antequera-La Peña (14-08-1869); le siguió La Peña-Archidona (08-11-1869); Archidona-Salinas (24-08-1871); Salinas-Riofrío (03-03-1873); y finalmente Riofrío-Loja (18-05-1874), con el que se concluía el tendido de esta línea ferroviaria.

Durante estos días son numerosas las referencias a los paralelismos históricos entre la llegada del tren a Granada en 1866 y la situación actual. Argumentos como el desarrollo económico, la incorporación a un moderno sistema de comunicaciones y las dificultades para la consecución definitiva del camino de hierro, son cuestiones redundantes y que dejan una sensación de “dèjá vu”. Si por entonces el problema para completar la línea Granada-Bobadilla fue Loja, 150 años después el tren de alta velocidad depende de nuevo de Loja. Por entonces, se tardó casi 8 años en completar la proeza, hasta un 17 de mayo de 1874, cuando fue terminado el Puente del Barrancón. Ahora tras dos años y medio de obras, no hay circulación de trenes y la vía está cortada. Se hace, por tanto, imposible realizar el mismo viaje de aquel tren que puso a Granada en el mapa ferroviario, como el Corto de Loja.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, destaca la importancia que de esta efeméride, que según señala, “llega en un año en el que lamentablemente esta ciudad no tiene conexiones ferroviarias”. Cuenca se muestrao convencido de que “esta conmemoración supone un paso más en la reivindicación unánime de toda la sociedad granadina para exigir el restablecimiento cuanto antes de las conexiones ferroviarias y acabar así con el aislamiento que sufre nuestra ciudad desde hace casi dos años”.

El presidente de AGRAF, José Antonio Molina, explica que los actos que celebran estos días “pretenden dar a conocer la importancia y la trascendencia que la llegada del tren ha tenido para nuestra ciudad”, a la vez que hace hincapié en la paradoja de “que estemos celebrando la llegada del ferrocarril, justo cuando esta ciudad está sin tren”. Molina invita a los granadinos a participar activamente en los actos programados para esta conmemoración, entre los que destaca una exposición con fotografías y maquetas de tren a escala en el Centro Artístico de Granada. También se cuenta con una estafeta temporal de correos y un sello y matasellos conmemorativos de la efeméride. Y se organiza un viaje en tren a Guadix, con encendido de la entrañable locomotora de vapor ‘La Baldwi’, protagonista de muchísimas películas de fama mundial.

El aislamiento ferroviario ‘llega a Madrid’

manifestacion-granada-ave

“Poned fin al aislamiento ferroviario”. El comité ejecutivo de la Mesa del Ferrocarril de Granada ha decidido trasladar a Madrid la protesta contra el Ministerio de Fomento. El próximo 11 de octubre llevará a cabo su propuesta que trasladarán a las asambleas de Almería y Jaén para que se sumen a esta iniciativa. Les une el mismo objetivo: que acabe su abandono y se propicie la llegada del AVE. “No descarto quedarnos allí en Madrid hasta que nos atiendan”, dice Francisco Cuenca (PSOE). El alcalde de Granada sostiene que su protesta surge por “el agravio y el despropósito” de un Ministerio de Fomento que “está despreciando y faltando al respeto a Granada”.

Entre las acciones propuestas está la realización de un manifiesto conjunto entre sindicatos, empresarios y plataformas ciudadanas, que habrá que coordinar con Almería y Jaén. Se propone además el 11 de octubre como fecha para la movilización en Madrid, aunque la fecha hay que coordinarla con las otras provincias fectadas. También hay que decidir si “vamos una delegación de cada provincia o se organiza una manifestación masiva“.

Cuenca explica que, a pesar de las diferentes opiniones, a la Mesa del Ferrocarril “nos une en la conclusión, pedir respeto, información y soluciones al Ministerio de Fomento”. “Después de más 540 días seguimos sin trenes, por lo que tenemos que exigir a Fomento de forma inmediata información y soluciones sobre la desconexión ferroviaria, sin renunciar al proyecto definitivo del AVE soterrado”, añade.

La comisión permanente de la Mesa del Ferrocarril se ha creado para dotar de más operatividad a este órgano. Tienen representación las instituciones -Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Granada-, y organizaciones empresariales y sindicales. También participa de esta iniciativa el colectivo Marea Amarilla, que defiende la llegada soterrada del AVE a Granada capital. Esta asociación representa a colectivos sociales que se han movilizado en los últimos meses por el desbloqueo de las obras de la Alta Velocidad en la provincia y el fin del “aislamiento ferroviario” que provocó la parada de estos trabajos.

Unas 7.000 personas acudieron el pasado 17 de septiembre a una manifestación que salió de la estación de trenes de Granada para pedir la recuperación de la conexión ferroviaria por Moreda, que se ha convertido en otra de las principales reivindicaciones con la reanudación de las obras en el tramo de Loja.

La UTE formada por Dragados y Tecsa, adjudicataria de las obras del AVE a su paso por esta localidad del Poniente granadino, cuya paralización ha provocado que la provincia lleve más de 500 días sin conexiones ferroviarias, solicitó formalmente en agosto a Adif la rescisión del contrato. La situación afecta a las obras de acondicionamiento de 27 kilómetros de la línea de ancho convencional Bobadilla-Granada para adaptarla al paso de trenes Alta Velocidad. El alcalde de Granada invita también a su homólogo de Loja a la Mesa del Ferrocarril, Joaquín Camacho (PP), porque también le afectan las decisiones de Fomento.

Granada, capital sin tren

estacion-granada

Granada cumple esta semana 500 días sin conexiones ferroviarias. Es la única capital del país sin trenes, por un aislamiento que comenzó hace 20 meses con la adjudicación de las obras del AVE a su paso por Loja, un tramo enquistado que espera la formación de Gobierno para resolver el problema que trae de cabeza a la ciudad.

Vecinos y políticos, empresarios y hosteleros claman por recuperar los trenes a Granada; aunque sea por la vía convencional. El AVE queda lejos. Pero el tren que ha estado ahí ‘toda la vida’ tampoco está al alcance de los usuarios. Tampoco los visitantes lo tienen fácil. Y eso que la ciudad vive para el turismo, con la Alhambra situado en puestos de cabeza de forasteros (este año va a superar sus registros históricos al recibir en el primer semestre del año más de 1,36 millones de turistas). Comprar un billete de tren (para o desde la ciudad) incluye el autobús. Para salvar la desconexión que hace menos seductora la opción de un viaje ferroviario, Adif contempla un plan alternativo.

El pasado junio, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, explicó tras reunirse con el alcalde de Granada que Fomento no contempla planes ‘B’ para acabar con el aislamiento ferroviario, pero tampoco puede responder al modificado y complemento de la empresa de Loja, “de difícil encaje legal”, por pedir un 10% más de lo acordado durante la licitación.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), ya “elevó el tono” de las protestas. El mismo día de su investidura el pasado mes de mayo, se colocó tras una pancarta para mostrar el hartazgo de políticos y empresarios, con comunicados reivindicativos de administraciones como la Diputación de Granada, el Ayuntamiento, hosteleros y empresarios.

Y todo sigue igual. O peor. Porque pasa el tiempo y no se ve una solución en el horizonte. A los proyectos de variantes, los cambios de gobierno, los daños ambientales denunciados por vecinos y ecologistas y las consabidas dificultades de una obra con presupuestos millonarios se suma la adjudicación a una empresa que reclama ahora más dinero y con la que el Ministerio de Fomento anunció reuniones en junio. Todo un despropósito ¿Hasta cuándo?

Cuando Sierra Nevada tenía tranvía

Sierra-Nevada-Martin-Dieterich

Aunque muy popular en la zona, la mayor parte de los habitantes de la piel de toro desconocen que Sierra Nevada (Granada) tuvo tranvía. Este histórico transporte, que funcionó entre 1925 y 1974, regresa a la memoria a través de la exposición que ha organizado el Ayuntamiento de Cenes de la Vega (Granada), en colaboración con la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft). La muestra incluye más de una treintena de fotografías en las que se puede observar la singularidad del trayecto.

El tranvía de Sierra Nevada es uno de los pioneros de montaña de nuestro país, junto con el F.C. eléctrico de Guadarrama y el cremallera de Ribes de Freser a Nuria, aún en funcionamiento. De carácter eminentemente turístico, su finalidad era mostrar las bellezas del macizo penibético. A medidos de los años 20 se decide construir este medio de transporte a raíz del creciente interés por las actividades de ocio relacionadas con la montaña. Hoteles y albergues, que siguen el ejemplo de los mejores establecimientos suizos del momento, se instalan en la montaña granadina que requiere de un transporte acorde con la geografía y peculiaridad granadina.

Este ferrocarril fue construido aprovechando hasta Pinos Genil la traza de la carretera de la Sierra (8.550 metros y pasando por Cenes de la Vega), en construcción por entonces, donde continuaba por explanación propia a media ladera. Atraviesa constantemente túneles y bordea barrancos mediante viaductos y pasos en cornisa, algunos verdaderamente escalofriantes, hasta la estación de Maitena (pasando por Canales y Güejar Sierra), en un primer momento y de donde partía el camino de acceso al Hotel Sierra Nevada. En 1947 se llegó al Barranco de San Juan para superar un desnivel de unos 470 metros en poco más de 20 kilómetros de recorrido. De ellos solo 0,2 eran en desarrollo horizontal; 5,1 en rampa de hasta 10 milésimas; 2,2 en rampa entre las 10 y las 20 milésimas y más de 13 en rampas superiores a las 20 milésimas.

El trazado cuenta con 15 túneles y 21 puentes, algunos de bella factura. Destacan impresionantes obras de fábrica como el puente del Blanquillo, una de las primeras construcciones de hormigón armado en España, los túneles y arquerías sobre el paraje de los Poyos Canaleros. Es digna de señalar la maravillosa Cueva del Diablo, gran cavidad natural a la que el tranvía accedía por sus extremos mediante dos túneles. Todos estos parajes se encuentran hoy bajo las aguas del embalse de Canales.

El material móvil se componía de tres coches motores de viajeros; un tractor que posteriormente fue convertido en coche de viajeros; seis remolques o ‘jardineras’; ocho vagones de mercancías y seis bateas especiales para el transporte de mármol.

Resulta vital el papel de Julio Quesada Cañaveral y Piédrola. Duque de San Pedro de Galatino, conde de Benalúa y de las Villas y señor de Láchar, es un hombre adelantado a su tiempo, polifacético en sus actividades y siempre inmerso en proyectos empresariales que buscan el despegue económico de la provincia granadina. Promotor del Hotel Alhambra Palace, de gran lujo para su tiempo e inaugurado en 1910 por el rey Alfonso XIII, amigo personal del duque, le lleva a constituir y presidir la sociedad que construye el Tranvía de la Sierra, que conecta con el Hotel Sierra Nevada (o del Duque), sucursal del Alhambra Palace, promovido también por éste y destinado a promocionar los valores de Sierra Nevada. La inauguración tiene lugar el 20 de marzo de 1925 con todas las comodidades del momento. Es el primer establecimiento de España en el que todos sus servicios disponen de corriente eléctrica, cuya limpieza y rapidez eran el éxito de los hoteles de Suiza.

Tras más de cuatro años de trabajos, el 6 de septiembre de 1924 se presenta en el Gobierno Civil de Granada la solicitud para la apertura del tranvía. A primeros de febrero del siguiente año se firma la Real Orden autorizando su funcionamiento hasta el kilómetro 12,200 y a las 10.30 de la mañana del 21 de febrero de 1925 se inaugura el primer tramo del tranvía, desde Granada hasta Canales. Después de algunos reforzamientos de puentes y vías, en junio de 1925 se autoriza la circulación provisional del tranvía en todo el trayecto entonces ejecutado, de Granada a la estación de Güejar Sierra, hasta donde recorría un total de 17,55 kilómetros; 8,5 junto a la carretera de la sierra y el resto desde el cruce del Genil en Pinos, adentrándose por una de las zonas más agrestes, difíciles y hermosas de Sierra Nevada. Desde la estación de Güejar Sierra las obras continuaron algo más de un kilómetro y en 1928 el tranvía llegó a la estación de Maitena, en la confluencia de los ríos Maitena y Genil, desde donde se subía al Hotel del Duque en coches de caballos. Los malos resultados económicos de la empresa desaconsejaban cualquier nueva obra.

La construcción de la línea desde Maitena hasta el Barranco de San Juan con estación intermedia en el Charcón, no se realiza hasta muchos años después (1944) y se inaugura en 1947, pero ni la prolongación hasta la Estrella, ni el teleférico, pese a que fue pomposamente aprobado por el Pleno de las Cortes el 11 de diciembre de 1951, pasaron de ser un bello sueño montañero. El tranvía de Sierra Nevada fue un formidable procedimiento romántico de penetración en la Sierra. En sus elegantes coches llevaron y trajeron sus ilusiones los montañeros granadinos durante casi cincuenta años.

La historia de este ferrocarril se vio afectada por una suerte de dificultades y de circunstancias, que terminaron por convertirlo en un proyecto incompleto. En 1973 la compañía explotadora elevó al Gobierno la propuesta de cierre; como era inminente la construcción del embalse de Canales, que inundaría más de cinco kilómetros de trazado, el Consejo de Ministros del 7 de diciembre de 1983 acordó el cierre de la línea. El último viaje se realizó el 19 de enero de 1974. La construcción del embalse de Canales, inaugurado catorce años después de la clausura del tranvía, fue el colofón de una serie de adversidades que acompañaron el devenir de este malogrado Tranvía de la Sierra.

La muestra fotográfica incluye además piezas originales y restauradas por Agraft como un asiento, el volante de freno y el enganche de uno de los coches, y se puede visitar los fines de semana hasta el próximo 21 de febrero, en horario de 11.00 a 13.00 horas, en el Centro Sociocultural Carlos Cano de Cenes de la Vega. Agraft ha cedido también para su exposición al público una maqueta modular de 10×5 metros en escala H0 que recrea las estaciones de Iznalloz y Moreda, y a la que se le ha añadido la propuesta de integración ferroviaria de la estación de Granada, más conocida como la Tercera Vía. Además, también se puede contemplar en esta maqueta una réplica a escala de la antigua estación del tranvía de Cenes de la Vega.