Archivo de la etiqueta: Fuxing

China abre nuevo ferrocarril en en el Tíbet

El primer ferrocarril electrificado en la región autónoma del Tíbet, en el suroeste de China, se inauguró este viernes con la entrada oficial en operación de los trenes bala «Fuxing» en la región de la meseta, conectando Lhasa, la capital regional, con la ciudad de Nyingchi. Con una longitud de 435 kilómetros y una velocidad diseñada de 160 kilómetros por hora, el nuevo ferrocarril circula sobre una sola línea. Actualmente hay nueve estaciones en las ciudades de Lhasa, Shannan y Nyingchi habilitadas para gestionar transporte de carga y de pasajeros.

El ferrocarril proporciona al sureste del Tíbet acceso a servicios ferroviarios por primera vez en la historia. En comparación con las carreteras, la línea férrea Lhasa-Nyingchi reduce el tiempo de viaje de Lhasa a Nyingchi de 5 horas a aproximadamente 3,5 horas, y de Shannan a Nyingchi de 6 horas a aproximadamente dos horas. La construcción del ferrocarril comenzó en marzo de 2015. Más de 130.000 trabajadores han participado en las obras,

Es la primera vez que los trenes bala Fuxing, que fueron desarrollados independientemente por China, transportan pasajeros en Tíbet. La serie viene operando desde hace varios años en todas las regiones de nivel provincial de la parte continental de China. Los trenes Fuxing actualmente en servicio tienen un rango de velocidad de entre 160 kilómetros y 350 kilómetros por hora, una hazaña notable en la innovación tecnológica ferroviaria de China. La inauguración del tramo Lhasa-Nyingchi de 435,5 kilómetros de largo del ferrocarril Sichuan-Tibet se realizó antes de las celebraciones del centenario del gobernante Partido Comunista de China (PCCh) el 1 de julio, según un informe del PTI.

La línea ferroviaria, de la cual el 90% está por encima de los 3.000 metros sobre el nivel del mar, pasa por 47 túneles y 121 puentes, y cruza el río Yarlung Zangbo 16 veces. Los túneles y puentes representan aproximadamente el 75% de la longitud total del trazado, lo que significó desafíos para los obreros y brindó una valiosa experiencia para la construcción de ferrocarriles en mesetas. La capacidad anual de 10 millones de toneladas de transporte de carga del ferrocarril proporciona un robusto apoyo al flujo de mercancías, lo que promoverá el desarrollo económico y mejorará la vida de la población local.

Después del ferrocarril Qinghai-Tibet, el ferrocarril Sichuan-Tibet será el segundo ferrocarril hacia el Tíbet. La línea ferroviaria atravesará el sureste de la meseta Qinghai-Tibet, que es conocida por ser una de las áreas geológicamente más activas del mundo. En el mes de noviembre, el presidente de China, Xi Jinping, había dado instrucciones a los funcionarios para acelerar la construcción del nuevo proyecto ferroviario, diciendo que la nueva línea ferroviaria desempeñaría un papel importante para salvaguardar la estabilidad de la frontera. Partiendo de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, el ferrocarril Sichuan-Tibet viajará a través de Ya’an y entrará al Tíbet vía Qamdo, reduciendo el tiempo de viaje de Chengdu a Lhasa de 48 horas a 13 horas.

Según el informe, Nyingchi es la ciudad de Medog a nivel de prefectura, que se encuentra adyacente a la frontera de Arunachal Pradesh. China afirma que el estado nororiental de la India, Arunachal Pradesh, es parte del sur del Tíbet. Sin embargo, India rechaza firmemente esta afirmación. La disputa sobre la frontera entre India y China cubre los 3.488 kilómetros de Línea de Control Real. Qian Feng, director del Instituto de Estrategia Nacional del departamento de investigación de la Universidad de Tsinghua, le había dicho anteriormente a Global Times que si ocurre una situación de crisis en la frontera entre China e India, el ferrocarril proporcionará una gran comodidad para la entrega de materiales estratégicos de China.

China lanza el Fuxing, el tren más rápido del mundo

Recorrer en tren la distancia que separa Pekín de Shanghái supone casi cinco horas de viaje. Pero con la entrada en servicio del modelo Fuxing (rejuvenecimiento) el próximo 21 de septiembre, se podrá conseguir ahorrar algo más de una hora en este recorrido. El nuevo tren recorrerá los 1.318 kilómetros de trayecto a una velocidad media de 350 kilómetros por, superando los 300 kilómetros hora del convoy de generación previo y se tardará poco más de tres horas y media. China Railway Corporation prevé hasta siete trenes cada día en ambos sentidos.

El Fuxing se convierte así en el tren más rápido del mundo, tras superar con éxito varias pruebas realizdas en estas últimas semanas. Los nuevos convoyes han realizado el trayecto a una velocidad media de 350 kilómetros por hora, pero ha llegado a los 400 kilómetros por hora. En total se pondrán en marcha siete pares de trenes que realizarán siete viajes de ida y siete viajes de vuelta cada día para completar los 1.318 kilómetros del trayecto entre las dos grandes ciudades del gigante asiático. Este nuevo modelo de tren bala fue diseñado y fabricado por China e incluye un sofisticado sistema de monitorizacióno que comprueba constantemente su funcionamiento y ralentiza automáticamente el convoy en caso de emergencias o cuando se producen anomalías. Los nuevos trenes cuentan también con múltiples innovaciones en su interior para hacer más confortable el viaje a sus pasajeros.

El nuevo modelo Fuxing (CR400) pertenece a China Railway Corporation. El pasado 25 junio se presentó en una gran ceremonia la nueva generación de sus trenes bala, también conocidos como unidades acopladas eléctricas (EMU, por siglas en inglés), que en breve realizarán el servicio comercial entre las dos capitales chinas. Los trenes, diseñados y fabricados por China, tienen un sofisticado sistema de supervisión que examina constantemente su desempeño. Lu Dongfu, gerente general de la Corporación de Ferrocarriles de China, operador de los nuevos trenes, indicó que el Fuxing apuntala el papel único que los ferrocarriles de alta velocidad han desempeñado en el desarrollo económico y social de China. Los anteriores trenes bala llevaban los caracteres Hexiehao (armonía) pintados en el exterior de cada uno de ellos.

El desarrollo de estos trenes de alta velocidad ha involucrado a cerca de 300 empresas de los sectores de maquinaria, metalurgia, electrónica, química, informática y gestión de la información. Todos los componentes correspondientes a las tecnologías clave y complementarias han sido producidos en China. Las nuevas unidades se han desarrollado en un periodo de 13 años, después de adquirir el conocimiento de otras empresas líderes del mercado en países desarrollados, como Japón, Francia, Alemania y Canadá.

La línea férrea Pekin-Shanghái, que es utilizada por casi 500.000 pasajeros al día, es la ruta más concurrida del país. China tiene el mayor parque de trenes de alta velocidad del mundo y la red de trenes de alta velocidad más grande del mundo, cuyas vías totalizaban 22.000 kilómetros a finales de 2016. De los 2.770 millones de viajes de pasajeros ferroviarios en China el año pasado, más de la mitad se hicieron en trenes bala.

En solo una década, China ha firmado acuerdos de colaboración en materia ferroviaria con más de 30 países, entre los que se encuentran potencias como Rusia, Estados Unidos, Brasil, India o Arabia Saudí. Su intención es llevar hasta allí la tecnología que ha proporcionado el milagro ferroviario chino. De momento, los países en vías de desarrollo de su entorno son el primer objetivo.