Archivo de la etiqueta: Shanghái

Tren sin conductor para Shangai

Bombardier Transportation ha concluido la producción del primer tren sin conductor para la línea 14 del Metro de Shanghái. Este es el primero de 49 vehículos totalmente automáticos que componen el pedido realizado por Shanghái Shentong Metro Group en 2018, con el objetivo de expandir la red de transportes de la ciudad. Los vehículos cuentan con la tecnología Mitrac de Bombardier, que incluye los componentes de propulsión, sistema de frenado eléctrico, suministradores de potencia auxiliares y sistemas de control.

A lo largo de 31 estaciones, la línea 14 del Metro de Shanghái conecta de este a oeste los distritos de Jiading y Jungiao. Este trayecto en concreto podrá aprovechar al máximo la capacidad de los sistemas CBTC (Communications-Based Train Control, o sistema de control de trenes basados en la tele-comunicación), cuyo grado de automatización, el GOA4, es el que en la actualidad contempla una mayor autonomía en la conducción.

Bombardier trabaja en China mediante diversas joint ventures que dan empleo a más de 8.000 personas. Estas alianzas estratégicas han hecho posible el suministro de más de 4.000 vehículos de transporte de pasajeros, 580 locomotoras eléctricas, monorraíles APM (Automated People Mover), tranvías y más de 2.500 coches de metro. A su vez, Bombardier suministra sistemas de propulsión y señalización a otros constructores del sector ferroviario del mercado asiático.

Con más de 588 kilómetros de vías la red de metro de Shanghái es la más extensa del mundo y, con más de 3,4.000 millones de desplazamientos anuales, también es una de las más transitadas. La red cuenta con 14 líneas y se espera que para 2025 haya el doble de líneas y el doble de kilómetros de vías. Las estaciones más importantes son People’s Square (importante intercambiador de 3 líneas en el centro de Shanghái) y Lujiazui (situada en Pudong, a escasa distancia de la Perla de Oriente, la Torre Jin Mao y el World Financial Center).

El metro, que inició su funcionamiento en 1993, opera entre las 5.30 y las 23.00 horas. Fue el tercero en China, después de los de Pekín y Tianjin; su construcción comenzó en 1990. Da servicio a aproximadamente 9,69 millones de personas diariamente (año 2017). La red es propiedad del Gobierno Municipal de Shanghái, y todas las líneas son operadas por la empresa Shanghai Shentong Metro Group Co, empresa subsidiaria de la empresa pública Shanghai Jiushi Group Co (con un 66,57% de participación).

China lanza el Fuxing, el tren más rápido del mundo

Recorrer en tren la distancia que separa Pekín de Shanghái supone casi cinco horas de viaje. Pero con la entrada en servicio del modelo Fuxing (rejuvenecimiento) el próximo 21 de septiembre, se podrá conseguir ahorrar algo más de una hora en este recorrido. El nuevo tren recorrerá los 1.318 kilómetros de trayecto a una velocidad media de 350 kilómetros por, superando los 300 kilómetros hora del convoy de generación previo y se tardará poco más de tres horas y media. China Railway Corporation prevé hasta siete trenes cada día en ambos sentidos.

El Fuxing se convierte así en el tren más rápido del mundo, tras superar con éxito varias pruebas realizdas en estas últimas semanas. Los nuevos convoyes han realizado el trayecto a una velocidad media de 350 kilómetros por hora, pero ha llegado a los 400 kilómetros por hora. En total se pondrán en marcha siete pares de trenes que realizarán siete viajes de ida y siete viajes de vuelta cada día para completar los 1.318 kilómetros del trayecto entre las dos grandes ciudades del gigante asiático. Este nuevo modelo de tren bala fue diseñado y fabricado por China e incluye un sofisticado sistema de monitorizacióno que comprueba constantemente su funcionamiento y ralentiza automáticamente el convoy en caso de emergencias o cuando se producen anomalías. Los nuevos trenes cuentan también con múltiples innovaciones en su interior para hacer más confortable el viaje a sus pasajeros.

El nuevo modelo Fuxing (CR400) pertenece a China Railway Corporation. El pasado 25 junio se presentó en una gran ceremonia la nueva generación de sus trenes bala, también conocidos como unidades acopladas eléctricas (EMU, por siglas en inglés), que en breve realizarán el servicio comercial entre las dos capitales chinas. Los trenes, diseñados y fabricados por China, tienen un sofisticado sistema de supervisión que examina constantemente su desempeño. Lu Dongfu, gerente general de la Corporación de Ferrocarriles de China, operador de los nuevos trenes, indicó que el Fuxing apuntala el papel único que los ferrocarriles de alta velocidad han desempeñado en el desarrollo económico y social de China. Los anteriores trenes bala llevaban los caracteres Hexiehao (armonía) pintados en el exterior de cada uno de ellos.

El desarrollo de estos trenes de alta velocidad ha involucrado a cerca de 300 empresas de los sectores de maquinaria, metalurgia, electrónica, química, informática y gestión de la información. Todos los componentes correspondientes a las tecnologías clave y complementarias han sido producidos en China. Las nuevas unidades se han desarrollado en un periodo de 13 años, después de adquirir el conocimiento de otras empresas líderes del mercado en países desarrollados, como Japón, Francia, Alemania y Canadá.

La línea férrea Pekin-Shanghái, que es utilizada por casi 500.000 pasajeros al día, es la ruta más concurrida del país. China tiene el mayor parque de trenes de alta velocidad del mundo y la red de trenes de alta velocidad más grande del mundo, cuyas vías totalizaban 22.000 kilómetros a finales de 2016. De los 2.770 millones de viajes de pasajeros ferroviarios en China el año pasado, más de la mitad se hicieron en trenes bala.

En solo una década, China ha firmado acuerdos de colaboración en materia ferroviaria con más de 30 países, entre los que se encuentran potencias como Rusia, Estados Unidos, Brasil, India o Arabia Saudí. Su intención es llevar hasta allí la tecnología que ha proporcionado el milagro ferroviario chino. De momento, los países en vías de desarrollo de su entorno son el primer objetivo.