Archivo de la etiqueta: levitación magnética

Casi tan veloz como el avión

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Superman? No, es el Maglev. Si no fuera por la estructura necesaria para su propulsión, el tren de levitación magnética podría confundise con un avión. Evidentemente no coge altura como los aeroplanos, pero la velocidad de este sistema de transporte se asemeja bastante a la de los pájaros metálicos. El Maglev es un sistema de transporte que suspende, guía y propulsa vehículos, principalmente trenes, utilizando un gran número de imanes para la sustentación y la propulsión usando la levitación magnética.

El Maglev es un revolucionario sistema de transporte, que va más allá de la ciencia aeroespacial. El Maglev funciona mediante un sistema de levitación magnética que usa motores lineales instalados cerca de los raíles y que hace que el campo magnético eleve al tren hasta 10 centímetros por encima de los raíles y lo impulse, eliminando el contacto y haciendo que el único elemento de fricción sea el aire. El desarrollo de las pruebas apenas si permite esbozar hasta dónde se puede llegar con esta revolucionaria forma de viajar. Según los técnicos estamos en los albores de los descubrimientos potenciales de este sistema de transporte.

Este sistema tiene un gran potencial para ser más rápido, más silencioso y mucho más suave que los métodos de transporte colectivo sobre ruedas. La tecnología está capacitada para superar los 6.400 kilómetros a la hora, si se pudiera desarrollar en un túnel de vacío. Pero como hoy por hoy es prácticamente imposible utilizar una galería de este tipo, la energía se utiliza para superar la resistencia al aire, al igual que con cualquier otro tren de alta velocidad. Si se pudiera contrarrestar este elemento, se podrían desarrollar velocidades mucho más altas que las logradas hasta ahora.

Hasta el momento, la velocidad más alta registrada en un tren Maglev ha sido de 603 kilómetros a la hora, veinte kilómetros más del récord de velocidad alcanzado con un tren ‘convencional’ de alta velocidad. Evidentemente es más lento que un avión, ya que las aeronaves pueden volar a alturas mucho mayores y la resistencia al aire es menor, por lo tanto es más fácil alcanzar altas velocidades.

El tren japonés de levitación magnética, que está en fase de pruebas, batió su propio récord mundial de velocidad el 21 de abril de este año al alcanzar los 603 kilómetros por hora menos de una semana después de lograr la marca anterior. El tren, que opera la ferroviaria nipona Central Japan Railway, logró esa velocidad en la vía de pruebas de 42 kilómetros de longitud instalada en la prefectura de Yamanashi, a unos 35 kilómetros al oeste de Tokio. Ese mismo tren batió el récord mundial de velocidad el 16 de abril al alcanzar los 590 kilómetros por hora.

Central Japan Railway tiene intención de que el Maglev empiece a operar en 2027 entre la estación de Shinagawa, al sur de Tokio, y la ciudad de Nagoya, en el centro de Japón. El trayecto, de 286 kilómetros y que el tren bala cubre actualmente en 88 minutos, quedaría reducido a 40 minutos con el Maglev. Se espera que el tren circule a una velocidad máxima de 500 kilómetros por hora cuando empiece a operar. Central Japan Railway pretende extender el servicio de Nagoya a Osaka, en el oeste del país, en 2045.

Japón prueba un tren ‘Maglev’ en un trazado de 42,8 kilómetros en la prefectura de Yamasnahi

central-japan-railway-maglev

Del tren bala al tren…¿cohete? Japón sigue en la vanguardia tecnológica ferroviaria. Lo consiguió hace 50 años con el ‘Shinkansen’ y parece que casi lo ha logrado ahora con el ‘Maglev’. Cien pasajeros recorrieron el jueves la ruta de 42,8 kilómetros entre las ciudades de Uenohara y Fuefuki, alcanzando velocidades de hasta 500 kilómetros a la hora. La Compañía Central de Ferrocarriles de Japón realiza ocho días de prueba para el prototipo de ‘tren maglev Shinkansen’ en la prefectura de Yamanashi.

China lleva cierta ventaja, ya que el primer tren de levitación magnética está operativo en Shanghai donde realiza en poco más de 7 minutos el trayecto de 30 kilómetros que separa el Aeropuerto Internacional de Pudong de la Estación Longyang Road, en Pudong.

Los trenes ‘Maglev’ funcionan a través de un sistema de levitación magnética que usa motores lineales instalados cerca de los raíles. Gracias al campo magnético, el tren se eleva hasta 10 centímetros por encima de los raíles, eliminando el contacto y con el aire como único elemento de fricción, lo que permite que el tren gane más impulso.

En total, 2.400 personas participarán en estas pruebas que se realizan en una vía de prueba tras ganar entradas en un sorteo. Se espera que estos trenes comiencen a funcionar en 2027 y que el servicio se extienda a la ciudad de Osaka en 2045. Los que se prueban en Yamanashi harán la ruta entre Tokio y Nagoya en unos 40 minutos, una hora menos que lo que se tarda ahora.

El plan para construir la línea tomó forma definitivamente en 2007, cuando la empresa decidió asumir todo el coste del proyecto, estimado en unos 84.170 millones de dólares (67.198 millones de euros).

El proyecto de gran alta velocidad prevé construir profundos túneles en áreas urbanas cerca de Tokio y Nagoya y un túnel de 25 kilómetros por debajo de montañas atravesando las prefecturas de Nagano, Yamanashi y Shizuoka. El proyecto es el más complicado técnicamente en la historia de los ferrocarriles japoneses.

Japón prepara un tren de super alta velocidad por levitación magnética entre Tokio y Nagoya para 2027

alta-velocidad-japonesa-levitación-magnetica

La operadora ferroviaria nipona Central Japan Railway ha presentado su proyecto para construir un servicio de tren de levitación magnética capaz de alcanzar los 600 kilómetros por hora y que planea tener operativo en 2027. La empresa, que ya había comenzado las pruebas con estos nuevos modelos de trenes de alta velocidad, conocidos como ‘Maglev’ (“magnetic levitation”), comenzará las labores de construcción de esta nueva línea, que contará con seis estaciones, de super alta velocidad a partir de 2014.

Para realizar sus pruebas, la operadora ha contado con un trayecto de 42,8 kilómetros de vía dotada de curvas y túneles en la prefectura de Yamanashi, al oeste de Tokio.

Central Japan Railway espera inaugurar su primera ruta comercial entre las ciudades de Tokio y Nagoya en 2027, un trayecto de 286 kilómetros que el nuevo modelo completará en unos 40 minutos, en lugar de los 100 actuales que tarda el servicio de alta velocidad ‘shinkansen’ (tren bala), detalló la agencia Kyodo.

Los trenes ‘Maglev’ funcionan a través de un sistema de levitación magnética que usa motores lineales instalados cerca de los raíles. Gracias al campo magnético, el tren se eleva hasta 10 centímetros por encima de los raíles, eliminando el contacto y con el aire como único elemento de fricción, lo que permite que el tren gane más impulso.

La empresa, que opera el ‘shinkansen’ que une las cuatro mayores urbes del país (Tokio, Yokohama, Osaka y Nagoya), utiliza para sus trenes de levitación imanes superconductores a una temperatura de menos 273 grados centígrados (el llamado cero absoluto), con lo que logra anular la resistencia eléctrica e incrementar la velocidad. La operadora espera extender esta línea Tokio-Nagoya hasta la ciudad de Osaka para 2045.

También trabajan en otros proyectos futuristas Alemania y el multimillonario estadounidense Elon Musk, con su revolucionario ‘Hyperloop’, aunque también Corea y China trabajan en la búsqueda de prototipos que rompan la velocidad comercial y en mejoras del ‘maglev’.

El proyecto “Next Generation Train” alemán se presenta como la generación de trenes del futuro. En esta idea colaboran nueve institutos que forman parte de la Asociación Helmholtz. Las expectativas son altas: el tren debería alcanzar los 400 kilómetros por hora, ser más seguro y más ecológico que los trenes de hoy en día. El diseño consta de dos plantas sin escaleras por dentro. Los pasajeros de la primera clase suben directamente a la planta de arriba y los de segunda abajo. El acoplamiento de los coches será muy sencillo y se llevará a cabo a través de sensores. En caso de colisión, el morro del tren se comprime sobre sí mismo para que se pueda cambiar fácilmente.

Elon Musk, el multimillonario de origen sudafricano y consejero delegado de la firma de automóviles eléctricos Tesla, presentó recientemente su nuevo proyecto ‘Hyperloop’. El artilugio que plantea es un innovador medio de transporte, similar al tren, que es capaz de recorrer cerca de 400 kilómetros en 35 minutos (en velocidad punta alcanzaría los 1.200 kilómetros por hora). En un artículo en su blog, Musk explicó que este revolucionario proyecto, que utiliza cápsulas propulsadas por energía solar, surge como alternativa a la construcción de un tren de alta velocidad entre las ciudades estadounidenses de Los Angeles y San Francisco. La infraestructura consiste en dos tubos de acero (uno en cada sentido de la marcha) sostenidos sobre pilares de seis metros de altura dispuestos cada 30 metros y el sistema se alimenta con energía solar. Las cápsulas en las que viajarían los pasajeros presentadas por el millonario estadounidense podrían recorrer la distancia entre Los Angeles y San Francisco (381 kilómetros) en 35 minutos. La velocidad máxima que podrían alcanzar sería de 760 millas por hora (más de 1.200 kilómetros por hora).

Y en los próximos meses se lanzarán más ideas para propiciar la super alta velocidad que no está tan lejos como algunos pueden suponer.

Tenerife busca ayuda alemana para construir un tren de levitación magnética que recorra la isla

El cabildo de Tenerife estudia construir un tren de levitación magnética que recorra la isla, un plan que choca con la reticencia de la industria alemana, que ha desarrollado esta tecnología, según publica la revista germana ‘Der Spiege’. De llegar a ejecutarse este proyecto en Tenerife, tendría un coste de hasta 3.000 millones de euros y el moderno convoy cubriría en menos de media hora los 120 kilómetros de una ruta que conectaría Santa Cruz de Tenerife (noreste), Costa Adeje (suroeste) y Los Realejos (norte).

Este tren basado en el electromagnetismo, y cuyo único equivalente actual en funcionamiento se encuentra en Shangai, serviría para sustituir en parte el tráfico rodado en la isla, con las ventajas del silencio y el empleo parcial de energía solar para su funcionamiento, apunta la publicación. Además, un medio de transporte con esta tecnología no precisaría túneles, a diferencia del ferrocarril convencional, con lo que se reduciría el coste total del proyecto y el viaje resultaría más atractivo para los cinco millones de turistas que recibe Tenerife al año.

El Gobierno alemán apoya totalmente el plan tinerfeño, pero los propietarios de esta tecnología puntera y fabricantes, las empresas germanas Siemens y ThyssenKrupp principalmente, se muestran reticentes y prefieren concentrarse en convoyes convencionales. El escepticismo de estas empresas se debe a los sucesivos fracasos de los últimos proyectos para construir trenes de levitación magnética en Irán, Arabia Saudí, Brasil y Alemania, concretamente la vía Hamburgo-Berlín y una conexión para el aeropuerto de Múnich.

‘Der Spiegel’ asegura que el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, presentó el proyecto la semana pasada a un equipo de expertos en transporte de la Unión Europea (UE) en Bruselas y que ha escrito una carta a la canciller alemana, Angela Merkel, para que lo respalde y presione a las empresas especializadas en esta tecnología para que acepten trabajar en el proyecto.

Melchior contaría ya con parte del presupuesto necesario para iniciar la ejecución de este plan en 2012, y pretende obtener el resto de la financiación de fondos comunitarios y de la participación de inversores privados, siempre según ‘Der Spiegel’.

China investiga sobre trenes maglev que alcancen 600 km/h

El gigante asiático siguen en movimiento. China trabaja en el desarrollo de trenes de levitación magnética (maglev) que alcancen la velocidad récord de 600 kilómetros por hora, informó el diario oficial ‘China Daily’. “Esa velocidad puede alcanzarse con túneles en los que se haga el vacío para que el maglev se mueva a través de ellos, sin resistencia del aire”, explicó Shen Ziyung, miembro del equipo del laboratorio estatal de la Universidad del Suroeste de Jiaotong que lleva a cabo la investigación.

Esta nueva tecnología usará menos acero que un tren normal y se espera que pueda ponerse en funcionamiento en diez años, según detalló Zhang Yaoping, otro miembro del equipo, que añadió que la aplicación de este invento dependerá de la decisión del Ministerio de Ferrocarriles. Hasta ahora, el único maglev del mundo en uso comercial es el que une en Shanghái el aeropuerto internacional de Pudong con las afueras de la ciudad.

Este es el tren más rápido del planeta y recorre los 40 kilómetros de distancia de la línea en menos de ocho minutos a una velocidad de 430 kilómetros por hora.

Trenes de levitación magnética para Japón

Japón descubrió la alta velocidad en sus trenes antes que cualquier otro país del mundo. Desde la década de los sesenta, en el país nipón las distancias entre estaciones se acortaron sensiblemente con sus modernos y futuristas trenes de alta velocidad, el Shinkansen (tren bala). En los últimos años, sin embargo, la carrera por tener el sistema más veloz del mundo parecía encabezada por Francia. Quizá la crisis económica en la que se sumió Japón hace dos décadas, impidió el desarrollo de la alta velocidad. Hasta ahora.

Tokio planea dotarse de un trazado de levitación magnética para superar los 550 kilómetros por hora. Se han iniciado los trabajos para renovar su principal ruta de alta velocidad, que une la capital con las ciudades de Nagoya y Osaka. El ‘tren bala’ que ahora cubre ese trayecto dejará paso al maglev, el más más rápido de la tierra. Un tren que prácticamente vuela ya que circula suspendido en el aire por encima de la vía y es propulsado hacia adelante por medio de las fuerzas repulsivas y atractivas del magnetismo. De todas formas, habrá que esperar a 2025 para hacer posible este proyecto.
Sigue leyendo