Archivo de la etiqueta: Ferrovial

Ferrovial encarga a CAF sus trenes en Gales

Ferrovial y su socio francés Keolis han encargado a CAF el suministro de los nuevos trenes que utilizarán para prestar el servicio ferroviario que acaban de adjudicarse en Gales (Reino Unido). El pedido abarca el suministro de un total de 77 trenes y supondrá un importe de más de 500 millones de euros. En virtud del contrato, CAF se encargará de fabricar y mantener 44 trenes de dos coches cada uno y otros 26 de tres coches para que entren en servicio en 2022, además de otros 7 trenes de dos coches programados para septiembre de 2024. Se trata de unidades del modelo que el fabricante con sede en Beasain (Guipúzcoa) ha diseñado para los servicios de transporte regional y de cercanías, el ‘City UK’.

CAF acometerá este pedido en la nueva fábrica que actualmente construye en Newport (Gales del Sur), en la que está realizando una inversión de 30 millones de euros y que prevé tener lista el próximo otoño. De esta forma, la compañía que preside Andrés Arizcorreta da un paso más en reforzar su negocio en Reino Unido, un país estratégico en su política de expansión internacional.

Ferrovial y Keolis, filial de la operadora pública francesa SNCF, se adjudicaron a finales del pasado mes de mayo el contrato de gestión del servicio ferroviario de Gales, para un periodo de quince años y por un importe de 5.000 millones de libras (unos 5.700 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino también potencia con este contrato su negocio en Reino Unido, su primer mercado, así como la actividad de transporte ferroviario con que cuenta en el país, a pesar de que actualmente es más prudente en este mercado ante las incertidumbres generadas por el ‘Brexit’.

En la actualidad, Ferrovial y Keolis ya se encargan de gestionar el servicio del tranvía de Manchester, el mayor de Reino Unido, que se adjudicó a comienzos del pasado año, y desde mediados de 2014 explotan el tren ligero del Este de Londres. Respecto al contrato de Gales, abarca, además de la gestión de los trenes, la del metro de Cardiff. Ferrovial y Keolis comenzará a partir del próximo 14 de octubre a prestar el servicio, que hasta ahora estaba en manos de Arriva, y en el que se han comprometido a introducir una serie de mejoras.

El grupo español y su socio francés ofrecerán, además de nuevos trenes, mejores estaciones, más frecuencias y mayor fiabilidad en el servicio. Así, las dos empresas construirán 5 nuevas estaciones y modernizarán las 247 ya existentes, y prevén realizar con los nuevos trenes de CAF el 95% de los servicios en el horizonte de 2023. El resto de mejoras pasan por lanzar nuevos servicios, invertir en nuevas tecnologías, como la emisión de billetes inteligentes, y articular un nuevo sitio web del servicio, así como un aplicación.

Anuncios

Ferrovial gestionará los trenes de Gales

Ferrovial, en alianza con la francesa Keolis, se ha adjudicado el contrato de gestión del servicio ferroviario de Gales (Reino Unido) para un periodo de quince años y por un importe de 5.000 millones de libras (unos 5.700 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino refuerza con este contrato el negocio de prestación de servicios ferroviarios con que cuenta en Reino Unido, primer mercado de la empresa por delante de España, si bien actualmente está reduciendo porcentualmente su peso el país ante las incertidumbres generadas por el ‘Bexit.

Siempre junto con Keolis, Ferrovial ya se encarga de gestionar el servicio del tranvía de Manchester, el mayor de Reino Unido, que se adjudicó a comienzos del pasado año, y desde mediados de 2014 explota el tren ligero del Este de Londres. Respecto al contrato de Gales, que aún no ha sido confirmado por las empresas ni por Transport for Wales, abarca, además de la gestión de los trenes, la del metro de Cardiff, así como la mejora de ciertas infraestructuras ferroviarias.

El grupo español, a través de su filial británica Amey, y su socio galo, controlado por el operador ferroviario público del país SNCF, se han hecho con el contrato a través de un concurso público al que concurrieron un total de cuatro consorcios. Ferrovial y Keolis comenzará a prestar el servicios, que hasta ahora estaba en manos de Arriva, a partir del próximo 14 octubre, una vez que se confirme y se formalice la adjudicación. Los nuevos gestores subrogarán el personal de este servicio ferroviario.

La compañía británica Amey fue adquirida por Ferrovial en mayo de 2003. En abril de ese mismo año se adquirió también la británica Enterprise. La integración de Amey y Enterprise dio lugar a una nueva compañía con una de las ofertas más diversificadas en el Reino Unido. Con una plantilla de 21.000 empleados, una facturación de más de 3.000 millones de euros y una cartera superior a los 16.000 millones, Ferrovial Servicios gestiona en el Reino Unido más de 320 contratos con un amplio rango de soluciones integradas, desde el mantenimiento de infraestructuras viarias o ferroviarias hasta la gestión integral de los residuos o la gestión del ciclo de vida de los activos.

El grupo que preside Rafael del Pino entró en ‘números rojos’ en el primer trimestre del año al registrar una pérdida de 161 millones de euros tras provisionar 237 millones para cubrir posibles pérdidas por los problemas surgidos en un contrato de servicios y mantenimiento en la ciudad británica de Birmingham. Se trata de la primera vez que contabiliza pérdidas desde las que se anotó en 2008, también por el negocio en Reino Unido, en esa ocasión por el impacto de una reforma fiscal del país, y en 2009, por un efecto contable tras vender el aeropuerto de Gatwick.

Fomento impulsa el ‘made in Spain’ en Londres

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, viaja la próxima semana a Londres para respaldar la participación de empresas españolas en los grandes proyectos de infraestructuras previstos en el país, entre los que figuran la construcción del TAV y la ampliación del aeropuerto de Heathrow. Reino Unido, a pesar del ‘Brexit’, figura como uno de los once mercados que Fomento considera estratégicos para reforzar la internacionalización de las constructoras españolas y las empresas públicas dependientes del Ministerio Renfe, Adif y Aena.

Entre las grandes obras de infraestructuras que Fomento ha identificado en este país figuran la construcción de la primera línea de Alta Velocidad del país, la que unirá Londres con Birmingham y, en una segunda fase, con Manchester. También contempla el Crossrail, la red ferroviaria subterránea de cercanías que se construye bajo Londres, y la extensión del aeropuerto de Heathrow.

El viaje oficial de De la Serna a Londres, programado para el miércoles 28 de febrero, tendrá lugar después de que el pasado verano las constructoras españolas no lograran hacerse con ninguno de los contratos en que se divide la construcción de la primera fase de la Alta Velocidad. No obstante, las compañías españolas del ramo presentes en el país suman una inversión en ese mercado entre otras, concesiones y servicios por valor de 55.000 millones de euros. Además, ACS, FCC, Ferrovial o Talgo concurren por proyectos que suman 8.000 millones. En la actualidad Talgo figura entre los fabricantes ferroviarios que pugna por hacerse con el suministro de los trenes de este corredor. El también fabricante de trenes CAF logró recientemente un pedido de trenes regionales en el país, donde ha comprado una firma de ingeniería y ha anunciado la apertura de una fábrica en Newport.

La visita del titular de Fomento a Reino Unido del miércoles comprenderá la celebración de un encuentro empresarial con intereses en ese país. Además, De la Serna mantendrá una reunión con el ministro de Transportes británico, Chris Grayling, y visitará una de las obras que firmas españolas acometen en el país. El ministro visitará las obras que ACS, a través de su filial Dragados, realizar para mejorar una de las estaciones del metro de Londres, la estación de Bank, un recinto que cada año transitan 52 millones de ciudadanos.

Huelga del personal de a bordo del AVE

servicio-restauracion-trenes-renfe

El personal que presta servicios de a bordo en los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe está llamado a secundar siete días consecutivos de huelga desde este domingo y hasta el próximo 5 de marzo. Con los paros, convocados por los sindicatos UGT, CC.OO. USO, Sindicato Ferroviario y CGT, reclaman reactivar la negociación del convenio de este colectivo con Ferrovial, la compañía a la que Renfe contrató para que realice los servicios a los viajeros a bordo de sus trenes.

El paro arranca a la 1.00 horas de este domingo 26 de febrero y se prolongará de forma ininterrumpida hasta la misma hora del próximo domingo 5 de marzo. A esta huelga están llamados los alrededor de 2.000 empleados que se encargan de la restauración, la distribución de prensa y los servicios de entretenimiento, de la megafonía y de la cafetería de los trenes, entre otras labores.

Renfe asegura que el paro no tiene impacto alguno en la circulación de los trenes, sólo a los servicios que se prestan durante el viaje, cuando “algunos trenes pueden circular sin tripulación de servicio o con menos personal, lo que puede suponer una carencia total o parcial de las prestaciones”. No obstante, la operadora ofrece a los viajeros la posibilidad de cambiar o anular sin coste alguno los billetes para viajar en los días de paro.

Los sindicatos convocantes denuncian que Ferrovial ha manifestado su intención de dejar en suspenso el convenio colectivo de estos trabajadores tras más de un año de negociaciones para renovarlo. Asimismo, protestan en contra del expediente de regulación de empleo temporal que la compañía ha planteado para unos 400 trabajadores, mediante una reducción de jornada, y aseguran que se pretende modificar las condiciones laborales.

Ferrovial asegura haber planteado más de 200 medidas en el marco de la negociación del nuevo convenio, con el que busca adeucar las condiciones laborales del colectivo a los actuales tiempos de viaje de los trenes AVE, dado que las actuales se fijaron cuando los tardaban más horas en realizar sus trayectos y, por tanto están desfasadas. Según la compañía, este desfase provoca que un “privilegiado colectivo” de personal, alrededor del 30% de la plantilla, esté cobrando un 20% de sus horas de trabajo sin que efectivamente se realicen. Ello supone una pérdida de 350.000 horas de trabajo al año, según detallan fuentes de Ferrovial, que indican que el salario medio del sector es de unos 40.000 euros anuales.

Ferrovial se adjudicó en 2013 la prestación del servicio a bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe y subrogó a la plantilla de la empresa que hasta entonces realizaba este servicio para la operadora ferroviaria pública.

Ferrovial mete baza en la primera pata de la línea de Alta Velocidad Londres-Manchester

hs-2-proyecto-alta-velocidad


Ferrovial
se ha adjudicado uno de los tres contratos que componen el primer gran proyecto que se adjudica en el marco de la construcción de la primera línea ferroviaria de Alta Velocidad británica, la que unirá Londres y Birmingham, el correspondiente a los trabajos preliminares, estimados en un total de 900 millones de libras (unos 1.038 millones de euros). La compañía que preside Rafael del Pino, en consorcio con la constructora local BAM Nuttal, se ha hecho con la ejecución de estos trabajos previos en el tramo central de la futura línea, en unos 102 kilómetros del total de 225 kilómetros que tendrá el corredor, por unos 300 millones de libras (unos 346 millones de euros).

Ferrovial desembarca de esta forma en la Alta Velocidad británica al lograr obras en el primer gran contrato que se adjudica en el marco de este proyecto. La compañaía está actualmente pendiente del contrato de obras de ejecución del primer tramo de la línea propiamente dicha, un proyecto que está previsto se adjudique antes de que concluya el año y por el que también compiten ACS, FCC y Acciona. Con este proyecto, Ferrovial refuerza aún más la destacada presencia con que cuenta en el mercado británico con todas sus áreas de negocio, dado que constituye el primer mercado del grupo por ingresos, por delante de España.

En cuanto a este primer contrato logrado en la Alta Velocidad de Reino Unido, consiste en acometer los trabajos básicos y preliminares para poder acometer posteriormente la construcción de la línea. En concreto, se encargará de analizar la arqueología de la zona y su limpieza y señalamiento. Asimismo, deberá desviar los servicios públicos que se vean afectados por las obras, realizar estudios de viabilidad medioambiental, las demoliciones o nivelaciones del terreno necesarias, encauzar cursos de agua o construir refuerzos estructurales y de drenaje, entre otras.

Así lo detalla High Speed Two (HS2), la sociedad pública promotora de la Alta Velocidad británica, que informó este martes de los tres consorcios de empresas seleccionados para acometer estos trabajos en los tres tramos en los que se ha estructurado la construcción de la primera línea de Alta Velocidad del país. Además de Ferrovial, que realizará estas labores en el tramo central, la sueca Skanska se ha hecho con los trabajos de la zona Sur y la local Laing O’Rourke, con los correspondientes al tramo Norte.

La firma promotora de la Alta Velocidad indica que estos tres grupos de constructoras deberán comenzar a realizar los trabajos en la primavera de 2017. HS2 prevé adjudicar a finales de este año el contrato de construcción del primer tramo, un proyecto estimado en unos 10.000 millones de euros. Se trata de una línea de 225 kilómetros de longitud entre Londres y Birmingham, que a su vez constituirá la ‘primera pata’ de un proyecto que busca conectar la capital del país con Manchester.

Ferrovial oficializa el contrato de un tramo de 35 kilómetros de la Alta Velocidad de California

proyecto-alta-velocidad-california2

Ferrovial formaliza el contrato de diseño y construcción de un tramo de la línea de Alta Velocidad que unirá Los Ángeles y San Francisco, en California (Estados Unidos) por un importe de 442 millones de dólares (unos 407 millones de euros). Con este contrato, el grupo que preside Rafael del Pino entra en el que será primer tren de Alta Velocidad de Estados Unidos y refuerza su destacada presencia en este mercado, estratégico para la compañía.

El contrato, adjudicado el pasado mes de enero, se ha firmado este jueves con la California High-Speed Authority, organismo promotor del corredor ferroviario. El proyecto, por el que compitieron otros cuatro consorcios, consiste en la construcción de un trazado de Alta Velocidad de 22 millas (unos 35 kilómetros) de longitud, el que unirá las ciudades de Wasco y Shafter. Constituye el cuarto de los tramos en los que se ha estructurado el proyecto y discurre por Central Valley. Se prevé que los trabajos para su construcción concluyan en 2018.

Ferrovial se suma así a ACS, que hace un año y medio logró hacerse con el segundo tramo de obras que se adjudicó de este tren de Alta Velocidad de California, en ese caso por unos 900 millones de euros.

El importe del tramo logrado por Ferrovial incluye los 107 millones que supondrá reubicar las redes de gas, electricidad y comunicaciones que se verán afectadas por las obras, que ya cuentan con todos los permisos medioambientales.

La línea entre Los Ángeles y San Francisco permitirá en el horizonte de 2029 comunicar estas dos ciudades en menos de tres horas de tiempo de viaje. Con este proyecto, California pretende unir estas dos importantes ciudades, además de contribuir a su desarrollo económico y medioambiental, y a generar puestos de trabajo en la zona.

Ferrovial entró en este proyecto meses después de lograr a finales de 2015 el contrato de diseño del futuro tren de Alta Velocidad de Texas por unos 115 millones de euros. Con este contrato, el grupo potenciará además su amplia experiencia en construcción ferroviaria. Además de participar en la construcción del AVE en España, la compañía también lo ha hecho en la del Crossrail, el túnel ferroviario que se construye en Londres, entre otros proyectos.

Ferrovial refuerza su presencia en el ferrocarril británico con la compra de la consultora TPT

Ferrovial-Amey-NetworkRail

Ferrovial ha adquirido Travel Point Tradin (TPT), una firma británica de consultoría especializada en el sector ferroviario, con la que la compañía refuerza los servicios que presta en este segmento en Reino Unido. El grupo ha realizado a través de su filial británica Amey la operación, con la que también potencia su destacada presencia en este mercado, primera fuente de ingresos del grupo. Según detalla Amey en un comunicado, la compañía asumirá a toda la plantilla de la consultora, incluida su directora gerente, Deborah Richards.

Con esta operación, Ferrovial refuerza su presencia en el segmento de servicios del sector ferroviario británico, en el que, entre otros contratos, actualmente aborda el de instalación de sistemas de electrificación de líneas ferroviarias de la compañía Network Rail en el Sur de Inglaterra, y el de renovación de sistemas ferroviarios en las regiones de Escocia, Norte de Gales, East Midlands, London North East y London North West, para la misma compañía.

TPT, la firma adquirida, ofrece servicios de consultoría y gestión para las actividades comerciales en el sector del transporte ferroviario. La compañía se centra en facilitar a los operadores mejoras de ingresos mediante la aplicación de medidas que maximicen el valor de sus activos.

“La adquisición de TPT fortalece el negocio ferroviario de Amey, que abarca desde el diseño hasta la operación y el mantenimiento“, indica el presidente ejecutivo de la filial británica de servicios de Ferrovial, Mel Ewell.

A mediados de 2014, el grupo, en alianza con el operador de transporte francés Keolis, se adjudicó el contrato de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres durante un periodo de seis años y medio, por un importe de 700 millones de libras (unos 879 millones de euros. En virtud de este contrato, Amey y la firma gala se encargarán de gestionar los servicios de trenes y pasajeros del Docklands Light Railway, y de mantener toda la red de esta infraestructura (34 kilómetros de línea, 45 estaciones y todo su material rodante).

Ferrovial pugna con otros tres grupos por explotar y mantener el tranvía de Manchester a partir de 2017

metrolink-tranvia-servicio-manchester

Ferrovial compite por hacerse con el contrato de explotación y mantenimiento del tranvía de Manchester, considerado como el mayor sistema de transporte de este tipo de todo Reino Unido, por un periodo de diez años a partir de julio de 2017, fecha en la que vence la actual concesión. La compañía que preside Rafael del Pino sumaría este eventual contrato ferroviario al de explotación y mantenimiento del tren ligero del Este de Londres, una concesión que logró en julio de 2014 por unos 870 millones de euros y en alianza con la francesa Keolis.

El grupo español forma consorcio con Keolis, para pujar por el contrato, por el que además compiten National Express, firma británica de transporte participada por la familia Cosmen y propietario de Alsa, la francesa Trasdev (participada por Veolia) y la también gala RATP. Esta última, gestora del metro de París, es la que actualmente cuenta con el contrato de concesión del tranvía de Manchester a través de un contrato que arrancó en agosto de 2011 y vence en julio de 2017.

La entidad Transport for Greater Manchester (TfGM) ha abierto un concurso público para elegir a la compañía que relevará a la RATP en la operación y mantenimiento del tranvía. En el caso de lograr el contrato, Ferrovial reforzaría aún más la destacada actividad con que cuenta en Reino Unido, primer mercado por ingresos del grupo, por delante de España. En el marco del proceso, esta sociedad acaba de elegir a los cuatro consorcios a los que ha invitado a remitir ofertas para hacerse con el contrato, según informó en un comunicado.

Está previsto que el organismo titular y gestor de la red de transportes de esta ciudad elija la oferta finalista a comienzos de 2016, con el fin de firmar el contrato con el nuevo concesionario a comienzos de 2017 y que éste empiece a prestar servicio en julio de ese año.

Transport for Greater Manchester destaca que el nuevo concesionario del tranvía de Manchester se encargará de prestar servicio tras la ampliación de la red que actualmente se lleva a cabo, con la que se pretende aumentar la capacidad por el centro de la ciudad. Además, contará con el nuevo parque de 120 trenes que está previsto que se pongan en servicio en 2017 y que, entre otras dotaciones, ofrecerán a los viajeros servicio ‘wifi’ de conexión inalámbrica a Internet.

El tranvía de Manchester, el mayor de todo Reino Unido, abarca una red de vías de unas 60 millas (unos 96,5 kilómetros) de longitud y 92 paradas. Además de facilitar los desplazamientos por el centro de la ciudad británica, permite a acceder a distintos destinos de los alrededores, incluido el aeropuerto. Este sistema de transporte cerró el ejercicio 2014 con un récord de treinta millones de viajeros transportados y prevé alcanzar la cota de los 40 millones de usuarios anuales a finales de esta década.

Ferrovial diseña la Alta Velocidad de Texas con ‘clara ventaja’ para participar en su construcción

proyecto-alta-velocidad-california

Ferrovial realizará los trabajos ingeniería y diseño de la línea de Alta Velocidad que unirá las ciudades de Dallas y Houston (Texas-Estados Unidos), un contrato estimado en 130 millones de dólares (unos 115 millones de euros). El grupo que preside Rafael del Pino considera que la ejecución de estos trabajos previos otorga al grupo una “clara ventaja” para posteriormente optar a obras de construcción del corredor del TAV texano.

Ferrovial lidera el consorcio que ha sido seleccionado para realizar las labores de preconstrucción del futuro tren rápido por parte de la Texas Central Partners (TPC), la firma de iniciativa privada promotora del proyecto, que se encargará de su diseño, financiación, construcción, explotación y mantenimiento. La constructora indica que se trata de un ‘proyecto semilla’, esto es, un proyecto cuya realización final está condicionada al cierre de la financiación y a lograr los necesarios permisos de expropiaciones y medioambientales.

Ferrovial se encargará de realizar los trabajos de ingeniería y de diseño durante la etapa de desarrollo del proyecto de la Alta Velocidad. La compañía se ha hecho con el contrato a través de un consorcio que completa la firma Archer Western Construction, filial del centenario grupo constructor estadounidense Walsh.

Con el proyecto, además de dar un paso más en su internacionalización, Ferrovial refuerza la destacada presencia con que cuenta en Texas, donde recientemente inauguró una autopista, una vía al Norte de la ciudad de Dallas, que es la tercera que el grupo pone en servicio en este Estado y la cuarta en todo Estados Unidos.

Este contrato constituye un nuevo ‘hito’ en la exportación de la tecnología de Alta Velocidad española, tras la consecución del contrato del tren a La Meca por un consorcio de empresas públicas y privadas, y la adjudicación de un tramo en California a ACS. El proyecto del TAV Dallas-Houston contempla la ejecución de una línea de 386 kilómetros de longitud, con un presupuesto inversor de unos 10.000 millones de dólares (unos 8.800 millones de euros).

Por el momento, al hacerse con los trabajos de ‘preconstrucción’ de esta línea, Ferrovial entra en el mercado de la construcción de infraestructuras ferroviarias de Estados Unidos, donde ya tiene destacada presencia en construcción y explotación de autopistas, especialmente en el Estado de Texas.

Ferrovial y otras nueve constructoras españolas que figuran entre los más de treinta grupos internacionales que han manifestado al Estado de California su interés por acometer nuevas fases de su tren de Alta Velocidad, que unirá Los Angeles y San Francisco.

Texas Central Railway planea recaudar fondos privados para construir la línea y operar el sistema. La compañía iniciará pronto un estudio ambiental para identificar la mejor ruta y posibles paradas. Si bien, el proyecto contempla la posibilidad de estaciones a lo largo del camino, su número probablemente será mínimo, ya que frenan el tiempo de viaje en general.

Ferrovial, ACS, Acciona , Globalia y Alsa estudian competir con Renfe en el corredor de Levante

DOCU_LP DOCU_LP

Competencia ferroviaria. La compañía de transporte en autobús Alsa, el grupo turístico Globalia y las constructoras ACS, Acciona y Ferrovial mantienen su interés por convertirse en el primer operador ferroviario privado y entrar a competir con Renfe en tráfico de viajeros en tren. Las cinco empresas, que ya cuentan con licencia ferroviaria, analizan los criterios fijados para ello en la Orden Ministerial que Fomento publicó esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con la que puso en marcha el proceso de selección del competidor de Renfe.

Se exime a las empresas interesadas de la obligación de disponer de todos los medios materiales (trenes) y personales para prestar servicio de transporte en tren en el momento de concurrir al concurso, y bastará con su “compromiso de obtenerlos” en caso de adjudicación. Fomento estima que “el interés público no requiere ese exorbitante esfuerzo económico“. Pese a todo las empresas interesadas aún tienen dudas respecto al coste que suponen y del margen de rentabilidad que arrojan para entrar a operar trenes de viajeros.

En virtud del proceso de liberalización gradual y paulatino del sector ferroviario diseñado por el Gobierno, en una primera fase de siete años se seleccionará un sólo competidor, que sólo plantará cara a Renfe en las distintas conexiones por vías AVE y convencionales que incluye el Corredor a Levante.

La Orden Ministerial publicada el pasado miércoles en el BOE determina los términos, requisitos, plazos y criterios del proceso de adjudicación. El siguiente paso será la licitación el contrato. Respecto a los plazos, una vez que se lance el contrato, las empresas contarán con tres meses para presentar sus respectivas ofertas. Posteriormente, el Ministerio dispondrá de un máximo de dos meses para resolverlo con la selección de un operador que, a su vez, tendrá seis meses para comenzar a prestar servicio.

El Ministerio otorgará al plan de negocio que presenten las compañías la máxima importancia (el 55% de la puntuación total de la oferta), con el fin de asegurarse de que “tiene voluntad de permanecer en el negocio de manera estable”.

El inicio del proceso de liberalización del transporte en tren coincide con la entrada en vigor de la nueva Ley Ferroviaria, un texto que flexibiliza el canon, el peaje que las compañías ferroviarias deben pagar a Adif por circular por las líneas de tren y utilizar las estaciones, con el fin precisamente de fomentar la entrada de nuevas empresas.

La ley suprime el denominado canon de acceso, el que se paga por entrar a operar en la red ferroviaria, para eliminar una barrera de entrada, modifica el resto e introduce un régimen de bonificaciones para que quienes realicen una mayor actividad tengan mayor retorno.