Archivo de la etiqueta: reapertura

Ofensiva para reabrir el tren Guadix Baza

Con una unanimidad histórica de todos los grupos políticos, los Plenos de los Ayuntamientos de Baza y Guadix han aprobado simultáneamente, a instancia de los colectivos Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza y Comarca de Guadix por el Tren respectivamente, sendas mociones para reclamar la vuelta del tren. En ellas se urge al Gobierno de España a realizar con urgencia la licitación y la adjudicación del Estudio Informativo que reabra la línea férrea Guadix Baza Almanzora Lorca, además de aumentar hasta los 1,6 millones la partida de dicho estudio en los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

De este modo, unido a una propuesta similar aprobada unánimemente en la Diputación provincial y a las mociones presentadas en el resto de municipios granadinos, almerienses y murcianos del área del influencia del antiguo ramal ferroviario, se “está realizado una ofensiva a nivel social, político y empresarial que se espera que sea definitiva para lograr la reapertura de una infraestructura imprescindible para el desarrollo de estas necesitadas comarcas”.

Desde Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza y Comarca de Guadix por el Tren se agradece el gran apoyo que se está consiguiendo para esta causa, pero se insiste en que es el momento clave, tras casi 34 años de la línea cerrada, para que se pase de los dichos a los hechos, por lo que apremian a los responsables gubernamentales a que realicen de inmediato actuaciones concretas hacia una tierra que está harta de esperar.

El tren que comunicaba Granada, Almería y Murcia se cerró hace más de tres décadas pese a que nunca registró falta de pasajeros, por lo que las plataformas implicadas han destacado que ya es el momento de recuperar las infraestructuras y oportunidades de una tierra “que está harta de esperar”. “El cierre en 1985 supuso un duro mazazo para la comarca de Guadix del que aún no se ha repuesto y que unido al posterior cierre de las minas de Alquife en los años 90 terminó por hundir la comarca” lamentan las plataformas.

Estos organismos luchan desde hace años por la reactivación de esta línea estimulados por diversos informes técnicos y socioeconómicos que avalan su puesta en funcionamiento, «una oportunidad de oro», insisten, para desarrollar ese eje vertebrador que es el Corredor Ferroviario Mediterráneo.

Anuncios

El Tren Directo acude a Bruselas

Técnicos y europarlamentarios del Parlamento Europeo en Bruselas conocerán este lunes de manos del Partido Castellano (Pcas) el profundo malestar de la sociedad burgalesa, segoviana y madrileña por el cierre de la línea Madrid-Aranda de Duero-Burgos, que se cerró en marzo de 2011. La delegación española, que mostrará la inquietud existente ante la total ausencia de iniciativas del actual gobierno socialista en España, pretende que el Parlamento organice una comisión que visite en breve la línea cerrada, elabore un informe favorable a la reapertura ante la Mesa del Parlamento e inste a la Comisión Europea a que traslade al Gobierno de España la necesidad de reabrir el Tren Directo.

Numerosas instituciones empresariales y del transporte, ayuntamientos y diputaciones provinciales han expresado en varias ocasiones su apoyo al mantenimiento y reapertura de esta línea férrea. Los estudios realizados sobre la viabilidad de la línea informan del interés de empresas y entidades logísticas por el uso de la línea. Los castellanistas plantean la urgencia por reabrir el túnel de Somosierra, cerrado desde que en marzo de 2011 un desprendimiento dejó sepultada en su interior una bateadora de mantenimiento.

En su reivindicación, el Pcas recuerda que la reapertura es viable económica y socialmente, pues la línea es clave para el desarrollo de la Ribera del Duero y las zonas rurales del noreste de Segovia y el norte de Madrid. Los castellanistas burgaleses recuerdan que el transporte de mercancías del norte de España a Madrid, por la línea Burgos-Valladolid-Ávila-Madrid, supone aproximadamente 150 kilómetrosmás al trazado del directo Madrid-Burgos por Aranda, cifras extraordinariamente significativas cuando se habla de reducir costes de transporte y de disminuir el impacto ambiental por la emisión de gases de efecto invernadero.

El Partido Castellano recuerda que la política de transporte de la Unión Europea apuesta de forma unánime por el ferrocarril convencional para el transporte de viajeros y mercancías, para reducir la siniestralidad de las carreteras, el exceso de tráfico en la red de carreteras y autovías, las emisiones de gases contaminantes, el cambio climático y el deterioro de la calidad ambiental. Para la formación, la reapertura total y la modernización de la línea férrea Madrid-Burgos por Aranda es clave para potenciar las aspiraciones logísticas de Burgos, Miranda de Ebro y Aranda de Duero, así como para fortalecer su papel geoestratégico en el corredor viario que vertebra las comunicaciones Norte-Sur a través de toda Europa.

Además de esta iniciativa ante el Parlamento Europeo, el Partido Castellano va a redoblar sus iniciativas para que el ferrocarril directo Madrid-Burgos por Aranda de Duero esté en la primera página de la agenda política. Los castellanistas, trasladarán al Congreso y al Senado, a través de los diputados y senadores de Compromís, con quienes el Pcas-TC y Chunta Aragonesista mantienen la cooperativa política Primavera Europea, «la penosa situación» de la línea y la urgencia de inversiones para su rápida reapertura, con una batería de preguntas e iniciativas ante el Gobierno de Pedro Sánchez.

También se analiza la realización en las próximas semanas de acciones de movilización ciudadana, pro reapertura del tren directo Madrid-Burgos, como las manifestaciones que sacaron a la calle a 10.000 personas en 2006 o el referéndum realizado en 2014 en Aranda de Duero con la participación de 3.000 personas, tanto en Burgos, como en Aranda de Duero como ante la puerta del Ministerio de Fomento en Madrid.

Baza apuesta por el tren y el futuro

La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza ha remitido al Gobierno un informe sobre la realidad socioeconómica y las infraestructuras en el entorno de Andalucía oriental y Murcia por el que discurría la antigua línea férrea Guadix-Baza-Almendricos, por cuya reapertura lleva décadas luchando. El informe, denominado “Despoblamiento y desertificación tras 33 años sin el tren Guadix Baza Almanzora Lorca”, ha sido enviado a la Presidencia del Ejecutivo y al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para que se impulse la reapertura de la línea.

La asociación lamenta que se mantenga “el mayor agujero negro en infraestructuras de todo el Estado, una cuestión en la que tiene mucha culpabilidad el abandono de la Junta de Andalucía en las últimas décadas”.De ahí que demanden a Susana Díaz su “implicación activa en la vuelta del tren para hacer posible la conexión de Andalucía con Murcia y todo el arco mediterráneo”. En concreto, reclaman a la presidenta que “insista ante el ministro de Fomento en la urgente adjudicación del estudio informativo que reabra la línea, así como -y más importante- en el aumento de la partida presupuestaria de dicho estudio hasta los 1,6 millones, tal y como designan los informes técnicos de la Universidad de Granada“.

La asociación ha presentado a la Mesa del Parlamento de Andalucía, a la Junta de Portavoces y a los grupos parlamentarios de la cámara andaluza una proposición no de ley (PNL) mediante la cual se reclame por unanimidad al Gobierno de España priorizar la reapertura de la línea férrea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca. La PNL presentada insta al Gobierno central a que dote con un plus presupuestario de 1 millón de euros el preceptivo estudio informativo para la reapertura de la línea. Además, el documento pide celeridad para licitar y adjudicar «con urgencia» la redacción de dicha documentación, imprescindible para proseguir los trámites de reapertura de la línea, de acuerdo con las recomendaciones de Ferrmed y el compromiso adquirido por el anterior Ejecutivo, que incluyó la partida en los Presupuestos Generales del Estado de este año.

El trabajo analiza los datos oficiales de población desde inicios de los años ochenta y la fecha del cierre de la línea férrea hasta finales del 2017, y concluye que la práctica totalidad de los municipios de las once comarcas del área de influencia del antiguo trazado ferroviario han sufrido una importante bajada de población. Son llamativas, según la asociación, las bajadas poblacionales en las cabezas de comarca de Guadix y de Baza, y también en importantes localidades de la zona como Gor, Serón, Tíjola o Cantoria.

La pérdida de población en estas comarcas ha ido acompañada en paralelo del aumento de la desertificación en la zona. En las más de 200.000 hectáreas en grave riesgo de desertificación del sureste peninsular tiene mucho que ver la destrucción de la cubierta vegetal, la erosión del suelo y el déficit de precipitaciones. No obstante, para este colectivo también ha influido sobremanera el cierre de la línea férrea que discurría por ellas y el de las actividades relacionadas directa o indirectamente, como industriales, agrarias o de servicios.

La reapertura del túnel de La Engaña

Recuperar el túnel de La Engaña es un objetivo largamente perseguido. Cada cierto tiempo ve la luz un proyecto que persigue su reapertura, pero por una razón u otra siempre cae en el olvido. La última idea tiene visos de hacerse realidad. Al menos así lo sienten en el gobierno de Cantabria y en las instituciones burgalesas. El presidente de la mancomunidad de los valles pasiegos, alcalde y diputado regionalista Ángel Sainz impulsa la iniciativa en el Parlamento y asegura que cuenta con apoyos paraa diseñar una vía verde y recuperar algún edificio de la antigua línea ferroviaria que pretendía unir el Mediterráneo con el Cantábrico, en Santander.

El túnel de La Engaña, situado entre los municipios de Vega de Pas, en Cantabria, y Pedrosa de Valdeporres en Burgos, se construyó como parte del proyecto de ferrocarril Santander-Mediterráneo que pretendía unir el mar Cantábrico (Puerto de Santander) y el mar Mediterráneo (Puerto de Sagunto) y que no llegó a utilizarse nunca de forma oficial. En su construcción bregaron presos republicanos y trabajadores que se dejaron la vida en la obra. La construcción de la caverna llevó ocho años y se estima que se invirtieron cerca de 300 millones de la época.

La vía quedó inconclusa a 67,5 kilómetros de la capital cántabra. El kilómetro cero estaba en Calatayud. Hasta allí llegaba, desde el puerto de Sagunto, el ferrocarril Central de Aragón, que entró en funcionamiento en 1902 y unía Valencia con Zaragoza con un recorrido de casi 299 kilómetros. El objetivo teórico era enlazar ambas vías. Desde Calatayud se construyeron 366,547 kilómetros hasta Cidad-Dosante, en Burgos, a lo largo de los cuales se distribuían 57 estaciones.

El trazado se dividió en siete secciones. Las seis primeras, entre Calatayud y Cidad-Dosante, se construyeron en un tiempo récord, a un ritmo de más de 60 kilómetros por año. En noviembre de 1930 ya estaban todas abiertas al tráfico. La sección séptima no se acometió porque planteaba una solución chapucera para llevar el tren a Santander. Este tramo se extendía entre Cidad y Ontaneda (48,4 kilómetros), donde se suponía que la nueva vía de ancho normal debía empalmar con la del ferrocarril de vía estrecha Ontaneda-Astillero, un imposible que obligaba a costosos, incómodos y poco competitivos transbordos. En 1927, un decreto ley del Gobierno reservó al Estado el derecho a modificar el trazado de la sección séptima desde Cidad.

La Guerra Civil retrasó el proyecto y hasta finales de 1941 no comenzaron las obras. La más compleja incluía la construcción del túnel de La Engaña que permitía el paso de Cantabria a Burgos bajo la montaña. El ritmo de construcción era lento porque se sustentaba en el trabajo manual, pero, pasados los primeros años, la empresa adjudicataria los ralentizó aún más. Ante la incapacidad para llevar las obras a término, la concesión fue transferida a otra compañía en agosto de 1950. Los trabajos en el tramo concluyeron al cien por cien en 1961, pero dos años antes el Gobierno había renunciado al proyecto y no se llegó a tender la vía ni se colocaron las señales.

El proyecto que tratan de llevar a la práctica pasa por rehabilitar el túnel y su entorno como vía verde para llegar a Burgos y se estudia la opción de “un pequeño tren turístico” que pase de un lado al otro. Sainz cifra la inversión necesaria en 15 millones de euros, que asegura que servirían para fomentar el gran potencial turístico de esta zona, conocida por sus famosos dulces, los sobaos.

El consejero cántabro de Industria y Turismo, Francisco Martín, ve en la recuperación del túnel una oportunidad para conectar Santander con el Levante a través de un carril bici “muy potente”. “Lo único que hace falta es reforzar el túnel porque cada día que pasa está más deteriorado”, manifiesta Martín, quien achaca ese estado, además de al abandono, a que el hormigón utilizado era “muy pobre”. La recuperación a la que apunta el titular de Turismo pasa por dotar al túnel de iluminación y hacerlo viable, lo que “no es una inversión cara”.

Sobre la cooperación entre instituciones, Martín señala que ya han trasladado a los municipios de Las Merindades (Burgos) su “apoyo monolítico” para sacar adelante la iniciativa. Según el consejero, todos los municipios de los valles pasiegos han dado su visto bueno al proyecto, que también cuenta con el apoyo de la Diputación de Burgos y el respaldo del Parlamento cántabro tras aprobar por unanimidad la creación de un consorcio para redactar un proyecto para La Engaña. Además, afirma que ya se ha contactado con la Junta de Castilla y León para hacer un patronato conjunto y solicitar al Ministerio de Fomento y al de Medio Ambiente que el proyecto se convierta por fin en una realidad. ¿Será otra vez un sueño imposi

“La Hora de la Verdad” para la vuelta del tren

La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza inicia la campaña “La Hora de la Verdad” para apoyar la vuelta del tren Guadix-Baza-Almanzora-Lorca. Pretenden que colectivos sociales y empresariales presionen a Gobierno y partidos políticos para aumentar el presupuesto que reabra esta línea férrea. La asociación reclama 1.600.000 euros para el estudio informativo que reabra la línea férrea,según los cálculos establecidos por técnicos del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la Universidad de Granada recogidos por la asociación.

En unos días en los que se están negociando en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado para este año 2018, la Asociación de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza cree que es el momento clave para que el apoyo social consiga convertir en “máxima prioridad” la reapertura de la línea férrea que unía las comarcas del sureste peninsular, tras más de 33 años cerrada. Por ello ha iniciado la campaña reivindicativa “La Hora de la Verdad para el tren Guadix Baza Almanzora Lorca”, mediante la cual está apelando a los distintos sectores sociales para que expliciten sus apoyo expreso, firme y urgente a esta reclamación ferroviaria, a la vez que presionen a Gobierno y partidos políticos para aumentar el presupuesto que reabra esta línea férrea.

Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza contacta con organizaciones empresariales, cámaras de comercio, sindicatos y organizaciones de consumidores de las provincias de Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, también con los colectivos y federaciones socioculturales de dicho territorio extendido por la costa mediterránea, con las Mesas del Ferrocarril de Granada, Almería y de la línea Algeciras-Bobadilla, así como con los responsables del Corredor Ferroviario Mediterráneo. Las Diputaciones provinciales y las organizaciones políticas de la zona también han sido incluidas en esta campaña, mediante la cual se está haciendo llegar a los distintos agentes un completo dossier informativo.

En este documento se cuenta la historia de la antigua línea férrea Guadix-Baza-Almendricos y su cierre el 31 de diciembre de 1984. También se incluyen distintos informes técnicos realizados en estas últimas tres décadas en los que se verifica tanto la viabilidad como los beneficios socioeconómicos a corto/medio plazo de la reapertura de la línea. Igualmente se incorpora la propuesta de los técnicos del Departamento de Urbanística y Ordenación el Territorio de la Universidad de Granada, mediante la que se solicitan 1,6 millones en los Presupuestos del Estado para el preceptivo Estudio Informativo que posibilite la vuelta del tren.

“La falta de infraestructuras ferroviarias y el cierre de la salida natural hacia el Levante peninsular es una de las losas más pesadas que está lastrando durante décadas el necesario desarrollo socioeconómico de toda la zona”, apostilla en una nota Antonio Francisco Martínez, presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza, que califica de “discriminación” el cierre de la línea.

Paralelamente a la campaña “La Hora de la Verdad”, este colectivo ferroviario sigue insistiendo ante la Mesa del Congreso de los Diputados y sus distintos grupos parlamentarios en la enmienda presupuestaria que logre incrementar hasta el 1,6 la partida de los PGE2018 consignada para el mencionado estudio.

Doce mil días sin tren

La Asociación de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza rememora la desgarradora cifra de los doce mil días sin tren que se cumplen en estas fechas, tras el cierre de la línea férrea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca el 31 de diciembre de 1984. Los integrantes de este organismo mantienen una dura lucha diaria por la reapertura de la línea que confían en recuperar en un bre perioodo de tiempo.

Bajo el lema #DoceMilDíasSinTrenSonDemasiado se inicia en las redes sociales una campaña para denunciar los perjuicios que este aislamiento ferroviario de casi 33 años ha causado, y sigue causando, en una zona del sureste peninsular que abarca once comarcas, tres provincias y dos comunidades autónomas. Se considera desde este colectivo ferroviario que es demasiado el tiempo transcurrido sin este medio de transporte público, y que además es demasiado el daño sufrido, demasiadas las oportunidades de desarrollo perdidas en un territorio muy necesitado, demasiados los informes ignorados que aconsejaban la reapertura de la línea, demasiado el sentimiento de abandono soportado por la población de la zona, y también demasiadas las promesas incumplidas por parte de los distintos poderes públicos a lo largo de estos años.

Esta triste efeméride llega en unos momentos en los que el Ministerio de Fomento y el Gobierno de España se han comprometido a incluir en las cuentas públicas del año 2018 una partida económica adecuada para realizar el Estudio Informativo preceptivo para la reapertura de la línea férrea. La Asociación de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza confía en que así sea, bien por la citada partida en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 o bien por medio de una modificación presupuestaria en caso de prórroga, de tal modo que se ponga fin al macabro contador de días sin tren.

Al igual que hizo con la Mesa del Parlamento de Andalucía y los grupos parlamentarios, este colectivo ha llevado hasta Madrid su petición para que se lleve a cabo un estudio informativo sobre la reapertura de la línea férrea con una partida económica adecuada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 o mediante una modificación de las cuentas. La asociación sostiene que “hay que echar el resto” para lograr la anhelada vuelta del tren a un territorio “muy necesitado” de esta infraestructura y, por ello, ha registrado en el Congreso de los Diputados un escrito.

En el texto traslada que ha recibido “con esperanza” el anuncio del Ministerio de Fomento de la inclusión en el anteproyecto de ley de Presupuestos de una partida adecuada para realizar el estudio informativo preceptivo para la reapertura de la línea férrea Guadix Baza Almanzora Lorca. Con todas las cautelas posibles y conscientes de la actual coyuntura política estatal, recoge su “ilusión” al tratarse de las mejores noticias en infraestructuras dadas últimamente a once necesitadas comarcas, en tres provincias y dos comunidades.

Indica asimismo que el consorcio europeo Ferrmed, promotor de la Red Transeuropea de Transportes, ha apostado por este ramal Lorca-Baza-Guadix dentro del Corredor Ferroviario Mediterráneo por considerarlo rentable a corto y medio plazo. Por todo ello, la asociación solicita a la Mesa del Congreso de los Diputados que apoye la ejecución de dicha partida y que, sobre todo, se dote de una cantidad económica adecuada para realizar el estudio informativo de reapertura.

Los trenes que conectan el centro de la capital con el aeropuerto de Barajas vuelven a funcionar

La Línea 8 (la de color rosa) vuelve a estar operativa. Reabrió este miércoles, una semana antes de lo previsto, tras permanecer cerrada desde el 26 de enero por reformas. La Línea 8 tiene un recorrido de 16,5 kilómetros con ocho estaciones que conducen desde Nuevos Ministerios, en el centro de Madrid, hasta la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Pero la línea 8 no solo lleva al aeropuerto, también a Ifema, el recinto ferial en el que se celebran los grandes congresos de Madrid.

Las obras de reforma le supusieron una inversión de 20 millones de euros a la Comunidad. Los trabajos se centraron en la reparación de la plataforma de vía mediante inyecciones y muros de hormigón transversales, además de la reparación del canal central de drenaje y de las canaletas transversales. También se han cambiado los tacos de vía elásticos, que habían quedado obsoletos, por placas de fijación directa en todo el tramo afectado y se han rehabilitado las galerías de evacuación del tramo Mar de Cristal-Campo de las Naciones. Asimismo, se ha consolidado un pozo ubicado entre Campo de las Naciones y Aeropuerto T1-T2-T3 para eliminar filtraciones y evitar posibles desprendimientos en dicho pozo. Las obras se producen para mejorar zonas de la canaleta central, arreglar filtraciones y renovar las fijaciones y mejorar también la infraestructura de la plataforma de vía.

La línea cuenta con una media de 45.000 viajeros diarios. Es la línea más rápida de toda la red y en ella los trenes pueden llegar a alcanzar una velocidad de 105 kilómetros por hora. En 2001 se convirtió en la primera línea del Metro electrificada a 1.500 voltios. Las obras se aceleraron para intentar que la línea estuviera reabierta para la Semana Santa, días con mayor volumen de viajeros.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3010485/0/reabre-linea-8-metro-hasta-aeropuerto-adolfo-suarez-madrid-barajas/#xtor=AD-15&xts=467263

La estación de Cercanías de la Terminal 4 duplicó sus viajeros durante el cierre de la línea 8, alcanzando los 760.000 usuarios. Esto supone un incremento del 120% respecto a las mismas fechas de 2016, según Renfe.

Durante el periodo de obras la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) dispuso de tres líneas especiales de autobús gratuitas para sustituir el servicio de la línea 8. El sistema, similar al empleado durante el cierre de la línea 1 en 2016, cubría los trayectos entre las estaciones de Colombia y Pinar del Rey; entre Mar de Cristal, Aeropuerto T1-T2-T3 y Barajas; y entre Mar de Cristal y Aeropuerto T4. Los autobuses pasaban cada seis y 15 minutos, en función de la línea. Desde el día 12 este servicio dejó de funcionar.

Canfranc en el horizonte

canfranc-nevado-jpg-large

Los gobiernos regionales de Aragón y de Aquitania (Francia) se han marcado como objetivo reabrir la línea ferroviaria del Canfranc en el año 2020. Para lograrlo hacen falta 500 millones de euros. El 40% de esa inversión la pretenden financiar con la UE, a la que han pedido fondos para acometer las obras necesarias. El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, también cree indipensable la colaboración del Gobierno de Rajoy de quien solicita su ayuda para conseguir la reapertura del paso ferroviario internacional de Canfranc, la conexión por tren entre España y Francia a través del Pirineo aragonés que lleva cerrada desde hace más de 20 años.

Hasta ahora, la recuperación de este trazado ha quedado prácticamente en manos de las autoridades regionales a ambos lados del Pirineo. En el lado francés se han ido recuperando tramos durante los últimos años y restan solo un puñado de kilómetros -que son los técnicamente más complicados- para reabrir al tráfico el último tramo que resta pendiente y que llega hasta el túnel.

En el lado español se está a la espera tanto de confirmar un calendario de obras para la modernización de la línea férrea que llega hasta Canfranc, como para cerrar un acuerdo bilateral con Francia que permita financiar la recuperación del túnel ferroviario que atraviesa el Pirineo. Para ello también se está intentando contar con aportación económica de la UE.

Aprovechando la última reunión de la Conferencia de Presidentes autonómicos, que se celebró la semana pasada en Madrid, Lambán exigió públicamente al Ejecutivo de Rajoy su «implicación activa» para pactar con el Gobierno francés la reapertura de esta línea férrea internacional.«En este momento lo necesitamos de manera imperativa para desarrollar la logística de la Comunidad», subraya Lambán.

La inversión necesaria para adaptar el tramo español de la línea férrea del Canfranc (Zaragoza-frontera) al tráfico de mercancías una vez se reabra el paso internacional para conectar con Pau (Francia) “depende de lo que queramos hacer”, en el sentido de que “si solo queremos introducir algunas mejoras, es un coste” que será distinto “si queremos de verdad hacer una línea internacional digna del siglo XXI que transporte toneladas de mercancías, que es lo que queremos”. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, aseguraba hace unas semanas en una entrevista que “nunca habíamos llegado tan lejos” con el proyecto de rehabilitación y revalorización de la estación ferroviaria de Canfranc (Huesca) y su entorno.

“Ahora mismo estamos en pleno proceso de información pública, que terminará en dos meses, no sé si en enero o febrero”, ha continuado el consejero, quien ha celebrado que “todo está funcionando muy bien”, de forma que el próximo verano estarán aprobados los dos planes, que permitirán el desarrollo posterior: “Estamos cumpliendo los plazos”, explicaba Soro.

(Imagen Oscar Yoyas @Aragonizate)

Las claves para la reapertura de Canfranc: Financiación de la UE y colaboración público-privada

canfranc-grafico-josemi-benitez

La financiación de la Unión Europea (UE) y la colaboración público-privada, especialmente la primera, son dos de las claves para la reapertura en 2020 de la línea ferroviaria internacional Pau-Canfranc-Zaragoza, de la que solo quedan 30 kilómetros por reconstruir, los que separan Bedous de Canfranc (Huesca). Aragón y Aquitania creen “indispensable” presentar un proyecto común de solicitud de subvención europea, subrayando que la reapertura “debe tener como objeto un único proyecto global y coherente”. El apoyo de España y Francia “será decisivo”.

Los presidentes de Aragón y la región francesa de Nouvelle Aquitaine, Javier Lambán y Alain Rousset, se han reunido este miércoles en la Universidad de Pau. Ambos mandatarios, acompañados por el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y su homólogo aquitano, Renaud Lagrave, han firmado una carta dirigida al ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, y el responsable galo del ramo, en la que piden ayuda para obtener fondos de la Unión Europea y que se reúna el grupo cuatripartito de los cuatro Gobiernos -España, Francia, Aragón y Aquitania-. Los dos presidentes entregarán un dossier en Bruselas el 18 de octubre para solicitar ayudas por valor de hasta el 40% de las obras en el tramo transfronterizo y el 50% de los estudios a través del Mecanismo ‘Conectar Europa’. Antes, el 27 de septiembre, se celebrará una reunión técnica en la capital europea con el mismo motivo.

Javier Lambán confía en que la reapertura, un proyecto ideado en el siglo XIX por el zaragozano de origen bearnés Juan Bruil, sea realidad “más pronto que tarde”, y estima que la puesta en uso del tramo Oloron-Bedous, el pasado verano, ha sido “un detonante formidable” para que este sea un proyecto “creíble, serio, que no pueda ser tomado a humo de pajas ni por el Gobierno de Francia ni por el de España”.

El dossier para demandar la subvención se puede presentar hasta el 31 de enero. “Este camino, que nos ilusiona mucho, no lo podemos recorrer solos“, de ahí la propuesta de reunión del cuatripartito, expone Lambán. El presidente aragonés ha puesto de relieve la importancia de la reapertura no solo para realzar la rehabilitación de la Estación Internacional de Canfranc, sino para impulsar la logística de Plaza y Mercazaragoza, entre otras plataformas. “Los trabajos han quedado bien encaminados”. Lambán destaca que este proyecto está bien visto en la UE por su valor ambiental y por ser asumible desde el punto de vista económico.

Alain Rousset explica que “necesitamos ayudas, más fondos para terminar” el tramo que queda sin reabrir, recalcando que ninguna de las dos regiones pueden afrontar el coste de la obra, unos 500 millones. “Pretendemos movilizar a los Gobiernos -centrales- para que este proyecto sea una prioridad”, dice. También resalta la necesidad de crear un grupo de coordinación entre las dos regiones para abordar otros proyectos conjuntos relativos a asuntos como el turismo.

Lambán apuesta por “empezar a trabajar en la búsqueda de intereses privados que en su día pudieran colaborar en la financiación del proyecto”, un extremo sobre el que Rousset asegura que hay empresas interesadas. “En Aragón da la impresión de que algo de agua hay en la piscina”, pero “veremos cuando haya que pasar de las musas al teatro si ese interés se puede concretar de manera precisa”, observao el presidente aragonés para el que esta fórmula requiere la autorización del Gobierno español. Y reconoce que “no facilita las cosas” un Ejecutivo en funciones.

Rousset dice que “por ahora no hemos definido cuál va a ser la participación ni cómo se va a organizar” esta colaboración público-privada, aunque lo importante es conseguir la financiación de la UE. El mandatario francés aseguraque tras la reapertura del tramo de Bedous ha aumentado el turismo en el valle del Aspe. También explica que “no hay competencia” entre esta línea y la de alta velocidad Burdeos-Vitoria, en proyecto.

La línea internacional de Canfranc cuenta con el apoyo de la UE a través del programa Poctef. Está prevista una inversión de 556.419,97 euros, de los que el 65% provendrá de Fondos Feder y el resto lo aportarán Gobierno aragonés, Nouvelle Aquitaine y Fundación Transpirenaica. Con este proyecto ambas regiones pretenden llevar a cabo los estudios de viabilidad del plan, clave para el desarrollo económico del eje Zaragoza-Canfranc-Pau. Con el Canfraneus II se quieren hacer los estudios relacionados con la seguridad en el túnel internacional. Es la continuación del proyecto Canfraneus, fundamental para reabrir el tramo Oloron-Bedous.

Ambos Gobiernos regionales plantean que se dan “todas las condiciones” para el restablecimiento de la línea ferroviaria y recalcan que “permitirá la permeabilización de los Pirineos a corto plazo, mejorando y ampliando los enlaces transfronterizos y reforzando los lazos económicos, culturales y sociales entre nuestros dos países”. “El regreso del tren a este valle, anhelado por las autoridades regionales, diversas organizaciones y asociaciones, así como habitantes de ambos lados del Pirineo, está cada vez más cerca”, añaden.

(Gráfico Josemi Benítez. El correo)

Reabre este lunes la estación de metro de Maelbeek, escenario de los atentados en Bruselas

estacion-metro-maelbeek-bruselas-cerrada

La estación de metro de Maelbeek, en pleno corazón del barrio europeo de Bruselas, reabre sus puertas este lunes, poco más de un mes después de haber sido escenario, junto al aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem, de los atentados que dejaron 32 muertos y centenares de heridos el pasado 22 de marzo. La estación dispondrá de un ‘muro del recuerdo’ para que los pasajeros puedan dejar sus mensajes de condolencias y solidaridad, aunque a largo plazo se espera que sea reemplazado por una escultura conmemorativa.

“Se dan todas las condiciones técnicas para permitir de nuevo el acceso a los viajeros y volver a operar la estación”, informa la compañía de transporte público de la ciudad (STIB). Tras los atentados del 22 de marzo, la ciudad cerró toda su red de metro por razones de seguridad, pero 48 horas después retomó parcialmente la actividad, con la apertura de 39 de las casi 70 paradas que tiene.

Desde la semana pasada operan todas las estaciones de la red de metro a excepción de Maelbeek, aunque lo hacen en un horario reducido y con sólo uno o dos accesos abiertos a cada una. El Gobierno anunció patrullas mixtas de agentes de Policía y militares para reforzar la seguridad. El hecho de que la explosión no causara daños graves en la estructura de la estación de Maelbeek ha permitido su reapertura un mes después de los atentados, pese a que inicialmente las autoridades avisaron de que llevaría meses su reparación. La rehabilitación ha tenido un coste de cerca de 100.000 euros.

Otro de los esfuerzos de la ciudad por demostrar la vuelta a la normalidad tras los atentados se ha producido este viernes, con la apertura de la estación de ferrocarril que enlaza el aeropuerto con Bruselas y otras ciudades del país. Desde el 22M, los trenes circulan por esta parada sin detenerse y sólo era posible llegar al aeropuerto con transporte privado o, en los últimos días, las líneas de autobús.

La estación de tren del aeropuerto no se vio afectada por las dos explosiones que se registraron en la terminal de salidas, pero está situada en el mismo edificio, dos plantas más abajo del lugar de los atentados. Por ello los accesos habituales a la estación seguirán cerrados mientras duren las obras de reparación de la terminal, pero se han recuperado antiguos accesos para permitir al personal y pasajeros llegar al aeropuerto, según explican sus responsables.