Archivo de la etiqueta: ecología

SNCF espera duplicar el número de pasajeros

Después de haber sido devastada por las restricciones de viaje relacionadas con Covid, la SNCF está planeando reactivar su negocio a una velocidad vertiginosa. En una entrevista al Journal du dimanche, su director general, Jean-Pierre Farandou, anunció el objetivo de duplicar el número de pasajeros a bordo de los trenes en un plazo de diez años. Si consigue “recuperar a los que prefieren utilizar el coche”, la proporción de viajes en tren aumentaría hasta el 20% de los desplazamientos en Francia. Hoy en día, “sólo el 10% de la gente elige el tren, mientras que el 85% sigue cogiendo el coche”, dijo el responsable de los ferrocarriles franceses.

“Cuando llegué a la dirección de la empresa, me di cuenta de que había una brecha entre la SNCF y sus clientes. A nivel interno, los precios se consideran moderados, mientras que muchos de nuestros clientes siguen convencidos de que el TGV es caro. De hecho, a muchos franceses les resulta difícil elegir una fecha de salida con tres meses de antelación: esperan hasta el último momento. Y sin embargo, los mecanismos de gestión de tarifas introducidos en los años 90 eliminan los precios moderados unos días antes de la salida… Así que no es satisfactorio porque el tren no debe perder su carácter popular“.

En cuanto a la ecología, la SNCF se apoya en que el tren “contamina cincuenta veces menos que un coche y ochenta veces menos que un avión”. ” Esto atraerá a los franceses preocupados por las cuestiones medioambientales”, sostiene. La empresa quiere producir el 20% de su consumo de energía renovable en cinco años, utilizando sus terrenos disponibles: “Podemos tener 50 proyectos muy concretos para 2025”, dice Farandou. Pero muy a menudo, son los precios los que desaniman a los viajeros a elegir el tren. Consciente de esta limitación, Jean-Pierre Farandou ha asegurado que pronto se presentará una nueva estructura tarifaria “más sencilla, clara y legible”, con precios moderados hasta los últimos días antes de la salida. “El tren no debe perder su carácter popular”, subrayó. Estos anuncios coinciden con la apertura de los ferrocarriles franceses a la competencia y la inminente llegada de operadores extranjeros a las líneas de TGV y regionales.

La SNCF ha perdido 3.000 millones de euros con la crisis sanitaria. El Estado se ha comprometido a absorber 35.000 millones de euros de la deuda de la empresa (de un total de 60.300 millones de euros a finales de 2019). A cambio, la SNCF debe hacer todo lo posible para rectificar sus cuentas. En particular, invirtiendo 1.000 millones de euros al año para renovar sus estaciones. De hecho, la SNCF se ha endeudado masivamente para desarrollar la red ferroviaria, especialmente con las líneas de alta velocidad. Y estos esfuerzos han debilitado durante mucho tiempo a la empresa, que tiene que pagar 1.500 millones de euros en intereses cada año.

Aunque cuando se habla de la deduda hay que distinguir entre dos parámetros El primero, de 7.900 millones de euros, se refiere a SNCF Mobilité, la entidad pública del grupo responsable del tráfico ferroviario, cuyas cuentas están saneadas. El segundo, de 47.000 millones de euros, se refiere al gestor de infraestructuras: SNCF Réseau. Es esta deuda la que plantea un problema y la que, por tanto, el Estado se ha comprometido a asumir -parcialmente- en el marco de su reforma ferroviaria, para dotar a la empresa pública de una base financiera más sólida.

La deuda de SNCF réseau representa casi 25 veces su margen de explotación y más de 7 veces su volumen de negocio. Esta deuda también es problemática porque no está estabilizada: debido a los déficits estructurales de la empresa, la deuda de SNCF Réseau aumenta en 2.500 millones de euros cada año. El estatuto actual (establecimiento público de carácter industrial y comercial) da al Estado una garantía ilimitada y le permite endeudarse sin problemas. Pero en un futuro inmediato ese estatus (sociedad anónima) la convertirá en una empresa como cualquier otra en los mercados.

El impacto sobre una reserva natural cuestiona el anillo ferroviario que Adif proyecta en Antequera

La amenaza se cierne sobre el proyecto. A las dificultades económicas para ponerlo en marcha, se suman complejas razones de impacto medioambiental. El atlas hidrológico de Málaga asegura que el anillo ferroviario tendría una repercusión “muy negativa” en la que fue la mayor colonia de flamencos rosas del Mediterráneo, en la Reserva Natural de la Laguna de Fuente de Piedra, según han declarado desde la plataforma ‘No al anillo ferroviario’. El exdiputado de IU y miembro de la plataforma, Antonio Romero, ha explicado que enstá demostrada científicamente la conexión de la Laguna con los acuíferos de Fuente de Piedra y Humilladero. El proyecto impactaría negativamente en la sierra de Humilladero y su acuífero y tendría una repercusión muy negativa tanto en la Laguna, como en la colonia de flamencos rosas.

El atlas hidrológico de Málaga ha sido elaborado por la Diputación, el Instituto Geológico y Minero y por administraciones públicas. Además de este documento, se ha adjuntado, junto a diversos miembros de la plataforma ‘No al anillo ferroviario’, un total de 124 nuevas firmas, además de diversas fotografías de la sierra de Camorra, ubicada entre Mollina y Alameda, que la quieren dar a conocer por ser una cueva “muy importante”, según la plataforma.

La creación de un túnel de 750 metros bajo la sierra de Humilladero se “cargaría” el acuífero, lo que complicaría la situación de la Laguna y acabaría por afectar a la población de dicho municipio.

Más voces se elevan contra los planes de Adif y Fomento. El alcalde de Alameda, Lorenzo Podadera, ha declarado que el anillo pasa “muy cerca” del pozo que abastece de agua a la población, por lo que exige que se le garantice que el municipio no va a tener problemas con el sistema hídrico.

Con la creación del Centro de Tecnologías Ferroviarias CTF, Adif pretende posicionar el sistema ferroviario español al frente de la vanguardia tecnológica europea y mundial. Este centro tecnológico y el anillo ferroviario complementario que se construirá para ensayos estarán a la vanguardia mundial de la investigación, el desarrollo y la innovación en el ámbito de la alta velocidad.

A pesar de ello, personalidades como el eurodiputado de IU, Willy Meyer, pidió hace unos meses a la Comisión Europea (CE) que investigase el proyecto de anillos ferroviarios de pruebas y experimentación proyectado en Antequera. El eurodiputado se hizo eco de las denuncias de asociaciones agrarias, sindicatos y entidades sociales de la comarca de Antequera contrarias al proyecto. Estas entidades creen que el anillo ferroviario tendrá un impacto medioambiental, económico, social y para la salud muy negativo.

(Imagen rjime31 en Wikimedia Commons)

Una cita festiva en las vías verdes

Día de fiesta. De recuerdos nostálgicos y también de alborozo. De final de una etapa, pero principio de otra, en una vida distinta. Sin raíles, ni traviesas. Pero con los trazos aun bien definidos y dibujados, abriéndose paso por tierras, ahora ya vacías de gentes, bosques adyacentes y paisajes impresionantes. Sin el soniquete del traqueteo, pero con el recuerdo perenne del tren. Miles de personas asisten hoy a la fiesta de las Vías Verdes, en una celebración que se repite desde hace años el segundo domingo de mayo y a la que cada año asiste un mayor número de personas.

Cerca de 1.800 kilómetros de vías abandonadas de toda España han sido convertidas ya en 82 populares itinerarios cicloturistas o pedestres que levantan verdadera pasión entre los amantes de la naturaleza y del deporte al aire libre. Y en los próximos meses se abrirán más más kilómetros en toda España. Salpicados de acueductos, túneles y viaductos, estas sendas de hierro se encuentran a veces en paisajes vírgenes a los que sería muy difícil acceder.

Las vías verdes han demostrado ser una auténtica “locomotora del desarrollo rural” allá por donde pasan, ya que han “transportado” multitud de turistas “con necesidades de alojamiento, de comer, y de comprar artesanía y productos locales a zonas por las que antes no pasada nadie”, reconocen sus responsables. Así, estaciones de tren abandonadas están siendo recuperadas como hoteles o restaurantes, los municipios están poniendo en marcha museos y observatorios dentro de los itinerarios y emprendedores de la zona están desarrollando negocios de alquiler de bicicletas, entre otros. “Son toda una fuente generadora de riqueza en las zonas rurales”.

Y cada vez se encuentran más transitadas. La vía de Girona, por ejemplo, con más de cien kilómetros de ruta, tiene postes que cuentan el paso de los usuarios ; en 2010, detectó a 1,8 millones, una cifra “muy importante”. Otra vías, como la de la Sierra de Cádiz y Sevilla, situada en una zona “muy rural” y apartada, la cifra giró en torno a 100.000.

Con motivo del Día Nacional de las Vías Verdes, que convoca la Fundación de los Ferrocarriles Españoles cada segundo domingo de mayo, los gestores de los trazados organizan actividades festivas y de ocio, que se extienden a lo largo de todo el mes. Este año la celebración coincide con la campaña “Vías Verdes Cero, CO2”, que la Fundación de los Ferrocarriles desarrolla de abril a octubre de este año. Se trata de aumentar los desplazamientos y contribuir al ahorro de emisiones de CO2, principal gas responsable del cambio climático.

“A comienzos de los 90 empezamos a tener noticia de cómo en Estados Unidos se estaba haciendo esa conversión hacia los llamados ‘Greenways’ o ‘Rails to Trails’. En la Fundación Ferrocarriles Españoles nos encantó la idea y decidimos organizar un seminario internacional en España para que gente de esos países nos contara como lo hacían”, explica Carmen Aycart, directora del programa. El siguiente paso fue hacer un inventario de los 7.600 kilómetros de vías abandonas que había en España y valorar cuáles tenían más posibilidades de convertirse en vías verdes.

El proyecto está en plena expansión y “aún quedan casi seis mil kilómetros de trazados abandonados por recuperar”, recuerda Aycart, quien avanza que en los próximos meses se abrirán más de cien nuevos kilómetros de Vías Verdes en toda España.

Entre los últimos proyectos ejecutados se encuentra un tramo de la antigua línea de ferrocarril de Feve que unía Denia (Alicante) con Carcaixent (Valencia). La nueva ruta, de casi seis kilómetros de longitud, ha sido promovida por el Ayuntamiento de Denia y financiada por el Ministerio de Medio Ambiente, con un importe de 1.183.652 euros.
Otro proyecto que acaba de terminarse s la rehabilitación del túnel de Uitzi, en el antiguo trazado del Plazaola (Navarra), con una longitud de 2.680 metros. La recuperación del túnel ha permitido salvar el principal escollo que existía en la vía del Plazaola para completar un trazado de casi 40 kilómetros entre Mugiro y Andoain.

En 1993, existían en España más de 7.600 kilómetros de líneas que ya no tenían servicio de trenes, o que nunca llegaron a tenerlo por quedar inconclusas las obras de construcción. Este patrimonio, de gran valor histórico y cultural, también ofrece la ventaja de garantizar la accesibilidad de los usuarios, sin limitaciones de edad o capacidad física.

(Imagen Jesús Andrade)

El ‘Tren del Planeta’

La SNCF ha organizado una campaña de concienciación medioambiental que recorrerá veinticuatro estaciones de ferrocarril francesas hasta el próximo 11 de octubre. El ‘Tren del Planeta’, como se ha denominado la iniciativa de la operadora ferroviaria, acoge una exposición de intención lúdica y pedagógica que se estructura en torno a la pregunta “¿Cómo va el planeta?”. A través de la muestra se abordan los misterios del funcionamiento de la Tierra en torno a cuatro grandes temas: el clima, el agua, la energía y la gestión de los recursos por el hombre.

Organizado por SNCF y la Secretaría de Estado de Tecnologías Verdes y Negociaciones sobre el Clima, el ‘Tren del Planeta’ cuenta con el patrocinio del Grupo Bolloré, Generali, HSBC y Philips. Durante sus casi cuatro semanas de recorrido, el tren pasará por las estaciones de París-Lyon, Reims, Nancy, Mulhouse, Estrasburgo, Dijon, Clermont-Ferrand, Lyon-Perrache, Grenoble Niza, Marsella-Saintt Charles, Montpellier, Toulouse-Matabiau, Tarbes, Bayona, La Rochelle, Nantes, Burdeos-Saint Jean, Tours, Rennes, Quimper, Caen, Lille-Flandres y París- Norte.

La preocupación por el medioambiente es una constante de los Ferrocarriles Franceses. La operadora, a través de su fondo de inversión Eco-Mobilité Partenaires, ha entrado en el capital de la sociedad Coruscant, productora de energía solar, y se ha convertido en su accionista de referencia. La operación permitirá a Coruscant reforzar sus posibilidades de desarrollo y acrecentar las perspectivas de expansión de su actividad, mientras que la SNCF refuerza su implicación en el desarrollo de la movilidad sostenible, a través de la participación en el mercado de las energías renovables, y accede a la tecnología fotovoltaica.

Coruscant fue creada en 2007 y se dedica a la producción de energía renovable mediante instalaciones de producción de electricidad de origen solar fotovoltaico en zonas urbanas. Coruscant financia, ejecuta y explota techos solares en aparcamientos. Se trata de instalar paneles solares en las cubiertas de los “refugios” para automóviles de los aparcamientos al aire libre que así se convierten en productores de electricidad de origen solar, sin afectación paisajística, cerca de los puntos de consumo y con reducidos costes de instalación.

(Fuente Vía Libre)