El Gobierno de Cristina Kirchner cree que se sabotean las líneas férreas para afectar al servicio


Moron-haedo- descarrilamiento-tren-argentino

Mala fe y sospechas más que fundadas. El ministro de Interior y Transporte argentino, Florencio Randazzo, asegura que el descarrilamiento de un tren el pasado 30 de diciembre “no fue un hecho fortuito” sino un acto de “negligencia grave o de un sabotaje” que será investigado por la Justicia. Randazzo explica que el incidente, ocurrido en la línea de tren Sarmiento (que conecta la capital argentina y el oeste de la provincia de Buenos Aires), fue reflejado en los medios al mismo tiempo que el Ministerio presentaba las últimas formaciones para renovar el servicio de la línea Mitre (que cubre la zona norte). “Lo sorprendente es que cuando los peritos acuden al lugar del accidente encuentran que el cambio de vías está en forma correcta“, apunta el ministro.

El tren accidentado circulaba desde la localidad bonaerense de Moreno hacia la terminal porteña de Once, pero en el trayecto, antes de llegar a la estación de Haedo (a unos 25 kilómetros de la capital), la última parte del tren descarriló en un cambio de agujas, donde se encontraba trabajando una cuadrilla de obras. “El juez tendrá que determinar si hubo una negligencia grave o un sabotaje“, agrega el responsable del Gobierno que muestra imágenes tomadas por las cámaras del tren Sarmiento, cuyas formaciones fueron también recientemente renovadas con máquinas de fabricación china.

Las sospechas del Ejecutivo que preside Cristina Kirchner parecen más que fundadas. Pero, sobre todo, no contribuyen a mejorar la imagen de los ferrocarriles argentinas, donde se producen demasiados incidentes que afectan al correcto funcionamiento de los servicios. El Gobierno ha iniciado un ambicioso plan de mejora del parque ferroviario, pero la confianza de los usuarios argentinos es cada vez menor.

El ministro Randazzo, precandidato presidencial dentro del oficialismo para las elecciones de este año, sostiene que en el vídeo que ha presentado a los medios se observa cómo presuntamente dos operarios de la cuadrilla modifican la vía y después la vuelven a colocar correctamente. “Lo que hacen es no fijar el cambio (…). Pasan los primeros ocho coches sin problemas. La cámara trasera muestra que, cuando termina de pasar el tren, el cambio de vía se encuentra cerrado. Cuando van los peritos se encuentran con que presenta un aspecto normal, y no se corresponde con la situación habitual en un descarrilamiento”, indica. Randazzo sostiene que los operarios actuaron “de mala fe” y por ello “en vez de ir a ayudar a la gente y hacerse cargo”, vuelven a modificar la vía para “adulterar” la prueba. “El tren , cuando va pasando, va cerrando el cambio hasta que lo cierra del todo y descarrila el último coche. Las pruebas muestran que hubo negligencia o sabotaje. Tendrán que explicárselo al juez”, asegura.

El ministro recalcó que el hecho no quedará “impune” y subraya el esfuerzo realizado por el Estado en los últimos tiempos para renovar las formaciones de tren de las principales líneas de ferrocarril del país y sustituir las antiguas, que tenían unos 50 años. La modernización de las líneas férreas ha sido presentada como uno de los grandes logros de este último mandato de la presidenta, después de que en los últimos años se produjeran varios accidentes graves, incluyendo uno en 2012 que dejó medio centenar de víctimas mortales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s