Archivo diario: marzo 12, 2011

Las obras del TAV dan un paso más con el cale del túnel de San Andrés

Un paso más. Que no es poco. Las obras del tren de alta velocidad en el País Vasco siguen su curso. Un nuevo cale -la apertura del túnel tras encontrarse los trabajadores de los dos extremos- en una zona complicada para el trazado de la Y vasca. Este túnel, de 718 metros de longitud, se ha excavado bajo la loma de la ermita de San Andrés de Lazkutia y conectará los viaductos sobre los arroyos Larrinagatxu y Etxena.

El nuevo túnel está incluido en el tramo Durango-Amorebieta/Etxano, que discurre a lo largo de 4,6 kilómetros e incluye en total la construcción de tres túneles, que suman algo más de 2.515 metros de longitud, así como de cinco viaductos que suman 596 metros. Prácticamente la mitad del trazado es subterráneo.

Y como testigo de excepción, el ministro de Fomento. José Blanco viajó a Vizcaya con un doble objetivo: «supervisar» las obras de construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad que le compete –porque el ramal guipuzcoano es asunto del Gobierno vasco– y asistir al cale del túnel de San Andrés, que se encuentra en el municipio de Iurreta, en el tramo Durango-Amorebieta/Etxano.

Blanco adelantó que el próximo mes de abril se licitará uno de los dos tramos de la línea Vitoria-Bilbao que aún no están en obras. En concreto, el Elorrio-Atxondo, por un importe de 64 millones de euros. También está previsto que este mismo año salga a concurso y se adjudique el Atxondo-Abadiño. Cuando eso ocurra, estarán en marcha las obras en todo el trazado entre las capitales alavesa y vizcaína. Ahora, son trece los tajos abiertos.

En este momento se trabaja ya en más de 54 kilómetros de plataforma de los 90,8 kilómetros que completan el trazado del ramal Vitoria-Bilbao, encomendado a Adif. En el trayecto que conectará Vitoria con Bilbao, el 70% del recorrido discurrirá por estructuras singulares, ya que se prevén 35 viaductos y 26 túneles.

Actualmente están en ejecución un total de 21 túneles, entre los que destacan los más largos: Albertia, Udalaitz, Zaratamo, Ganzelai, e Induspe, además del túnel de Luko, ya terminado. También están en ejecución o finalizados un total de 29 viaductos
Si la pregunta es a partir de cuándo se podrá viajar en TAV por la ‘Y’ vasca, el consejero de Transportes insistió ayer en señalar el año 2016. En ese momento, será posible trasladarse entre las tres capitales vascas en media hora.

El ministro, por su parte, trascendió el ámbito doméstico y destacó el salto que supondrá la entrada en servicio del TAV a la hora de conectar el País Vasco con el resto de España y Europa. Además, consciente de la polémica que acompaña a la obra por motivos medioambientales, recordó que en el trazado Vitoria-Bilbao, una vez terminados los trabajos, «se revegetarán más de 2,4 millones de metros cuadrados con arbustos y herbáceas y se replantarán 118.623 árboles».

(Imagen Ignacio Pérez)