Archivo de la etiqueta: pérdidas

El metro pierde 100.000 euros por día de huelga

La huelga de los lunes en el metro de Barcelona ocasiona pérdidas económicas de 100.000 euros, según un informe de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), el sistema integrado de transporte público. En cuanto a los pasajeros, los lunes se registra 164.000 menos de usuarios que cualquier otro día laborable, una bajada del 5,5%. Hasta el momento, el paro de diez jornadas registra pérdidas que superan el millón de euros.

El informe señala que cada día de paros supone una pérdida de 235.000 viajeros al metro y de 13.000 en FGC. Los paros hacen ganar viajeros en los autobuses (66.500 en los de TMB y 13.000 a los del AMB), Renfe (3.500) y el Tram (1.000), y sobre todo al transporte privado, con un crecimiento de la congestión en las principales carreteras de acceso a Barcelona. La B-23, la C-58 y la C-31 en Badalona son las vías más afectadas.

Estos datos se dieron a conocer hace unos días después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, explicara que la huelga de trabajadores del metro ha supuesto la pérdida de 546.000 euros a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) hasta el mes de junio. Tras una pregunta del grupo municipal Demòcrata (PDeCAT) sobre los costes de los paros, Colau ha añadido que la huelga de los lunes, que empezó el 24 de abril, ha conllevado la pérdida de 1,4 millones de validaciones del metro.

Este lunes se vive una nueva jornada de huelga, la undécima, ante el bloqueo de las negociaciones que mantienen el comité de empresa y la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) por el convenio colectivo. Los paros convocados por el comité afectarán a la movilidad de los ciudadanos en las horas punta: de 07.00 a 9.00 y de 16.00 a 18.00, los servicios mínimos establecen la circulación del 40% de los trenes, mientras que por la noche, de 20.30 a 22.30, la oferta será el 20% de la habitual. A pesar de la mediación de la Generalitat de Cataluña, las posturas de una y otra parte siguen enfrentadas y no se atisba una pronta resolución del conflicto.

El comité de empresa, presidido por el sindicato CGT, ha rechazado recientemente la propuesta de la Generalitat de que el conflicto en el suburbano se resuelva con un arbitraje voluntario, algo que sí había aceptado TMB. Además, en un nuevo desafío a la dirección de TMB, la plantilla ha acordado hacer huelga también durante la festividad de la Diada -el 11 de septiembre-; la Mercè, -el 24 de septiembre- y en aquellos partidos de Champions del FC Barcelona que obligan a alargar el servicio de metro.

La dirección de TMB ya ha anunciado que no ofrecerá más mejoras a los trabajadores del metro y ha decidido dejar de pagar un extra de 32 euros mensuales a la plantilla, ya que se trata de un importe que se le “avanzaba” a cuenta de los incrementos salariales que contemplaría un futuro convenio colectivo para “crear un clima favorable al diálogo”. En este contexto, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, propuso esta semana que se valore la ampliación de los servicios mínimos y la emisión de un laudo de obligado cumplimiento para conseguir “un equilibrio” entre el derecho de huelga y el interés del resto de la ciudadanía. Los sindicatos se han mostrado muy críticos con esta propuesta y han pedido que no se limite el derecho de huelga.

Anuncios

Dos años sin trenes

Aislados por tren (salvo con Almería, ojo). El 7 de abril de 2015 Granada quedaba ‘incomunicada’ por tren. Fomento sellaba esta vía de comunicación ferroviaria para desarrollar las obras para la llegada de la Alta Velocidad y su integración con la capital, sin mayor alternativa que el uso del autobús para ir en dirección Madrid o Barcelona utilizando los servicios de Renfe. Se planteaba un parón de cinco meses. Pero hoy es el día que se cumplen dos años sin que los trenes puedan llegar hasta aquí.

Granada cumple 732 días sin tren (más allá del que hay diario hasta Almería). El plan del Ministerio de Fomento era finalizar las obras para la entrada de la Alta Velocidad en tan solo 150 días. El tren se detuvo con la excusa de que había obras en el Levante y que era necesario pararlo durante un tiempo porque se producía una sobrecarga en la red. Adif aducía que ciertos problemas medioambientales en Loja impedían abordar los trabajios. Aunque al parecer las empresas adjudicatarias se resistían a acometer las obras sin no les aumentaba la asignación.

De la Serna aseguraba a principios de año que la “adecuación de la infraestructura supondría un desembolso económico muy elevadoo y que el tiempo de obra sobrepasaría al que haría falta para que acabasen las obras para la Alta Velocidad”; lo que no convence a las plataformas ni a las principales fuerzas políticas granadinas.

La Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Granada exigen al Gobierno central que compense los dos años de aislamiento ferroviario de la provincia y las plataformas ciudadanas reivindican la reconexión por Moreda y que el AVE llegue soterrado. En una declaración conjunta, los responsables de la Diputación de Granada, la Junta de Andalucía en la provincia y el Ayuntamiento granadino han destacado las “cuantiosas pérdidas”, especialmente para el turismo como sector estratégico de la economía granadina, que ha provocado el aislamiento. En este aniversario, han exigido al Gobierno central compensaciones por el “daño objetivo” que la situación está generando a la economía granadina y en el empleo.

En el mismo comunicado, el presidente de la Diputación, José Entrena; la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García; y el alcalde de esta capital andaluza, Francisco Cuenca, recalcan el malestar por los “continuos retrasos” de las obras del AVE que han dicho se suceden porque el Gobierno central paralizó, hace ya más de seis años, el anterior proyecto del AVE. Reprochan a Fomento que modificara un proyecto que incluía la Variante de Loja y la integración urbana en la ciudad y exigen un “cronograma detallado” de las obras a su paso por Loja, en el que quede expresado el detalle de la ejecución de los trabajos.

Las instituciones piden además la reapertura de la línea de Moreda (Granada) y que se restablezca la conexión con Barcelona; que la alta velocidad llegue a Granada soterrada y que el AVE se aleje de “improvisaciones” o engaños. Las plataformas ciudadanas Marea Amarilla y Granada en Marcha se han concentrado ante la Subdelegación del Gobierno y han pedido también al reconexión por Moreda, presupuesto para la Variante de Loja, el soterramiento de las vías y que Granada cuente con presupuesto para la alta velocidad. Lamentan además un trato discriminatorio y recuerdan que Fomento contempla otros proyectos como los 450 millones prometidos para la integración del ferrocarril en Bilbao y Vitoria.

Renfe ajustará un 30% su plantilla de Mercancías

Renfe prevé ajustar en unos 425 empleos, esto es, en un 30,8%, la plantilla de Renfe Mercancías en un periodo de tres años, a cuyo término esta división de transporte de mercancías en tren contará con unos 950 trabajadores, frente los 1.374 efectivos que tenía al cierre de 2016. La medida forma parte del plan estratégico 2017-2019 que la compañía puso en marcha el pasado mes de enero con el fin de garantizar la rentabilidad futura de este negocio, actualmente en pérdidas, y que cuenta con el respaldo de los sindicatos de la compañía.

El ajuste de personal de Renfe Mercancías, que la operadora considera está “sobredimensionado”, se abordará a través de medidas no traumáticas, esto es, mediante bajas voluntarias y el traspaso de trabajadores a otras divisiones de la compañía. La reducción de la plantilla constituye uno de los ejes del plan estratégico de Mercancías, desvelado este lunes por el presidente de la operadora a raíz de la multa impuesta por Competencia a este negocio. El resto de pilares de la estrategia son el rediseño de la política comercial de Renfe Mercancías con el fin de captar más tráficos, y reducir su cartera de activos y participaciones.

Alfaro desvela que Renfe tiene colgado el cartel de ‘se vende’ en las participaciones que ostenta en las firmas con las que Competencia le acusa de haber pactado para obstaculizar la competencia en el sector, liberalizado en España desde 2005. Se trata de Transfesa y Semat, ambas filiales de la alemana Deustche Bahn y especializadas en tráfico de vehículos. Renfe Mercancías también soltará lastre de activos propios. En concreto, prevé traspasar locomotoras a la filial Renfe Alquiler de Material, una firma a la que otros operadores competidores pueden acudir para arrendarlas.

Estas desinversiones permitirán a la operadora mantener su objetivo de superar las pérdidas y cerrar con equilibrio sus cuentas ya en este año 2017, y a pesar de la multa de 65 millones impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Por un lado, la operadora recurrirá la multa a la Audiencia Nacional, a la que además pedirá que deje en suspenso su pago hasta que pronuncie su decisión final. Por otra parte, prevé anotarse las provisiones por la multa en las cuentas de 2016, que actualmente está reformulando, y además amortiguarlas con beneficios extraordinarios procedentes de ventas de activos y ajuste de personal.

La estrategia de Renfe Mercancías contempla que una vez logre el ‘break even’ en 2017, “gracias a estos extraordinarios”, ya en 2018 se consigan las primeras ganancias operativas, esto es, impulsadas por el crecimiento del negocio, y tomar “velocidad de crucero” en 2019. Renfe Mercancías cerró 2016 con una pérdida de 33 millones de euros. No obstante, el nuevo equipo gestor de la compañía que lidera Alfaro tiene actualmente en revisión y reformulación las cuentas del pasado año de la operadora.

En virtud de la reformulación, las cuentas de todo el grupo Renfe arrojarán pérdidas en vez del segundo beneficio de la historia de la compañía como inicialmente se estimaba. En el caso de Renfe Mercancías, supondrá unos mayores ‘números rojos’ de los 33 millones inicialmente estimados. Ello será consecuencia de incluir distintas provisiones, la de la multa de Competencia en el caso de Mercancías, y la de la exposición de Renfe en las sociedades constituidas con Fomento, Adif y los ayuntamientos de distintas capitales para la integración del AVE en las ciudades, dado que estas firmas están todas quebradas.

Renfe mercancías ha perdido un 30% del mercado del transporte de carga en tren desde que el sector se abrió a la competencia en 2005. A pesar de copar un 70% del sector su actividad ha ido descendiendo, como consecuencia, según la empresa, a que el negocio de tráfico de mercancía en ferrocarril también lo ha hecho, a favor del camión. En la actualidad, sólo el 3% de la carga que se mueve por el país lo hace en ferrocarril.

Renfe aborda el rescate de su división de mercancías con un reajuste de su plantilla

mercancias-renfe-miranda-aerea

Renfe Mercancías ha planteado un ajuste, mediante traslados voluntarios, de unos 146 trabajadores, alrededor del 11% de su plantilla actual, como primera medida del plan que la compañía ferroviaria aborda para superar las pérdidas de esta división y garantizar su viabilidad futura. El plan de ‘rescate’ de la operadora para el negocio de Mercancías, además del ajuste de gastos, contempla su salida al exterior, la intermodalidad y optimizar el transporte de carga hacia y desde los puertos.

Renfe acaba de abrir una mesa de negociación con los sindicatos con representación en la compañía para abordar una reorganización de los recursos humanos de la filial de mercancías, que cuenta con unos 1.300 empleados. El ajuste planteado por la empresa, actualmente en negociación, afectará a personal administrativo. Supondrá así la salida de una quinta parte (el 24%) de los 600 empleados de oficina y se abordará mediante traslados voluntarios a otras divisiones (viajeros, fabricación y mantenimiento y dirección central).

En cuanto al resto de empleados de Mercancías, fundamentalmente maquinistas, Renfe determinará si también son necesarios ajustes una vez concluya la convocatoria de traslados abierto en toda la compañía y el plan de bajas voluntarias que lanzará este año.

Renfe Mercancías anunció su intención de lanzar un plan para reflotar la empresa el pasado mes de octubre, tras el nombramiento de Abelardo Carrillo como nuevo director general del área. Para ello, constituyó una Jefatura de Área Internacional y una nueva Dirección General Comercial. De esta forma, Renfe aparcó definitivamente el proyecto de abrir la filial de Mercancías a un socio industrial, que la empresa del Ministerio de Fomento venía analizando desde hacía unos años.

Mercancías es la única de las cuatro sociedades filiales en que se estructura Renfe en pérdidas. En la primera mitad de 2016 reportó ‘números rojos’ de 20,9 millones de euros, tras recortar un 11,6% sus ingresos, hasta 11,33 millones. No obstante, ello no impide que todo el grupo Renfe, contemple cerrar 2016 en beneficios, encadenando así su segundo año consecutivo de ganancias de la historia, gracias fundamentalmente al tirón del AVE.

La situación de Renfe Mercancías deriva del limitado peso del ferrocarril en el transporte de carga en España y de la pérdida de negocio de la compañía pública desde que en 2005 el sector se abrió a la competencia. Según un reciente estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV), el tren sólo transporta el 5% de las mercancías que se mueven por el país. Renfe Mercancías controla el 70% de este reducido negocio, si bien las operadoras privadas han venido elevado su peso desde el 14% hasta el 29,5% en sólo los últimos cinco años.

Renfe, afectada por el negocio de Mercancías, pierde 11 millones hasta mayo

renfe-sala-vip-a-identidad

Renfe registró una pérdida neta de 11,1 millones de euros en los cinco primeros meses del año, afectada por la división de transporte de mercancías, la única del grupo que se mantiene en ‘números rojos’, con una pérdida de 18,3 millones de euros en este periodo. La operadora arranca así el año con pérdidas, tras cerrar 2015 con los primeros beneficios de su historia, si bien son un 83,4% inferiores a las del mismo periodo del año anterior, lo que apunta a que la compañía podrá lograr de nuevo ganancias en el conjunto del ejercicio.

Al cierre de mayo el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Renfe creció un 87,5%, hasta los 167,8 millones de euros, y todas las divisiones de negocio de la compañía, salvo la de Mercancías, habían ya retornado a los beneficios. Renfe Viajeros ganó 3,92 millones de euros, gracias al impulso del servicio de AVE y Larga Distancia, que sigue ganando viajeros.

Los ingresos por la venta de billetes de estos trenes, para los que la compañía no recibe subvención, crecieron un 4,8% en los cinco primeros meses, hasta sumar 542 millones de euros, según datos oficiales. Este aumento permite compensar el descenso del 0,4% registrado en la facturación de los servicios de Cercanías y Media Distancia, hasta los 295 millones de euros.

Por contra, Renfe Mercancías saldó los cinco primeros meses con una pérdida de 18,3 millones de euros, un 2,8% superior a la de un año antes, tras registrar un descenso del 6,9% en sus ingresos, que sumaron 92 millones de euros. De esta forma, el conjunto de la compañía elevó un 6,1% el total de sus ingresos, que sumaron 1.304 millones de euros, y logró contener (-0,3%) sus gastos en 1.136 millones.

En este capítulo de gastos destaca el hecho de que desciende el correspondiente al canon que Renfe paga a Adif por el uso de las líneas de tren, las estaciones y el resto de la infraestructuras ferroviarias. Esta partida supuso a la operadora 254 millones hasta mayo, un 3,1% menos.

Los gastos relacionados con la participación de la compañía en el consorcio que construye el tren de Alta Velocidad a La Meca son los que más aumentaron, un 25,5%, y se situaron en 24 millones.

En el capítulo financiero, Renfe logró recortar un 6% su endeudamiento en el arranque del ejercicio, que a cierre de mayo se situaba en 4.393 millones de euros.

Los maquinistas alemanes se declaran dispuestos a convocar nuevos paros si no reciben ofertas sólidas

maquinistas-alemanes-huelga-semana-trenes

Las espadas siguen en alto. Las heridas siguen sin cerrarse en el ferrocarril alemán que ha sufrido el caos de seis días de huelga de los maquinistas, la más larga en la historia de ese colectivo. Los paros comenzaron el lunes con la paralización de uno de cada dos trenes de mercancías y se extendió el martes a los de pasajeros, que paralizó dos tercios de los ferrocarriles previstos. Y parece que el conflicto no se ha cerrado. El sindicato de los maquinistas de tren (GDL) advirte de que está dispuesto a convocar nuevos paros si la dirección de la compañía ferroviaria Deutsche Bahn (DB) no presenta ofertas sólidas para resolver su conflicto laboral.

“El sindicato sigue dispuesto a la huelga”, indica su líder, Claus Weselsky, en declaraciones que publica el diario “Saarbrücker Zeitung”, donde además califica de “gran éxito” los paros desarrollados esta semana. El ritmo de paros se ha mantenido como estaba previsto, con especial incidencia en el este del país, y previsiblemente terminará hoy a las 09.00 (hora local). Weselsky, cuyo sindicato representa a 30.000 maquinistas entre una plantilla integrada por los 300.000 empleados de DB, rechazó a mediados de la semana la propuesta de la patronal de hacer intervenir como mediador del exprimer ministro del ‘Land’ de Brandeburgo, el socialdemócrata Matthias Platzeck.

Desde la compañía ferroviaria se ha advertido de que durante todo el domingo seguirán las alteraciones de servicio, hasta que se logre restablecer la normalidad en el tráfico ferroviario. Cada jornada de paro ha provocado a la compañía pérdidas de unos 100 millones de euros; el número de pasajeros afectados supera los 30 millones, entre las cancelaciones en cercanías o trenes de largo recorrido.

Los paros han dañado especialmente al transporte de mercancías, sobre todo en los sectores más dependientes de los suministros de componentes, como la automoción, y ha colapsado la red de autopistas alemanas, ya que la carretera se ha convertido en la alternativa más usual para los desplazamientos privados o industriales.

La GDL ha rechazado propuestas de arbitraje, pese a las crecientes presiones del ámbito político para poner fin a la huelga o aceptar algún tipo de mediación.

Estos paros suponen la octava ronda de huelgas del colectivo; es la más larga en la historia de la compañía, en medio del pulso entre el sindicato y la dirección, que se considera una prueba de fuerza de los maquinistas. Los maquinistas reclaman un incremento salarial del 5%, la reducción de su semana laboral a 38 horas -una menos de las actuales 39-, así como la limitación de las horas extras.

El gran punto de fricción no son estos incrementos, sino el hecho de que la GDL pretende ampliar su convenio a los revisores y resto de personal de a bordo, con sueldos notablemente inferiores. Con ello se propone ganar afiliados y evitar la pérdida de poder que conllevará, de materializarse, un proyecto de ley del Gobierno de Angela Merkel que limitará la capacidad de los sindicatos pequeños para establecer sus propios convenios.

El presidente de Renfe sostiene que el operador ferroviario será rentable a comienzos de 2016

vazquez-catala-pastor

Sin números rojos. El presidente de Renfe, Pablo Vázquez, asegura que esta empresa pública ferroviaria “puede entrar en números negros en los próximos 12 meses”. Durante este primer trimestre, Vázquez informa de que Renfe ha mejorado 3 puntos la ocupación de los trenes, y reduce un 25% la deuda vencida de 200 millones de euros.

En un encuentro con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Vázquez reitera que su “primer gran objetivo” era conseguir que Renfe fuera rentable en 24 meses, lo que a su juicio puede conseguirse el próximo año. Para ello recuerda las líneas maestras de su plan de actuación, que apuntan a una mayor ocupación de los trenes, reducir deuda y gastos, mejorar la productividad y aprovechar los activos.

Renfe no hará prórrogas de los contratos que vencen, “sino licitar nuevos”, apunta su máximo responsable, aunque en trenes de cercanías aumentará el gasto en limpieza. Durante este primer trimestre, se ha incrementado casi un 4% en el segmento de viajeros (147 minutos) y un 2% en mercancías. Las razones de este aumento se deben al reciente Expediente de Regulación de Empleo en la plantilla y a las políticas de movilidad funcional puestas en macha, sobre todo entre los maquinistas, apunta Vázquez.

El presidente de Renfe no descarta que la carrocería de los trenes pueda llevar pintura y publicidad de empresas privadas, como parte del plan de uso comercial de los activos de la compañía. “Desde el punto de vista comercial, los trenes de Cercanías son esenciales“, ha dicho en relación con los 370 millones de usuarios de este tipo de servicio sobre los 400 millones que transporta al año la compañía.

Vázquez, que califica de “reto” que cercanías “funcione tan bien” como la alta velocidad, muestra su discrepancia sobre las críticas de Ciudadanos y otras fuerzas políticas porque la alta velocidad es una industria que “genera valor con un elevado componente de innovación“. Sin embargo, Vázquez sostiene que el AVE sería más rentable “si bajaran los cánones” que impone el Estado. “Nadie es feliz pagando impuestos, pero es una obligación externa y no es operativo discutirlos”, subraya sobre los cánones ferroviarios que impone el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

El máximo responsable de la operadora ferroviaria cree que la venta del 49% del capital de Adif a accionistas privados “no generará problemas para operar” y defiende la compra de 40 nuevos trenes por 1.100 millones de euros, para lo que se pedirá financiación. “Es un año bueno por los tipos de financiación, un año dulce para meterse en operaciones de este tipo”, recalca.

Renfe viajeros acaba el primer semestre del año en números rojos y aumenta un 27,1% las pérdidas

ave112-asientos

Números rojos; otra vez. Renfe Viajeros pierde 76,3 millones de euros en el primer semestre, lo que aumenta en un 27,1% las pérdidas que genera este negocio respecto al mismo periodo de 2013. La operadora genera el grueso de la pérdida total de 127 millones de euros con que todo el grupo Renfe concluyó los seis primeros meses del ejercicio.

Los primeros resultados semestrales de la operadora pública desde que a comienzos de este año se reestructuró en cuatro sociedades no son nada halagüeños. Tres de ellas ‘heredaron’ los actuales negocios del operador (Renfe Viajeros, Renfe Mercancías, y Renfe Fabricación y Mantenimiento) y la cuarta se dedica a alquilar trenes a los operadores que entren en este mercado que el Gobierno está a punto de abrir a la competencia. Renfe Viajeros, la firma que tendrá que hacer frente a esta liberalización, es también la sociedad del grupo que más facturó hasta marzo.

Los ingresos totales de esta sociedad crecieron un 6,3% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 1.293,4 millones de euros. No obstante, su beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 21,8%, hasta 87 millones, dado que el aumento del 9,2% que experimentaron sus gastos es mayor que el de los ingresos. Entre estos gastos sobresale el correspondiente al canon que Renfe Viajeros debe pagar a Adif por el uso de las vías del tren, las estaciones y otros servicios, que en la primer mitad del año supuso 332,1 millones, un 25% más que el año anterior.

Adif subió a comienzos de este año el importe de estos cánones al considerar necesario cubrir los costes de mantenimiento de la red y recuperar las inversiones que se realizaron en su construcción mediante el pago de quien usa estas infraestructuras.

En cuanto al capítulo de ingresos de Renfe Viajeros, destaca el crecimiento del 5,8% que registró la división de AVE y Larga Distancia, que facturó 600 millones de euros.

Cercanías y Media Distancia, trenes que tienen consideración de servicios públicos, mantuvieron su facturación en los 354 millones de euros.

En el primer semestre, Renfe Viajeros recibió del Estado 303,2 millones para contribuir a costear las líneas de estos dos tipos de servicios de transporte que la empresa se ve obligada a explotar por tener consideración de servicios públicos.

En cuanto al resto de sociedades, Renfe Mercancías cerró los seis primeros meses del año con una pérdida de 33,8 millones, un 20% inferior a la del pasado año, tras elevar un 10% sus ingresos, hasta 128 millones.

Renfe Fabricación y Mantenimiento logró recortar un 14% sus ‘números rojos’, hasta 15,4 millones, gracias al recorte de los gastos y pese a que sus ingresos también descendieron un 49%.

Madrid arremete contra los sindicatos del Metro y les acusa de “causar pérdidas” de 10 millones

gente-en-andenes-paro-metro

Diez millones en pérdidas. El consejero de Transportes de Madrid, Pablo Cavero, ha acusado a los sindicatos de Metro de provocar pérdidas de 10 millones de euros a la empresa, y puede que hasta le haya costado el empleo a algún trabajador que haya llegado tarde repetidamente, por los paros celebrados en el último año y medio. El consejero respondía así en el Pleno de la Asamblea a una pregunta de la diputada del PP Regina Plañiol sobre los efectos de las huelgas del suburbano en los madrileños.

Cavero ha recordado que en 2012 se realizaron 21 paros, 19 parciales y dos totales, y que hasta el 17 de mayo de este año el número de huelgas asciende ya a 11, más otras cuatro que fueron desconvocadas. “Los sindicatos han tomado a los madrileños como rehenes” en las negociaciones sobre su convenio, ha dicho tras señalar que gran parte de las movilizaciones han coincidido con fechas señaladas, como la cabalgata de Reyes, el día de San Isidro o las horas previas y posteriores a la final de la Copa del Rey en el Bernabéu.

El consejero asegura que el objetivo de los paros es “defender los privilegios de algunos trabajadores” que “quieren trabajar menos y cobrar más” y aumentar el número de liberados sindicales.

Plañiol ha abundado en los argumentos de Cavero y ha afirmado que las centrales sindicales “están manipuladas políticamente” por los partidos de oposición, especialmente “los de izquierdas”, que, según la diputada, han renunciado al debate parlamentario para liderar protestas. “Los madrileños no pueden entender que trabajadores con puesto fijo y privilegios especiales, que cobran de los impuestos, hagan todos estos paros para cobrar más y trabajar menos“, ha proclamado Plañiol.

El comité de empresa de Metro ha desconvocado los paros previstos para los días 24, 27, 28, 29, 30 y 31 de mayo con el objetivo de “reunificar las fuerzas” sindicales del suburbano y planificar para el próximo mes de junio “las movilizaciones que sean necesarias”. El secretario del comité, Ignacio Arribas, ha explicado que los representantes sindicales han considerado que “no es conveniente” que desde un mismo comité de empresa haya dos convocatorias de movilizaciones, en referencia a las propuestas por el Sindicato de Conductores -mayoritario en el suburbano- y a las del resto de organizaciones. Por ello, UGT, CCOO, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y Sindicatos de Técnicos han procedido a desconvocar los paros anunciados para este mes.

Los seis sindicatos de Metro, “todos juntos y en unidad”, valorarán la convocatoria de nuevas movilizaciones en el mes de junio y serán “las que sean necesarias” hasta alcanzar un acuerdo en la negociación del convenio colectivo para los próximos años. Arribas ha recordado que presentarán ante los tribunales un conflicto colectivo sobre los atrasos salariales del año 2012, que los sindicatos cifran en 16 millones de euros, para que un juez decida si deben cobrarlos o no.

(Imagen El Correo)

La Comunidad de Madrid reclama a los sindicatos de metro 5 millones por la huelga de junio de 2010

Cocheras_de_Loranca_2

Más tensión y pulso entre políticos y sindicalistas. El Juzgado de lo Social número 3 ha admitido a trámite la reclamación de la Comunidad de Madrid a los sindicatos de cerca de cinco millones de euros en concepto de daños provocados por la huelga de Metro de los días 29 y 30 de junio de 2010. El consejero y portavoz del Ejecutivo regional, Salvador Victoria, ha explicado que la vista por el caso se celebrará el próximo mes de mayo, en la sede de los juzgados en la calle Princesa.

La reclamación se produce después de que el Tribunal Supremo declarara dicha huelga ilegal al considerar que el comité de huelga de Metro no respetó los servicios mínimos dictados por la Comunidad, ya que impidió que ningún tren saliera de cocheras a prestar servicio durante los dos días que duró la convocatoria. El Ejecutivo pide, con esta denuncia, la restitución de las pérdidas que la empresa propietaria del suburbano sufrió en ese tiempo, que cifran en 4.747.295 euros.

El pasado 28 de febrero, Metro de Madrid presentó una demanda ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Comunidad por este mismo motivo, a lo que los sindicatos CCOO y UGT respondieron calificando la disputa de “zanjada” y “prescrita”.

El portavoz del Gobierno regional ha lamentado la nueva convocatoria de paros en Metro de Madrid a partir del próximo día 17 de abril y ha recordado que sólo la han apoyado con su voto 371 trabajadores de los 7.600 que componen la plantilla de la empresa. Entre los partidarios de la nueva convocatoria, ha continuado, no se encuentra en esta ocasión el sindicato de conductores que se ha desvinculado de la nueva tanda de paros parciales “irresponsables” y “perjudiciales”, a su juicio, para todos los madrileños.

Unas protestas que, según el portavoz, llevan además “al descenso generalizado de los viajes y de los ingresos” de Metro y que han causado ya “más de 6 millones de euros de pérdidas” a la empresa. Victoria ha llamado a la “responsabilidad” de los sindicatos convocantes de los paros en Metro y les ha recordado que el Gobierno regional está “siempre abierto al diálogo y a la negociación”.