Archivo de la etiqueta: estaciones

TMB pide a Madrid asesoría sobre el amianto

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la compañía que gestiona el suburbano de la Ciudad Condal, ha pedido a Metro de Madrid una oferta de contrato para la asesoría procedimental y documental sobre la gestión del amianto. Después de varias reuniones entre representantes de ambas empresas, y tras conocer de primera mano la gestión que se está realizando en el metropolitano madrileño, la dirección de TMB ha decidido contar con la colaboración de Metro de Madrid para la gestión y elaboración de planes de retirada del amianto.

Según han apuntado fuentes de la compañía, la propuesta de contrato que realizará TMB se materializará en los próximos días e incluirá asesoramiento en los procesos y documentación para la detección de este material en trenes e instalaciones ferroviarias, así como los distintos procesos de retirada del mismo.

Desde el suburbano recalcan que el TMB ha decidido contar con la colaboración de Metro tras la puesta en marcha por parte del metropolitano madrileño del Plan de Desamiantado, que implica “la eliminación de cualquier resto de material en los dos modelos de trenes que se ha detectado así como en las instalaciones donde existe este material, las más antiguas de la red madrileña”. El plan de Metro incluye una inversión total de 140 millones de euros hasta el año 2025, fecha en la que la red estará libre de amianto.

De momento, a través de este plan, ya se ha retirado amianto en estaciones como la de Suanzes, Canillejas, Torre Arias, el depósito de Cuatro Caminos, o el depósito de Ventas, entre otros, además de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Pavones. En los trenes, ya se ha eliminado amianto en los cofres del modelo 5000 4ª, en las placas de resistencias de esos coches, en las placas de resistencias de los coches 5000 2ª o en la junta neumática 5000, entre otras acciones.

Metro realiza mediciones ambientales tanto en trenes como en estaciones para descartar la presencia de fibras de amianto en la red, cuya inhalación sería peligrosa. Todos los resultados han dado negativo. En concreto, ya se han realizado 85 muestras ambientales en trenes y así como en todas las estaciones cuya bóveda de andén es de fibrocemento (en concreto, 36 de las 301 existentes). “Estos resultados certifican que no hay riesgo alguno y que la seguridad tanto para trabajadores como para viajeros está totalmente garantizada”, enfatiza Metro de Madrid.

Paralelamente, ya se han realizado casi 900 reconocimientos médicos específicos a trabajadores de Metro, y antes de que acabe el año se habrán realizado los reconocimientos a los 1.000 trabajadores de la plantilla que están siendo objeto de la vigilancia específica de la salud. Todos ellos han dado negativo. Estos reconocimientos serán anuales, es decir, en 2019 se repetirán y continuarán haciéndose a lo largo del tiempo.

Metro de Madrid y TMB mantienen contactos “habitualmente” para intercambiar información sobre distintos aspectos de la operación y la gestión ferroviaria. Tras conocer los datos de la gestión realizada por Metro para la eliminación de este material de la red, TMB ha pedido esta colaboración cuyos términos específicos se concretarán en los próximos días.

Anuncios

Mensajes en inglés en el metro de Madrid

reapertura-estaciones-metro-madrid

“Attention please: In order to make it easier for passengers to enter the train, we kindly ask you to distribute along the platform. Thank you for your cooperation”. Desde ayer los usuarios de Metro Madrid oyen algunas advertencias, como esta, en inglés. La operadora del suburbano comienza a difundir mensajes en inglés dentro sus instalaciones, iniciativa de estreno este lunes en una primera fase con locuciones pregrabadas en la megafonía de las estaciones, según informan fuentes del suburbano. Los primeros mensajes pregrabados en inglés en las estaciones advierten de la finalización del servicio, los que recomiendan al usuario distribuirse a lo largo del andén para evitar aglomeraciones y suspensión del servicio previstas.

Fuentes del suburbano explican que está previsto que se informe también en inglés del próximo cierre de la Línea 8 de Metro (que precisamente su recorrido se prolonga hasta el aeropuerto de Barajas) previsto el próximo el día 26 de enero. La medida está orientada a ofrecer una “mejor experiencia” a los usuarios que no hablen español. Con ello, se pretende ofrecer una mejor información a los visitantes internacionales que recalan en Madrid y que usan las instalaciones de Metro para sus desplazamientos.

Metro de Madrid realizará mensajes en inglés a sus usuarios, al igual que viene haciendo por ejemplo Renfe Cercanías desde hace años. Posteriormente, en una segunda fase, se ofrecerán en inglés el resto de mensajes pregrabados y también los mensajes que se generan en tiempo real (un ejemplo son las incidencias no previstas que se producen en las instalaciones). El objetivo es poner esta fase en marcha a lo largo del primer semestre de 2017. También se está analizando la implantación de mensajes de servicio en inglés en el avisador de próxima estación de los trenes. Esta actuación, debido a sus complejidades técnicas y largos plazos de implantación, su viabilidad aún no está confirmada.

Francia desplegará arcos de seguridad en las estaciones de los Thalys para reforzar la protección

policia-control-trenes-thalyes

Francia intensificará los controles en las estaciones del tren de alta velocidad Thalys de París y Lille antes del próximo 20 de diciembre, con la instalación de arcos de seguridad, y aplicará medidas similares en aquellos que unen el país con Bruselas, Ámsterdam y Colonia. Con esta medida, el Gobierno francés busca “controlar el acceso al Thalys, que une Francia, Bélgica, Países Bajos y Alemania”, tren que ya fue objeto de un atentado frustrado en agosto en el trayecto entre París y Ámsterdam y que abrió el debate sobre la cuestión de la seguridad en los trenes.

A raíz de los atentados de París se reforzaron los controles de identidad de pasajeros y equipaje en aeropuertos y estaciones de ferrocarril, especialmente cuando se supo que al menos uno de los atacantes viajaban de Siria a Europa en este modo de transporte.

El operador ferroviario francés SNCF tiene previsto aumentar el número de controles aleatorios en otros trenes franceses y estaciones de ferrocarril. SNCF está considerando la implementación de las mejores medidas para “manejar mejor la gestión del flujo” de viajeros.

SNCF presentó la semana pasada una propuesta al Gobierno francés para mejorar la seguridad de los trenes y estaciones, en la que no figura la instalación de arcos de seguridad, y en la que propone desplegar en algunos trenes a miembros de los cuerpos de seguridad para apoyar al personal de la compañía. Desde SNCF se señala que la instalación de arcos de seguridad en Lille y París debe incluir “fases de prueba en otras conexiones ferroviarias nacionales”, un proceso que no se ha definido todavía a pesar de plantearse a nivel mundial, informa ‘Le Figaro’.

Noventa años del Metro de Barcelona

Inauguraccion-actual-linea-3-gran-metro-barcelona

¡Feliz aniversario! El Metro de Barcelona celebra hoy el 90 aniversario de la apertura al público, aunque el viaje inaugural tuvo lugar el 30 de diciembre. El infante de España Fernando de Baviera presidió la ceremonia inaugural y viajó en los ‘modernos’ coches adquiridos por la compañía. El primer tramo, denominado ‘Gran Metro’, embrión de la actual Línea 3, enlazaba las estaciones de plaza de Catalunya y Lesseps, un recorrido de 2,7 kilómetros. Los billetes costaban entre 20 y 30 céntimos de peseta.

El 31 de diciembre de 1924 el servicio se abrió al público con un primer tramo de la línea del Gran Metro de Barcelona, embrión de la actual línea 3, entre las estaciones Catalunya y Lesseps, y con un trazado de 2.470 metros. La llegada de este medio de transporte público a Barcelona cambió los hábitos sociales y de desplazamiento de sus habitantes hasta el punto de que, a lo largo de todo este tiempo, el metro se ha convertido en protagonista indiscutible de la movilidad urbana y de la historia de la ciudad, su evolución y sus eventos más esenciales. En estas nueve décadas el servicio no ha parado de crecer hasta alcanzar 102,6 kilómetros de vía y 141 estaciones. En el primer semestre de 2016 se unirá el tramo de la Línea 9 entre Zona Universitària y la T1 del Aeropuerto de El Prat.

Poco después, en 1925, se amplió, con la llegada a Liceu, y en 1926 se inauguró un ramal entre las actuales paradas de Passeig de Gràcia y Jaume I, precedente de la actual Línea 4. Paralelamente, en junio de 1926 abrió sus instalaciones el Ferrocarril Metropolitano de Barcelona, más conocida como el ‘Transversal’, que iba de plaza de Catalunya a La Bordeta, antecesora de la Línea 1 y que entonces tenía una longitud de 4,06 kilómetros.

Durante la Guerra Civil, la práctica totalidad de la red se usó como refugio antiaéreo para la población civil, y ya en la posguerra, el servicio inició una lenta expansión, que se aceleró a partir de 1961, cuando las dos empresas privadas de metro que gestionaban el servicio se fusionaron y fueron municipalizadas. El Metro inició su transformación e inició su expansión, que aún no ha concluido, para formar una red que a día de hoy, la integran ocho líneas gestionadas por Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), más las tres líneas urbanas de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC). En la actualidad, más de un millón de personas utilizan cada día el Metro y es el transporte público más utilizado.

Línea 1. Formada por 20,7 kilómetros y 30 estaciones, tiene un ancho de vía diferente al resto (1.674 milímetros frente a los 1.435 del resto de la red) y abrió en 1926. Fue la primera línea de concepción metropolitana -su primera estación de cabecera, La Bordeta, estaba situada entre los términos municipales de Barcelona y L’Hospitalet-, y en 1983 cruzó el Besòs y llegó a Santa Coloma de Gramenet.

Línea 2. Se puso en marcha en 1995 y presenta varias singularidades: el tramo entre Sant Antoni y Sagrada Família consta de dos túneles de vía único paralelos -igual que el Metro de Londres- y entre Monumental y Paral·lel los trenes circulan por la izquierda, y no por la derecha, como ocurre en el resto de la red. El tramo La Pau-Pep Ventura entró en servicio en 1985 en la Línea 4 y en 2002 se unió a la Línea 2, que en 2010 llegó a Badalona-Pompeu Fabra. Tiene 13,1 kilómetros y 18 estaciones.

Línea 3. Fue la primera en abrir, en 1924 lo hizo el tramo Catalunya-Lesseps. En 1925 se prolongó hasta Liceu, aunque su plena expansión se inició en los años 60, y actualmente consta de 18,4 kilómetros y 26 estaciones.

Línea 4. Nació en 1926 como un ramal de vía única entre las actuales estaciones de Passeig de Gràcia y Jaume I. En 1934 llegó a Correus -estación que ya no existe- y en los años 60 se independizó. El túnel de Via Laietana es el más antiguo de la red, ya que lo construyó el Ayuntamiento en 1908, coincidiendo con la apertura de esta calle. Tiene 17,3 kilómetros y 22 estaciones.

Línea 5. Su origen son cinco estaciones, entre Sagrera y Vilapicina, que abrieron en julio de 1959 bajo el nombre Línea II. En 1969 se puso en marcha el tramo Collblanc-Diagonal y en 1970 el Diagonal-Sagrera. Fue polémica su ampliación en el barrio del Carmel, tras el hundimiento de una cola de maniobras a principios de 2005, que originó una tormenta política con acusaciones cruzadas sobre corrupción en el pago de obra pública entre CiU y PSC. Tiene 18,9 kilómetros y 26 estaciones.

Línea 6. Operada por FGC, esta línea forma parte de la denominada Línea Barcelona-Vallès junto a las líneas L7 de metro y S1, S2, S5 y S55 de FGC. La línea por donde circula podría considerarse de las más antiguas líneas de ferrocarril urbano del mundo, ya que el Ferrocarril de Sarrià a Barcelona (o simplemente tren de Sarrià), en superficie, a tracción de vapor, y en ancho de vía ibérico, fue inaugurado en 1863, conectando Barcelona con las villas (entonces independientes) de Gràcia, Sant Gervasi y Sarrià, cuando apenas hacía nueve años que las murallas de Barcelona habían sido derribadas. La extensión del Ensanche y la consolidación de la urbanización de la llanura de Barcelona hicieron que se decidiese soterrar el tramo barcelonés a partir de 1929. En 1976 se finalizó el ramal hacia Reina Elisenda. Con nueve estaciones, la línea ‘violeta’ tiene un recorrido de 5,3 kilómetros, con una duración media del viaje de 14 minutos.

Línea 7. Llamada línea de Balmes está operada por FGC. Es el nombre que recibe el servicio metropolitano que realizan los trenes de la Línea Barcelona-Vallés de FGC que llevan al ramal, inaugurado en diciembre 1953, que va a la Avenida del Tibidabo, al pie de esta montaña. Esta línea discurre íntegramente por la ciudad de Barcelona, casi en su totalidad por la calle del mismo nombre, la calle Balmes, y comparte el tramo de Plaza de Cataluña-Gràcia con la L6 y el resto de líneas suburbanas de los FGC. La denominación de L7 está en vigor desde 2003, desde 1982 se denominaba U7 y anteriormente no tenía distinción al estar todo el bloque de servicios del Metro del Vallés agrupados bajo la denominación de S.

Línea 8. Es la denominación que recibe desde 2003. Discurre entre Plaza España (Barcelona) y Molí Nou | Ciutat Cooperativa (Sant Boi de Llobregat) que realizan los trenes de FGC de la línea Llobregat-Anoia y está operada por FGC. La mejora de frecuencia de paso y la apertura de nuevas estaciones en Barcelona (Ildefons Cerdà y Europa | Fira) y en Hospitalet de Llobregat (Sant Josep), junto al soterramiento total de la línea hasta el cruce del río Llobregat (pasada la estación de Cornellà-Riera), ha permitido considerarla como un metro con servicios cada 3-5 minutos en hora punta, si se consideran el resto de trenes suburbanos con destino Sant Vicenç Dels Horts, Martorell u Olesa de Montserrat y los de Cercanías o Rodalies (en catalán) con destino Manresa e Igualada, que paran en todas las estaciones de la L8 y para los cuales son válidos los billetes de metro, aunque no circulen como pertenecientes a la L8. Tiene un ancho de vía métrico (1000 mm), lo que le valió el apodo de carrilet (en catalán), y un sistema de alimentación por catenaria.

Líneas 9 y 10. Proyectada a finales de los 90 como la línea subterránea más larga de Europa y acompañada desde entonces por problemas de financiación, sus primeros tramos abrieron en 2009 y 2010 entre La Sagrera, Santa Coloma de Gramenet y Badalona. En el primer semestre de 2016, se pondrá en marcha el tramo de la Línea 9 entre Zona Universitària y la T1 del Aeropuerto: son 20 kilómetros y 15 estaciones -tres menos que las inicialmente previstas-. En 2016 la Línea 10 llegará a Zona Franca. No hay fecha para el tramo central, cuyas obras están paralizadas.

Línea 11. Es la más corta y la única con una sola vía, de 2,3 kilómetros y 5 estaciones, entre el distrito barcelonés de Nou Barris y el barrio de Can Cuiàs, en Montcada i Reixac, abrió en 2003 y desde diciembre de 2009 opera sin conductores.

Málaga se incorpora al club de ciudades con metro y es la séptima capital en incorporar este servicio

inauguracion-metro-malaga

El club de ciudades con metro ya tiene otro miembro. Málaga se ha convertido en la séptima ciudad española en abrir el servicio de metro tras Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla y Palma. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha presidido la inauguración de las líneas 1 y 2 del metro de la capital malagueña. También han asistido la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el director general adjunto para España y Portugal del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Carlos Guille, entre otros.

El trazado de 12 kilómetros y 17 estaciones que ha entrado en funcionamiento constituye el 81% de la red del metro de Málaga, que se completará en 2017. La inversión se acerca a los 600 millones de euros. Atenderá una demanda de 2,5 millones de viajeros en lo que resta de este año, que crecerá progresivamente hasta alcanzar los 5 millones en 2015 y los 8 millones de usuarios en 2016.

Andalucía pasa a ser con esta infraestructura la primera comunidad autónoma española en contar con dos metros en servicio (Sevilla y Málaga), a los que se unirán próximamente el metro ligero que se construye en Granada y un tren-tranvía en la Bahía de Cádiz.

Las dos líneas cuentan con una flota de catorce trenes y con una frecuencia de paso por las estaciones de un tren cada 7,5 minutos en la mayoría de las franjas horarias. El precio del billete sencillo es de 1,35 euros -el mismo que el del metro de Sevilla-, y cuesta 82 céntimos si se usa bono o tarjeta, un importe que se rebaja hasta los 66 céntimos si el viaje es un transbordo con el autobús público urbano e interurbano.

Díaz ha asegurado que el metro de Málaga está “llamado a cambiar la articulación de la ciudad” y a “acercar barrios densamente poblados”, como Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero, a equipamientos como los hospitales Clínico y regional, el campus universitario de Teatinos, la Ciudad de la Justicia o el Palacio de los Deportes.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha subrayado que una obra de estas características genera empleo además de bienestar y “lleva a la cohesión de los territorios” y ha reivindicado las “infraestructuras bien concebidas” como “un tributo natural a la sociedad”. Tamnién ha avanzado que el Ministerio de Fomento y Renfe están a disposición de la Junta y el Ayuntamiento de Málaga para poner en marcha el billete único que permita la intermodalidad con el tren.

El director adjunto para España del BEI ha dicho que con la puesta en marcha del metro “Málaga se alinea con las grandes ciudades europeas y españolas“, y ha confesado que asistir a la inauguración es parecido a cuando un profesor universitario ve graduarse a un alumno, ya que fue el primer proyecto que presentó en en 2003 a este órgano financiero.

Cuando concluya la red, el metro tendrá 14,8 kilómetros de longitud y 23 estaciones, dará cobertura a 20,7 millones de viajeros al año y habrá supuesto una inversión de 794,64 millones de euros, de los que ya se han ejecutado 636,9 millones (599,64 en el trazado inaugurado) y 37,26 en el tramo Renfe-Guadalmedina, que está en obras.

Ferrovial puja con la italiana Cremonini por el servicio de restauración a bordo de los trenes AVE

servicio-catering-trenes-aveBARCELONA -MADRID

Renfe prevé adjudicar en la reunión de su consejo de administración convocada para finales de octubre el servicio de prestación de servicios de restauración a bordo de los trenes AVE Larga Distancia, un contrato de cuatro años con un valor estimado en 407 millones de euros. El contrato, por el que pujan Ferrovial y la italiana Cremonini, que actualmente presta el servicio, supone realizar las labores de restauración en la plaza, en el coche restaurante y en la cafetería de los trenes, además de aportar la tripulación y la logística de los productos.

En caso de lograr el contrato, la división de servicios de la compañía que preside Rafael del Pino reforzaría su negocio en el sector ferroviario, dado que ya cuenta con contratos de prestación de determinados servicios en estaciones. De su lado, el grupo italiano renovaría la adjudicación que logró a través de Cremonini Rail Ibérica en octubre de 2009 y que vence a final de este año.

Renfe prevé así adjudicar el contrato en tanto prevé cerrar 2013 con un incremento del 19% en el número de viajeros de sus trenes AVE, mientras que el conjunto del servicio AVE Larga Distancia (que incluye los Alvia y Altaris entre otros trenes), lo hará en un 12,5%, gracias a la política de bajada de precio del billete y descuentos que la operadora puso en marcha a principios de año.

Precisamente la ministra Ana Pastor ha destacado que el servicio AVE que presta Renfe está registrando incrementos de hasta el 40% en el número de viajeros desde que el pasado mes de febrero se puso en marcha la nueva política comercial por la que bajó un 11% el precio del billete y se articularon promociones con descuentos adicionales de hasta el 70%. “El AVE, un transporte que se ha construido con el dinero de todos los ciudadanos, estaba al alcance de unos pocos”, indicó la titular de Fomento. “Desde que se bajaron los precios, el número de usuarios de algunos trayectos ha crecido hasta un 40%, y la cuenta de resultados de este servicio está en positivo, presenta mejores números que cuando los trenes iban vacíos”, indicó.

La reunión del consejo de administración de Renfe prevista para finales de este mes de octubre también prevé incluir en su orden del día la ratificación de la segregación de la compañía ferroviaria en cuatro sociedades. La aprobación del proyecto de segregación constituye uno de los últimos pasos para que la operadora se reestructure a partir de 2014 en un ‘holding’ del que penderán cuatro sociedades, tres de ellas recibirán los actuales negocios de la empresa (tráfico de viajeros, tráfico de mercancías y talleres) y la cuarta se dedicará a alquiler trenes.

Renfe aprobará en consejo su nueva estructura, toda vez que el pasado mes de septiembre fue ratificada por el Consejo de Ministros y con el fin de que pase a ser inscrita en el Registro Mercantil.

(Imagen Andreu Delmau)