Archivo de la etiqueta: daños

Los grafitis le cuestan a Renfe como 3 trenes

Renfe ha destinado hasta septiembre de 2018 un total de 11 millones de euros a la limpieza de grafitis en sus trenes. La compañía prevé que el coste iguale o supere a final de 2018 la cifra de los 15,7 millones que se destinaron en 2017 a la limpieza de estos actos vandálicos. Un coste equivalente a la compra de tres trenes de Cercanías.

La limpieza de los trenes es muy costosa. La pintura suele afectar a la chapa del tren, es ácida y de secado rápido. Dependiendo del tamaño del grafiti, un tren puede quedar sin servicio en talleres hasta su limpieza de entre 1 y 7 días.

El año pasado se produjeron un 60% más de actuaciones en toda España relacionadas con los grafitis. Renfe calcula que el incremento de acciones de este tipo siga creciendo en 2018. Sólo en los primeros 9 meses del año ya se han registrado 2.800 actos vandálicos de este tipo. Las acciones vandálicas relacionadas con pintadas en los trenes de Renfe casi se han duplicado desde 2008.

Además del incremento de estos actos se ha detectado que los grafiteros cada vez emplean más violencia y que en muchos casos se trata de grupos organizados. El riesgo es tanto para los propios viajeros como para el personal de Renfe y vigilantes. Incluso los grafiteros ponen en peligro su integridad física cuando atacan un tren en servicio, al saltar a las vías por las que pueden circular otros trenes.

De hecho, el método de accionar indebidamente el aparato de alarma de los convoys cuando están en servicio, lo que produce la detención de emergencia del tren, es uno de los utilizados por los grafiteros. El frenazo puede producir caídas de los viajeros. Hay casos en los que los grafiteros han actuado con pasamontañas llevando a los viajeros a entrar en pánico al pensar que podría tratarse de otro tipo de ataque.

Cuando las pintadas se producen en trenes en servicio causan molestias y retrasos. Sólo en Cercanías Madrid se vieron afectados el año pasado con demoras más de 200.000 viajeros por grafitis en trenes en marcha. Además, un tren grafiteado debe ser limpiado inmediatamente, por lo que se tiene que retirar del servicio, con el consecuente trastorno para la programación de trenes y causando incidencias.

A los daños contra el patrimonio de la compañía (que incluye gastos de limpieza, pintura, disolventes, traslados a talleres, movilización de personal…) hay que sumar todos los gastos anuales en medios destinados en vigilancia y seguridad, que supondrían otros 10 millones de euros adicionales, con lo que la cifra de coste total se elevaría a 25 millones de euros anuales. Un coste que acaban pagando todos los ciudadanos con sus impuestos.

Renfe colabora con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y denuncia todos los actos ante la autoridad competente (Policía Nacional, autonómicas, locales o Guardia Civil). La empresa considera que es esencial la concienciación e implicación de instituciones y ciudadanos para luchar y denunciar estas acciones.

Anuncios

Nuevos ataques de grafiteros en Madrid

Varios grupos de grafiteros han vuelto a irrumpir en la red de Metro de Madrid y de Cercanías de Renfe donde han pintado varios trenes. El primero de ellos se ha producido en la madrugada del domingo, en la estación de Paco de Lucía. A las 2.40 de la mañana tres grafiteros, dos de ellos menores, trataron de acceder a la estación y ante la llamada del personal de seguridad, acudió un indicativo policial. Otro grupo fue visto a las 6 de la mañana en la estación de República Argentina con capuchas, la cara tapada y mochilas. Una vez el tren paró en el anden, accedieron a la plataforma y pintaron unos 15 metros cuadrados de superficie del tren, cuyo conductor no se percató de su presencia.

Fuentes policiales han señalado que un vigilante de seguridad en la estación de Opañel vio las pintadas y dio el aviso a Policía Nacional. También consumaron su actuación otro grupo de grafiteros sobre las 7.30 de la mañana en los depósitos de Cuatro Vientos, donde realizaron pintadas en una superficie de 65 metros cuadrados.

En Cercanías los grafiteros han parado un tren entre las estaciones de Villalba y Galapagar de la línea C8 para pintarlo, según denunció Cercanías Madrid en su cuenta de Twitter. El objetivo era grafitearlo, “con el riesgo que supone para ellos y para los viajeros”, han señalado.

Renfe recuerda “los costes económicos” que suponen este tipo de actos vandálicos que “pagamos entre todos”, añade Cercanías a través de su cuenta en Twitter. Sólo en Metro de Madrid, destinaron el año pasado 1,6 millones de euros en la limpieza de grafitis de los trenes.

El vicepresidente regional, Pedro Rollán, explica que el margen de maniobra de la Comunidad de Madrid para actuar contra los grafiteros es “limitado” dado que muchos son menores de edad y asegura que pedirá una reunión a la Delegación del Gobierno para que se involucre. Rollán ha hecho estas declaraciones en un acto en el municipio de Daganzo, donde ha reflexionado sobre la importancia de que Metro de Madrid disponga de todos los convoyes para mantener una de las mejores frecuencias de paso de trenes de toda Europa.

Varios sindicatos del suburbano aseguran que hay “miedo” entre los trabajadores ante unos actos vandálicos protagonizados por grupos de hasta 50 personas. “Es un tema muy frecuente”, asegura un exmaquinista del metropolitano madrileño. “No es habitual que haya ataques tan seguidos ni tan numerosos”, sostiene el portavoz del Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro, Juan Antonio Ortiz.

En menos de una semana, del 31 de octubre al 4 de noviembre, Metro de Madrid ha contabilizado 1.322 metros cuadrados de trenes pintados con grafitis en ocho zonas de la red. El secretario general de CCOO, Juan Carlos de la Cruz, advierte del “peligro” que este tipo de acciones tienen para los trabajadores y los usuarios del suburbano, ya que hay grafiteros “bastante agresivos”.

Detenidos 7 grafiteros por 106 pintadas en trenes

pintadas-trenes-atribuidas-hugo

La Policía Nacional ha detenido a siete grafiteros -seis en Burgos y uno en Bilbao- acusados de 106 delitos en trenes, en los que causaron daños valorados en 551.218 euros, con una superficie afectada de 4.021 metros cuadrados. Según informa la Dirección General de la Policía, los arrestados integraban un grupo organizado que cometía sus acciones en Burgos, Bizkaia, Gipuzkoa, Cartagena (Murcia), Madrid y Valencia. Entre los arrestados se encuentra un conocido grafitero al que la Policía le han imputado 22 de los delitos de daños, valorados en 114.835 euros, y que había participado en pintadas en trenes de Alemania, Francia, México, Argentina y Portugal. Además, es también conocido por ser cantante de rap y por los numerosos vídeos colgados en un canal de Internet.

Fuentes de la investigación indican que se trata del rapero conocido como Hurto, que cuenta con un grupo llamado Royals Crew y que publicitaban sus pintadas y sus composiciones musicales en el canal tsunamiroyals, patrocinado en algún caso por una marca de pintura. Como Renfe borra casi de forma inmediata las pintadas, los grafiteros intentan que su obra perdure a través de esos vídeos, recuerdan las mismas fuentes.

La Policía señala en su comunicado que la banda de grafiteros estudiaba y planificaba minuciosamente los objetivos varios días antes para comprobar si existían cámaras de seguridad o vigilantes. Así, con una estrategia previa para la pintada, actuaban de noche, en lugares sin cámaras de vídeo-vigilancia y con el rostro oculto mediante bufandas, gorros y verduguillos tipo militar para poder grabar y difundir sus acciones por Internet sin ser descubiertos.

Las pesquisas se iniciaron en octubre de 2015, cuando la Policía comprobó que varios jóvenes se dedicaban a pintar los trenes de las estaciones finales de la vía en las localidades de Orduña, Zumárraga, Cartagena, Madrid, Valencia y Miranda del Ebro. Los agentes comprobaron cómo los grafiteros se repartían las tareas, de forma que cuatro o cinco pintaban los trenes, uno o dos vigilaban y otro filmaba toda la acción para mostrarlo en Internet.

(Imagen archivo de grafitis)

Un golpe contra el grafiti en el ferrocarril acaba con la desarticulación de 17 grupos organizados

operacion-vagon-guardia-civil

Nuevo golpe contra el grafiti. La ‘operación vagón’ de la Guardia Civil culminó a finales de año con la desarticulación de 17 grupos de grafiteros que competían entre ellos para desarrollar sus acciones. Los daños provocados en los dos últimos años están valorados en dos millones de euros. Durante este periodo se han producido 400 ataques, según precisa la Guardia Civil que en este último golpe ha detenido a 59 grafiteros.

Estos grupos organizados habían iniciado una competición. El vencedor sería el grupo que lograse imponer su sello en paredes, puertas y, sobre todo, cochess de tren. Las bandas grababan presuntamente la elaboración de sus grafitis en vídeo y luego lo subían a internet. A la hora de realizar sus pintadas, los arrestados utilizaban, al parecer, diversos métodos, entre ellos el de tirar de la palanca de seguridad para obligar al tren a frenar y que se bloquease con las puertas abiertas y de esa forma pintar los vehículos. Algunos también accedían a los hangares o talleres donde estacionaban los trenes para hacer las pintadas.

El Instituto Armado ha conseguido esclarecer unos 400 de estos presuntos delitos de daños realizados en las provincias de Valencia, Alicante, Castellón, Barcelona, Tarragona, Cuenca, Madrid, Albacete, Soria y Murcia. La Guardia Civil precisa que la superficie de trenes afectados por las pintadas es cercana a los 8.000 metros cuadrados.

En la operación han sido detenidos grafiteros de Barcelona, Paiporta y Castellón de la Plana, las dos últimas localidades en la Comunidad Valenciana. Los arrestados tienen edades comprendidas entre los 16 y los 33 años —cuatro de ellos son menores de edad— y nacionalidades española, portuguesa, brasileña e italiana. Están acusados como presuntos autores de delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a organización criminal ilícita.

La ‘operación vagón’ comenzó en enero de 2014.Los detenidos han pasado a disposición de un total de 50 juzgados de Instrucción de las provincias de Murcia, Alicante, Cuenca, Albacete, Barcelona y Valencia.

La Guardia Civil detiene a siete individuos por robar cobre en la red férrea de Sevilla, Málaga y Córdoba

cableado-de-cobre-operacion-funchal

‘Operación Funchal’. La Guardia Civil ha desarticulado una supuesta organización criminal compuesta por siete personas, de edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, la mayoría de ellas de origen rumano, conocidos por sus amplios antecedentes policiales y especializados en el robo con fuerza en las cosas de cableado de cobre en instalaciones ferroviarias de Adif, plantas solares y fotovoltaicas. Las detenciones forman parte del operativo denominado Flunchal y se han llevado a cabo en las provincias de Córdoba y Sevilla.

La ‘operación Funchal’ continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones e imputaciones. Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, que ha determinado el ingreso en prisión de dos de los siete individuos.

La operación es fruto de la investigación llevada a cabo durante varios meses por el Área de Delitos contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Córdoba. Al parecer se inició al tener conocimiento de que se estaban cometiendo robos con fuerza y daños en instalaciones ferroviarias en Córdoba, Sevilla y Málaga, así como también en plantas solares y fotovoltaicas de varias provincias andaluzas, entre ellas Sevilla y Jaén.

En el registro practicado en una furgoneta se localizaron 2.000 metros de cableado de cobre que fue intervenido. Asimismo, en la ciudad de Sevilla se detuvo a cinco integrantes del grupo. El operativo del instituto armado descubrió y desmanteló la zona donde limpiaban el cableado sustraído para posteriormente venderlo. Se localizaron en la zona gran cantidad de camisas y envoltorios.

La organización, que estaba asentada en Sevilla, disponía de una estructura que le permitía reconocer y vigilar las zonas así llevar a cabo la sustracción, transporte y limpieza del cableado. Una vez se llegó a identificar a los integrantes de esta organización, los agentes iniciaron el operativo establecido. La Guardia Civil interceptó uno de los vehículos utilizados por la organización, ocupado por dos personas, cuando regresaban de cometer un robo en un huerto solar de una localidad de la provincia de Jaén.

El valor de los daños causados en plantas solares y fotovoltaicas e instalaciones ferroviarias asciende a más de 600.000 euros. Con esta operación, la Guardia Civil ha logrado desarticular una organización criminal especializada en el robo en instalaciones, plantas fotovoltaicas y solares y esclarecer más de 40 delitos de robo y daños, cometidos en varias provincias de la geografía andaluza.

El instituto armado recuerda que la comisión de estos delitos está generando ‘graves problemas’ en la circulación de trenes, viviendas y naves industriales, ya que al producirse el corte del tendido eléctrico o telefónico se interrumpe la prestación de estos servicios básicos.

La Guardia Civil detiene en Cantabria a 6 grafiteros por pintar en 56 trenes con daños de 95.000 euros

graffiti-trenes-cantabria-guardia-civiil

‘Operación Montannass’ en Cantabria. La Guardia Civil ha detenido a seis personas a las que responsabiliza de realizar 56 grafitis en varios trenes y provocar unos daños económicos de 95.000 euros, por el coste de limpieza de los vagones. Generalmente actuaban por la noche, siempre en grupo, con el rostro oculto y, a veces, con uniformes del personal de mantenimiento, presumiblemente robados, aprovechando los momentos en que los trenes estaban parados en apeaderos o en talleres.

En diciembre se detuvo a los tres primeros sospechosos, y la operación, bautizada ‘Montannass’, ha continuado con el arresto de otros tres individuos. Como ya se publicó en Treneando, el 14 de diciembre pasado recurrieron también al denominado método del ‘palancazo’, pararon en Boo de Guarnizo un tren de la línea Santander-Liérganes, tirando del freno de emergencia, y aprovecharon entonces para realizar una pintada de diez metros cuadrados. No se descartan nuevas detenciones porque la investigación sigue abierta, ya que algunas de las firmas utilizadas en los trenes han aparecido también en pintadas en otros países de la Unión Europea, principalmente Francia y el Reino Unido.

La Guardia Civil asegura que la operación ha permitido esclarecer 56 grafitis realizados a lo largo de 2014 en diversos trenes en apeaderos de Santander, Ampuero, Reinosa, Los Corrales de Buelna, Astillero, Cabezón de la Sal y Renedo de Piélagos, así como en los talleres de mantenimiento. La investigación, iniciada tras recibir numerosas denuncias por esas pintadas, permitió detectar un patrón de actuación de los implicados. Especialistas del instituto armado constataron que actuaban siempre en grupo y en ocasiones utilizando ropa de trabajo como la del personal de mantenimiento, ocultando el rostro para evitar ser reconocidos y principalmente en horario nocturno. En ocasiones, al ser sorprendidos por los servicios de vigilancia, reaccionaban de forma agresiva lanzando piedras. La Guardia Civil cree que los detenidos realizaban tareas de vigilancia de itinerarios de los agentes de seguridad.

Durante la investigación se analizaron grafitis de nueve firmas diferentes y, a partir de esa información, se identificaron posibles sospechosos y se realizaron seguimientos. A los seis arrestados (todos españoles menos uno de origen polaco) se les acusa de presunta pertenencia a grupo criminal. A finales de diciembre se detuvo a R.S., A.B.W y P.R.B., a los que se encontraron bolsas con botes de pintura en spray. Y ya en 2015 se ha detenido a D.G.F., B.A.P.S.E. y D.G.M., de entre 18 y 25 años, todos ellos vecinos de Santander.

Quebec reclama al Montreal, Maine&Atlantic 278 millones por la catástrofe ferroviaria de 2013

tren-accidentado-frontera-canadiense

Indemnización multimillonaria. Quebec exige 377 millones de dólares (278 millones de euros) a la compañía Montreal, Maine & Atlantic como indemnización por el accidente ocurrido en julio de 2013 en la localidad de Lac-Megántic donde descarriló un tren cargado con petróleo y se incendió causando la muerte a 47 personas.

Quebec dijo que el coste de la limpieza del crudo derramado tras el descarrilamiento de decenas de vagones cisterna y el de reparar el daño causado por la explosión e incendio que siguió equivale a unos 377 millones de dólares. El 6 de julio del pasado año el convoy de 72 vagones cisterna de petróleo se estrelló en el centro de la ciudad ubicada junto a un lago, cerca de la frontera de Maine, destruyendo edificios y negocios y dejando a una comunidad de luto. Las familias de las víctimas mortales del accidente han iniciado una demanda colectiva contra la compañía ferroviaria.

La demanda de las víctimas, que se presentó en el distrito de Saint-Francois, en el sureste de Quebec, pide una indemnización para aquellos que han perdido a seres queridos o resultaron heridos en las explosiones. También incluye reclamaciones por pérdidas de propiedad o negocio.

El equipo legal que tramita la reclamación judicial está formado por el Grupo de Derechos de Consumidores de Montreal, Rochon Genova LLP de Toronto y Lieff Cabraser Heimann and Bernstein LLP de Nueva York y San Francisco. Estas firmas tienen una amplia experiencia en la realización de acciones generales de responsabilidad civil y en litigios de búsqueda de una compensación para las víctimas después de desastres como el derrame de petróleo del Golfo de BP y Exxon Valdez. “El sufrimiento que ha pasado de esta comunidad, que todavía permanece vivo, ha sido verdaderamente incomprensible”, dijo en un comunicado Daniel Larochelle, un abogado de Lac-Megantic que montó el equipo legal.

El accidente, que se produjo en la madrugada del 6 de julio, fue una de las peores catástrofes ferroviarias en la historia de Canadá. Gran parte del centro de la localidad quedó destruido por la explosión de varios vagones. En mayo pasado, tres empleados de la MMA fueron detenidos por este caso, entre ellos el maquinista que estacionó el convoy durante la noche sin frenarlo adecuadamente.

La MMA, una compañía estadounidense que el mes pasado fue vendida al fondo inversor Fortress Investment Group (FIG) por menos de 20 millones de dólares y que ha cambiado su nombre a Central Maine & Quebec Railway, cuenta con una póliza de seguros de sólo 25 millones de dólares.

La Policía ‘desactiva’ a ‘Lose’, el grafitero más activo del metro de Madrid, en libertad con cargos

lose-grafiti

‘Lose’ ha caído. El grafitero más activo del metro de Madrid, David Sánchez Esteban, ha sido desactivado por la Policía Nacional acusado de siete delitos de desórdenes públicos y ocho de daños. Considerado el líder por los grupos que se dedican a hacer pintadas, al que se le atribuyen daños superiores a los 31.000 euros, acumula el mayor número de superficie de tren pintada en toda España, así como grafitis realizados en convoyes en Nueva York, Londres, Copenhague y Atenas, entre otras capitales. Es conocido por ser el fundador de conocidos grupos de grafiteros como ‘TNT’ y ‘BGS’.

La detención, que se produjo el 28 de octubre, ha contado con la colaboración de los servicios de seguridad del suburbano de la capital de España. No obstante el famoso grafitero quedó en libertad con cargos un día después de su detención, tras ser puesto a disposición judicial. Sin embargo, las autoridades creen que la operación fue un duro golpe a ‘Lose’, un “ataque a la cabeza del grupo” que actúa en el suburbano de Madrid, y espera que tenga efecto disuasorio.

David Sánchez es uno de los primeros que utilizó el método del ‘palancazo’, según explica la Policía. El método consiste en activar los frenos de emergencia para pintar los coches del metro durante el tiempo en que permanece interrumpido el servicio. Las pintadas son un verdadero ejercicio de atrevimiento, osadía y desprecio a las prohibiciones de las operadoras ferroviarias. Los puntos donde suelen realizar las pintadas son seleccionados en función de la proximidad de una salida de emergencia o de un pozo de ventilación con el fin de facilitar la huida desde el interior del túnel de circulación. Las vías de escape son comprobadas previamente por los autores para asegurarse que estarán en perfectas condiciones el día en el que llevan a cabo las pintadas.

Vestidos con ropa de camuflaje y ocultando sus rostros con capuchas y bufandas, los grafiteros van provistos de mochilas con pinturas, llaves y herramientas destinadas a forzar la puerta de la cabina del conductor, en el cochen de cola, para activar los mecanismos de frenado. Una vez detenido el tren, descienden de él con el objetivo de realizar una pintada de grandes dimensiones en un tiempo máximo de quince minutos, que es lo que tarda aproximadamente en reanudarse el servicio.

Tras realizar su pintada, suelen colgar los vídeos de sus actuaciones en las redes sociales de Internet y por medio de éstas organizan los encuentros previos a realizar los grafitis. En estas citas para pintar llegan a reunirse hasta veinte personas de diferentes edades tanto de Madrid como de otras comunidades autónomas e incluso del extranjero, organizadas activamente y en conexión directa para planear sus actividades.

Un vídeo difundido por la Policía muestra a un grupo de unas doce personas, vestidos con colores oscuros y con los rostros cubiertos por capuchas y pañuelos, pintando el exterior de un tren detenido en menos de ocho minutos.

En una entrevista publicada en 2009 por la revista internet de grafiteros Aerosol, ‘LOSE’ explicó que la primera vez que pintó un tren “fue algo increíble”. “Aún recuerdo esa sensación de frío nervioso y adrenalina, todo eso mezclado con el olor de la pintura”, aseguraba. “Esta forma de vida me ha permitido traspasar las fronteras de mi barrio y de mi país, y que allí adonde quiera ir siempre habrá alguien, algún contacto o algún colega”, agregó.

Los agentes son conscientes de la importancia de combatir estos actos vandálicos y el pasado mes de junio puso en marcha un plan específico para evitarlos que ha dado “muy buenos resultados”, según fuentes policiales: se estima que han bajado más de un 50%. La Policía sigue buscando a los ‘colegas’ de ‘Lose’.

Paros durante la final en Metro Madrid, donde las huelgas le cuestan 10 millones a la Comunidad

metro-madrid-huelga

La Comunidad de Madrid «garantizará» la movilidad en el suburbano a los aficionados que se desplacen hoy al estadio Bernabéu para presenciar la final al haberse establecido unos servicios mínimos del 81% en las líneas 1, 2, 6, 9 y 10. Sindicatos con representación en Metro de Madrid retoman este viernes una nueva jornada de paros parciales, repartidos en dos turnos, y que coincide con la final de la Copa del Rey de fútbol. CC.OO., UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y Sindicato de Técnicos programan paros parciales de 19 a 21 horas, mientras que el Sindicato de Conductores los planea desde las 23 horas hasta el final de servicio (a las 2 de la madrugada del sábado).

En el caso del primer tramo horario de paros, la Consejería de Transportes ha fijado unos servicios mínimos del 52% de la dotación habitual de trenes mientras que a partir de las 23 horas se fijan en el 61% de la red excepto para las líneas 1, 2, 6, 9 y 10 (donde se espera un mayor número de viajeros), que se establecen en el 81% de los trenes que circulan habitualmente en esa franja horaria.

En todas las estaciones permanecerá abierto, como mínimo, un vestíbulo y sus correspondientes accesos, siendo éste el que estará operativo hasta la finalización del servicio. Metro de Madrid lamenta por su parte los inconvenientes que estos paros pudieran generar a los usuarios que viajen durante estos tramos horarios.

El Sindicato de Conductores explica que esta convocatoria no tiene relación con la negociación del nuevo convenio colectivo sino por los incumplimientos que reclaman a la compañía del anterior Convenio Colectivo 2009-2012. El resto de sindicatos del Comité de Empresa indican que los paros se realizan también por la propuesta de reducción salarial de la compañía en el marco de la negociación del nuevo convenio.

Durante la anterior jornada de paros parciales, realizada el día de San Isidro, Metro de Madrid cifró el seguimiento de la huelga en un 50% de la plantilla mientras que los sindicatos elevaron la participación entre el 97 y el 99%.

El viceconsejero de Transportes, Borja Carabante, acusa a los sindicatos de «engañar permanentemente» a los ciudadanos y cifra en 10 millones de euros el coste que para los madrileños han tenido los últimos 30 días de paros en el suburbano. Carabante asegura que la Comunidad «garantizará» la movilidad en el suburbano a los aficionados que se desplacen al estadio para presenciar la final.

El viceconsejero mantiene que éste es un ejemplo más de cómo los sindicatos pretenden hacer «el mayor daño posible» con el único objetivo de mantener su «chollo sindical». También les acusa de «engañar permanentemente» a los ciudadanos al haberse celebrado 21 reuniones de la Mesa de negociación sobre el nuevo convenio colectivo y no haber hecho «ni una sola propuesta para llegar al acuerdo». «Se sientan (en la mesa) pero no negocian», ha asegurado el viceconsejero, que ha insistido en que «solo quieren mantener un chollo sindical en Metro que no estamos dispuestos a consentir».

(Imagen ABC)

Españoles y británicos ensayan tecnologías que minimicen daños por atentados en los trenes

Un equipo de científicos e ingenieros británicos y españoles trabaja en el desarrollo de una serie de materiales de avanzada composición para que los trenes y coches del metro sean capaces de reducir el impacto mortal en caso de atentados terroristas. La idea se desarrolló en respuesta al atentado contra los trenes de Cercanías de Madrid del 11 de marzo de 2004, que provocaron la muerte de 191 personas y heridas a 1.858, y los ataques del 7 de julio de 2005 en el metro de Londres, que terminó con la muerte de 56 personas, incluidos los cuatro suicidas. Los expertos de la Universidad de Newcastle (norte de Inglaterra) lograron diseñar los prototipos tras analizar la devastación y muerte provocada por bombas y explosivos en la carrocería metálica de los vehículos ferroviarios.

El proyecto, que responde al nombre de Securemetro, consiste en comprobar la respuesta del material movil y su estructura ante ataques terroristas, bombas e incendios, para incrementar su seguridad y reducir los daños a los viajeros. Entre las empresas que participan en el proyecto está la RATP, responsable de los transportes de París, y Bombardier, además de las españolas Sunsundegui/Suncove y Metro de Madrid, junto con la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Metro de Madrid ha enviado a Inglaterra varios coches fuera de servicio de la desaparecida serie 5000 1ª, con objeto de experimentar con ellos.

El grupo, encabezado por el ingeniero Conor O’Neill, ideó coches y vehículos que pueden reducir la propagación de esquirlas y hierros retorcidos, como también contener las ondas explosivas de una bomba. Su equipo estudió los efectos de los atentados de Madrid en 2004 y los del 7 de julio en Londres. También filmaron una explosión en un vagón decomisado, y analizaron qué ocurría en los segundos posteriores a la detonación de una bomba.

Los ingenieros descubrieron que una capa plástica de bajo costo en los vidrios previene que éstos estallen y hieran o provoquen la muerte de pasajeros en caso de explosiones, y destacaron que paneles livianos que absorben energía podrían ser cruciales para reducir el impacto de la onda explosiva. Los resultados se utilizaron para el diseño de un prototipo de vehículo realizado por Sunsundegui con mayor resistencia a explosiones, cuyas pruebas se llevaron en Burgos este pasado otoño. Este diseño incluye la inmovilización de componentes tales como paneles de techo con cable de retención, la aplicación de recubrimientos de plástico en las ventanas y la sustitución de estructuras más pesadas por otras más ligeras con mayor capacidad de absorción de la energía. El Consorcio trasladará las conclusiones y recomendaciones a la Comisión Europea en junio de este año, realizando también una presentación del proyecto Securemetro en España.

“Los atentados de Madrid y Londres revelaron cuán vulnerables son nuestros trenes bajo ataques, particularmente en coches del metro repletos de gente o en trenes a hora de máxima”, declaró O’Neill. “En épocas en las que tenemos que ser realistas, reemplazar todos los vehículos no es una opción. Por ello hemos desarrollado una serie de nuevas tecnologías y materiales de avanzada para que sean incorporados a los vagones ya existentes, mejorando su rendimiento en caso de un atentado”, explicó.