Archivo diario: mayo 5, 2010

El puerto de Bilbao quiere depender más del tren y menos de los camiones

Sacar los camiones de la carretera. Utilizar el potencial del tren El Puerto de Bilbao ha diseñado una estrategia para duplicar el porcentaje de mercancías que entran y salen de sus muelles en ferrocarril y, de forma paralela, reducir la excesiva y conflictiva dependencia que tiene del transporte en camiones. En la actualidad, de cada 10 toneladas que son cargadas o descargadas en el puerto vizcaíno, tan sólo una utiliza como medio de aproximación el tren, mientras que el resto lo hacen en camión. La autoridad portuaria quiere duplicar esa tasa y alcanzar el 20% a medio plazo.

El esquema es relativamente sencillo, aunque encierra una enorme complejidad técnica. Las mercancías acceden a los muelles o los abandonan a bordo de un ferrocarril –los contenedores facilitan esta tarea– hasta un punto en el que cambian de modo de transporte y pasan a los camiones o al barco.

Hasta ahora, el transporte por ferrocarril en el puerto está muy limitado. En la mayor parte de los casos –cada semana hay 58 composiciones de trenes de mercancías que prestan este servicio–, corresponden a operaciones para un único cliente o bien de largo recorrido, con destino a Madrid, Barcelona o, más recientemente, Sevilla. El proyecto diseñado desde el puerto, sin embargo, contempla lo que se conoce en el sector como una ‘Telof’ –Terminal Logística Ferroportuaria–, ubicada a una distancia no superior a los 100 kilómetros de las propias instalaciones portuarias y que actúa como una prolongación de los muelles.

¿Dónde hacer ese transbordo del tren al camión y viceversa? Con este objetivo, el puerto vizcaíno ha elaborado un folleto que ha sido entregado recientemente a los consignatarios. En él se asegura que, de las alternativas existentes, «la que resulta más ventajosa para el Puerto de Bilbao es la de El Prado, en Pancorbo, debido fundamentalmente a la simplicidad en la operativa ferroviaria y la inmediatez de su puesta en funcionamiento». Los responsables del puerto, además, han argumentado que la opción de construir esta terminal ferroviaria en Pancorbo puede beneficiarse de las ayudas que el Gobierno central está dispuesto a desembolsar para compensar el impacto en la actividad económica que tendrá en la zona el cierre de la central nuclear de Garoña.

En los últimos días, y pese al folleto elaborado por el puerto para promocionar esta terminal con todo lujo de detalles, desde la propia institución se ha insistido en que «es tan sólo una de las opciones». Al parecer, el Gobierno vasco y en concreto su Departamento de Transportes, ha contribuido a un cambio en la estrategia, después de hacer ver a la dirección portuaria que, siempre que sea posible, las inversiones deberían hacerse en Euskadi y no fuera. Algunas fuentes sitúan la inversión necesaria para construir la terminal de Pancorbo en torno a los 60 millones de euros.

Así las cosas, las miradas del puerto y también del Ejecutivo vasco parecen dirigirse al polígono alavés de Jundiz, donde ya existen algunas terminales y acceso a la línea férrea Madrid-Irún. Entre los estudios realizados hace años por el propio Gobierno figura, además, la posibilidad de conectar esta zona con la línea ferroviaria Bilbao-Miranda-Madrid para mejorar las opciones logísticas.

(Fuente Manu Alvarez. El Correo)

El trazado de la ‘Y vasca’ se incorpora a la lista de corredores ferroviarios europeos

La comisión de transportes del Parlamento Europeo ha aprobado incorporar todo el trazado de la ‘Y vasca’ a la lista de corredores ferroviarios europeos, apoyando una enmienda en este sentido presentada por el PNV. La europarlamentaria del PNV Izaskun Bilbao señaló que, además de consolidar el papel europeo del Tren de Alta Velocidad (TAV), las aportaciones jeltzales a esta normativa “han mejorado la transparencia a la hora de seleccionar los trazados de estas líneas transeuropeas de transporte ferroviario y a racionalizar la gestión de todos ellos”.

La europarlamentaria vasca apuntó que la decisión adoptada por la Eurocámara es “un primer paso en el camino que aún debe recorrer este texto hasta convertirse definitivamente en reglamento”. Bilbao explicó que en las próximas semanas “deberá emprenderse una nueva negociación con el Consejo Europeo” y concluida ésta el texto “volverá de nuevo a pleno dónde será definitivamente aprobado”.

La inclusión del trayecto Vitoria-Bilbao en el corredor ferroviario europeo que une Lisboa con Metz a través de San Sebastián, Burdeos y París “permitirá integrar todas las instalaciones logísticas del sur de Alava y el superpuerto de Bilbao en una de las grandes líneas de transporte de mercancías que funcionarán en Europa en los próximos años, además de mantener las gipuzcoanas” pues el eje Vitoria Bilbao estaba ya incluido en el corredor. “Esta decisión además de reforzar objetivamente las posiciones comerciales de ambas infraestructuras propiciará que todo el trazado de la Y vasca pueda beneficiarse de programas europeos y disponga de los equipamientos de seguridad más avanzados”, apuntó la europarlamentaria jeltzale.

Asimismo, señaló que “dará visibilidad a todo el trayecto en la planificación de las grandes empresas europeas de transporte y contribuirá a reducir el tráfico de camiones por carretera”. Junto a ello subrayó que este proyecto “mejorará la gestión de los corredores ferroviarios europeos de transporte de mercancías, la de dotar a cada uno de ellos de una ventanilla única para gestionar sus tráficos”. De este modo, las empresas “dispondrán de una sola referencia para reservar horarios y trayectos que efectuarán los convoyes que fleten, según el texto que se ha aprobado”, indicó.

Bilbao, que participó en la negociación en que se gestó este cambio, afirmó que “apostar por esta solución es ser coherente con el carácter transnacional de los corredores ferroviarios, obliga a coordinarse a las autoridades de todos los estados y regiones por los que atraviesa el corredor y ofrece una alternativa más abierta a los operadores de transporte de mercancías por ferrocarril que van a operar en Europa en los próximos años”.

Finalmente, matizó que esta opción sustituye a los otros dos sistemas de gestión que se planteaban en el debate, el primero abogaba por la creación una única ventanilla europea para gestionar todos los corredores y el otro se inclinaba por abrir una oficina en cada estado con el mismo fin.

(Imagen Laukatu en Wikimedia Commons)