Archivo diario: mayo 21, 2010

La guerra del AVE

Los recortes en los planes de Fomento comienzan a provocar recelos en algunas comunidades. Casi todas ellas han convertido los planes de alta velocidad en planteamientos estratégicos básicos para el futuro. Quien no tiene AVE, no progresa. Ese parece ser el sentir de muchos de nuestros políticos. Así que han comprometido parte de sus presupuestos (sobre todo en la remodelaciónd e sus estaciones de tren) y soñado con el dinero que El Gobierno iba a adjudicar para las obras del AVE.

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla (PRC), es quizá quien más claro lo tiene. Bien por su sencillez de discurso, bien por su pragmatismo, Revilla ha saltado y ha soltado su lengua. No se ha cortado un pelo y ha declarado que la conexión ferroviaria de alta velocidad para Cantabria por Castilla se ha paralizado por “intereses” de que esta línea “vaya por Bilbao” para beneficiar al “gran puerto” bilbaíno y tener “contentos” a los vascos. “Ésa es la guerra”, ha sentenciado el presidente de Cantabria, quien ha añadido que “alguien ha interferido” para que el tren de alta velocidad tenga que ir para el “gran puerto” de Bilbao.

Sin embargo, ha advertido de que los cántabros no lo van a “consentir”. “No nos pueden hacer esto”, ha apostillado Revilla, quien ha explicado que dice lo que siente en relación a lo que ha ocurrido con el tren de alta velocidad porque es “una terapia”. El presidente cántabro ha asegurado que todos los españoles tienen “derecho a recibir un trato igualitario” del Gobierno central, sin tener en cuenta el número de habitantes que tenga una u otra comunidad autónoma. Por ello, ha vuelto a recriminar al ministro de Fomento, José Blanco, que el miércoles, en el Congreso, dijera que no se iba a entender que una comunidad autónoma de 500.000 habitantes como es Cantabria tenga dos conexiones ferroviarias de alta velocidad.

Revilla ha asegurado al ministro que si acude con él a un programa de televisión le van a “abuchear hasta los de Lugo, que es donde nació”, porque ha afirmado que “no tiene ninguna razón” en paralizar unas obras del AVE a Cantabria por Palencia, que ya están adjudicadas en algún tramo y en fase de licitación en otros.

El presidente cántabro ha opinado que el único que debe estar “encantado” con esta decisión del Ministerio de Fomento es la empresa “gallega” Constructora San José, a la que se le adjudicó provisionalmente el tramo Palencia-Amusco, porque ha recordado que obtendrá el 10% de la obra aunque no vaya a hacerla. “El tío se está frotando las manos”, ha dicho en relación al propietario de esta constructora.

(Imagen Luis Angel Gómez)

El tren turístico Lima-Huancayo realiza hoy una nueva salida

Hasta no hace mucho, ostentaba el título del tren más alto del mundo. Pero desde la llegada del ferrocarril al Tíbet, ocupa el segundo lugar. El tren turístico Lima – Huancayo sale hoy desde la estación de Desamparados las 7.00 horas de la mañana y no llegará a su destino hasta doce horas después, sobre las 19.00 horas. El retorno a Lima tendrá lugar la tarde del domingo desde la estación de Huancayo.

El tren realiza un trayecto de 535 kilómetros que separa origen y destino, a través de los paisajes andinos de Perú. Durante su recorrido, el tren atraviesa 69 túneles, 50 puentes y seis zig zags, desde la costa hasta la sierra. En su punto más alto llega a alcanzar unos 4.800 metros de altitud.

Constituye aún hoy en día una de las grandes proezas de la ingeniería ferroviaria que empleó a 10.000 personas en la construcción de este trazado férreo que comenzó en 1851 y que para su acabado hubo de sortear un sinfín de problemas. La orografía peruana y la falta de maquinaria, amén de las epidemias que dificultaban el trabajo de los operarios, hizo aún más penosa la tarea de construir este trazado del Ferrocarril Central Andino.

La línea fue entregada al tráfico público hasta el paradero de Cocachacra el 9 de febrero de 1871, hasta San Bartolomé en septiembre de ese mismo año y hasta Chicla en mayo de 1878. Tras una interrupción por la guerra, el 12 de julio de 1892 llegó hasta Casapalca y hasta la Oroya el 10 de enero de 1893. Entre las grandes obras destacan el viaducto de Verrugas o Carrión, de 175 metros de largo y 80 de altitud y el túnel de Galera que tiene 1.177 metros de largo. También el túnel Balta que tiene forma helicoidal, ubicado en la zona de Sacrape y 1.375 metros ubicado en el kilómetro 94, que el tren termina de pasar después de casi 5 minutos.

Es el único tren en Sudamérica, entre los de trocha normal de 1.435 milímetros, que alcanza a una altura sobre el nivel del mar de aproximadamente 4.781 metros en el túnel de Galera. El punto más alto es La Cima, a4.835 metros que se halla situado en el ramal minero de Tíclio a Morococha. Hasta hace poco más o menos de un año ha sido el ferrocarril de mayor altura sobre el nivel del mar. Recientemente fue sobrepadaso por el Ferrocarril Qinghai–Tíbet que alcanza la cota 5.072 metros.

Desde su salida en Lima realiza dos paradas turísticas, en San Bartolomé y en la estación de Galera, ubicada a cuatro mil 781 metros sobre el nivel del mar. En ambos casos los pasajeros pueden descender de los vagones para apreciar el paisaje y tomar fotografías.

El tren turístico Lima-Huancayo cuenta con coches de primera clase con asientos reclinables, calefacción, servicio de restaurante, información turística, paradas turísticas, entretenimientos diversos, servicios higiénicos, enfermera con botiquín de primeros auxilios y oxígeno. Los viajes se inician los viernes por la mañana y el regreso los domingo con un tren nocturno hacia la ciudad de Lima.

(Imagen Håkan Svensson (Xauxa). Puente o Viaducto de Verrugas. Wikimeia Commons)