Archivo diario: mayo 18, 2010

Los AVE pierden las alas

La crisis amenaza los proyectos del AVE. Fomento ha advertido que piensa recortar la inversión en infraestructuras para contribuir a reducir el déficit. Y la alarma se ha encendido en las comunidades que han hecho de la alta velocidad una de sus banderas para abordar el futuro. País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Extremadura y Comunidad Valenciana ven peligrar, cuando menos, las fechas de ejecución de sus proyectos del AVE. Y algunos no están dispuestos a ninguna renuncia.

Miguel Angel Revilla ha sido el más claro. Y él mismo ha aclarado que se olviden del simpático presidente de las anchoas. O Fomento cumple o está dispuesto a romper su alianza con los socialistas si se paralizan los planes sobre el AVE en Cantabria. No hay paños calientes. La alta velocidad es vital para el desarrollo de la comunidad cántabra y su unión con la meseta castellana. Así que no está dispuesto a un paso atrás con esta infraestructura.

Los vecinos vascos parecen más realistas y prevén que los dos tramos de la “Y” vasca, en los que participa el Gobierno central, van a sufrir retrasos, de los que solo se salvarían las obras del tramo guipuzcoano, que gestiona en solitario el Ejecutivo autonómico. Nada se sabe, por ejemplo, de cómo afectará la disminución de ingresos a la construcción de la nueva terminal ferroviaria en Bilbao, por ejemplo. Aunque tampoco hay un dibujo claro y nítido sobre las estaciones de las otras dos capitales vascas.

Algunas comunidades, como Extremadura y Asturias, con proyectos como el AVE Lisboa-Madrid o el de León-Oviedo, consideran que, al estar las obras tan avanzadas y los contratos ya firmados con las empresas adjudicatarias, no parece previsible que se vean afectadas.

La Generalitat Valenciana ha expresado su preocupación por el previsible retraso de la llegada del AVE a Alicante y Castellón, fijada para 2011 y 2012, respectivamente, aunque espera que los plazos a Valencia, previstos para finales de este año, se respeten, algo en lo que coincide con el Gobierno de Esperanza Aguirre. Es probable, además, que Fomento mantenga la conexión en alta velocidad entre Valencia y Madrid porque tienen puestas muchas esperanzas en la rentabilidad de esta línea. Aseguran desde el ministerio que superará con creces al AVE Madrid- Sevilla.

La Xunta de Galicia, que también tiene el AVE entre sus prioridades, en concreto a Ourense, Vigo y Ferrol, confía en que el ministro de Fomento cumpla el compromiso adquirido a finales de abril cuando aseguró que la alta velocidad llegaría en 2015.

El proyecto ferroviario de Navarra más emblemático y que podría verse afectado es la parte correspondiente al Corredor Cantábrico-Mediterráneo del AVE, cuyas obras están previstas que se inicien en el primer semestre de 2011 y entrarían en servicio en 2015.

El Gobierno foral ha recordado que estas obras forman parte de un “contrato” con el Estado, por el que Navarra adelanta su financiación en parte de ellas, lo que cumplirá, mientras que no está tan seguro de lo que ocurrirá con la parte estatal.

Los Gobiernos autonómicos esperan que el ministro de Fomento resuelva estas dudas en las dos citas que tiene esta semana: la Conferencia Sectorial, que tendrá lugar hoy y en la que, previsiblemente, informará a los consejeros de las medidas adoptadas y su comparecencia, al día siguiente, en el Congreso, donde explicará el alcance del recorte en su departamento. Pero algunos de estos aves sufrirán, al menos, recortes en sus alas.

(Gráfico Alejandro Navarro López en Wikimedia Commons)