Suiza adjudica a Bombardier el mayor pedido de material rodante de su historia


Es el mayor pedido de la historia ferroviaria suiza. Los Ferrocarriles Suizos han adjudicado a Bombardier el suministro de 59 trenes de dos pisos, en lo que constituye el más importante pedido de material rodante de su historia, por un importe de 1.860 millones de francos suizos, unos 1.327 millones de euros.

Las primeras entregas de trenes se prevén para 2012 y las últimas para 2019 y su introducción progresiva en el servicio a partir de diciembre 2013, después de un período de pre-explotación comercial.

Inicialmente en tráficos Intercity en los ejes Saint-Gall–Zurich–Berna–Ginebra, Romanshorn–Zurich–Berna–Brigue y en el servicio Interregio entre Zurich y Lucerna. En una segunda fase, los trenes circularán en toda la red Suiza. También se prevé la posibilidad de que sean explotados en tráficos internacionales en Alemania y Austria, para lo que está prevista su homologación en ambos países.

Los Ferrocarriles Suizos adquieren por este contrato para el que competían también Siemens y Stadler, 436 coches climatizados de dos pisos que permitirán ofrecer más de 36.000 nuevas plazas a los usuarios.

Los nuevos trenes –cincuenta de doscientos metros de largo y nueve de cien- ofrecen un amplio espacio entre asientos y motores eficientes que reducen el consumo energético en el entorno de un 10%.

Todas las plazas, tanto en segunda clase como en primera tienen toma de corriente y acceso inalámbrico. Cada tren tendrá un compartimento “de negocios”, sistemas de información con pantallas electrónicas, de videovigilancia y de llamada de emergencia.

Bombardier fabricará los trenes cuyo número podría incrementarse hasta en cien unidades suplementarias en virtud de una opción prevista en el contrato, en sus instalaciones de Villeneuve y Görlitz, en Suiza.

Los ferrocarriles Suizos, CFF, han previsto que tendrán que atender a una demanda de 120.00 nuevas plazas sentadas en sus trenes en el curso de los próximos veinte años, en los servicios de grandes líneas.

Para ello, se está reemplazando en material rodante antiguo por nuevos trenes, lo que incrementará la oferta de plazas en más de 60.000. En este momento CFF dispone de un parque de grandes líneas constituido por trenes de uno y dos pisos y de trenes basculantes. Los vehículos más antiguos de un piso tienen más de cuarenta años.

Hasta 2030, los Ferrocarriles Suizos invertirán 20.000 millones de francos, unos 14.270 millones de euros en material rodante.

Los planes de CFF incluyen que con la introducción del nuevo material y la reordenación de los puntos nodales de la red –fundamentalmente Lausana y Saint Gall- se reduzcan los tiempos de viaje sustancialmente.

Así en Lausana y Saint-Gall se ofrecerán correspondencias a cada hora en punto y a las medias, para lo que será necesario reducir el tiempo de viaje entre Lausana y Berna y entre Zurich y Saint-Gall más de una hora.

La tecnología de inclinación de los nuevos trenes permitirá mayores velocidades en curva gracias a una compensación de hasta dos grados, lo que supondrá reducciones de los tiempos de viaje de hasta un 10 por ciento.

(Fuente Vía Libre. Imagen Bombardier en Holanda)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.