El tren contamina menos


TGV-Duplex_Paris

El tren es uno de los transportes menos contaminantes, según asegura la sabiduría popular. Pues bien, ese aserto tiene ya certificado técnico y no sólo existe convencimiento en la calle, sino que en los laboratorios también se ha comprobado lo real que es esa afirmación. La construcción de una línea de tren de alta velocidad (TGV) y su explotación durante 30 años permitirá evitar el 60% de las emisiones de dióxido de carbono que se producirían si los viajes se hicieran por carretera o por avión, según un estudio oficial publicado recientemente.

La Agencia del Medio Ambiente y del Control de la Energía del Gobierno francés (ADEME) indicó que la línea TGV Rin-Ródano que se está construyendo entre Dijon y Mulhouse ofrecerá una “rentabilidad de carbono” al cabo de 12 años de servicio. “La competitividad del transporte ferroviario de alta velocidad queda confirmada con este primer balance de carbono global que subraya sus beneficios medioambientales a largo plazo”, destacó la ADEME, asociada en este estudio con el gestor francés de infraestructuras ferroviarias, RFF, y con la Sociedad Nacional de Ferrocarril (SNCF).

Los autores del informe calcularon que durante el ciclo analizado de 30 años, los 140 kilómetros de este proyecto emitirán 1,9 millones de toneladas de CO2, de los cuales un 42% corresponderán a la construcción de la infraestructura y un 53% a la energía de tracción de los trenes. Si se compara con las que producirían en caso de viajar por carretera o en avión los 1,5 millones de nuevos viajeros que utilizarán cada año la línea, que debe entrar en servicio en 2012, el resultado ofrece un saldo de “carbono positivo” a partir de 2024.

Para los cálculos, se contabilizaron las emisiones de gases de efecto invernadero causados durante la concepción y la construcción de los corredores con las vías, pero también las dos nuevas estaciones que se van a levantar (Besançon Franche Comté y Belfort-Montbéliard), instalaciones de mantenimiento y una treintena de convoyes.

(Fuente Le Monde. Imagen Sebastian Terfloth enWikimedia Commons)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .