45 días en un ‘Corsa’, 12 días en tren; de Vitoria a Ulan Bator


locomotora

Una aventura en toda regla. Peripecias sólo para valiente. El equipo alavés formado por Ioseba Fernández y Juan Carlos Travesi ha vivido todo tipo de correrías en los 45 días que ha invertido en recorrer, a bordo de un viejo Opel Corsa de diez años, los 18.000 kilómetros que separan Vitoria-Gasteiz de Ulan Bator en la ‘Mongol Rally 09’. Una dura prueba benéfica para vehículos veteranos que han superado y a la que han puesto un broche de oro recorriendo las rutas del TransMongolia y del Transiberiano (Ulan Bator- Irkus-Moscú) en distintos trenes a lo largo de diez días.

Ioseba y Juan Carlos no tienen perdón porque del rallye automovilístico hicieron 1.200 fotografías y del recorrido en tren tan solo cinco. De lo que ahora, a su vuelta a Gasteiz, se arrepienten. Pero no tiene remedio. “Los trenes son muy parecidos a los de aquí en Europa. Físicamente no llaman la atención. Es mas el significado o leyenda del ‘Transiberiano’ que los trenes en si”.

Desde Ulan Bator hasta Moscú han tardado diez días con sus correspondientes noches, durmiendo en las literas de tercera clase y deteniéndose en algunas ciudades; otros dos más para coger de nuevo otro convoy que les llevase hacia la capital del Volga. “Es curioso ver la vida a bordo: cuando llegan los pasajeros, como van a estar muchas horas, incluso días, se cambian de ropa, sacan todos sus bártulos y se ponen las zapatillas de casa” observa divertido el piloto vasco. “La experiencia en si –añade Fernández- consiste en ver cómo sube la gente y se acomoda. Compartes unas horas o días en un pequeño espacio en el que, dependiendo de la suerte que tengas, o no hablas nada o compartes todo, comida, y horas de conversación…”. Cosas que recuerdan a nuestros nostálgicos viajes en los trenes de la España de los sesenta e incluso los setenta.

A cada uno de los aventureros alaveses les ha costado cerca de 150 euros ese desplazamiento en ferrocarril. En primera clase los departamentos eran de dos literas; en segunda de cuatro y en tercera de cuatro más dos literas en el pasillo. “Allí veías de todo. Gente que para ir a una boda, se metía en el tren y viajaba durante dos o tres días hasta llegar a su destino. En resumen, el día a día del viaje consiste en dormir, mirar desde la ventana como va cambiando el paisaje desde la estepa de Mongolia a los paisajes de la Siberia Rusa, leer, o intentar comunicarte con el resto de pasajeros…”

La prueba Mongol Rally 2009 comenzó el pasado 18 de julio, con salida desde Barcelona hasta Ulan Bator, capital de Mongolia. Los alaveses eligieron la ‘Ruta de la Seda’, para recorrer cerca de 18.000 kilómetros. Participaron cuatrocientos cincuenta equipos europeos. Entre ellos un equipo de Orduña, otro de Ermua y uno de Donostia-San Sebastián. Los alaveses obtuvieron el puesto 286. Llegaban a meta 310 coches.

El equipo “TsaatanTeam” –así se denominaba el conjunto alavés- ha utilizado un viejo Opel Corsa 1.2 de casi diez años de antigüedad, preparado en los talleres de Diocesanas de Vitoria. Travesi y Fernández han recorrido 18 países, han atravesado tres desiertos y han superado cuatro pasos de montaña a más de 3.000 metros de altura.

Las averías han sido constantes. La placa solar que habían instalado en el coche “salió volando” el primer día. “En la segunda jornada de prueba, salía humo del motor y pensamos que teníamos que abandonar el ralley. Fue una rotura del cubrecarter. En Mongolia, casi sin carreteras, padecíamos casi a diario pinchazos y reventones. La luna trasera se rompió así como el elevalunas, el foco delantero, un amortiguador trasero, varios latiguillos de gasolina y la pérdida del tubo de escape. Además de decenas de situaciones similares. Pero todo ha sido superable”. En especial, los días de regreso en los míticos ‘TransMongolia’ y ‘Transiberiano’.

El ferrocarril transiberiano es una red ferroviaria que conecta la Rusia europea con las provincias del Lejano Oriente ruso, Mongolia y China. La ruta principal fue inaugurada tras trece años de trabajo, el 21 de julio de 1904. Con una extensión de 9.288 kilómetros une Moscú con la costa del Pacífico de Rusia, más precisamente con Vladivostok (localizada en el mar del Japón), atravesando la mayor parte de la que fue Asia soviética. Esta vía, que atraviesa ocho zonas horarias y cuyo recorrido demanda cerca de 7 días de viaje, constituye el servicio continuo más largo del mundo.

Otro ramal de importancia dentro de esta extensa red ferroviaria es el Transmanchuriano, cuyo recorrido coincide con el Transiberiano hasta Társkaya, unos 1.000 kilómetros al este del Lago Baikal. Desde la ciudad de Társkaya, el Transmanchuriano enfila al sudeste hacia China, y sigue su recorrido hasta finalizar en Pekín.

La tercera de las rutas primarias es el Transmongoliano, que coincide en su traza con el Transiberiano hasta Ulan Ude, en la ribera este del Lago Baikal. Desde Ulán Udé, el Transmongoliano enfila al sur hasta Ulaan-Baatar, tras lo cual sigue en dirección sudeste hasta Pekín.

En 1991 fue completada una cuarta ruta, cuyo recorrido se encuentra más al norte, tras más de cinco décadas de obras esporádicas. Conocida como Ferrocarril Baikal-Amur, esta extensión se separa del Transiberiano varios cientos de kilómetros al oeste del Lago Baikal, y lo atraviesa por su extremo norte. Esta ruta alcanza el Pacífico al nordeste de Khabarovsk, en Sovétskaya Gavan. Si bien brinda acceso a la notable costa norte del Baikal, este ramal se caracteriza también por atravesar zonas consideradas peligrosas.

llegada moscu

(Fuente wikipedia. Imagen Ioseba Fernández y Juan Carlos Travesi)

2 Respuestas a “45 días en un ‘Corsa’, 12 días en tren; de Vitoria a Ulan Bator

  1. Anglovasconavarro

    ¡Ya tienen narices estos dos alaveses!…Y veintipocos años, que con eso se puede todo. Parece que ambos aventureros han descubierto el tren tras sus andanzas con los coches… Y además qué trenes!. O mejor: qué líneas de trenes!…de las más bonitas, probablemente, que hay por este mundo de Dios.
    Enhorabuena a ambos y gracias por contárnoslo aqui…

  2. De: Alfonso Morales Rojas
    Quizás no me recuerden, estuve junto a dos personas más en Mongolia en Julio de 2007, les enviamos unas fotografías con la bandera de Espana, las cuales se las vuelvo a enviar junto a algunas más de su campamento.

    Le escribo para notificarle que tengo una web http://www.moralesrojas.es/Transiberiano (importante poner la T en mayúsculas), con un foro donde la gente me pregunta mucho hacer de excursiones, dormir y tal … como tengo un muy buen recuerdo y una buena sensación de su buen trabajo, de lo bien que ustedes nos trataron y sobretodo de su conductor Norgua, he puesto links en mi web hacia ustedes y además a todos les digo que NI SE LO PIENSEN y vayan a http://www.samarmagictours.com … Quizás a todos ellos les podríais invitar a comer al restaurante El Latino, un día:), ya que van de mi parte. Para ello podrían imprimirse un cupón o algo que acredite que van recomendados. Pronto editaré un libro-guía donde hablaré igualmente de su agencia. Un saludo y muchísimas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .