Archivo diario: abril 19, 2010

Un tren turístico entre Aracataca y Santa Marta recorrerá los parajes de la obra de García Márquez

Aracataca y Santa Marta son dos localidades colombianas ligadas a la vida y obra del escritor Gabriel García Márquez. La primera es mundialmente conocida por ser la cuna del premio nobel de literarura colombiano. El segundo poblado es la capital del departamento del Magdalena, territorio donde se asentaban Aracataca, Ciénaga, la Zona Bananera y el Macondo universal de ‘Cien años de soledad’ y además fue la ciudad del Caribe donde murió el Libertador Simón Bolívar, cuyos últimos meses de vida recrea Gabo en su novela ‘El general en su laberinto’ . Ambas pueden volver de nuevo a unirse por ferrocarril, ya que se ha vuelto a rescatar el proyecto previsto hace tiempo con el que se pretende poner en marcha un tren turístico que recorra los lugares ligados a las novelas del célebre escritor.

La idea de implantar un tren turístico surgió tras el regreso de Gabriel García Márquez a su natal Aracataca, el 30 de mayo de 2007, ocasión en que el famoso escritor se subió a un tren amarillo para conmemorar los cuarenta años de su obra ‘Cien años de soledad’. El tren partiría de Santa Marta, para atravesar plantaciones de plátanos de Ciénaga y la zona bananera, y llegas hasta la casa del escritor, en Aracataca. En el viaje, de cinco horas, se dan cita el realismo mágico de las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia y el monumento de Remedios ‘La Bella’, pero también los secretos de la casa del Nobel, el colegio Montessori, donde aprendió sus primeras letras, la casa del telegrafista y el comisariado de la United Fruit Company.

El ferrocarril llegará a la estación de Aracataca, y, desde allí, los visitantes serán conducidos por setenta bicitaxistas, que los guiarán por cerca de cuarenta lugares que aparecen en las novelas y memorias del escritor. El recorrido incluye la degustación de platos típicos y la compra de artesanía. Esta iniciativa de la gobernación del Magdalena fue aprobada el año pasado por el Fondo de Promoción Turística y será promocionada por Ecodestinos y Aviatur.

El director de la Corporación para la Promoción Turística Tayrona, Pedro Bonilla Barreto, afirmó que inicialmente el recorrido se hará con autobuses, hasta que los Ferrocarriles del Norte Colombia (Fenoco) den los permisos pertinentes para que el tren circule por la vía férrea.

El proyecto de nuevo rescatado pretende hacer realidad un viejo sueño. La Gobernación de Magdalena tenía la intención de convertir el recorrido en tren desde Santa Marta en un gancho para explotar el turismo en la zona bananera del departamento. Gabriel García Márquez regresaba a Aracataca, después de 25 años, en el ‘Tren Amarillo de Macondo‘. La entonces gobernadora, Sandra Pubiano, explicó que era el punto de partida de un viejo proyecto que pretendía revivir la ruta de Macondo (Aracataca) como un atractivo turístico y que mejor que hacer el lanzamiento con el Nobel a bordo y en esa fecha especial para conmemorar los 40 años de ‘Cien años de Soledad’.

Así fue, ese 30 de mayo, a las 11.17 horas el tren de tres vagones, restaurado al estilo de los años cuarenta, con bancas reclinables de madera y ventanillas estilo guillotina, arrancó con el clásico pitazo desde los patios de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, en medio de un alboroto. Doscientos pasajeros protagonizaban el histórico viaje, entre periodistas, funcionarios, amigos y familiares de Gabo, quien al lado de su esposa lo miraba.

A través de las plantaciones bananeras, el tren recorrió lentamente los 70 kilómetros que separan a la Capital del Magdalena de Aracataca. A lo largo de la ruta cientos de personas se volcaron para saludar al escritor y darle la bienvenida al tren, el mismo que no veían hacía 35 años. Fue todo un acontecimiento. Gabo se bajó y recorrió parte de su pueblo, en medio de la ‘nube’ de cámaras, micrófonos y grabadoras de periodistas nacionales, internacionales y de la región.

Pero esa fue la única vez que los pobladores vieron el tren. Han transcurrido tres años y hoy solo quedan de ese día los recortes de periódicos, con declaraciones como la del ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, en la que aseguró que el ‘Tren de Macondo’ ya era una realidad. Y ahora, de nuevo, han desenpolvado el proyecto y quieren que se una realidad lo antes posible.