Los trenes de la realeza europea en el Museo del Ferrocarril de Utrecht


La corona es el símbolo por excelencia de la realeza. Los monarcas y sus cortes se construían mansiones para hacer ostentación de su poder y se movían en suntuosas carrozas para desplazarse de una posesión a otra. Esos mismos reyes se encapricharon del tren apenas hizo éste su aparición y convirtieron los convoyes en verdaderos palacios rodantes para visitar otras tierras alejadas de la capital de su corte. Un artículo de lujo solo al alcance de unos pocos que hoy tienen un valor incalculable y se muestran como piezas singulares de gran interés.

‘El tren de la corona’ es precisamente el sujeto de la exposición que ha organizado el Museo Holandés del Ferrocarril de Utrecht . Bajo el título ‘Royal Class, regal journeys’ la galería reunirá por primera vez en un mismo espacio los históricos trenes reales de casi todas las coronas de Europa. Estos magníficos trenes ofrecen una impresión única del lujoso estilo con el que la realeza europea viajó una vez. ‘Royal Class, regal journeys’ se abrirá del 15 de abril al 5 de septiembre de 2010 en el Museo del Ferrocarril de Utrecht.

Los primeros monarcas que utilizaron el tren fueron, como no podía ser de otra forma, los británicos. En 1842 la reina Victoria disponía de un coche real construido sólo para su disfrute. El primer viaje lo realizó ese mismo año entre Slough y Londres.

Napoleón III disponía de un tren real construido en los talleres de la Compañías de los Caminos de Hierro del Estado. El tren se componía de nueve coches lujosamente decorados que se comunicaban entre sí. El monarca francés y la sociedad constructora de la línea de ferrocarril del Estado Pontificio (Roma-Franscati) regalaron tres coches al papa Pío IX en 1856 para su uso personal.

También en España, la corona disponía de sus propios coches de tren. No debemos olvidar que el la línea Madrid-Aranjuez, la segunda construida en la Península, no solo fue inaugurada por la reina Isabel II, sino que el tren llegaba hasta el palacio real. Para esta ocasión, el promotor del ferrocarril, el marqués de Salamanca hizo construir un coche que según crónica de la época “era muy superior a los utilizados por la reina Victoria de Inglaterra y Luis Felipe de Francia”. Y las principales compañías existentes en España (MZA y Norte) también disponían de los vehículos reales apropiados para que viajaran con todo tipo de comodidades los monarcas españoles.

Utrecht albergará, por tanto los vagones de tren de todas las casas reales europeas. Habrá coches reales en esta magna exposición de Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Portugal, Dinamarca, Alemania, Finlandia, Austria, Bulgaria y Suecia.

Una de las joyas más preciadas de la muestra será uno de los vagones reales más antiguos que se conservan en el mundo y que fue utilizado por la reina Adelaida de Bretaña, que data de 1842. El museo Santarem del ferrocarril en Portugal se prestó amablemente para completar el tren utilizado por la reina Maria Pía de Portugal, y fechado de 1858. Otra joya ferroviaria llegará a Viena en forma de un panel de un vagón utilizado por otra viajera real, la emperatriz Elizabeth de Austria (más conocida como Sisi).

No es necesario decir que los vagones utilizados durante años por la casa real holandesa también estarán expuestos en esta singular muestra prevista para la primavera. Gracias al patrocinio de BankGiro Lottery, el Museo del ferrocarril está fabricando una réplica del turismo originalmente construido en 1864 por la reina Anna Paulowna.

Los visitantes a ‘Royal Class’ serán recibidos de un modo cordial. Tras una breve lección sobre protocolo en la sala de espera real del museo, los turistas serán conducidos por la alfombra roja a lo largo de los relucientes vagones reales. También se encontrarán con personalidades históricas, que tendrán interesantes historias que contar sobre los viajes de la realeza. Uno de los temas recurrentes de la exposición es el estímulo dado por las familias reales a la promoción y avance del viaje en tren.

Los invitados a la muestra también podrán ver cómo cambió gradualmente el modo en que los soberanos gobernaban, a menudo debido a los ferrocarriles. Y conocerán incluso detalles más íntimos de la realeza que utilizaban los trenes por razones más personales, por supuesto, como visitar a parientes e irse de vacaciones, a descansar del trabajo de reinar.

(Imagen Alfonso XIII en uno de sus desplazamientos a Andalucía)

Anuncios

Una respuesta a “Los trenes de la realeza europea en el Museo del Ferrocarril de Utrecht

  1. Pingback: Patrimonio Industrial » La junta de la trócola (95)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.