Archivo de la etiqueta: mujeres

Nuevo plan de igualdad en Metro Madrid

Metro de Madrid elaborará un nuevo plan de igualdad acordado con “toda la parte social” de la compañía, según ha avanzado la consejera delegada de la empresa pública que gestiona el suburbano madrileño. Silvia Roldán ha señalado que también pretende “darle otro aire” a la Comisión de Igualdad de la compañía, que, según ha destacado, es la empresa que mayor porcentaje de mujeres tiene en el sector del transporte, alrededor de un 25%. No obstante, ha manifestado que le gustaría que la presencia de la mujer fuera mayor porque aún está “lejos de una igualdad del 50%”, sobre todo en áreas como la conducción de trenes o el mantenimiento donde el porcentaje se reduce a entre un 7% y un 8%. Unas 7.000 personas trabajan actualmente en la empresa.

Roldán ha defendido la necesidad de visibilizar la presencia de la mujer en el sector del transporte, uno de sus principales objetivos como vicepresidenta del Comité de Metros de la Unión Internacional de Transportes Públicos (UITP). “Hay muchas trabajadoras, muchas CEO, muchas presidentas, muchas directoras generales que trabajan en este sector y para nosotros es vital visibilizar la presencia e la mujer en este sector históricamente masculino“, ha señalado Roldán. “Lo que hay que hacer es convencer a las nuevas generaciones de que es una profesión preciosa, que es un sector por el que hay que apostar, y que las mujeres tenemos cabida no solamente como CEO sino como maquinistas, o como mantenedoras o como redactoras de proyecto o como ingenieras, tenemos cabida en todo”, ha agregado.

El Metro de Madrid fue, junto con Telefónica, una de las primeras grandes empresas en emplear a mujeres. Si en la compañía de telecomunicaciones estaban destinadas a telefonistas, en Metro se les asignaron puestos en oficinas o expidiendo billetes en taquilla. La presencia de mujeres en taquilla, de revisoras, telefonistas, administrativas y como personal de estación fue una revolución en 1919. En 1984 una mujer pudo acceder a un puesto que estaba reservado solo para hombres: el de conductora de Metro. Fátima Ramírez, de 26 años, fue la primera mujer que condujo un tren bajo las calles de Madrid desde el final de la guerra civil, durante la cual algunos de los empleos estuvieron desempeñados por mujeres por la ausencia de hombres, destinados al frente. Las mujeres representan un poco más de la cuarta parte de la plantilla de Metro de Madrid (25,63%).

Este no es el primer plan de igualdad de la la empresa. A principios de 2009 se constituyó una Comisión de Igualdad, formada por representantes de la dirección de la empresa y de los trabajadores, con el objetivo de elaborar un plan que recogiera las acciones tendentes a conseguir el mayor grado posible de integración e igualdad de género en la empresa y fomentar la igualdad de trato y oportunidades para los trabajadores de Metro de Madrid. Esta comisión suscribió el Plan de Igualdad de Metro de Madrid en diciembre de 2009 y publicó, como anexo al Plan de Igualdad, el Protocolo para la Prevención y Actuación frente al acoso sexual o por razón de sexo en la empresa, que fue elaborado por la dirección con amplia participación de la representación de los trabajadores en la Comisión de Igualdad.

El plan no ha resuelto todos los problemas. De hecho hay desviaciones en la relación de salarios totales, siendo el de las mujeres más bajo debido a los diferentes componentes salariales que se incluyen como la antigüedad, entre otros. No obstante, esta diferencia se está reduciendo cada año. En el año 2017 la diferencia entre el salario de los hombres frente al de las mujeres de la Compañía es de un 0,98 % superior (frente al 2,08 % de 2016), como consecuencia de la mayor antigüedad de la plantilla masculina sobre la femenina.

Renfe lanza el Programa Mujeres Viajeras

Renfe lanzará el próximo lunes el Programa Mujeres Viajeras, en el marco del 80 aniversario de la compañía, con iniciativas como descuentos del 50% para grupos de 4 a 9 personas, para viajar en los meses de agosto y septiembre de 2021. La nueva ‘Tarifa 4 o + Mujeres Viajeras’, que estará disponible desde el 15 de febrero hasta el 8 de marzo a través de los sistemas habituales de venta de billetes, permite viajar a cualquier destino nacional en trenes Ave y Larga Distancia. Los grupos deben incluir, al menos, una mujer.

Renfe va a impulsar diversas iniciativas dedicadas a la mujer viajera durante este año, en el marco del proyecto Mujeres y Viajeras que ha sido ideado para dar relevancia al vínculo de la operadora con las mujeres, tanto a sus trabajadoras como a sus clientas actuales y a sus potenciales usuarias. Con este proyecto, que será uno de los ejes centrales de las actividades a llevar a cabo a lo largo de 2021 coincidiendo con el 80 aniversario de la compañía, Renfe pretende captar 100.000 nuevas clientas fidelizadas y destacar el reconocimiento de la compañía hacia el papel esencial que el colectivo femenino desarrolla en la sociedad.

Del 15 de febrero al 8 de marzo, todas las mujeres que se unan al Programa de Fidelización +Renfe conseguirán 100 puntos de bienvenida. Los puntos acumulados a través del programa se pueden canjear para viajar gratis o para los servicios ofrecidos por las empresas colaboradoras. El Programa Mujeres Viajeras, que será uno de los ejes centrales de las actividades a llevar a cabo a lo largo de 2021 en el marco del 80 aniversario de Renfe, tiene como objetivo dar relevancia al firme compromiso de la compañía con las mujeres.

Igualmente, está previsto que se celebren en diferentes localidades de España women’s days, jornadas de carácter temático con valores que Renfe quiere transmitir y representar ante la sociedad (igualdad, trabajo, sostenibilidad, cultura, deporte, ciencia y discapacidad). Asimismo, en determinados trenes se vinilarán frases muy conocidas de mujeres importantes a lo largo de la Historia y se emitirán videos conmemorativos a bordo.

El perfil global de los clientes de Ave y Larga Distancia revela una ligera prevalencia de las mujeres. Así, en 2019, el 47,5% de los viajeros fueron hombres, frente al 52,5% de mujeres. Atendiendo al Programa +Renfe, se observa un desequilibrio respecto al número de viajeros, ya que el porcentaje de mujeres entre los clientes fidelizados es del 40,5% frente al 59,5% de hombres. Por este motivo, uno de los objetivos del proyecto Mujeres Viajeras es alcanzar la equiparación de los datos de fidelización de género. Renfe pretende captar 100.000 nuevas clientas fidelizadas y destacar el reconocimiento de la compañía hacia el papel esencial que el colectivo femenino desarrolla en la sociedad.

Oficios del tren: guardesas

El ferrocarril representa una revolución del transporte, la economía de mercado, la organización del trabajo y la mentalidad social, aunque la expectación creada y la realidad alcanzada no se corresponde en el caso español. Carece de la demanda prevista por las compañías y no profundiza en los cambios del mercado interior ni en la gestión empresarial, lo que causa un amplio listado de frustraciones, en especial, dentro de los mismos ferroviarios. Los trabajadores del ferrocarril constituyen un estereotipo social identitario único que, en la mayor parte de los casos, ve incumplidas sus perspectivas de ascenso social, como presumiblemente prometía el advenimiento de un nuevo (y moderno) sistema de transporte.

Como se puede ver en anteriores trabajos de esta serie de ‘oficios del tren’, la estructura jerárquica de la organización ferroviaria se proyecta en diversas dimensiones; una de ellas es de lenguaje, al reconocer una distinción excluyente entre empleados y obreros del ferrocarril, que se extiende a un tercer colectivo, intencionadamente invisibilizado, de heterogénea composición y variable denominación, los temporeros. Las compañías se esfuerzan por negarse a incluirlos como trabajadores del ferrocarril, sostiene la socióloga Esmeralba Ballesteros, una de las grandes estudiosas del mundo social ferroviario.

La vigilancia de la vía constituye una importante función para garantizar la seguridad del transporte. El trazado de las líneas férreas va superponiéndose a los caminos tradicionales, de manera que, en ocasiones convergen en un mismo punto las vías terrestre y ferroviaria, de tal forma que la imposibilidad de realizar un uso simultáneo del espacio obliga a regular un uso alternativo, El régimen de concesiones del sistema ferroviario español reserva al Estado la inspección y vigilancia del nuevo transporte, el cual prescribe la guardia permanente de aquellos puntos donde se produzca la superposición de vías con caminos tradicionales. El uso alternativo en la convergencia de las vías terrestre y férrea se regula por los pasos a nivel mediante el uso de barreras, de tal forma que se impida el paso de personas, ganado o carruajes cuando se aproxima el paso de los trenes.

Las dos grandes concesionarias ferroviarias, M.Z.A. y Norte, se oponen de forma crítica y reiterada a esta decisión puesto que las obliga a realizar una voluminosa contratación, ni tan siquiera prevista en los presupuestos iniciales. Ante la imposibilidad de eludir esta normativa, ambas compañías, y con ellas todas las demás posteriormente, desarrollan una estrategia empresarial hasta el momento inédita y recurren al empleo femenino. “Estando en general confiado el cargo de guardabarreras a mujeres de los capataces o a obreros que viven en las casillas de los pasos, puede dispensárseles el no saber leer, con tal de que sus maridos tengan este grado de instrucción”, recuerda Esmeralda Ballesteros, que recoge la cita de una disposición de estas empresas. Ni tan siquiera se las denomina con el nombre del oficio; se busca para ellas un término menos ferroviario: guardesas.

“El guardabarreras debe dedicar toda su atención a vigilar la vía hasta donde alcance su visibilidad, para advertir la aproximación de los trenes, y no debe confiar en que ésta le sea siempre anunciada por campanilla o luces. Donde las haya, debe guiarse también por la indicación de las señales fijas y barreras de pasos a nivel cercanos. Estará atento ante cualquier posible obstrucción de la vía para tomar las medidas del caso. En las secciones con rampas pronunciadas permanecerá atento hasta que los trenes hayan traspuesto las mismas, por si éstos se fraccionaran o tuvieran que retroceder”. El reglamento deja bien claras los cometidos de estos agentes (y las del resto de ferroviarios), que tienen obligación de conocer el horario de los trenes a fin de cerrar las custodias nada más notar su aproximación. “Cuando esté provisto de campana o silbato, prevendrá al público por medio de éstos antes de cerrar la calle. Al pasar cada tren, deberá fijarse en él para ver si marcha normalmente. Si notara cualquier anormalidad procurará llamar la atención del personal del tren o, de no ser ello posible, avisar al jefe o señalero”, reza otra de las disposiciones. “En caso de producirse cualquier obstrucción de la vía o vías sobre el paso a nivel o sus inmediaciones, el guardabarreras deberá proteger la vía obstruida sin demora, llevando consigo una bandera o luz roja y los petardos“, zanja una de las disposiciones.

La dirección de las concesionarias, sin embargo, apenas confiere ningún valor profesional al puesto de guardabarrera y sustrae la cualificación cuando es ocupado por mujeres, pero dotándolo de otro significado si es desarrollado por hombres, tanto en el plano laboral como en el económico, argumenta Ballesteros. En la confluencia de caminos principales, así como en puntos especiales, el puesto siempre lo ocupan hombres; se reservan a las mujeres la guardería diurna y la custodia de pasos a nivel de carácter secundario. La incorporación de guardabarreras-mujeres se razona con argumentos como que, en muchos puntos, la guardería ocupa unos minutos al día, al paso de los trenes. Muy al contrario, las condiciones reales de trabajo les obligan a una presencia permanente en el puesto de vigilancia, no sólo para regular el tránsito de los trenes, sino también para velar que el ganado no ocasione destrozos. Durante el día las barreras del paso permanecen abiertas, y se cierran al paso del tren; por la noche las barreras, ordinariamente cerradas, son elevadas ante la necesidad de tránsito.

Las concesionarias desarrollan un modelo de empleo limitado a las mujeres casadas y exigen un vínculo de parentesco entre las guardesas y otros agentes ferroviarios. El binomio hombre-mujer permite el aprendizaje del contenido del puesto y asegura, en algunos pasos, la vigilancia durante las 24 horas del día; la responsabilidad se divide en dos jornadas de trabajo y permite la organización informal del servicio, sostiene Ballesteros. Esta decisión trata de fomentar en los agentes una actitud de subordinación sin tensiones. Los obreros y obreras deben tomar conciencia del privilegio que se les otorga; el cabeza de familia ocupa el papel principal, al ser el eje de grupo, y su jornal es el ingreso central. Además se le concede una vivienda, denominada casilla, en la que en muchas ocasiones se puede cultivar un huerto en el terreno anexo, y se proporciona a la esposa una retribución por realizar un trabajo que no requiere ninguna ‘cualificación’, tarea que comparte con sus quehaceres domésticos “cuando el servicio no exigiera su presencia en la vía “, pero se prohíben expresamente llevar a los hijos, afirma la socióloga de la Complutense

Como se puede deducir por lo dicho hasta ahora, el jornal asignado a las mujeres es netamente inferior al otorgado en idéntica denominación de puesto a los hombres. Esta discriminación se esgrime como una reivindicación en las primeras peticiones sindicales del colectivo ferroviario. En 1919 se reivindica un jornal mínimo de una peseta diaria para las guardesas, a lo que no sólo la compañía no accede, sino que responde con rotundidad: “Son muy numerosas las guardesas que por ser esposas o hijas de guardas, capataces u obreros de la vía viven con ellos en viviendas que la compañía les concede gratuitamente abonándoles la asignación de 0,50 pesetas”, recoge en su documentación Ballesteros.

Pese a lo aquí expuesto, las empresas ferroviarias también regulan el uniforme de estas empleadas. M.Z.A. lo establece (1860) casi desde el principio; tienen delantal de lana azul con franja carmesí y pañuelo de lana azul en invierno y sombrero de paja con cinta carmesí en verano. Su contrincante, Norte, dispone para ellas una capucha de hule que cubre la espalda…. Una expresión más de esta discriminación anteriormente descrita, tanto por ser diferente al de los hombres, como por reafirmar su rol doméstico. La situación apenas cambia con la formación de Renfe (1941). En 1974, la categoría queda abolida, pero permanece la segregación: lejos de integrarlas en la estructura regular, se les otorga una bata.

En resumen, la contratación de mujeres en el puesto de guardabarrera se realiza para contener el presupuesto de los gastos de explotación. Para ello son objeto de una prolongada discriminación, en el plano retributivo por percibir jornales muy bajos, y, en las condiciones de trabajo, porque es, además, el último colectivo en beneficiarse de la aplicación de la jornada de ocho horas. A excepción de las ocupaciones de guardesa y mujer de limpieza, presentes desde la formación de las empresas, el grupo que más tempranamente acoge el empleo femenino es el ‘personal administrativo’. La incorporación de las mujeres a este grupo se desarrolla sobre todo a partir de la segunda década del siglo XX.

(Fuentes. Esmeralda Ballesteros, en “La construcción del empleo ferroviario como una profesión masculina,1857-1962” y “Retribuciones de los trabajadores del ferrocarril. El mito de la aristocracia obrera”. Emerenciana Paz y Gonzalo Juez, en “El mundo social de los ferrocarriles españoles. De 1857 a 1917”. Miguel Muñoz, en “Historia y evolución del uniforme ferroviario”)

Sóller no tiene maquinistas

El Ferrocarril de Sóller no encuentra mujeres para conducir los convoyes por sus vías. En los sucesivos procesos de selección que se han llevado a cabo para promocionar trabajadores a la categoría de maquinistas, la empresa no ha encontrado mujeres que quieran ponerse al mando del tren. Tampoco del tranvía. Todos los procesos selectivos organizados para cubrir las plazas en la categoría de maquinistas, sólo encuentran respuesta masculina.

El presidente de la compañía, Óscar Mayol, ha explicado que “en las pruebas que se han realizado hasta ahora ninguna mujer ha querido ser maquinista“, pese a que “lo hemos intentado para que alguna mujer conduzca los trenes y el tranvía”. Mayoral argumenta que el escaso interés que suscita la conducción de las máquinas de tren no radica en el hecho de que sea un trabajo que sea especialmente duro que requiera el uso de la fuerza.

La nula respuesra obedece a causas muy distintos. Por un lado está el factor económico. El convenio colectivo del Ferrocarril de Sóller establece mayor retribución a los revisores que a los maquinistas. Los cobradores perciben un salario y un plus, el denominado “quebranto”, con el que a final de mes sale más a cuenta que el de un maquinista. Por otro lado, explica Mayol, está el factor responsabilidad. Un maquinista de tren lleva a su cargo más de 300 pasajeros, la mitad de un tranvía.

El empleo ferroviario ha sido un espacio de trabajo poco permeable para ellas. La primera promoción de mujeres maquinistas llegó en España en 1980 cuando el acceso al cuerpo dejó de ser exclusivamente militar. En la actualidad, la cuota femenina adscrita al personal de conducción en Renfe es muy inferior a la masculina. La compañía pretende “reducir la brecha de representación femenina en su plantilla”, que considera “tradicionalmente masculina”, en línea con la de otros operadores ferroviarios internaciones y grupos de transporte. La operadora dispone de 171 mujeres maquinistas frente a 5.207 hombres. Según aseguran sus responsables, en el horizonte de diez años quieren que una cuarta parte (el 25%) de su plantilla de maquinistas de tren sean mujeres. Además prevé elevar al 50% la representación del 13% que actualmente tienen las mujeres entre el total de 14.435 trabajadores de la empresa.

Renfe aspira a un 25% de maquinistas mujeres

Renfe Operadora está avanzando en un Plan de Igualdad centrado en potenciar la presencia femenina en una compañía que, por historia y los condicionantes propios del sector, ha sido tradicionalmente masculina. En el marco de esta estrategia, Renfe prepara un convenio de colaboración proactiva con el Instituto de la Mujer para llevar a cabo algunas medidas en esta línea y contar con el asesoramiento de la institución.

Entre las medidas acordadas destaca la creación de un programa de becas, dotado con 1 millón de euros anuales, destinado a mujeres para realizar el curso de conducción de trenes, con el objetivo de que en el plazo de 10 años el 25% de los maquinistas de Renfe sean mujeres. Además, la compañía que preside Isaías Táboas quiere avanzar de forma sustancial en materia de Igualdad, para lo que está desarrollando un plan de feminización que persigue como meta tener una plantilla paritaria en el horizonte del 2028.

La colaboración con el Instituto de la Mujer contempla también la inclusión de Renfe en el programa Ahora Tú, a través del cual, mujeres formadas en Ciencia, Tecnología, Matemáticas e Ingeniería (STEM) desarrollarán sus prácticas en la compañía ferroviaria.

Además será posible la formación presencial y online en materia de igualdad para los trabajadores de la compañía y asesoramiento en materia de comunicación. De la misma forma, el Instituto de la Mujer asesorará a Renfe en la inclusión de cláusulas sociales que favorezcan la igualdad en los pliegos de condiciones de las licitaciones que realice la compañía, para extender su compromiso en esta materia a las empresas que le presten servicios.

Renfe está trabajando por reducir la brecha de representación femenina en su plantilla. Actualmente las mujeres representan el 13% de los 14.435 empleados de la compañía. El plan de desvinculaciones vigente en el Grupo Renfe y los procesos de selección e incorporación de nuevos trabajadores, han permitido dibujar una estrategia de reducción de la diferencia para llegar a alcanzar una representación femenina del al 25% en 4 años y cercana al 50% en diez.

La plantilla de Renfe es tradicionalmente masculina. Un fenómeno extendido a nivel internacional en el sector ferroviario y en el resto de empresas de transporte. El colectivo donde esta brecha de género es más exagerada es precisamente en el más numeroso de la compañía; el de los conductores de tren. Por ello, una de las medidas en las que está trabajando Renfe es en atraer a esta profesión a un mayor número de mujeres, ya que en la actualidad sólo representan el 10% de las personas que aspiran a convertirse en maquinista.

El convenio con el Instituto de la Mujer recoge la creación de un programa de becas para mujeres para realizar el curso de formación de maquinistas. Este programa de becas parte con un presupuesto de 1 millón de euros anuales y aspira a becar a 50 estudiantes cada año. El programa de becas, sumado al programa de desvinculaciones en marcha de los maquinistas actuales que alcanzan la edad de jubilación y que son en su totalidad hombres, permitirá plantear un nuevo escenario en el sector ferroviario en el que en menos de diez años el 25% de los conductores de tren sean mujeres.

El convenio también contempla la incorporación de Renfe al programa Ahora Tú, del Instituto de la Mujer. Se trata de una iniciativa que beca a mujeres del ámbito educativo de las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para que desarrollen formación práctica becada en empresas. Renfe incorporará a 50 becadas en el primer año para que desarrollen sus prácticas en la compañía. Además, y con el objetivo de seguir atrayendo a mujeres para que pasen a formar parte de la plantilla de la empresa, Renfe participará en la feria Aula, junto con el Instituto de la Mujer.

Coches para mujeres en los trenes alemanes

Osaka-0002

Alemania también incluye en sus ferrocarriles coches de tren solo para mujeres. Mitteldeutsche Regiobahn implantó la semana pasada dos compartimentos reservados solo para mujeres y niños en los trenes que operan entre las ciudades de Leipzig y Chemnitz, en Sajonia. “Algunas mujeres querían tener un poco más de seguridad”, explica un portavoz de la compañía, quien añade que los compartimentos están a mitad del tren, cerca del vehículo donde va el conductor. Este es el primer país europeo que establece ua medidad como ésta, muy habitual en otros asiáticos, sobre todo.

La compañía ferroviaria alemana que ha introducido compartimentos solo para mujeres en una de sus líneas asegura que la medida no tienen nada que ver con las reclamaciones feministas y las desvincula de las agresiones sexuales ocurridas la pasada Nochevieja en la ciudad de Colonia. El portavoz de la Mitteldeutsche Regiobahn sostiene que algunas de sus clientas solicitaban compartimentos especiales en diciembre, antes de Nochevieja; la ola de ataques en Colonia y en otras ciudades europeas se produjo durante las fiestas navideñas. Las mismas fuentes destacan que los compartimentos solo se han introducido en una línea que no contaba con coches abiertos, en los que todos los pasajeros se sientan juntos.

Otras ciudades ya utilizan compartimentos femeninos en trenes, autobuses y taxis como medida para reducir el acoso sexual a las mujeres. La ciudad de Tokio fue una de las primeras en introducir esta propuesta, en el año 2000, y México, Yakarta y otras regiones han llevado a cabo proyectos similares para mejorar la seguridad de las pasajeras. Según un sondeo realizado por Thomson Reuters Foundation en 2014, en más de 15 ciudades de todo el mundo el 70% de las mujeres se sienten más seguras en vehículos reservados solo para mujeres. Sin embargo, los expertos han cuestionado la eficacia de la medida, que, según ellos, es una solución a corto plazo y no una manera de frenar el acoso a las mujeres.

Los ferrocarriles de Japón, India, Malasia, Indonesia, México -hay algún otro país más- poseen un coche “solo para mujeres” en sus trenes para evitar así que algunos pasajeros aprovechen para manosearlas y el acoso de parte de los hombres al formarse grandes concentraciones. No deja de ser un problema internacional, que algunas compañías ferroviarias, como las japonesas de trenes, intentan frenar de manera efectiva de detener con la puesta en servicio, no ya de un coche exclusivo para mujeres, sino un tren solo para ellas y coches en el metro.

El transporte de Tokio está saturado; durante las horas pico, algunos hombres prefieren hablar sucio a las mujeres y buscan tocarlas. Este tipo de abuso sexual o ‘chikan’ como la llaman los japoneses, se ha reducido drásticamente con los vehículos sólo para mujeres.

Los primeros trenes con coches reservados exclusivamente para las mujeres empezaron a circular en Indonesia hace unos meses para poner fin al acoso sexual en el transporte público. La iniciativa se limita a 20 cochesen una de las rutas ferroviarias entre Yakarta y la ciudad de Bogor, una de las más transitadas en la isla de Java.

La empresa nacional de ferrocarriles de Malasia, Malaysian Railway, también dispone de vehículos exclusivos de mujeres, para evitar situaciones de acoso y ante el deseo expreso de muchos pasajeros musulmanes. La iniciativa se estrenó en la ruta entre Kuala Lumpur y la ciudad de Klang. La compañía justifica la medida para mejorar el confort y la seguridad de las mujeres, que así estarán más protegidas de hombres que puedan molestarlas, aunque siempre será una opción y nunca una imposición al cliente. Más del 60% de los 28 millones de malasios son musulmanes, y la mayoría profesa una fe tolerante en sus mensajes, pero muy conservador en las costumbres.

Mujeres en EuskoTren: desde 2010 suben tres puntos y constituyen ya el 21% de la plantilla total

consejara-oregi-director-leza

El porcentaje de mujeres trabajadoras en Euskotren sube tres puntos desde 2010 y se sitúa en el 21% de la plantilla total, según datos aportados en la presentación de las buenas prácticas en gestión de la igualdad de género del operador ferroviario vasco. En un encuentro de trabajo en Bilbao, EuskoTren ha expuesto los objetivos conseguidos en el ámbito de la igualdad de género y en el desarrollo laboral de la mujer como la formación en igualdad, inclusión de criterios de igualdad en convocatorias externas de empleo y control de la publicidad sexista en los soportes de publicidad exterior gestionados por la empresa.

El II Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres 2012-2015 de Euskotren incluye medidas correctoras de “los desequilibrios” detectados entre mujeres y hombres, “garantizando que los procesos sean realizados de acuerdo al principio de igualdad”. Las buenas prácticas presentadas, consistentes en el desarrollo de un modelo de gestión del Plan de Igualdad, el control de la publicidad sexista, la inclusión de criterios de igualdad en la selección del personal, y la formación interna en igualdad de mujeres y hombres, han sido elegidas, tal y como ha indicado Leza, “por el compromiso de la Dirección de Euskotren en la puesta en marcha de las mismas, la participación de diferentes ámbitos de la empresa, el impacto en la empresa y en el entorno, la transferibilidad y la documentación generada”.

La consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno vasco, Ana Oregi, asegura que “el transporte público nos iguala en nuestro derecho a movernos y exige ser construido desde un prisma de eficacia, eficiencia e igualdad”, mientras que el director de Euskotren, Imanol Leza, cuantifica “el positivo incremento en tres puntos del porcentaje de mujeres trabajadoras en Euskotren desde 2010”.

Según Oregi, “hoy, la movilidad empieza a incorporarse como un derecho subjetivo más de las personas y nuestra sociedad sería inexplicable sin el flujo incesante de movimientos que realizamos a diario”. Por ello, indica que el transporte público se convierte en “un espacio público que nos iguala en nuestro derecho a movernos y que exige ser construido desde un prisma de eficacia y eficiencia, pero también desde la decidida auto exigencia de convertirlo en un espacio de igualdad en el ejercicio del derecho e igualdad en el uso del espacio”.

El director general de Euskotren resalta “los resultados alcanzados gracias a la existencia de dos grupos de mejora, uno sobre conciliación responsable y otro sobre selección no discriminatoria”. Según explica, en el ámbito de la conciliación responsable están implementadas ya en el día a día de la actividad de la empresa medidas de flexibilidad horaria y espacial, beneficios sociales, así como retributivas y de formación. En materia de selección no discriminatoria destaca la elaboración de una herramienta adaptada para la empresa, que garantiza la consecución de los objetivos de igualdad en este campo.

En el ámbito de la Formación en Igualdad de Mujeres y Hombres, se han descrito las diversas acciones formativas internas dirigidas a las personas responsables de igualdad, así como de las diferentes áreas de Euskotren, mandos intermedios y personas trabajadoras. Los programas incluyen aspectos como sensibilización en materia de igualdad, nuevas masculinidades, violencia contra las mujeres, transversalidad de género en las organizaciones, gestión de la conciliación corresponsable, uso no sexista del lenguaje e imágenes y procesos de selección no discriminatorios por razón de sexo.

En las acciones dirigidas a las personas trabajadoras destacan el programa Gizonduz, dirigido a hombres, y el de autodefensa para mujeres desde la perspectiva de género, que permite aprender a detectar la violencia sexista y actuar frente a ella. En el encuentro, celebrado en Bilbao, también han intervenido Javier Sánchez, responsable de Publicidad; Eneritz García, responsable de Selección; y Nerea Osorio responsable de formación.

El Premio Princesa de Asturias fija su mirada en Las Patronas que asisten a inmigrantes de ‘La Bestia’

patronas-alimentan-inmigrantes-la-bestia

El Premio Princesa de Asturias para la Concordia 2015 ha puesto su vista en la organización de Las Patronas, un grupo de mujeres del municipio mexicano de Córdoba, en el estado de Veracruz, que entregan desde hace dos décadas comida a inmigrantes que viajan a Estados Unidos sobre el tren de mercancías conocido como ‘La Bestia‘.

Las Patronas son un grupo de campesinas y trabajadoras del poblado de Amatlán de los Reyes, vecino de Córdoba, quienes asumen de manera altruista desde hace más de veinte años “una de las labores más complejas en materia de Derechos Humanos, como es la atención a poblaciones migrantes, que buscan llegar a Estados Unidos”.Javier Urbano Reyes, coordinador del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana (Ibero), quien ha recordado que en 2015 este grupo de mujeres cumple 20 años desde que comenzaron a realizar esta iniciativa espontánea, lanzando bolsas con comida a los inmigrantes que van subidos a ‘La Bestia’, pasando por su localidad a gran velocidad.

Llamadas Las Patronas, por el nombre del poblado en donde desarrollan su actividad humanitaria, este colectivo ha podido atender a una cantidad cercana al millón de migrantes en sus dos décadas de servicio; han promovido la sensibilización sobre el fenómeno migratorio en centenas de miles de personas de diversos sectores como el estudiantil, gobiernos en sus diferentes niveles, medios de comunicación. Con su ejemplo han sido protagonistas indudables en el posicionamiento que la agenda migratoria tiene en el actual debate público tanto en México como en amplias regiones de Latinoamérica; sus acciones han generado la formación de redes solidarias con las poblaciones migrantes en gran parte del continente americano, además de que sus esfuerzos han sido motivo de réplica en muchas zonas de la ruta migratoria en México.

Las Patronas -que ya recibieron el premio Nacional de Derechos Humanos de México– “han promovido la sensibilización sobre el fenómeno migratorio en diversos sectores de la sociedad”, según añade Urbano, en unas declaraciones que publica el diario mexicano ‘El Universal’. La única razón de su amor a los migrantes es su condición de seres humanos, no su pertenencia a una nación o a un territorio, en tiempos en que las políticas migratorias en diversas regiones claman por el cierre de fronteras.

El Gobierno de México, a través de la Embajada de México en España, presentó el pasado 18 de junio al comité su candidatura al prestigioso Premio Princesa de Asturias para la Concordia 2015.

Trenes para mujeres también en Yakarta

India, Japón, México y ahora Indonesia. La capital de Indonesia, Yakarta, ha decidio reservar unos coches dentro de una línea de tren en los que sólo podrán viajar mujeres para impedir que sean víctimas del acoso sexual en el transporte público. Así, la compañía estatal de ferrocarriles opera desde hace unas horas con coches especiales para mujeres en la ruta entre Yakarta y Bogor, y pronto espera ampliar su servicio. “Los dos coches para mujeres estarán situados en el primer y octavo lugar de las series, mientras que el resto serán para ambos sexos”, indicó el secretario para Yakarta de la compañía, Makmur Syaheran, al diario ‘The Jakarta Post’, que señaló que también se proveerá de operarias para estos vehículos.

Makmur indicó que en poco tiempo la compañía proveerá de coches en todos los servicios y rutas dentro de Yakarta y sus ciudades satélites. “Forma parte de nuestro compromiso para mejorar los servicios a nuestros pasajeros, especialmente las mujeres”, aseguró. “Queremos que las mujeres se sientan más cómodas y seguras viajando en nuestros trenes. Esperemos que las mujeres no se sientan incómodas al alimentar a sus bebés mientras están en vagones unisex”, añadió, y apuntó que la compañía no recibe muchas quejas de mujeres que denuncian acoso sexual pero que está seguro de que muchas prefieren no informar.

Una analista de la Universidad de Indonesia, Purnianti, señaló que separar a los pasajeros por sexos no es la solución para terminar con el acoso sexual. “Incluso si las mujeres y los hombres están separados en el transporte público, mientras los hombres no respeten a las mujeres como humanos y éstas se sientan inferiores a los hombres, la separación carecerá de sentido”, aseguró. Pero bno cabe ninguna duda de que las viajesras se sienten mucho más seguras cuando no viajan entre ellas los hombres.

Malasia pondrá vagones de tren sólo para mujeres

La empresa nacional de ferrocarriles de Malasia, Malaysian Railway, pondrá en mayo vagones exclusivos de mujeres, para evitar situaciones de acoso y ante el deseo expreso de muchos pasajeros musulmanes, informó hoy la prensa local. La iniciativa se estrenará dentro de dos semanas en la ruta entre Kuala Lumpur y la ciudad de Klang, según el diario “The Star”.

La compañía justificó la medida para mejorar el confort y la seguridad de las mujeres, que así estarán más protegidas de hombres que puedan molestarlas, aunque siempre será una opción y nunca una imposición al cliente. Más del 60% de los 28 millones de malasios son musulmanes, y la mayoría profesa una fe tolerante en sus mensajes, pero muy conservador en las costumbres.

En los estados de Perak y Selangor, gobernados por el integrista Partido Pan-Islámico, se prohíbe a las mujeres musulmanas pintarse los labios, llevar zapatos de tacón durante las horas de trabajo o dejar al descubierto el cuello y la cabeza fuera del hogar o la oficina.

También está vetado el consumo de alcohol y el juego, mientras hombres y mujeres deben hacer cola por separado en las tiendas.

La iniciativa se lleva a cabo en otros países donde goza de una gran cpetación entre los pasajeros femeninos. México, India y Japón tienen trenes exclusivos para el uso de mujeres, donde los hombres tienen vetada viajar en su interior.

(Imagen Randwick en Wikimedia Commons)