Archivo de la etiqueta: concesionaria

Vélez Málaga quiere ya el tranvía

El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, anuncia que el Ayuntamiento rescindirá el contrato con la concesionaria del servicio municipal de transportes, Alsa, si la empresa no colabora en la reanudación del tranvía de esta localidad, paralizado desde hace cinco años. El Consistorio intenta renegociar con la empresa concesionaria el coste de la tarifa técnica. Esto permitiría desbloquear definitivamente el plan de recuperación del sistema tranviario de la localidad. El equipo de gobierno ya ha presentado un borrador con la mencionada tarifa y confía en atar en unos días el convenio que establezca la reanudación del servicio.

Moreno Ferrer considera que el tranvía es un eje vertebrador en el transporte urbano. Tras su paralización por parte del equipo del Partido Popular, “que ha supuesto un importante coste para esta ciudad y no sólo a nivel económico”, se alcanzó a finales del pasado año un acuerdo con la Junta que permitirá asumir el 40% del déficit de explotación y se implicarán con el mismo porcentaje para la inversión que requiera la reparación de los daños sufridos por el abandono de la anterior etapa de Gobierno».

El alcalde explica que la empresa no es la más indicada para poner obstáculos a un proyecto municipal, “máxime cuando llevamos desde enero abordando este tema con ellos y hemos conseguido la ayuda económica por parte de la Junta”. El Ayuntamiento ha planteado a Alsa que se haga cargo de la inversión necesaria para poner a punto las infraestructuras deterioradas desde la paralización del transporte, cuyo coste se cifra en 1,5 millones de euros, y que lo repercuta en la tarifa técnica.

El tranvía conectaba desde octubre de 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo de población de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca entró en servicio, y quedó paralizado en junio de 2012 por el déficit que acumulaba. Las tres unidades móviles de este transporte, que supuso una inversión superior a 40 millones de euros, fueron trasladadas en julio del 2013 a Sídney (Australia), donde funcionaron en régimen de alquiler durante dieciséis meses hasta su vuelta a Vélez-Málaga, donde permanecen almacenadas en unas cocheras.

El pasado día 5 se cumplieron cinco años desde que el tranvía de Vélez-Málaga, el primero moderno que se puso en marcha en Andalucía, dejó de circular, tras la decisión adoptada por el anterior equipo de gobierno del PP, que alegó que el sistema era «una ruina económica para el Ayuntamiento». El equipo de gobierno tripartito (PSOE, PA y GIPMTM) que tomó las riendas del Consistorio tras las elecciones de hace dos años se fijó como objetivo prioritario restablecer el servicio, aunque de momento, la inversión pública superior a los 42 millones de euros sigue sin usarse y, lo más grave, deteriorándose. Ante este panorama, el alcalde veleño asegura que estudian incluso la posibilidad de rescindir el contrato con la empresa concesionarias, Travelsa, propiedad de Alsa, para poder desbloquear la situación.

¿Peligra el proyecto del metro de Málaga?

metro-malaga-pruebas

El consejo de administración de Metro de Málaga, empresa concesionaria del proyecto del suburbano en al capital de la Costa del Sol, se reúne de urgencia este miércoles para abordar el nuevo escenario. El informe negativo emitido por la Gerencia de Urbanismo a la llegada del ferrocarril urbano en superficie hasta el Hospital Civil vuelve a reabrir la polémica sobre el suburbano. La previsión es que en esta cita, los integrantes del consejo analicen la situación del proyecto constructivo entre Guadalmedina y el Hospital Civil y el efecto que la negativa municipal puede tener sobre el conjunto de la red del suburbano.

El metro avanza a trompiconeso. Es quizás uno de los proyectos que más problemas y debates ha generado. En diez años solo se han puesto en servicio 11 kilómetros y todavía quedan casi 3 por construir. Los problemas surgidos para terminar el trazado acordado hasta el Hospital Civil ponen en peligro la viabilidad de todo el proyecto. El consejo de administración de la concesionaria tiene en sus manos decidir qué acciones tomar ante el rechazo municipal al proyecto del tranvía y su propuesta alternativa del metrobús. Aunque la decisión final se tomará tras votación de todos los socios, los primeros indicios hacen pensar que la concesionaria insistirá en el proyecto que ya estaba consensuado.

La decisión está en manos de los nuevos accionistas del metro. La salida de Cajamar, Sando, Azvi y FCC ha restado capacidad de influencia municipal en este consejo de administración, cuyo 49% se encuentra en manos de fondos de inversión extranjeros (australianos, franceses, británicos y canadienses). Y apenas existe contacto directo del Ayuntamiento de Málaga con los nuevos accionistas, que buscan asegurar la rentabilidad y la seguridad de la inversión.

El principal argumento que tienen para empujar al Ayuntamiento a cumplir lo acordado es la amenaza del coste económico que habría que asumir, con 850 millones que habría que abonar al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y a la concesionaria en devolución de créditos para la construcción del metro y compensaciones por no llegar a los 21 millones de pasajeros al año comprometidos.

La alternativa del metrobús es la principal propuesta por ofrecer una alternativa al tranvía, aunque ya ha recibido la opinión negativa de la Consejería de Fomento y la concesionaria. Además, pone en duda la legalidad de este trazado, recordando que el tranvía no está previsto en el planeamiento urbanístico y que la modificación del contrato de concesión, tras acordar en 2013 la extensión al Hospital Civil, fue rechazada por el Consejo Consultivo.

La pasada semana el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, fue contundente al advertir del efecto que la posición del Consistorio tiene no sólo sobre el ramal en superficie, sino sobre la globalidad de la red ferroviaria. Incluso, alertó de las posibles consecuencias patrimoniales que pueden derivarse del bloqueo al proyecto. La incertidumbre vuelve a palnear sobra la continuidad del metro.

El Ayuntamiento de Málaga solicitará al Ejecutivo andaluz una reunión en la que exponer todos los estudios realizados. La demanda se produce tras el nuevo portazo dado hace unos días por la Junta al a propuesta lanzada desde la Casona del Parque. Pero el equipo de gobierno del PP no pierde la esperanza.

Fomento garantiza el servicio del AVE con Francia incluso si cae la concesionaria TP Ferro

tunel-francia-espania-alta-velocidad

El servicio del túnel del AVE bajo los Pirineos que une España y Francia “está garantizado” por parte de Renfe Operadora y la SCNF francesa. El Gobierno español y el francés prestarán “el servicio público” si la concesionaria dejase de prestarlo, según explicó ayer la ministra de Fomento, Ana Pastor. En marzo, TP Ferro, la concesionaria del túnel del AVE de El Pertús y participada a partes iguales por ACS y la francesa Eiffage, presentó preconcurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que puede superar los 400 millones.

Según publica El Confidencial, el Gobierno español rechaza la petición de ACS de ser compensada con casi 500 millones por el fracaso de la concesión ferroviaria, negativa que condena a este AVE a la liquidación el próximo 30 de junio. “Tengan la garantía de que el Gobierno español y el Ejecutivo francés daremos el servicio público si, por lo que, sea la concesionaria deja de darlo. Estará garantizado por parte de Renfe y SNCF francesa”, dice Pastor durante su visita al SIMA. “Nosotros (el Gobierno) no nos dedicamos a rescatar, si no a dar un servicio y a revolver los problemas que desgraciadamente yo he tenido que sufrir y heredar”, apunta la ministra en funciones.

TP Ferro, la sociedad constituida al 50% por ACS e Eiffage para ejecutar y explotar este túnel AVE, ya había solicitado tutela de la Ley Concursal el pasado marzo. Entonces se acogió al ‘preconcurso’ y se dió un periodo de cuatro meses para reestructurar la deuda, vencida desde el pasado 31 de marzo. No obstante, el túnel se ve abocado ahora al concurso, “al no haber sido posible alcanzar en este tiempo un acuerdo sobre la deuda con los acreedores y con los gobiernos de España y Francia”.

Las empresas aseguran haber dotado de medios al túnel para garantizar la continuidad de la explotación y que pueda seguir canalizando el tráfico de trenes entre España y Francia “con las mismas condiciones de seguridad, fluidez y regularidad“.

El túnel entre Figueres (Girona) y Perpignan (Francia) es el primer tramo de ferrocarril de Alta Velocidad transfronterizo y una de las grandes obras mundiales de ingeniería civil. Se trata de un tramo de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a la galaería construida bajo los Pirineos. El proyecto supuso una inversión de 1.000 millones de euros, de los que unos 600 millones corresponden a financiación pública aportada por España, Francia y la UE.

La sociedad de ACS y Eiffage concesionaria de la infraestructura está en negociaciones sobre la deuda con sus acreedores desde 2013, con el fin de reestructurar la deuda sin recurso que contrató en 2005 para financiar la construcción. Las constructoras adelantaron gran parte de la inversión para su construcción, que posteriormente recuperarían cobrando un canon a los trenes que cruzaran el túnel durante el plazo de explotación de cincuenta años que se les concedió.

No obstante, el túnel se puso en servicio en diciembre de 2010, un año después de lo inicialmente previsto, y además no conectó directamente con el AVE Madrid-Barcelona-Figueres hasta varios años después. Con motivo de estos retrasos, en 2009 el Gobierno ya concedió a TP Ferro una compensación de 108 millones de euros y extendió tres años más el plazo de explotación del túnel, con el fin de “garantizar el equilibrio económico” de la concesión.

Vélez-Málaga resucita el tranvía

DOCU_SUR

¿Cuánto cuesta recuperar el tranvía después de tres años? La pregunta retumba en el cerebro del alcalde de Vélez-Málaga que pretende volver a ponerlo en marcha, tras permanecer parado desde junio de 2012 por el anterior regidor (Francisco Delgado Bonilla, del PP), y cuya puesta en servicio se ha convertido en una apuesta para el consistorio. El Ayuntamiento ha iniciado gestiones con la empresa concesionaria.

“Es muy arriesgado hablar de un plazo porque no sé técnicamente el tiempo que puede llevar recuperar las vías y las catenarias, pero espero que en un mes o mes y medio podamos dar una fecha”, explica Moreno Ferrer, quien insiste en que es “una apuesta decidida” del nuevo equipo de gobierno. Moreno Ferrer asegura que, desde hace una semana, se está estudiando cuánto costaría poner en marcha toda la infraestructura para que el tranvía pueda estar disponible de nuev después de tres años parado.

El alcalde afirma que se hablará con la concesionaria para que reanude el servicio de tranvía; si ésta considera que no es posible hacerlo, y basa su decisión en el coste económico, el consistorio no descarta el rescate y su puesta en marcha con presupuesto municipal. El PP mantenía incluso un litigio con la JUnta a la que reclamaba el abono de los costes del tranvía. Ahora ha sido desbancado por un nuevo equipo de gobierno que integran PSOE, PA y el Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar (GIPMTM). “Más que de romper el contrato estoy hablando de establecer un convenio y estoy seguro de que, en los tiempos que corren, cualquier empresa estará dispuesta a ayudar a Vélez-Málaga“, indica el nuevo alcalde.

El tranvía conectaba desde octubre de 2006 el casco urbano principal de Vélez-Málaga con el núcleo costero de Torre del Mar, en un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado en una segunda fase de 1,2 kilómetros, que nunca entró en servicio. Las tres unidades móviles de este transporte fueron trasladadas en julio de 2013 a Sidney (Australia), donde funcionaron en régimen de alquiler durante dieciséis meses hasta su vuelta a Vélez-Málaga. El consistorio invirtió unos 40 millones de euros en la puesta en servicio de este transporte.

El Estado podría rescatar a la concesionaria del túnel de El Pertús que adeuda más de 400 millones

tunel-alta-velocidad-pertus-pirineos

Problemas económicos. TP Ferro, la concesionaria del túnel del AVE de El Pertús, participada a partes iguales por ACS y la francesa Eiffage, ha presentado preconcurso de acreedores en los juzgados de Girona ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que puede superar los 400 millones. La compañía tiene ahora cuatro meses para intentar conseguir refinanciar parte de esta deuda si no quiere verse obligada a entrar en concurso.

TP Ferro cobra un peaje por cada tren de alta velocidad que usa el túnel del Pertús, ya sea un tren de mercancías o de pasajeros, pero los ingresos obtenidos han resultado muy inferiores a lo previsto inicialmente, por lo que la compañía alega que no puede devolver a finales de este mes el crédito de más de 400 millones que recibió de un sindicato de bancos. Según avanzaba ayer El Confidencial, entre Barcelona y París apenas salen diez convoyes de pasajeros y 24 de mercancías a la semana, muy lejos de los ochenta proyectados cuando la concesión entró en funcionamiento en 2012.

El túnel consta de dos tubos, uno para cada vía. Los dos tubos están comunicados, cada 200 metros, mediante 41 galerías de comunicación para evacuación en situaciones de emergencia y 4 galerías técnicas para el alojo de las instalaciones del túnel. La sección internacional comprende un túnel bi-tubo de 8,3 kilómetros entre España y Francia. La boca Norte está situada en el término municipal de Montesquieu des Albères, en territorio francés, mientras la Sur se ubica en territorio español, en el término municipal de La Jonquera.

Con la presentación del preconcurso, TP Ferro espera disponer del tiempo necesario par alcanzar un acuerdo con sus acreedores financieros sobre la refinanciación de la deuda, que vence el próximo 31 de marzo.

“El consejo de administración de TP Ferro ha informado al juzgado mercantil de Girona que actualmente hay negociaciones en curso con los acreedores, en vistas de un acuerdo de refinanciación”, ha señalado la empresa en un comunicado.

La concesionaria ha subrayado asimismo que este procedimiento “no afectará de ningún modo” a la continuidad del servicio ferroviario entre España y Francia ni a la organización de la empresa o a la explotación. “La continuidad del servicio público constituye, desde la puesta en servicio de la línea, la prioridad de TP Ferro”, destaca la compañía.

En el caso de que TP Ferro acabe presentando concurso de acreedores, el Estado tendría que hacerse cargo del agujero dejado por la concesionaria, que construyó tanto el túnel de la alta velocidad que atraviesa los Pirineos como el tramo de vía entre Figueres (Girona) y Perpiñán (Francia). De esta manera, el Gobierno tendría que salir al rescate de una empresa privada, como ya sucedió hace sólo unos meses con el caso del polémico almacén de gas Castor.