Fomento garantiza el servicio del AVE con Francia incluso si cae la concesionaria TP Ferro


tunel-francia-espania-alta-velocidad

El servicio del túnel del AVE bajo los Pirineos que une España y Francia “está garantizado” por parte de Renfe Operadora y la SCNF francesa. El Gobierno español y el francés prestarán “el servicio público” si la concesionaria dejase de prestarlo, según explicó ayer la ministra de Fomento, Ana Pastor. En marzo, TP Ferro, la concesionaria del túnel del AVE de El Pertús y participada a partes iguales por ACS y la francesa Eiffage, presentó preconcurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda que puede superar los 400 millones.

Según publica El Confidencial, el Gobierno español rechaza la petición de ACS de ser compensada con casi 500 millones por el fracaso de la concesión ferroviaria, negativa que condena a este AVE a la liquidación el próximo 30 de junio. “Tengan la garantía de que el Gobierno español y el Ejecutivo francés daremos el servicio público si, por lo que, sea la concesionaria deja de darlo. Estará garantizado por parte de Renfe y SNCF francesa”, dice Pastor durante su visita al SIMA. “Nosotros (el Gobierno) no nos dedicamos a rescatar, si no a dar un servicio y a revolver los problemas que desgraciadamente yo he tenido que sufrir y heredar”, apunta la ministra en funciones.

TP Ferro, la sociedad constituida al 50% por ACS e Eiffage para ejecutar y explotar este túnel AVE, ya había solicitado tutela de la Ley Concursal el pasado marzo. Entonces se acogió al ‘preconcurso’ y se dió un periodo de cuatro meses para reestructurar la deuda, vencida desde el pasado 31 de marzo. No obstante, el túnel se ve abocado ahora al concurso, “al no haber sido posible alcanzar en este tiempo un acuerdo sobre la deuda con los acreedores y con los gobiernos de España y Francia”.

Las empresas aseguran haber dotado de medios al túnel para garantizar la continuidad de la explotación y que pueda seguir canalizando el tráfico de trenes entre España y Francia “con las mismas condiciones de seguridad, fluidez y regularidad“.

El túnel entre Figueres (Girona) y Perpignan (Francia) es el primer tramo de ferrocarril de Alta Velocidad transfronterizo y una de las grandes obras mundiales de ingeniería civil. Se trata de un tramo de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a la galaería construida bajo los Pirineos. El proyecto supuso una inversión de 1.000 millones de euros, de los que unos 600 millones corresponden a financiación pública aportada por España, Francia y la UE.

La sociedad de ACS y Eiffage concesionaria de la infraestructura está en negociaciones sobre la deuda con sus acreedores desde 2013, con el fin de reestructurar la deuda sin recurso que contrató en 2005 para financiar la construcción. Las constructoras adelantaron gran parte de la inversión para su construcción, que posteriormente recuperarían cobrando un canon a los trenes que cruzaran el túnel durante el plazo de explotación de cincuenta años que se les concedió.

No obstante, el túnel se puso en servicio en diciembre de 2010, un año después de lo inicialmente previsto, y además no conectó directamente con el AVE Madrid-Barcelona-Figueres hasta varios años después. Con motivo de estos retrasos, en 2009 el Gobierno ya concedió a TP Ferro una compensación de 108 millones de euros y extendió tres años más el plazo de explotación del túnel, con el fin de “garantizar el equilibrio económico” de la concesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s