Archivo de la etiqueta: accidente

Un desprendimiento provoca el descarrilamiento de un tren de Feve, con 14 pasajeros heridos

accidente-feve-en-cantabria.jpg

Las rocas y los árboles. Catorce personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, según el Servicio cántabro de Salud, al descarrilar un tren de cercanías entre las localidades cántabras de Golbardo y San Pedro de Rudagüera, tras arrollar unas piedras que cayeron de la ladera y que invadieron la línea ferroviaria. Los árboles de la ribera evitaron una tragedia. Feve y Protección Civil han informado de que el suceso ha tenido lugar sobre las 18.10 horas, cuando el tren ha descarrilado tras ese desprendimiento de piedras sobre la vía. El tren de cercanías, que hacía la ruta entre Santander y Cabezón de la Sal, transportaba a 14 personas, que han resultado heridas.

Al parecer, los árboles han impedido que los daños fueran mayores, ya que han sujetado al resto de los coches y han impedido que cayeran al río Saja, como casi sucedió con el primer vehículo. “La visión de los hechos impresiona”, declaró el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en el lugar del accidente. Diego ha apuntado que el primer coche “no sólo ha volcado, sino que ha quedado retenido por dos árboles en la mismísima orilla del río”. Si no hubiera sido por estos dos árboles que lo han contenido probablemente la trascendencia podría haber sido peor”, ha recalcado el jefe del Gobierno regional.

Como describió el presidente cántabro, dos coches de la unidad quedaron volcados sobre las vías y el primero del convoy cayó junto al río Saja, que pasa por la zona, aunque los árboles sirvieron de tope y frenaron la caída. Junto a la Guardia Civil y efectivos de los parques de emergencias del Gobierno se ha contado con buzos de Cruz Roja, para comprobar si alguno de los pasajeros había caído al agua, aunque al final no intervinieron.

«El maquinista fue consciente en todo momento y, de hecho, fue el primero en salir para ayudar a los pasajeros», contaban mientras los servicios de emergencia llevaban a los heridos. Minutos de tensión y el sonido de los gritos de dolor de una de las últimas personas en salir, con el rostro ensangrentado. No era fácil. Los heridos, una vez rescatados del tren, tuvieron que ser trasladados por un tramo de unos doscientos metros de vía antes de alcanzar una rampa en el terreno para acceder a las ambulancias, ya en un camino

Cuatro de los pasajeros han sido atendidos en el mismo lugar del suceso, y diez han sido evacuadas a centros hospitalarios por las lesiones que han sufrido. Al parecer, siete de los viajeros fueron atendidos en el hospital de Sierrallana de Torrelavega; otros dos fueron evacuados a Valdecilla con fracturas y politraumatismo. En este mismo centro de la capital se ingresó además directamente a otra persona, con traumatismo craneoencefálico.

Hasta el lugar del siniestro se han trasladado el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el delegado del Gobierno en la región, Samuel Ruiz. También acudieron los servicios de Adif y de Renfe, para encarrilar el material, reparar los daños y restablecer la circulación en el menor tiempo posible. Entre tanto se ha establecido un plan de transporte alternativo entre las estaciones cántabras de Puente de San Miguel y Cabezón de la Sal.

Adif informa de que ha iniciado la investigación de los hechos y de las causas, aunque agrega que “inicialmente todo apunta al desprendimiento de tierra ocasionado por el temporal de lluvia que afecta a la zona”.

El presidente Diego ha destacado que ahora queda estar “pendientes” de la evolución de los heridos. Ha añadido que la ministra de Fomento, Ana Pastor, le ha llamado por teléfono al conocer el suceso y se ofreció a desplazarse a Santander. “Y lo ha hecho ya el presidente de Renfe que está en camino”, ha agregado Diego, que ha aludido al personal de Feve que trabajaba de noche para rehabilitar el tráfico ferroviario.

(Imagen Javier Rosendo)

Dos detenidos por robar dos toneladas de cobre de la vía y causar un accidente de tren con el material

guardia-civil-cobre

Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos hombres acusados de cortar el cable de la vía ferroviaria en Pla de Vilanoveta (Lleida) y dejarlo preparado para llevárselo sobre la vía, lo que provocó que un tren tuviera un accidente al chocar con los hierros, aunque sin que se registraran daños personales. Al parecer, los hechos tuvieron lugar en febrero y los detenidos, acusados de daños y de hurto en grado de tentativa por arrancar 200 metros de cable de cobre de la via del tren, acumulaban más de dos toneladas de carcasas de cable ya pelado cerca de su casa.

Las detenciones son el resultado de una investigación iniciada el pasado 20 de febrero, después de que los Mossos tuvieran conocimiento de que unos individuos habían intentado hurtar cable de cobre de la vía ferroviaria, a la altura de la población de Pla de Vilanoveta. Los ladrones arrancaron unos 200 metros de cable de cobre y lo dejaron cortado y preparado para recogerlo posteriormente. Esto motivó que, alrededor de las 06.30 horas del mismo día, un tren que cubría la línea entre Lleida y Cervera topara con parte de los hierros que habían sido arrancados. El choque, que no causó daños personales, provocó una avería a los frenos del convoy, que no pudo continuar su marcha, teniendo que ser transportados los viajeros en autocares. El accidente también provocó la suspensión otros tres trenes.

El pasado lunes, los Mossos, con la colaboración del servicio de vigilancia privada de Adif, pudieron identificar y detener, en la calle Veguer Carcasona de Lleida, a los dos presuntos autores del hurto. Los detenidos son Francisco H.D., de 34 años, y José Manuel H.D., de 39 años, ambos de nacionalidad española y vecinos de Lleida, a los que se acusa de un delito de daños y un delito de hurto, en grado de tentativa. Los detenidos, con numerosos antecedentes por hechos similares, pasaron ayer a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Lleida.

Los Mossos en colaboración de la Guardia Urbana de Lleida, han realizado una inspección a las cercanías del domicilio de los detenidos, situado en la calle Aigüestortes de Lleida. Al final de esta calle hay una zona no urbanizada y escondido en medio de una zona arbolada los agentes han localizado grandes cantidades de carcasas de cable de cobre ya pelado. Esto hace suponer a la Policía que el material había sido ya vendido a algún chatarrero.

Con la ayuda de los servicios de limpieza municipales, una retroexcavadora y un camión se ha retirado la mayor parte de todo este material, presuntamente robado, que supera las dos toneladas de peso. La investigación continúa abierta y se han cogido muestras del material para averiguar su procedencia.

Víctimas del accidente del metro de Valencia denuncia en un vídeo el ‘silencio’ de Canal 9

tragedia_metro_valencia_tres

“La estrategia del silencio”, un documental producido por la Asociación de Víctimas del Metro, ha puesto en evidencia lo que todo el mundo ya sabía: Canal 9 no estuvo a la altura de las circunstancias cuando ocurrió el peor accidente del metropolitano valenciano. Así lo recuerdan responsables de los equipos de edición en aquella época (el 3 de julio de 2006), como se pone de manifiesto en la crónica televisiva.

El vídeo, de unos nueve minutos, se inicia con el testimonio del marido de una de las fallecidas, para a continuación mostrar el momento en el que Canal 9 no interrumpió su programación habitual ese 3 de julio (continuó con el espacio de Ximo Rovira), mientras el resto de cadenas empezaban a mostrar las primeras imágenes y los primeros testimonios que se encontraban en el lugar de los hechos, en el exterior de la estación de Jesús, ahora rebautizada como Joaquín Sorolla. “No se hizo lo que se organiza siempre en una tragedia de estas características. Y podían perfectamente haberlo hecho. Tienen los medios, los profesionales y estaban en la misma ciudad”, explica uno de los editores de entonces. “Si Canal 9 no lo hace es porque hay una decisión desde la línea editorial y desde la dirección de la casa de no interrumpir esa emisión”, añade en el vídeo.

El documental muestra fragmentos del telediario de aquel día en la televisión pública, cuya primera noticia fue la inminente visita del Papa. “La cobertura del Papa era intocable. El director del informativo habla con el director de la cadena y éste marca la directriz. Los primeros 15 minutos debían ser para la visita papal”, recalca el responsable, que recuerda la confusión en las primeras informaciones y cómo iban llegando imágenes y material audiovisual a los estudios de Canal 9.

Mientras, la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio (AVM3J) reclama al nuevo gerente de Metrovalencia, Pablo Cotino, que denuncie las “irregularidades” de su antecesora Marisa Gracia y la “falta de seguridad” de la Línea 1 que “permitieron a un convoy descarrilar y ocasionar la muerte de 43 personas”. Así lo expresan en el manifiesto que han hecho público con motivo de la concentración que celebran, como cada día 3 de cada mes desde que ocurrió el accidente, y en el que además de los 43 fallecidos, hubo 47 personas heridas.

A finales de 2012 Cotino fue nombrado nuevo director gerente de Metrovalencia y “a día de hoy todavía no ha denunciado las irregularidades cometidas por Marisa Gracia ni la falta de medidas en la Línea 1 el 3 de julio de 2006”. “¿Qué piensa hacer al respecto?¿A qué está esperando?”, se preguntan en el manifiesto, en que el que recriminan a Gracia que no hiciera una auditoría “para averiguar qué falló en el metro para que un accidente tan brutal pudiera suceder”. Denuncian que el objetivo era “que se llegara a la conclusión de que el accidente ha sido debido a exceso de velocidad, que no puede atribuirse a ninguna deficiencia técnica ni a ninguna dejación de responsabilidades”.

En su repaso a los diferentes responsables políticos de la empresa, la Conselleria y el Gobierno autonómico, la AVM3J recuerda que el conseller José Ramón García Antón “tampoco mandó investigar el accidente” y que su “única preocupación” fue “desviar la responsabilidad al conductor fallecido”.

Critica que el entonces president de la Generalitat, Francisco Camps, se negó a recibirlos, que la jueza Nieves Molina “no tuvo en cuenta que Metrovalencia disponía en otras líneas de medidas de seguridad para frenar el tren pero en la Línea 1, no” y que la fiscal Asunción Calvo “estuvo en todo momento de acuerdo en archiva el caso”.

Tres horas permaneció cortada la circulación en las líneas C2 y C7 tras caer un coche a la vía

tren-accidentado-en-coslada40x80

Pudo ser una catástrofe, pero la suerte se alió con todos los implicados. Tres horas permaneció cortada la circulación en las líneas C2 y C7 de Cercanías, suspendida ayer entre Coslada y San Fernando de Henares tras la caída de un coche a las vías. El servicio se restableció pasado el mediodía, a las 12.47 horas, después de retirar el vehículo siniestrado. La circulación ferroviaria quedó interrumpida hacia las 9.15 horas cuando un coche que acababa de colisionar con una moto en la avenida de la Industria cayó a plomo sobre la catenaria y quedó sobre las vías con las cuatro ruedas en tierra y mirando al tren que se acercaba. Según un portavoz de la operadora, algunos trenes tuvieron que ser desviados por el túnel de O’Donnell.

El suceso ocurrió padadas las 9.00 horas, cuando tres coches abandonaban la autopista M-40 por un paso elevado situado en la calle de La Rioja y se disponían a girar hacia la avenida de la Industria. Emergencias Comunidad de Madrid 112 ha detallado que el accidente se produjo cuando uno de los vehículos colisionó con un motorista -que resultó herido leve- y, a continuación, se precipitó a las vías del tren que pasaba por debajo. Tras la caída, el automóvil quedó parcialmente colgado de la catenaria, y un tren que en ese momento circulaba por la vía hacia Guadalajara le golpeó, si bien otros dos que circulaban en sentido Madrid lograron frenar a tiempo. El único ocupante del coche, un Renault Megane, que había resultado ileso, observó cómo se acercaba el tren sin poder salir del vehículo y, aunque el maquinista intentó frenar, el impacto fue inevitable.

El portavoz del Ayuntamiento ha explicado que el conductor del vehículo sufrió un politraumatismo, por lo que fue ingresado en el Hospital de la Princesa, mientras que su vehículo sufría graves daños. Por su parte el motorista, que presentaba una fractura en una de las piernas, fue trasladado por el Summa al Hospital del Henares, antes de ser también llevado a la Princesa. No sufrieron heridas ni el conductor del tren ni ninguno de los pasajeros.

El tren arrastró al coche sobre las vías a lo largo de unos 100 metros hasta dejarlo perpendicular y totalmente destrozado, a pesar de lo cual el ocupante del turismo, un hombre de 45 años, solo resultó policontusionado y pudo salir por su propio pie. Tampoco sufrieron daños ni fue necesario atender a ninguno de los numerosos viajeros que viajaban en el tren, que hicieron una cadena organizada para subir por un terraplén hasta la avenida de la Industria.

En cuanto al motorista accidentado, un hombre de 23 años, fue trasladado por el Summa al hospital de Torrejón con una fractura de fémur.

(Imagen Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid)

Familiares de las víctimas de Once claman justicia en el aniversario del peor accidente de Argentina

homenaje-victimas-accidente-estacion-once-argentina

Sólo quieren que la ley les ampare y que los responsables comparezcan ante el juez. Los familiares de las 51 víctimas del accidente de la estación bonaerense de Once, una de las peores tragedias ferroviarias de Argentina, reclaman justicia para sus seres queridos a los que, un año después de su muerte, homenajearon en distintos actos, cargados de emoción. Flores y velas recordaron a los fallecidos a las 8.32 horas (11.32 GMT) -hora en la que el 22 de febrero de 2012 un tren procedente de la localidad de Moreno chocó contra un andén- en la estación, una de las más transitadas de Buenos Aires, que durante un minuto quedó en silencio sepulcral.

Un año después de la tragedia, que además de 51 muertos dejó más de 600 heridos, la polémica sobre la investigación de lo que ocurrió y la asunción de responsabilidades sigue abierta. El pasado martes, el juez Claudio Bonadió elevó a juicio oral y público la investigación sobre el accidente, que tiene como principales imputados a los exsecretarios argentinos de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime. Schiavi y Jaime están imputados por descarrilamiento culposo agravado por resultar personas fallecidas y lesionadas y defraudación contra la administración pública, informó el Centro de Información Judicial.

Entre los 28 imputados que se presentarán ante el Tribunal Oral Federal Oral número 1 figuran también el conductor del tren siniestrado, Marcos Antonio Córdoba, y los hermanos Mario y Claudio Sergio Cirigliano, dueños de la empresa concesionaria de la línea Sarmiento en el momento del accidente, Trenes de Buenos Aires (TBA).

En medio de la investigación, el pasado día 9 fue asesinado de varios disparos tras un robo Leonardo Andrada, quien fue testigo de la tragedia ferroviaria. Además de la causa por el accidente, otro juez, Sebastián Ramos, abrió en diciembre pasado otra investigación sobre el destino de los millonarios subsidios que el Estado pagaba a TBA.

Mientras, Argentina recuerda a los fallecidos. Los aplausos de decenas de viajeros que se acercaron para ofrecer su apoyo a los familiares y amigos de las víctimas dieron paso a la lectura de mensajes en los que se subrayó la “ineludible responsabilidad del Estado” en la tragedia y se exigía justicia. En el acto intervino también la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, quien aseguró que compartía el dolor de los presentes y reiteró la petición de justicia. “Ese miércoles, en un tren de Buenos Aires, la mentira estalló. Los muertos y heridos se hacen presentes sobre aquellos que no podrán borrar de sus mentes las imágenes, sonidos y olores del horror”, señaló el actor argentino Manuel Callau.

Cortiñas rechazó además las palabras de la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien este jueves pidió “recordar y rendir homenaje” a las víctimas, más allá de que, dijo, “la vida es así, es alegría y tristeza” y “nos tocan momentos difíciles”.

En una ceremonia religiosa, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Eduardo García, advirtió sobre los “interrogantes silenciados” por la tragedia e invitó a los familiares a unirse “en el desafío esperanzado de una responsabilidad cotidiana que no lleve a nadie a experimentar, ni de cerca ni de lejos, la muerte absurda”.

Personalidades de la música, el deporte, los medios de comunicación y la política mostraron su solidaridad con los familiares de las víctimas a través de las redes sociales.

En Twitter, el futbolista Sergio Agüero escribió: “Me dicen que se cumple un año de la tragedia de Once. Mi apoyo para los familiares y amigos de las víctimas”. También el cantante venezolano Ricardo Montaner dejó un mensaje en la misma red social: “Mi solidaridad con las familias de las víctimas que hace un año perdieron la vida en #Once … Abrazo sincero”.

La música llenó la emblemática Plaza de Mayo de la capital argentina en el último gran homenaje del día, en el que participaron los cantantes Kevin Johansen y Leo García, así como el Grupo Airbag. Fue un acto al que los familiares de los fallecidos habían animado a participar “sin banderas políticas ni sindicales, solo bajo la bandera de la justicia”.

(Imagen Cecilia profetico. Clarín)

Ferroviarios argentinos piden investigar la extraña muerte de un testigo vital del accidente de Once

accidente_tren_estacion_once_argentina

La sospecha es algo más que un sentimiento. Las casualidad es, cuando menos, extraña. Varias asociaciones y sindicatos del gremio de ferroviarios han pedido este lunes que se investigue de forma profunda el asesinato de uno de los testigos de la tragedia de la Once, el accidente ferroviario ocurrido en la capital en febrero de 2012 en el que murieron 51 personas. Los autoridades informaron el viernes del asesinato de Leonardo Andrada, que recibió cuatro disparos por la espalda mientras esperaba al autobús. Los atacantes sólo se llevaron su teléfono móvil. Además, el domingo, mientras la familia velaba al fallecido en la vivienda, dos individuos entraron en la casa y revolvieron algunas habitaciones.

Andrada era uno de los principales testigos del caso, al haber sido el maquinista que antecedió a Marcos Córdoba, el conductor que conducía el convoy cuando se produjo el accidente de la línea del suburbano. Varios altos mandos, entre ellos los ex ministros de Transporte argentinos Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, están acusados de “gestión fraudulenta en perjuicio de la administración pública” por su papel en la tragedia de la línea de metro. Córdoba también será juzgado por su papel en el accidente, además de los empresarios Claudio y Mario Cirigliano, dueños de la empresa Trenes de Buenos Aires que explotaba el ferrocarril en el que se produjo el accidente.

El delegado de Unión Ferroviaria Edgardo Reynoso ha asegurado este lunes que “es imprescindible una investigación profunda” del crimen del maquinista Andrada. “Es una situación bastante oscura, sigue enrareciéndose el hecho”, ha manifestado Reynoso, que ha confirmado que el asalto a la casa “fue violenta, mientras los familiares se encontraban en el velatorio”. “Necesitamos claridad, todo esto es confuso. No hay que descartar nada, ninguna posibilidad, es imprescindible una investigación profunda”, ha asegurado, según ha recogido el diario ‘Clarín’.

El secretario general del sindicato ferroviario La Fraternidad Omar Maturano, ha asegurado que se debe ser “cautos” ante el asesinato de Andrada “porque la inseguridad del país es de todos los días y tampoco era el único testigo, hay muchos compañeros como testigos”. “Es preocupante la situación pero también tenemos que ser cautos, no podemos empezar a decir si no lo dice la justicia que esto tenga algo que ver con la tragedia de Once“, ha asegurado.

El choque de dos trenes de pasajeros en Suiza, cerca de la frontera alemana, deja 17 heridos

20130111-101917.jpg

Primer accidente ferroviario en Europa en lo que va de año. Al menos 17 personas resultaron heridas, de las que 9 fueron hospitalizadas, en el choque de dos trenes de pasajeros este jueves cerca de la estación suiza de Neuhausen am Rheinfall, no lejos de la frontera con Alemania. Doscientos veinte socorristas fueron movilizados. No hubo heridos graves, según informó el diario local Schaffhauser Nachrichten. La prensa local, que en un primer momento hablaba de 30 heridos, aseguró que ambulancias alemanas participaban en las labores de socorro. La evacuación de los pasajeros duró unas dos horas, dijo la Policía.

El accidente se produjo poco después de las 07.00 horas, en plena hora punta, por lo que los trenes estaban repletos. Los convoyes, uno procedente de la localidad de Winterthour y el otro de Schaffhouse, colisionaron lateralmente en la estación, haciendo descarrilar la locomotora de uno de ellos. La estación donde ha ocurrido el accidente permanecerá cerrada al menos hasta el final de la jornada. Según las imágenes, la cabina de la locomotora del tren turbo estaba totalmente aplastada. Las causas del accidente todavía se desconocen.

La colisión, que ha destrozado completamente la cabina de una de las locomotoras, se ha producido a 250 metros de la estación. Según el testimonio de uno de los pasajeros a la web 20minutes.ch, “el tren ha realizado una frenazo de emergencia. Nos ha echado de nuestros asientos. En uno de los coches, todos los pasajeros han salido disparados y se han estrellado contra la pared. Una persona sangraba profusamente de la cabeza”.

(imagen Arnd Wiegmann)

La Asociación de Víctimas quiere investigar de nuevo el accidente de metro más grave de la historia

Satisfacción, aunque sin demasiadas expectativas. Los responsables de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AV3J) han enviado una carta al presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, en el que le indican que “valoran positivamente” la marcha de la hasta ahora directora gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Marisa Gracia, y le insisten en que se “realice una nueva investigación” de las causas del accidente de 2006 en el que murieron 43 personas y resultaron heridas otras 47.

A pesar de “valorar positivamente” su salida de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), la asociación lamenta que “oficialmente Maisa García no haya sido destituida por una pésima e inmoral gestión antes y después” del accidente del 3 de julio de 2006. “Marisa Gracia es la responsable de la falta de seguridad en el momento del accidente y la culpable de impedir una investigación sobre las causas del accidente”, han insistido.

En la carta enviada al presidente se argumenta la petición de una nuevo análisis de los hechos porque “no ha habido una investigación real” de lo que sucedió. Según los responsables de la asociación “ha quedado probado que Marisa Gracia mintió en la comisión parlamentaria que se creó en la Corts y también en la instrucción judicial” del accidente.

Los miembros de la AV3J afirman que la por entonces gerente de FGV “ocultó información relevante del accidente” en el que fue el siniestro “más grave de la historia del metro en Europa”.

Desde la asociación han lamentado que entre las causas de la marcha de Marisa Gracia “no se haya mencionado que ella era la gerente de FGV cuando ocurrió el accidente y por lo tanto la responsable de la seguridad”. Además han apuntado que “tampoco se haya hecho mención a que contrató los servicios de una asesoría para precocinar la versión de los empleados públicos que debían ofrecer en la comisión parlamentaria que investigó el accidente”.

Desde la asociación no entienden como en las causas de la marcha de Gracia “no se alude a que FGV no pudiera encontrar ninguna de las tres copias del libro de averías de la unidad accidentada“. Y que del mismo modo también se ignora que Gracia “mintiera a la juez que instruía la causa penal sobre el accidente al afirmar que la UT3736 no había descarrilado previamente”.

Metro Madrid minimiza los accidentes en el suburbano comparado con los de Londres o Nueva York

Los tres accidentes que se produjeron en el mes de agosto en Metro de Madrid, y que se saldaron con tres muertos y una veintena de heridos, son “mínimos” en consonancia con los incidentes que tienen lugar en los suburbanos de Londres o Nueva York. El director general de Explotación Ferroviaria de Metro de Madrid, Carlos Cuadrado, ha asegurado que “absolutamente todos los trenes en circulación comercial han cumplido con toda la normativa y mantenimiento correspondiente” y ha aseverado que “todos los trenes que circulan cumplen en plazo, calidad y cantidad con el mantenimiento adecuado“.

Tras destacar que los accidentes han bajado “de forma considerable” pasando de 15 salidas de vía en 2011 a seis salidas hasta septiembre de 2012, Cuadrado ha puesto la vista en los tres accidentes que tuvieron lugar en el mes de agosto en las cocheras de Loranca, el ramal Ópera-Príncipe Pío y en la Línea 12 de Metrosur.

En el caso del accidente de Loranca, el director general de metro asegura que es un “terrible” accidente, aunque “no laboral y nada operacional”. “No se ha acreditado que ningún tipo de fallo se debiera a sistemas de control de metro“, sino “más bien a la imprudencia de una persona“, ha destacado para insistir en que “es un terrible accidente que nada tiene que ver con la actividad operacional de Metro y no se puede considerar un accidente laboral”. Cuadrado ha insistido en que “no se ha acreditado que ningún tipo de fallo” se produjera “por sistemas de control de Metro”, sino “más bien” a la “imprudencia de una persona”.

El director del metropolitano ha señalado que el tren accidentado en las cocheras de Loranca, que estaba “apto” para llevar viajeros, no volverá a circular hasta que no se sepan las causas, “que se están analizando, pero aún no hay conclusiones definitivas”. En ese accidente fallecieron el mando de Metro y una menor de edad niñera de su hijo, mientras que este y su madre resultaron heridos leves.

También ha indicado que “todavía no se sabe con certeza” las causas del accidente en el Ramal Ópera-Príncipe Pío, en el que una veintena de pasajeros tuvieron que ser atendidos por el servicio municipal de emergencias, aunque ninguno de ellos de gravedad.

“Metro de Madrid no tiene ninguna competencia para abordar el accidente de Metrosur”, ha sostenido en cuanto al accidente laboral que tuvo lugar en la línea 12 de Metrosur, ya que, según ha indicado, la responsabilidad de las obras era de la Dirección General de Infraestructuras. “Están funcionando todos los protocolos de seguridad y nada puede hacer cuestionar el trabajo de los técnicos de mantenimiento”, ha recalcado. Así, ha destacado que en este caso “el responsable será quién tenga que decidir la autoridad laboral, Metro”.

(Imagen Kike Rincón en Madridiario)

Un juez achaca el accidente de la estación Once a una “trilogía siniestra de empresarios, funcionarios y sindicalistas”

Un juez federal argentino ha procesado a los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi por los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de deber por el accidente ferroviario de Buenos Aires que en febrero causó 51 muertos. Los imputados están acusados de no haber controlado el funcionamiento de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), concesionaria de la línea de ferrocarril en la que se registró el siniestro.

El accidente ocurrió en plena hora punta matinal del pasado 22 de febrero, cuando un tren procedente de la localidad bonaerense de Moreno -en la línea Sarmiento– se empotró contra un andén de la estación de Once y dejó un saldo de 51 muertos y más de 700 heridos. Seis días después, el Gobierno argentino intervino TBA y en mayo le retiró la licencia de explotación de las líneas Sarmiento y Mitre a raíz del “deficiente estado de conservación y mantenimiento del material rodante y deterioro de la capacidad y calidad de los servicios prestados”.

El juez Claudio Bonadio dictó también el procesamiento de los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, propietarios de TBA, y solicitó prisión preventiva para ellos, aunque seguirán en libertad porque fueron beneficiados con la excarcelación por la Cámara Federal. El emporio de transporte público de los Cirigliano, uno de los mayores de Argentina, deberá hacer frente al embargo de bienes por valor de 600 millones de pesos (126,31 millones de dólares).

Bonadio sobreseyó al maquinista del tren, Marcos Antonio Córdoba, a quien los dueños y gerentes de la empresa TBA habían acusado de ser el causante del accidente en la estación de Once, una de las tres más importantes de la capital argentina. En la resolución de casi 900 páginas, Bonadio apunta que el choque se produjo por la “trilogía siniestra de empresarios, funcionarios y sindicalistas”. El juez decidió además procesar al exsubsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna y a Marcelo Calderón, titular de Cometrans, el grupo al que pertenece TBA, y a Carlo Ferrari, expresidente del mismo.