Archivo de la etiqueta: desprendimiento

Un desprendimiento provoca el descarrilamiento de una unidad de Euskotren en Etxebarri

descarrilamiento-etxebarri-maite-bartolome

Un importante desprendimiento como consecuencia de las fuertes lluvias caídas en Euskadi en las últimas 24 horas causó este sábado el descarrilamiento de una unidad de Euskotren, que llevaba 30 pasajeros a bordo, que no han resultado heridos, y el consiguiente corte del servicio ferroviario entre las estaciones de Atxuri y Ariz. El servicio se cubre con trasbordos en autobús entre ambos puntos.

El primer servicio de este sábado que partía de Atxuri en dirección San Sebastián se topó con un importante desprendimiento debido a las fuertes lluvias caídas en las últimas horas. El suceso se produjo a las 7.06 horas en el punto kilométrico 3,650, a la altura del polígono Lezama-Legizamon de Etxebarri. La unidad de Euskotren no pudo evitar el obstáculo de la vía, por lo que se produjo el descarrilamiento, sin que ninguno de los alrededor de 30 pasajeros que viajaban en la unidad sufriera daños. Los usuarios tuvieron que ser trasladados hasta la estación de Atxuri en otro convoy.

Técnicos de Euskal Trenbide Sarea desplazados al lugar comunicaron a Euskotren que la previsión del corte podía prolongarse durante toda la jornada, debido a la magnitud del desprendimiento, a la maquinaria necesaria para volver a encarrilar el tren y a la comprobación de la vía. El operador ha dispuesto trasbordos entre las estaciones de Atxuri y Ariz hasta el restablecimiento definitivo del servicio ferroviario.

(Imagen Maite Bartolomé)

Una roca de más de 4 toneladas corta el tráfico de trenes entre Las Fraguas-Los Corrales en Cantabria

Descarrilamiento-tren-Cieza

Una roca de entre cuatro y cinco toneladas provocó a las 06.20 horas de este jueves el corte del tráfico ferroviario entre la Meseta y Santander. El desprendimiento causó el descarrilamiento de un cercanías que circulaba sin pasajeros entre Santander y Reinosa. El tráfico ferroviario en el tramo Las Fraguas-Los Corrales permanecía cortado a última hora de la tarde.

La retirada de la roca podría llevar varias horas, ya que es necesario utilizar una pala, y no hay una previsión para el restablecimiento de la normalidad, por lo que continúa operativo el plan alternativo de transporte para los servicios de cercanías, larga y media distancia. El Administrador de Infraetructuras Ferroviarias (Adif) explicaba a media tarde que desconocía cuándo podría restablecer el tráfico en esa vía, ya que los trabajos de retirada de la roca caída son “complicados” y, posteriormente, hay que comprobar en qué ha afectado a la vía.

La roca desprendida se ha localizado en el tramo que une las localidades cántabras de Los Corrales de Buelna y Las Fraguas al paso de un tren, que iba sin viajeros, y que ha descarrilado al frenar al ver este “gran obstáculo” en la vía. El maquinista, único ocupante del tren, no presenta heridas. La roca cayó en el punto kilométrico 473/150. Al tratarse de una vía única, hubo que interrumpir el servicio.

Los viajeros de la línea regional de Renfe están siendo trasladados desde Los Corrales de Buelna a las Fraguas, o en la otra dirección, en autobús. Y los pasajeros que utilizan la línea de Alvia, van a tener que hacer el viaje en autobús desde Alar del Rey (Palencia) hasta Santander o de Santander a la localidad palentina. Adif insiste en que no existe previsión de cuándo se va a restablecer la línea.

(Imagen Sane. Cortesía Diario Montañés)

Un desprendimiento provoca el descarrilamiento de un tren de Feve, con 14 pasajeros heridos

accidente-feve-en-cantabria.jpg

Las rocas y los árboles. Catorce personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, según el Servicio cántabro de Salud, al descarrilar un tren de cercanías entre las localidades cántabras de Golbardo y San Pedro de Rudagüera, tras arrollar unas piedras que cayeron de la ladera y que invadieron la línea ferroviaria. Los árboles de la ribera evitaron una tragedia. Feve y Protección Civil han informado de que el suceso ha tenido lugar sobre las 18.10 horas, cuando el tren ha descarrilado tras ese desprendimiento de piedras sobre la vía. El tren de cercanías, que hacía la ruta entre Santander y Cabezón de la Sal, transportaba a 14 personas, que han resultado heridas.

Al parecer, los árboles han impedido que los daños fueran mayores, ya que han sujetado al resto de los coches y han impedido que cayeran al río Saja, como casi sucedió con el primer vehículo. “La visión de los hechos impresiona”, declaró el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en el lugar del accidente. Diego ha apuntado que el primer coche “no sólo ha volcado, sino que ha quedado retenido por dos árboles en la mismísima orilla del río”. Si no hubiera sido por estos dos árboles que lo han contenido probablemente la trascendencia podría haber sido peor”, ha recalcado el jefe del Gobierno regional.

Como describió el presidente cántabro, dos coches de la unidad quedaron volcados sobre las vías y el primero del convoy cayó junto al río Saja, que pasa por la zona, aunque los árboles sirvieron de tope y frenaron la caída. Junto a la Guardia Civil y efectivos de los parques de emergencias del Gobierno se ha contado con buzos de Cruz Roja, para comprobar si alguno de los pasajeros había caído al agua, aunque al final no intervinieron.

«El maquinista fue consciente en todo momento y, de hecho, fue el primero en salir para ayudar a los pasajeros», contaban mientras los servicios de emergencia llevaban a los heridos. Minutos de tensión y el sonido de los gritos de dolor de una de las últimas personas en salir, con el rostro ensangrentado. No era fácil. Los heridos, una vez rescatados del tren, tuvieron que ser trasladados por un tramo de unos doscientos metros de vía antes de alcanzar una rampa en el terreno para acceder a las ambulancias, ya en un camino

Cuatro de los pasajeros han sido atendidos en el mismo lugar del suceso, y diez han sido evacuadas a centros hospitalarios por las lesiones que han sufrido. Al parecer, siete de los viajeros fueron atendidos en el hospital de Sierrallana de Torrelavega; otros dos fueron evacuados a Valdecilla con fracturas y politraumatismo. En este mismo centro de la capital se ingresó además directamente a otra persona, con traumatismo craneoencefálico.

Hasta el lugar del siniestro se han trasladado el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el delegado del Gobierno en la región, Samuel Ruiz. También acudieron los servicios de Adif y de Renfe, para encarrilar el material, reparar los daños y restablecer la circulación en el menor tiempo posible. Entre tanto se ha establecido un plan de transporte alternativo entre las estaciones cántabras de Puente de San Miguel y Cabezón de la Sal.

Adif informa de que ha iniciado la investigación de los hechos y de las causas, aunque agrega que “inicialmente todo apunta al desprendimiento de tierra ocasionado por el temporal de lluvia que afecta a la zona”.

El presidente Diego ha destacado que ahora queda estar “pendientes” de la evolución de los heridos. Ha añadido que la ministra de Fomento, Ana Pastor, le ha llamado por teléfono al conocer el suceso y se ofreció a desplazarse a Santander. “Y lo ha hecho ya el presidente de Renfe que está en camino”, ha agregado Diego, que ha aludido al personal de Feve que trabajaba de noche para rehabilitar el tráfico ferroviario.

(Imagen Javier Rosendo)

Un desprendimiento de tierra y piedras hiere y atrapa a un maquinista de tren

El accidente ferroviario de un tren de mercancías registrado en Silleda (Pontevedra), en el que resultó herido el maquinista, a causa de un desprendimiento obligó a trasbordar hasta el momento a pasajeros de dos trenes de larga distancia y de dos de media distancia. Según informaron fuentes de Renfe, el desprendimiento de piedras y tierra registrado sobre la vía en la parroquia de Cira en Silleda pasadas las 7.15 horas afectó al tren hotel que cubre la ruta Madrid-A Coruña, por lo que los pasajeros tuvieron que ser llevados desde Bandeira a la ciudad herculina en autobús.

Además, los usuarios de un convoy de media distancia que iba de Ourense a A Coruña fueron en tren hasta Lalín, desde donde fueron llevados en autobús hasta Santiago, prosiguiendo el viaje en tren hasta la ciudad herculina. También los pasajeros de otro tren de media distancia de la ruta Santiago-Ourense fueron llevados por carretera a Lalín, desde donde continuaron en tren hasta la capital de As Burgas.

El cuarto tren afectado hasta el momento es un larga distancia que cubría la ruta A Coruña-Hendaya. Los viajeros tuvieron que ser desplazados en bus hasta Ourense desde la ciudad herculina y prosiguieron su viaje en tren desde ahí hasta Hendaya.

Renfe indicó que hasta que se despeje la vía continuarán los trasbordos, pero puntualizó que no se trata de una zona de “alta circulación” como el Eje Atlántico. En lo que resta de jornada, otros ocho trenes tienen prevista su ruta por la vía afectada.

Por su parte, el maquinista herido fue trasladado por una ambulancia del 061 al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) para recibir asistencia médica, ya que presentaba una posible fractura en una pierna, indicaron fuentes sanitarias.

A las 7.19 horas el Centro de Seguridad de Renfe alertó al 112 de que un tren que transporta basura había sufrido un accidente por un desprendimiento de piedras y tierra, que provocó que el convoy perdiera el equilibrio y chocara contra un poste, informó el servicio de emergencias. En concreto, el accidente ferroviario sucedió en el kilómetro 347 de la vía a su paso por la parroquia de Cira, a la altura de la iglesia, en Silleda.

El maquinista del tren , que hacía la ruta entre Bandeira y Vedra, quedó atrapado tras el accidente y tuvo que ser rescatado del interior del convoy. Según precisó Renfe, el rescate fue “difícil” porque se llevó a cabo en una zona de acceso complicado. Las mismas fuentes indicaron que el herido estuvo consciente en todo momento y “tranquilo”.

Fueron movilizados los Bomberos do Deza, que acudieron con un equipo de excarcelación; así como el 061, que desplazó una ambulancia asistencial y al médico de urgencias de la zona; la Guardia Civil, Policía Local y el Grumir de Silleda.

(Fuente El Norte de Castilla)