Archivo de la etiqueta: rocas

Prueba piloto para detectar rocas en las vías

Adif ha aprobado la adjudicación del contrato para el desarrollo, en la provincia de Barcelona, de la prueba piloto del proyecto de I+D+i Smanslope, que tiene como objetivo disponer de un sistema operativo de advertencia del desprendimiento de rocas en la infraestructura ferroviaria. El contrato, adjudicado a Indra Sistemas por 421.421 euros, contempla el suministro, instalación y desinstalación de dicho sistema, así como la supervisión de su funcionamiento durante dos años y la generación de informes, ha informado el administrador ferroviario este lunes en un comunicado.

El proyecto Smanslope, basado en el empleo de fibra óptica, permite monitorizar en tiempo real una gran longitud de la infraestructura a través de una unidad de detección basada en la tecnología DAS (Distributed Acoustic Sensing), que se realizará en la línea Manresa-Terrassa (Barcelona). Ésta permitirá identificar y capturar aquellos eventos asociados a la caída de rocas en el entorno de la vía en una longitud de unos 60 kilómetros de trazado ferroviario (30 kilómetros a cada lado de la unidad de detección, en ambas vías). El proyecto responde a la necesidad de hacer frente al hecho de que en los taludes de desmonte o trincheras, especialmente si las condiciones geológicas, atmosféricas y morfológicas no son favorables, pueden producirse movimientos de ladera que deriven en la movilización de masas rocosas, desprendimientos de rocas y deslizamientos.

El proyecto Smanslope es uno de los retos tecnológicos impulsados y planteados por Adif en el marco de su modelo de innovación abierta, con el fin de generar soluciones de mercado para reducir el impacto y el riesgo en la explotación ferroviaria. Estos retos se enmarcan en el Plan de Innovación de las Infraestructuras del Transporte 2018 – 2020 del Ministerio de Fomento. En el caso de Smanslope, está dentro de una de las iniciativas lideradas por Adif, la referida a nuevos sistemas de seguridad en la infraestructura ferroviaria.

Adif ha trabajado durante más de una década en la tecnología DAS, potenciando su evolución junto al sector tecnológico e industrial en diferentes iniciativas. Así, entre 2007 y 2010 se realizó el proyecto MIFFO (Monitorización de la Infraestructura mediante Fibra Óptica), con el cual se inició esta línea de trabajo, y en 2014 se inició el proyecto SIMIT, con el que se concluyó que la tecnología DAS es apta para la detección de caída de taludes en la infraestructura ferroviaria. Tras el desarrollo de estos proyectos, Adif concluyó la conveniencia de emplear sistemas posicionados en la infraestructura y no embarcados en el material rodante.

La tecnología DAS se basa en el empleo de una o varias fibras ópticas que se encuentran tendidas a lo largo del trazado ferroviario y que funcionan como elementos de sensado. El valor añadido del sistema es que solo hay que realizar una pequeña intervención en los extremos de la fibra, que ya suele estar instalada en la canaleta de comunicaciones de la línea ferroviaria. El sistema permite la monitorización en tiempo real de una gran longitud de la infraestructura, a intervalos de unos 10 metros.

Un desprendimiento provoca el descarrilamiento de un tren de Feve, con 14 pasajeros heridos

accidente-feve-en-cantabria.jpg

Las rocas y los árboles. Catorce personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, según el Servicio cántabro de Salud, al descarrilar un tren de cercanías entre las localidades cántabras de Golbardo y San Pedro de Rudagüera, tras arrollar unas piedras que cayeron de la ladera y que invadieron la línea ferroviaria. Los árboles de la ribera evitaron una tragedia. Feve y Protección Civil han informado de que el suceso ha tenido lugar sobre las 18.10 horas, cuando el tren ha descarrilado tras ese desprendimiento de piedras sobre la vía. El tren de cercanías, que hacía la ruta entre Santander y Cabezón de la Sal, transportaba a 14 personas, que han resultado heridas.

Al parecer, los árboles han impedido que los daños fueran mayores, ya que han sujetado al resto de los coches y han impedido que cayeran al río Saja, como casi sucedió con el primer vehículo. «La visión de los hechos impresiona», declaró el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, en el lugar del accidente. Diego ha apuntado que el primer coche «no sólo ha volcado, sino que ha quedado retenido por dos árboles en la mismísima orilla del río». Si no hubiera sido por estos dos árboles que lo han contenido probablemente la trascendencia podría haber sido peor», ha recalcado el jefe del Gobierno regional.

Como describió el presidente cántabro, dos coches de la unidad quedaron volcados sobre las vías y el primero del convoy cayó junto al río Saja, que pasa por la zona, aunque los árboles sirvieron de tope y frenaron la caída. Junto a la Guardia Civil y efectivos de los parques de emergencias del Gobierno se ha contado con buzos de Cruz Roja, para comprobar si alguno de los pasajeros había caído al agua, aunque al final no intervinieron.

«El maquinista fue consciente en todo momento y, de hecho, fue el primero en salir para ayudar a los pasajeros», contaban mientras los servicios de emergencia llevaban a los heridos. Minutos de tensión y el sonido de los gritos de dolor de una de las últimas personas en salir, con el rostro ensangrentado. No era fácil. Los heridos, una vez rescatados del tren, tuvieron que ser trasladados por un tramo de unos doscientos metros de vía antes de alcanzar una rampa en el terreno para acceder a las ambulancias, ya en un camino

Cuatro de los pasajeros han sido atendidos en el mismo lugar del suceso, y diez han sido evacuadas a centros hospitalarios por las lesiones que han sufrido. Al parecer, siete de los viajeros fueron atendidos en el hospital de Sierrallana de Torrelavega; otros dos fueron evacuados a Valdecilla con fracturas y politraumatismo. En este mismo centro de la capital se ingresó además directamente a otra persona, con traumatismo craneoencefálico.

Hasta el lugar del siniestro se han trasladado el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el delegado del Gobierno en la región, Samuel Ruiz. También acudieron los servicios de Adif y de Renfe, para encarrilar el material, reparar los daños y restablecer la circulación en el menor tiempo posible. Entre tanto se ha establecido un plan de transporte alternativo entre las estaciones cántabras de Puente de San Miguel y Cabezón de la Sal.

Adif informa de que ha iniciado la investigación de los hechos y de las causas, aunque agrega que «inicialmente todo apunta al desprendimiento de tierra ocasionado por el temporal de lluvia que afecta a la zona».

El presidente Diego ha destacado que ahora queda estar «pendientes» de la evolución de los heridos. Ha añadido que la ministra de Fomento, Ana Pastor, le ha llamado por teléfono al conocer el suceso y se ofreció a desplazarse a Santander. «Y lo ha hecho ya el presidente de Renfe que está en camino», ha agregado Diego, que ha aludido al personal de Feve que trabajaba de noche para rehabilitar el tráfico ferroviario.

(Imagen Javier Rosendo)