Archivo de la etiqueta: detención

Detenidos 4 grafiteros que crearon terror

Agentes de Policía Nacional han detenido a cuatro grafiteros por causar daños en trenes de Cercanías de Madrid por valor de 170.000 euros y que en febrero causaron el pánico en uno de los vehículos en la estación de Vallecas, donde irrumpieron al grito de “atentado” y causaron el terror de los pasajeros al arrojar disolvente. Según explica la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los arrestados forman parte de un grupo específico de grafiteros (conocidos como ‘crew’) que se denomina ‘OFCS’ y se les acusa de 26 delitos de daños y 13 de desórdenes públicos.

En el último de sus asaltos, en febrero, llegaron a arrojar disolvente y gritar “atentado” para provocar el pánico entre los viajeros que creían que se trataba de un atentado con artefacto explosivo, huyendo por las vías férreas con la circulación ferroviaria sin detener. Una vez en el coche, provocaban una frenada de emergencia del tren para realizar diversos grafitis.

Tras varias gestiones, los investigadores comprobaron que los jóvenes accedieron a la estación y permanecieron en el andén unos 50 minutos dejando pasar varios trenes hasta que, tras ocultar su rostro con gorros o bragas, entran en el último coche de un convoy. Una vez dentro, forzaron la puerta de acceso a la cabina y manipularon la seta de emergencia y el inversor de marcha, provocando la parada brusca del tren. Tras realizar la pintada, huyeron corriendo por las vías hacía una estación cercana.

El maquinista, que llegó a perder el control del tren de Cercanías, tuvo que abandonar la cabina de mando y dirigirse a la cabina de cola para volver a tomar el control del convoy, avisando urgentemente al centro de control para que cortaran la circulación de todos los trenes y evitar el arrollamiento de algún viajero.

Los investigadores iniciaron las gestiones para identificar a los presuntos autores a través del tag o firma particular de la pintada, al tratarse de un elemento que es “único” y que les identifica y comprobaron su vinculación con el grupo de grafiteros OFCS. El pasado día 20 eran detenidos en las inmediaciones de sus domicilios.

Tras analizar varios hechos delictivos similares, se les imputa la comisión de 26 delitos de daños por valor de casi 170.000 euros y 13 delitos de desórdenes públicos por el método del “palancazo”, consistente en realizar las pintadas con un verdadero peligro para la integridad física de los viajeros por la frenada brusca del tren. Los arrestados tienen difusión internacional ya que han realizado grafitis en diversas ciudades de Europa, llegando incluso a realizar pintadas en trenes del Ejército de Tierra provocando la paralización del transporte ferroviario militar.

Anuncios

Detenidos 7 grafiteros por 106 pintadas en trenes

pintadas-trenes-atribuidas-hugo

La Policía Nacional ha detenido a siete grafiteros -seis en Burgos y uno en Bilbao- acusados de 106 delitos en trenes, en los que causaron daños valorados en 551.218 euros, con una superficie afectada de 4.021 metros cuadrados. Según informa la Dirección General de la Policía, los arrestados integraban un grupo organizado que cometía sus acciones en Burgos, Bizkaia, Gipuzkoa, Cartagena (Murcia), Madrid y Valencia. Entre los arrestados se encuentra un conocido grafitero al que la Policía le han imputado 22 de los delitos de daños, valorados en 114.835 euros, y que había participado en pintadas en trenes de Alemania, Francia, México, Argentina y Portugal. Además, es también conocido por ser cantante de rap y por los numerosos vídeos colgados en un canal de Internet.

Fuentes de la investigación indican que se trata del rapero conocido como Hurto, que cuenta con un grupo llamado Royals Crew y que publicitaban sus pintadas y sus composiciones musicales en el canal tsunamiroyals, patrocinado en algún caso por una marca de pintura. Como Renfe borra casi de forma inmediata las pintadas, los grafiteros intentan que su obra perdure a través de esos vídeos, recuerdan las mismas fuentes.

La Policía señala en su comunicado que la banda de grafiteros estudiaba y planificaba minuciosamente los objetivos varios días antes para comprobar si existían cámaras de seguridad o vigilantes. Así, con una estrategia previa para la pintada, actuaban de noche, en lugares sin cámaras de vídeo-vigilancia y con el rostro oculto mediante bufandas, gorros y verduguillos tipo militar para poder grabar y difundir sus acciones por Internet sin ser descubiertos.

Las pesquisas se iniciaron en octubre de 2015, cuando la Policía comprobó que varios jóvenes se dedicaban a pintar los trenes de las estaciones finales de la vía en las localidades de Orduña, Zumárraga, Cartagena, Madrid, Valencia y Miranda del Ebro. Los agentes comprobaron cómo los grafiteros se repartían las tareas, de forma que cuatro o cinco pintaban los trenes, uno o dos vigilaban y otro filmaba toda la acción para mostrarlo en Internet.

(Imagen archivo de grafitis)

Un golpe contra el grafiti en el ferrocarril acaba con la desarticulación de 17 grupos organizados

operacion-vagon-guardia-civil

Nuevo golpe contra el grafiti. La ‘operación vagón’ de la Guardia Civil culminó a finales de año con la desarticulación de 17 grupos de grafiteros que competían entre ellos para desarrollar sus acciones. Los daños provocados en los dos últimos años están valorados en dos millones de euros. Durante este periodo se han producido 400 ataques, según precisa la Guardia Civil que en este último golpe ha detenido a 59 grafiteros.

Estos grupos organizados habían iniciado una competición. El vencedor sería el grupo que lograse imponer su sello en paredes, puertas y, sobre todo, cochess de tren. Las bandas grababan presuntamente la elaboración de sus grafitis en vídeo y luego lo subían a internet. A la hora de realizar sus pintadas, los arrestados utilizaban, al parecer, diversos métodos, entre ellos el de tirar de la palanca de seguridad para obligar al tren a frenar y que se bloquease con las puertas abiertas y de esa forma pintar los vehículos. Algunos también accedían a los hangares o talleres donde estacionaban los trenes para hacer las pintadas.

El Instituto Armado ha conseguido esclarecer unos 400 de estos presuntos delitos de daños realizados en las provincias de Valencia, Alicante, Castellón, Barcelona, Tarragona, Cuenca, Madrid, Albacete, Soria y Murcia. La Guardia Civil precisa que la superficie de trenes afectados por las pintadas es cercana a los 8.000 metros cuadrados.

En la operación han sido detenidos grafiteros de Barcelona, Paiporta y Castellón de la Plana, las dos últimas localidades en la Comunidad Valenciana. Los arrestados tienen edades comprendidas entre los 16 y los 33 años —cuatro de ellos son menores de edad— y nacionalidades española, portuguesa, brasileña e italiana. Están acusados como presuntos autores de delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a organización criminal ilícita.

La ‘operación vagón’ comenzó en enero de 2014.Los detenidos han pasado a disposición de un total de 50 juzgados de Instrucción de las provincias de Murcia, Alicante, Cuenca, Albacete, Barcelona y Valencia.

La Policía detiene a cuatro jóvenes cerca de la estación de Badajoz por hacer grafitis en un tren

grafiti-tren-badajoz-imagen-policia-nacional

Guerra al grafiti en los trenes. La Policía Nacional ha detenido este sábado a cuatro jóvenes, uno de ellos un menor, que se deslazaban desde Madrid hasta Badajoz para realizar grafitis en un tren de Renfe en protesta por la contaminación que realizan empresas de automóviles. Los hechos tuvieron lugar sobre las 14.45 horas cuando el vigilante de seguridad de la estación de Badajoz alertó a los agentes de la presencia de diversos jóvenes que hacían pintadas en uno de los coches de un tren. Los daños iniciales ascenderían a 2.762,28 euros.

Los agentes que llegaron a la estación pacense fueron alertados por varios testigos de la dirección de huida de los jóvenes, tres de 20 años y el otro un menor, a los que se localizó en la Plaza del Progreso, a la que habían accedido a través de las vías del tren. Los jóvenes se introdujeron en un vehículo, donde escondieron varios objetos en el maletero, y fueron luego interceptados por la Policía Nacional.

Tras ser identificados, se hallaron dos mochilas que contenían 63 botes de pintura en aerosol, tres rotuladores permanentes, guantes, un pasamontañas y un cuaderno con esquemas de grafitis, además de varias fotografías de las pinturas realizadas. Fueron los propios detenidos quienes, ante las preguntas de los agentes, manifestaron que habían viajado desde Madrid para realizar pintadas en protesta por la contaminación producida por determinadas compañías de automóviles.

Según responsables de Renfe, las pintadas han afectado a unos 17 metros cuadrados de unos de los coches del tren y los daños ascienden, en principio, a 2.762,28 euros. Los detenidos, un menor de edad y tres jóvenes de 20 años, fueron trasladados hasta dependencias policiales para la práctica de las correspondientes diligencias, tras las cuales los tres mayores de edad fueron puestos a disposición judicial, mientras que el menor fue entregado a sus padres. Se da la circunstancia de que uno de los detenidos ya constaba en los ficheros policiales por hechos similares.

La Guardia Civil detiene a una banda de grafiteros en Burgos por daños de 100.000 euros en trenes

grafiteros-asturias24-gc

La lucha contra los grafiteros continúa. Dos personas han sido detenidas en Burgos por la Guardia Civil y la se imputa a otras dos que formaban parte de una banda de grafiteros que actuaba en Asturias, Cantabria y Castilla y León a la que se atribuyen varios delitos de daños valorados en más de cien mil euros por realizar numerosas pintadas en bienes muebles e inmuebles. Según el Instituto Armado, la denominada ‘operación Garabato’ se inició el pasado mes de mayo cuando tres jóvenes con el rostro tapado fueron sorprendidos en la estación de ferrocarril de Collanzo de Aller mientras realizaban pintadas sobre el tren que escasos minutos antes había hecho una parada. Al ser recriminada esta acción por el maquinista del tren, éste fue agredido por los jóvenes y sufrió la rotura de los huesos propios de la nariz así como un esguince cervical.

Los grafitis plasmados en el tren fueron cotejados con multitud de imágenes obtenidas sobre hechos similares perpetrados en distintos puntos de España y se pudo constatar la existencia de numerosos hechos cuyas características eran claramente coincidentes al repetirse patrones comunes en todas las pintadas.

De forma simultánea a las investigaciones se habilitó un operativo de servicio en torno a posibles objetivos de las pintadas lo que permitió detener e identificación de un grupo de jóvenes residentes en Burgos y en otras localidades cercanas los cuales se dedicaban a realizar esta clase de pintadas. La Guardia Civil constató que este grupo de jóvenes se trasladaban a localidades como Collanzo y Pola de Laviana (Asturias), Cistierna (León), Marrón y Renedo (Cantabria) y Burgos, donde llevaban a cabo sus grafitis en establecimientos públicos, paredes y, sobre todo, en los trenes de Feve y Renfe.

Los daños ocasionados por estas pinturas -el óxido de las tintas daña la chapa de los vehículos- han sido valorados en más de 100.000 euros y, en varias ocasiones, obligaron a paralizar los trenes al afectar a las lunas de las máquinas lo que impedía la correcta visibilidad de los conductores.

(Imagen Asturias24-GC)

Euskadi tampoco se libra de la fiebre del grafiti en los trenes: Dos detenidos de madrugada en Gernika

DOCU_DVA

Grafiteros en acción. Dos jóvenes de 20 y 28 años han sido detenidos por agentes de la Ertzaintza en la madrugada de este sábado al ser sorprendidos mientras pintaban dos coches de un convoy de Euskotren en Gernika.

De madrugada, en cocheras e infraganti. Lo habitual en este tipo de percances. El servicio de Seguridad de Euskotren requiró la presencia de la Ertzaintza en la estación de Gernika sobre las cuatro de la mañana de este sábado. Habían detectado la presencia de dos individuos que armados de sprays pintaban los vehículos allí estacionados. La llamada fue atendida por los agentes de la Policía autonómica que enviaron a la estación gernikarra un par de patrullas. Nada más percibir la presencia de los agentes, los dos individuos se dieron a la fuga. En su huida, los jóvenes saltaron la valla que cierra el acceso a la estación y penetraron posteriomente en las instalaciones de otra empresa. Pero la fuga no prosperó y fueron detenidos minutos después. Uno de los individuos permaneció durante varios minutos escondido bajo un turismo. Los dos jóvenes arrestados están acusados da daños contra la propiedad.

Los ertzainas han inspeccionado la unidad de Euskotren en la que fueron descubiertos pintando los jóvenes. Dos de los coches presentaban cuatro grafitis. Uno de los arrestados tuvo que ser atendido en el Hospital de Gernika por algunas lesiones menores sufridas al saltar las vallas en la acción de huida. Ambos detenidos quedarán a disposición judicial en las próximas horas.

Los agentes de la Ertzaintza localizaron en las inmediaciones de la estación de Gernika el vehículo en el que se habían lllegado los dos jóvenesd. En su interior localizaron varios aerosoles de pintura.

Euskotren, al igual que otros operadores de transporte, muestra en un decálogo de intenciones tolerancia 0 con este tipo de acciones. Como reconocen en su página se enfrenta a un problema que afecta a toda la sociedad. “Los grafitis se pueden considerar una expresión artística, pero en una unidad de transporte público y sin el consentimiento de la empresa se convierte en un acto vandálico que traspasa fronteras en el momento en que hay violencia externa, entendida como cualquier tipo de agresión, bien sea física o verbal”. La pintura no sólo estropea la imprimación corporativa sino que los ácidos de los sprays acaban ocidando la chapa interior. Esto casiona pérdidas millonarias a las operadoras.

La empresa pública vasca quiere poner coto a estos desmanes y ha comenzado a solicitar en las demandas judiciales que se castigue con 13.000 euros a los autores de estas ‘obras de arte’ que dañan los trenes de la compañía. La sanción es solicitada en función del coste de reparación que conlleva volver a preparar los coches para seguir circulando, al que se unen los días que ha perdido la unidad con los consiguientes pérdidas de ingresos. En los dos últimos años la Ertzaintza ha elevado 9 atestados sobre pintadas de grafitis en trenes y ha imputado causas a un total de 26 personas. Y, en el lapso de tiempo de un año y cuatro meses se han detenido a 9 personas.

(Imagen Félix Morquecho en la estación de Amaña.2009)

Detenido en Plasencia un grafitero por pintar una locomotora y causar daños de 6.000 euros

grafiti-tren-plasencia

La Policía Local de Plasencia (Cáceres) ha conseguido identificar a un grafitero de 17 años, vecino de Madrid, como presunto autor, junto a otros dos jóvenes, de una pintada de unos 25 metros en la locomotora de un tren que se encontraba en la estación de ferrocarril de la capital del Jerte. Según informa el intendente de la Policía Local, los jóvenes han causado daños en la locomotora por valor de unos 6.000 euros.

Los hechos han ocurrido de madrugada, concretamente a las 00.47 horas, cuando la Policía Local recibió una llamada telefónica de un vecino en la que alertaba de que tres individuos estaban realizando pintadas en un tren.

Dos patrullas se dirigieron al lugar y una de ellas localizó cerca del IES Santa Bárbara a un joven que “encajaba perfectamente” con la descripción aportada, el cual, al detectar la presencia policial, aceleró su paso “en actitud nerviosa y huidiza”. Los agentes le dieron el alto y le identificaron como J.B.F., de 17 años y vecino de Madrid.

El joven tenía en su rostro restos de pintura negra y al ser preguntado por los agentes respondió de forma incoherente “hasta que en un momento reconoce que se dedica a realizar grafitis, pero profesionales, y no chapuceros”, ha destacado Cenalmor antes de informar de que la Policía Nacional se encargó de las diligencias.

La Policía ‘desactiva’ a ‘Lose’, el grafitero más activo del metro de Madrid, en libertad con cargos

lose-grafiti

‘Lose’ ha caído. El grafitero más activo del metro de Madrid, David Sánchez Esteban, ha sido desactivado por la Policía Nacional acusado de siete delitos de desórdenes públicos y ocho de daños. Considerado el líder por los grupos que se dedican a hacer pintadas, al que se le atribuyen daños superiores a los 31.000 euros, acumula el mayor número de superficie de tren pintada en toda España, así como grafitis realizados en convoyes en Nueva York, Londres, Copenhague y Atenas, entre otras capitales. Es conocido por ser el fundador de conocidos grupos de grafiteros como ‘TNT’ y ‘BGS’.

La detención, que se produjo el 28 de octubre, ha contado con la colaboración de los servicios de seguridad del suburbano de la capital de España. No obstante el famoso grafitero quedó en libertad con cargos un día después de su detención, tras ser puesto a disposición judicial. Sin embargo, las autoridades creen que la operación fue un duro golpe a ‘Lose’, un “ataque a la cabeza del grupo” que actúa en el suburbano de Madrid, y espera que tenga efecto disuasorio.

David Sánchez es uno de los primeros que utilizó el método del ‘palancazo’, según explica la Policía. El método consiste en activar los frenos de emergencia para pintar los coches del metro durante el tiempo en que permanece interrumpido el servicio. Las pintadas son un verdadero ejercicio de atrevimiento, osadía y desprecio a las prohibiciones de las operadoras ferroviarias. Los puntos donde suelen realizar las pintadas son seleccionados en función de la proximidad de una salida de emergencia o de un pozo de ventilación con el fin de facilitar la huida desde el interior del túnel de circulación. Las vías de escape son comprobadas previamente por los autores para asegurarse que estarán en perfectas condiciones el día en el que llevan a cabo las pintadas.

Vestidos con ropa de camuflaje y ocultando sus rostros con capuchas y bufandas, los grafiteros van provistos de mochilas con pinturas, llaves y herramientas destinadas a forzar la puerta de la cabina del conductor, en el cochen de cola, para activar los mecanismos de frenado. Una vez detenido el tren, descienden de él con el objetivo de realizar una pintada de grandes dimensiones en un tiempo máximo de quince minutos, que es lo que tarda aproximadamente en reanudarse el servicio.

Tras realizar su pintada, suelen colgar los vídeos de sus actuaciones en las redes sociales de Internet y por medio de éstas organizan los encuentros previos a realizar los grafitis. En estas citas para pintar llegan a reunirse hasta veinte personas de diferentes edades tanto de Madrid como de otras comunidades autónomas e incluso del extranjero, organizadas activamente y en conexión directa para planear sus actividades.

Un vídeo difundido por la Policía muestra a un grupo de unas doce personas, vestidos con colores oscuros y con los rostros cubiertos por capuchas y pañuelos, pintando el exterior de un tren detenido en menos de ocho minutos.

En una entrevista publicada en 2009 por la revista internet de grafiteros Aerosol, ‘LOSE’ explicó que la primera vez que pintó un tren “fue algo increíble”. “Aún recuerdo esa sensación de frío nervioso y adrenalina, todo eso mezclado con el olor de la pintura”, aseguraba. “Esta forma de vida me ha permitido traspasar las fronteras de mi barrio y de mi país, y que allí adonde quiera ir siempre habrá alguien, algún contacto o algún colega”, agregó.

Los agentes son conscientes de la importancia de combatir estos actos vandálicos y el pasado mes de junio puso en marcha un plan específico para evitarlos que ha dado “muy buenos resultados”, según fuentes policiales: se estima que han bajado más de un 50%. La Policía sigue buscando a los ‘colegas’ de ‘Lose’.

La Guardia Civil investiga dentro de la ‘operación Rocket’ planes turísticos ferroviarios en Peñarroya

estacion-peñarroya-pueblonuevo-amsanz83

Tres personas han sido detenidas por la Guardia Civil por irregularidades en subvenciones destinadas al desarrollo económico de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), en el marco de una actuación que se lleva a cabo en varias provincias, entre ellas Barcelona, León y Lleida y que ha sido bautizada como ‘operación Rocket’. Los detenidos son la exalcaldesa y actual portavoz socialista de la localidad cordobesa, Luisa Ruiz; el presidente del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril, Ricardo Oliver; y el consejero delegado de la Compañía General de Ferrocariles Turísticos, Carlos Guasch. Otras diez personas han sido imputadas por posibles fraudes en la recepción de ayudas para ese municipio y en las posteriores contrataciones públicas. El juez ha declarado secreto el sumario.

La ‘operación Rocket’ es fruto de una investigación llevada a cabo a raíz de una denuncia del actual gobierno municipal de Peñarroya-Pueblonuevo para aclarar el destino final de unas subvenciones europeas, nacionales y autonómicas otorgadas para el desarrollo económico de las antiguas zonas mineras del carbón. También denunciaba irregularidades que afectarían a los posteriores procesos de contratación pública que se articulaban para hacer efectivas las subvenciones recibidas. La denuncia inicial apuntaba a ilegalidades en la gestión de las subvenciones otorgadas para los proyectos de instalación del denominado Tren Turístico ‘El Guadiato’ y del Museo del Ferrocarril, pero la Guardia Civil ha extendido la investigación a otras ayudas de las que ha sido beneficiario el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo entre los años 2007 y 2011. A los tres detenidos se les acusa de un delito contra la Hacienda Pública, prevaricación administrativa y falsedad en documento público.

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha señalado que la ‘operación Rocket’, desplegada por la Guardia Civil en Córdoba y otras cuatro provincias españolas por presuntas irregularidades en la recepción de subvenciones, sigue “abierta” y ha esperado que “siga su cauce”. Fernández de Mesa ha recordado que sobre esta investigación se ha decretado el secreto de sumario. “Se ha producido una denuncia y de acuerdo con las instrucciones recibidas por el Juzgado correspondiente, la Guardia Civil, a través de la Unidad Central Operativa, lo que está haciendo es investigar”. La investigación, que sigue su cauce, está en manos del juez que “determinará, dependiendo de los informes que puede aportar la unidad central operativa, lo que en cada momento corresponda”.

Esta es la primera operación que lleva a cabo el recientemente denominado Grupo de Delitos contra la Administración del instituto armado, nueva denominación del hasta ahora Grupo de Delitos Urbanísticos, que fue creado en 2007 ante la proliferación de delitos de este tipo. La investigación continúa abierta y se están practicando registros en las provincias de Córdoba, Barcelona, Lérida, Valencia y León, según ha informado la Guardia Civil.

La ‘operación Rocket’ es fruto de una investigación llevada a cabo a raíz de una denuncia del actual gobierno municipal de Peñarroya-Pueblonuevo para aclarar el destino final de unas subvenciones europeas, nacionales y autonómicas otorgadas para el desarrollo económico de las antiguas zonas mineras del carbón. También denunciaba irregularidades que afectarían a los posteriores procesos de contratación pública que se articulaban para hacer efectivas las subvenciones recibidas.

La denuncia inicial apuntaba a ilegalidades en la gestión de las subvenciones otorgadas para los proyectos de instalación del denominado Tren Turístico ‘El Guadiato’ y del Museo del Ferrocarril, pero la Guardia Civil ha extendido la investigación a otras ayudas de las que ha sido beneficiario el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo entre los años 2007 y 2011. A los tres detenidos se les acusa de un delito contra la Hacienda Pública, prevaricación administrativa y falsedad en documento público.

El proyectado ferrocarril histórico de ‘El Guadito’ estaría destinado a recorrer los parajes de la Sierra de Córdoba, uniendo el extremo de la línea en su vertiente Sur, por un lado, con la población de Almorchón (Badajoz), por otro. Su centro neurálgico estaría situado en la propia localidad corbobesa de Peñarroya-Pueblonuevo. Por parte del Ayuntamiento cordobés suscribió este acuerdo el 29 de enero de 2007 la alcaldesa, Luisa Ruiz; el presidente del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español, Ricardo Oliver; y el consejero delegado de la Compañía General de Ferrocarriles Turísticos, Carlos Guasch.

Durante la mañana de ayer se llevaron a cabo un total de once registros en el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, en una empresa municipal de esa localidad, en varias empresas vinculadas con la investigación ubicadas en otras provincias y en domicilios particulares de los presuntos implicados en el fraude. La operación, que continúa abierta, se desarrolla en Barcelona (sede de los trenes turísticos), Lleida (donde se modifican y se ponen en marcha las máquinas), Valencia y León (en los tallares Celada que trabaja con este tipo de locomotoras). La llevan a cabo agentes del Grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, dirigidos por el Juzgado de Instrucción número dos de Peñarroya-Pueblonuevo.

El secretario general del PSOE de Córdoba, Juan Pablo Durán, ha dicho estar “sorprendido” ante la detención de su portavoz municipal en el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, y ve “extraño el objeto de la investigación”. A su juicio es “muy extraño’ que el registro lo realicen miembros de la Guardia Civil, y que la actual alcaldesa del PP en Peñarroya, María Gil, no haya aportado documentación para hacer necesaria la inspección en el Ayuntamiento. Durán ha precisado que, en cualquier caso, es “prematuro” hacer cualquier valoración sobre la detención de Ruiz.

A ello hay que sumar lo “extraño” que le resulta a Durán que se esté investigando cómo se han invertido los Fondos Miner, dado que “son fondos muy bien diligenciados y muy bien auditados en todos los sentidos”, de modo que “habrá que esperar” a saber que dice de ello la investigación. “Uno puede subir a Peñarroya y ver las actuaciones realizadas y ver todo lo que se ha ejecutado con estos fondos a lo largo de los últimos diez años, no solo en los últimos cinco años”.

La alcaldesa de Peñarroya, María Gil (PP), ha pedido “respeto” a la investigación y ha transmitido “tranquilidad” a los vecinos. Gil ha lamentado que la imagen de Peñarroya se vea “manchada” por este caso de presunto fraude y ha confirmado que la investigación parte de la denuncia presentada por el actual equipo de gobierno ante un juzgado de Peñarroya en octubre del pasado año al detectar “irregularidades” en la gestión de varias subvenciones recibidas entre 2007 y 2011.

Gil ha recordado que las subvenciones otorgadas para el Tren Turístico ‘El Guadiato’ y el Museo del Ferrocarril ascendían a 1,8 millones de euros y 500.000 euros, respectivamente, aunque la investigación se ha extendido a otras ayudas. “El Ayuntamiento seguirá trabajando con normalidad” a pesar del registro al que está siendo sometido para “cotejar y recabar datos que aparecen en la denuncia”.

No es la primera vez que Carlos Guash se ve envuelto en una investigación judicial. Al parecer, según aseguraron miembros del PSOE en Granada, el consejero delegado de la empresa Compañía General de Ferrocarriles Turísticos fue condenado a ocho años de prisión por sus acciones como militante del grupo de extrema derecha Milicia Catalana. Su empresa firmó en 2009 un convenio con el Ayuntamiento de Guadix para poner en marcha un proyecto turístico con la ‘Baldwi’ de Guadix como protagonista. La locomotora más cinematográfica y emblema de la localidad granadina, que además de rodar varias películas ha tirado del ‘Tren de la Fresa’ y otras composiciones, permanece en manos de dicha empresa.

Fue el propio Ayuntamiento de Guadix el que recuperó la locomotora en 1989, cuando era una chatarra, y buscó financiación e inversiones para ponerla en funcionamiento porque vio en ella un potencial de riqueza para la ciudad y un reclamo turístico. Entonces se invirtieron 60 millones de las antiguas pesetas para recuperar la máquina de vapor. “La han entregado a una empresa privada para que haga negocio a costa del dinero que Guadix invirtió en su recuperación”, explicaron los socialistas en junio de 2013.

(Imagen Antonio Manuel Sanz Muñoz

Dos detenidos por robar dos toneladas de cobre de la vía y causar un accidente de tren con el material

guardia-civil-cobre

Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos hombres acusados de cortar el cable de la vía ferroviaria en Pla de Vilanoveta (Lleida) y dejarlo preparado para llevárselo sobre la vía, lo que provocó que un tren tuviera un accidente al chocar con los hierros, aunque sin que se registraran daños personales. Al parecer, los hechos tuvieron lugar en febrero y los detenidos, acusados de daños y de hurto en grado de tentativa por arrancar 200 metros de cable de cobre de la via del tren, acumulaban más de dos toneladas de carcasas de cable ya pelado cerca de su casa.

Las detenciones son el resultado de una investigación iniciada el pasado 20 de febrero, después de que los Mossos tuvieran conocimiento de que unos individuos habían intentado hurtar cable de cobre de la vía ferroviaria, a la altura de la población de Pla de Vilanoveta. Los ladrones arrancaron unos 200 metros de cable de cobre y lo dejaron cortado y preparado para recogerlo posteriormente. Esto motivó que, alrededor de las 06.30 horas del mismo día, un tren que cubría la línea entre Lleida y Cervera topara con parte de los hierros que habían sido arrancados. El choque, que no causó daños personales, provocó una avería a los frenos del convoy, que no pudo continuar su marcha, teniendo que ser transportados los viajeros en autocares. El accidente también provocó la suspensión otros tres trenes.

El pasado lunes, los Mossos, con la colaboración del servicio de vigilancia privada de Adif, pudieron identificar y detener, en la calle Veguer Carcasona de Lleida, a los dos presuntos autores del hurto. Los detenidos son Francisco H.D., de 34 años, y José Manuel H.D., de 39 años, ambos de nacionalidad española y vecinos de Lleida, a los que se acusa de un delito de daños y un delito de hurto, en grado de tentativa. Los detenidos, con numerosos antecedentes por hechos similares, pasaron ayer a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Lleida.

Los Mossos en colaboración de la Guardia Urbana de Lleida, han realizado una inspección a las cercanías del domicilio de los detenidos, situado en la calle Aigüestortes de Lleida. Al final de esta calle hay una zona no urbanizada y escondido en medio de una zona arbolada los agentes han localizado grandes cantidades de carcasas de cable de cobre ya pelado. Esto hace suponer a la Policía que el material había sido ya vendido a algún chatarrero.

Con la ayuda de los servicios de limpieza municipales, una retroexcavadora y un camión se ha retirado la mayor parte de todo este material, presuntamente robado, que supera las dos toneladas de peso. La investigación continúa abierta y se han cogido muestras del material para averiguar su procedencia.