Archivo diario: septiembre 18, 2011

Los ferrocarriles rusos desarrollan una locomotora de turbina propulsada por gas natural

‘Nuevos’ métodos de propulsión para los trenes. Los ferrocarriles rusos trabajan en la puesta en marcha de una locomotora de turbina propulsada por gas natural con una gran capacidad de arrastre. En una prueba realizada en las afueras de Moscú, la máquina bautizada como GT-1 demostró su potencial con un material rodante de 170 vagones de carga completa y un peso total de 16.000 toneladas. Según el presidente de Russian Railways, Vladimir Yakunin, hasta el momento no hay ninguna otra locomotora que podría soportar un material rodante con este peso y longitud en el mundo. La prueba desarrollada en Sherbinka el 8 de septiembre con la locomotora rusa con turbina de gas GT-1 permitió, al parecer, romper el récord de tracción de carga pesada: 16.000 toneladas.

La GT-1 es también la primera locomotora de turbina de gas del mundo que funciona con gas natural comprimido (GNC). La locomotora de 300 toneladas, que se construye en una fábrica de máquinas de tren cercana a Voronej, consta de dos secciones: una con la turbina de gas y el bloque de poder, y otra para el depósito de combustible con una capacidad total de 17 toneladas de gas natural comprimido, que es suficiente para recorrer 750 kilómetros. La turbina de gas tiene una potencia de 8.300 kW y puede empujar al material rodante con una velocidad máxima de 100 Kilómetros a la hora.

El prototipo de la locomotora fue desarrollado por empresas del sector aeronáutico-espacial que desde hace un lustro trabajan para desarrollar la locomotora que los ferrocarrils rusos quieren para sus trenes de carga. La potencia que desarrollan sería equivalente a la de tres máquinas convencionales.

La idea no es completamente nueva. El 14 de noviembre de 1948 se probó por primera vez una locmotora impulsada con una turbina de gas, fabricada por General Electric, aunque se trataba de una unidad experimental. Sin embargo, la primera locomotora equipada con una turbina de gas, que puede considerarse un producto comercial, fue entregada al Greast Western Railway en Inglaterra por la Brown Boveri el 10 de marzo de 1950.

(Fuente e imagen Rafael Mañueco. Moscú)