Fomento ha adjudicado ya el 90% de los proyectos del AVE Burgos-Vitoria


Sobre ruedas. La conexión por vías de alta velocidad entre Burgos y Vitoria ya está prácticamente al completo en manos de los ingenieros. El Ministerio de Fomento adjudicó ayer la redacción del proyecto de un nuevo tramo –entre Armiñón (Álava) y La Puebla de Arganzón, en el Condado de Treviño– y elevó así al 90% el porcentaje de línea cuya definición ha sido encargada ya a diferentes empresas de ingeniería.

Esta fase previa al inicio de obras en la línea de alta velocidad Burgos-Vitoria ya ha requerido un importante desembolso económico de Fomento. El encargo de los proyectos ha requerido una inyección de 14,5 millones de euros. El delegado del Gobierno en Euskadi, Mikel Cabieces, valoró que el último paso dado por el ministerio significa «un nuevo avance» en el objetivo de «lograr que los vascos puedan disfrutar de las ventajas del TAV y puedan viajar al resto de España en condiciones óptimas de rapidez, comodidad y seguridad».

De los trece tramos entre Vitoria y Burgos, sólo faltan dos por encargar: el que discurre entre La Puebla de Arganzón e Iruña de Oka y el acceso a la capital alavesa desde esta localidad.

Los 90 kilómetros de alta velocidad previstos entre Vitoria y la ciudad burgalesa forman parte del corredor Madrid-Euskadi-Frontera francesa y, cuando estén terminados, aportarán nítidas ventajas al tráfico de pasajeros entre el País Vasco y la capital española, que significa ahora 1,3 millones de desplazamientos anuales únicamente en avión. Junto a la entrada en funcionamiento del AVE de Valladolid a Burgos, previsto para 2012 ó 2013 –más avanzado en la actualidad, dado que está ya completamente en obras–, la continuación de las líneas de alta velocidad hasta Vitoria permitirán acortar el tiempo de viaje desde Euskadi hasta rondar las dos horas en el caso de la conexión Vitoria-Madrid.

Desde Bilbao, las mejoras se notarán sobre todo cuando esté concluida a su vez la ‘Y vasca’. En este escenario, calculado para mediados de la próxima década, Madrid quedará a dos horas y media de la estación de Abando. Será entonces cuando se produzca la misma revolución en el tráfico ferroviario de larga distancia que ya se ha conocido en Sevilla y Barcelona y que tendrá lugar el año próximo cuando se ponga en funcionamiento el AVE Madrid-Valencia.

(Fuente El Correo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .