Archivo de la etiqueta: Nueva York

Física matemática para mejorar el metro de Nueva York

Un par de investigadores de las universidades de Toronto y California ha encontrado que, al menos, una línea del metro de la ciudad de Nueva York se ajusta a la teoría de la matriz aleatoria. En su artículo publicado en ‘Physical Review E’, Aukosh Jagannath y Thomas Trogdon describen su estudio, que incluye el uso de la teoría estadística para analizar el horario real de paso de los trenes.

En 2000, se realizó un estudio sobre las llegadas y salidas de autobuses en Cuernavaca (México). Entre otras cosas, los investigadores encontraron que, a pesar de los patrones de tráfico impredecibles y los autobuses propiedad de los conductores, los autobuses de la ciudad funcionaban de manera predecible, y los investigadores vincularon este resultado a la forma en que los conductores competían por las tarifas. En este nuevo esfuerzo, los investigadores se preguntaban si lo mismo podría ser aplicable al sistema de metro de Nueva York. Para aprender más sobre el horario de los trenes, los investigadores eligieron dos rutas al azar para desarollar el estudio.

El primer trazado a analizar comprendía la línea 1, que funciona al norte y recorre el West Side de Manhattan; el segundo implicaba a la línea 6, que corre hacia el sur y sirve el East Side de Manhattan. Los investigadores utilizaron información del suministro de datos en tiempo real proporcionado por el sistema de metro para seguir los tiempos de llegada de las dos líneas. De su análisis se desprende que la línea 6 funcionaba casi al azar y, por lo tanto, no se podría utilizar un patrón de distribución predecible para describirlo. Sin embargo, estos analistas descubrieron que la línea 1 seguía una distribución de Poisson (para todas las últimas 10 estaciones), lo que facilitaba mucho a los pasajeros predecir cuándo llegaría realmente el próximo tren.

Los analistas de ambas universidades sugieren que la diferencia entre las líneas se debe a la cantidad de tráfico en cada una de ellas. La línea 6 es muy utilizada y, por eso, sufre frecuentes retrasos, debido a que los pasajeros que impiden que las puertas se cierren de una manera conveniente. La línea 1, por otro lado, tiene menos pasajeros, lo que hace mucho más fácil que los trenes funcionen según horario. En sus conclusiones, los investigadores sugieren que sus resultados podrían ser utilizados por los urbanistas para optimizar sistemas de eficiencia.

Las matrices aleatorias y su reciente teoría están jugando un papel fundamental como herramienta estadística en áreas tales como finanzas, meteorología y procesamiento de señales e imágenes. Algunas de las aplicaciones que han adquirido mayor desarrollo se encuentran en el sector financiero y en el área de las comunicaciones inalámbricas. El desafío planteado en este trabajo de tesis consiste en realizar un análisis estadístico basado en la teoría de matrices aleatorias referido a un modelo de factores. A través de la experimentación computacional, se pretende alcanzar dos metas. La primera de ellas consiste en contrastar dos versiones de un mismo test de hipótesis, las cuales se definen a partir de estadísticos provenientes de dos de las más conocidas familias gaussianas de matrices aleatorias: GUE y GOE. La segunda consiste en dar utilidad al test en su versión GOE, mediante el desarrollo de un procedimiento que lo aplica iteradas veces para estimar el número de factores de una muestra sujeta al modelo de factores. Para este tipo de studios resulta esencial el uso de herramientas de teoría de gráficas, combinatoria y probabilidad.

“Si se toman las estadísticas de RMT para las llegadas de trenes como un sello de eficiencia, como se podría argumentar en el caso de Cuernavaca (México), este tipo de análisis puede resultar fructífero como una guía para entender y mejorar el desempeño de un sistema de metro “, concluyen Jagannath y Trogdon en su artículo.

¿Molesta el ‘manspreading’?

Esto va en serio (Por si acaso alguien se confunde). El ‘manspreading’ entra en el debate público. Para los no iniciados; el término designa la malsana costumbre de algunos usuarios del transporte público de viajar con las piernas en un arco cercano a los 60 grados (más abierto, raya en el ridículo). El individuo -en este caso el 99,99% de quienes lo parctican son hombres– no solo ocupa su asiento, sino que invade la intimidad del pasajero más cercano. Y, salvo excepciones, no se cortan, aunque hay remedios eficientes para contrarrestar esta práctica.

Los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) llevarán pegatinas contra el ‘manspreading’. Lo ha anunciado el área de Políticas de Género y Diversidad, con Celia Mayer al frente, después de que colectivos feministas iniciaran una recogida de firmas pidiendo medidas como ésta en los autobuses de la EMT y en los coches de Metro. La colocación de las pegatinas comenzará la semana que viene en los autobuses de la EMT.

Frente al sí del Ayuntamiento, la Comunidad ha trasladado este martes que no contempla ninguna medida concreta para evitar el ‘manspreading’ en los transportes públicos en los que tienen competencia porque el “Reglamento de Viajeros ya dice que a cada uno le corresponde un asiento”. Esta es la decisión adoptada hasta el momento para los usuarios del metro, cuyos responsables recuerdan que recuerda que el reglamento ya recoge que cada viajero debe ocupar únicamente el espacio que le corresponde, un solo asiento, sin invadir el espacio de los otros usuarios. “Entendemos que todo el mundo es plenamente consciente de que no puede sentarse molestando a los demás“, ha señalado, y por eso ha dicho que el Gobierno de Madrid no contempla ninguna medida concreta contra este comportamiento.

Todos los usuarios del transporte son conscientes de esta práctica abusiva que no ocurre de forma esporádica, sino que es un recurso muy común. Según los responsables municipales, noo es difícil ver a las mujeres con las piernas cerradas y muy incómodas porque hay un hombre a su lado que está invadiendo su espacio con las piernas. Pero lejos de que sea una muestra de sexismo, quienes viajan de esta forma tampoco se cortan ante el hecho de que su vecino más próximo sea un hombre.

Hay quien sostiene que este tipo de ademanes responden a conductas impositivas. “No es cuestión de mala educación sino de que igual que a las mujeres nos han enseñado a sentarnos con las piernas muy juntas a los hombres les han transmitido una idea de jerarquía y de territorialidad, como si el espacio les perteneciese”, explican algunas de las mujeres que han pedido erradicar este tipo de comportamientos.

Sin traducción oficial al español, este anglicismo se convirtió en finalista a palabra del año del Collins Dictionary, el diccionario británico. Todo comenzó el 8 de mayo de 2013, cuando se lanzó el Tumblr Men Taking Up Too Much Space on The Train (hombres que ocupan demasiado espacio en el metro) y que recogía simplemente eso, instantáneas de adultos con las piernas abiertas en el metro de Nueva York. Miles de usuarios se lanzaron a publicar imágenes en los que se rellenaba (photoshop) el espacio de las piernas con todo tipo de objetos.

El término ‘manspreading’ no apareció hasta agosto de 2014, cuando un blog de noticias de Nueva York decidió bautizarlo como Man Spread (desparrame masculino). Un mes después, la federación de transporte de Nueva York anunció una campaña de sensibilización contra el manspreading. El término alcanzó tales cotas de popularidad que hasta las figuras públicas no se salvan (Tom Hanks fue pillado infraganti). Se llame como se llame, a mí me molesta mucho y procuro hacérselo notar a mi vecino de asiento cuando lo lleva a la práctica. ¿Y a vosotros no os molesta?

Al menos 29 heridos tras descarrilar un tren cerca de Nueva York

tren-accidentado-cerca-nueva-york

Una línea ferroviaria que conecta Long Island con la ciudad de Nueva York seguía este domingo suspendida después de que un tren descarrilara en la noche del sábado y una treintena de personas resultaran heridas. Varias dotaciones de bomberos y los servicios de emergencia tuvieron que acudir hasta el lugar del accidente para ayudar a salir del tren a varios de los pasajeros que quedaron atrapados en el interior de los vagones, según el periódico local Daily News.

El tren del servicio de cercanías Long Island Rail Road (LIRR), con unos 600 pasajeros a bordo, descarriló a las 21.10 hora local (01.10 GMT) cerca de la estación de New Hyde Park tras chocar con un vehículo de mantenimiento que se encontraba en la vía. Tres de los doce coches descarrilaron y 29 personas resultaron heridas, de los cuales siete eran empleados del tren y el resto pasajeros, según el presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA), Thomas Prendergast. El convoy se dirigía hacia Huntington.

LIRR suspendió el servicio en ambas direcciones y pidió a sus clientes que utilizaran otras líneas como Montauk, Babylon y Hempstead.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se trasladó hasta el lugar del accidente, en la localidad de New Hyde Park, para visitar a los heridos, cuatro de los cuales continúan en estado grave y permanecen ingresados en el hospital. “La prioridad ahora es restablecer el servicio lo antes posible para que los trenes funcionen mañana con normalidad, así que vamos a trabajar todo el día y toda la noche si es necesario”, dijo Cuomo a la prensa desde el lugar del accidente.

El servicio LIRR, que conecta Penn Station en la Gran Manzana con los suburbios de la isla de Long Island, es la mayor red de trenes de cercanías de Estados Unidos, con una media de 300.000 pasajeros diarios entre semana. Tiene 124 estaciones y 700 millas (1.100 kilómetros) de vías en sus dos líneas de las horquetas de la isla y ocho ramales principales. Está gestionado por la Autoridad Metropolitana del Transporte, con el nombre de MTA Long Island Rail Road.

El descarrilamiento de Long Island tiene lugar una semana después de otro aparatoso accidente ferroviario en el estado de Nueva Jersey que dejó un muerto y un centenar de heridos después de que un tren se estrellase en plena hora punta en la estación de Hoboken.

La polémica y costosa estación que Calatrava construye en Nueva York abre sus puertas al mundo

calatrava-estacion-nueva-york

Apertura parcial, inauguración sin fastos, diseño cuestionado, presupuesto excedido y tiempo de construcción eterno…La estación de trenes del World Trade Center en Nueva York, donde ocurrieron los atentados del 11 de septiembre, abrió sus puertas este jueves sin librarse de ninguna de las etiquetas que los neoyorkinos le han otorgado. El ‘Oculus’, como se denomina esta controvertida obra, conecta hasta once líneas de metro distintas con la línea de tren que enlaza a Nueva York con Nueva Jersey, permite el acceso subterráneo a las principales torres del WTC y alberga un centro comercial y restaurantes. Su autor, el valenciano Santiago Calatrava, sigue en el ojo de la polémica.

La estación en forma de ave que el arquitecto español diseñó para la reconstrucción del World Trade Center de Nueva York se abre tras doce años de obras y un presupuesto de más de 3.700 millones de dólares, un 70% por encima de lo previsto. El proyecto, que se inició en 2004, ha sido muy criticado por su estética, pero sobre todo por sus retrasos y su costo. El presupuesto que inicialmente se fijó en 2.000 millones de dólares, terminó casi duplicado, lo que le ha granjeado el título de la estación más cara del mundo.

El emblemático edificio tiene un salón de forma ovalada, llamado ‘Oculus,’ que mide 111 metros de largo y está coronado por vigas que apuntan hacia el cielo, que evocan a una ave alzando sus alas para emprender el vuelo. La estación albergará un amplio centro comercial de casi 34.000 metros cuadrados, con negocios y restaurantes, que recién abrirán en agosto. Cando se abre la fase que aún queda por rematar, sí se organizará una ceremonia oficial, “a principios de la primavera” boreal, indica una portavoz del estudio del arquitecto a cargo del proyecto. Más adelante, la estación conectará los trenes suburbanos con destino a Nueva Jersey (PATH) con once líneas de metro.

Unas 50.000 personas lo usarán cada día y la Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey (PATH), que gestiona el proyecto, considera que este número se doblará una vez que las instalaciones estén completamente operativas.

Las obras, cuya cimentación se inició en abril de 2010, han sido especialmente complejas, entre otras cosas, porque se decidió mantener el servicio ferroviario de la zona, lo que obligó a construir una estación temporal que ha implicado retrasos y parte del desvío en el presupuesto, también afectado por los costosos materiales que ha necesitado el ‘Oculus’. Hasta 474 millones de dólares se han dedicado a la compra de acero procedente de fábricas especializadas, incluyendo una en Italia.

El intercambiador dará servicio a los usuarios de los trenes de cercanías y las líneas de metro que vienen y van cada día al área de Wall Street y otros destinos de la ciudad. Su inauguración definitiva será en primavera, cuando el ‘Oculus’ esté totalmente operativo y se hayan abierto los accesos a las 11 líneas de metro. Se espera que acoja entonces a 250.000 pasajeros cada día.

El interior de la obra de Calatrava, que cuenta con 45 metros de altura, es también una de sus principales características. Todo es de acero y mármol de un blanco luminoso, que da la sensación de estar dentro del esqueleto de un animal gigante. Además de los servicios de trenes, metros, autobuses y ferrys, el interior de la estación cuenta con un espacio comercial.

La Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey reconoce que, de haberlo sabido, no se habría embarcado en el proyecto. “Hoy no priorizaríamos un gasto de 3.700 millones de dólares frente a otras necesidades”, dijo en octubre pasado Patrick J. Foye, director de la autoridad. “Nunca hubo un no a las peticiones de organismos y funcionarios, ya que se trata de rediseñar un lugar destruido por terroristas”, dijo al Wall Street Journal Christopher Ward, director de la citada autoridad entre 2008 a 2011. En el primer año de Ward en el puesto, rechazó hacer recortes por 500 millones de dólares.

Calatrava no tiene dudas sobre su proyecto. “Será un icono para Nueva York y un punto de encuentro para habitantes y turistas. Sorprenderá positivamente”, declaraba el mes pasado a El País. El arquitecto asume las críticas como parte de la complejidad de la obra: “Es muy compleja, por su localización y por la sensibilidad social existente. Une distintos medios de transporte, lo que dificulta la planificación. Tras los atentados de Londres y Madrid, las autoridades pidieron cambios para adecuarla a los nuevos requerimientos de seguridad. Esto ha supuesto ajustar el proyecto”.

Una ‘gran tormenta’ de nieve obliga a Nueva York a limitar el servicio de metro y trenes suburbanos

snow-subway-new-jersey

Peren las máquinas. Las autoridades de Nueva York anunciaron este lunes que los servicios de metro y trenes suburbanos de la ciudad se verían limitados desde la noche ante la llegada de una colosal tormenta de nieve, que ya provocó la anulación de unos 5.800 vuelos. El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia en varios condados, incluyendo los que abarcan Manhattan y varias zonas de Long Island, la gran isla al este de la ciudad.

En Nueva York la nevada comenzó por la mañana, aunque se espera que lo peor llegue por la tarde y en la noche del lunes al martes. Los pronósticos más pesimistas hablan de hasta 90 centímetros de nieve, lo que sería un récord para la ciudad. Ante esta situación, Cuomo anunció en conferencia de prensa que el metro, utilizado a diario por millones de neoyorquinos, funcionaría normalmente hasta primera hora de la noche y a partir de allí tendrá un servicio limitado.

El tren suburbano PATH, que une Nueva York con la vecina Nueva Jersey cruzando el río Hudson, también recortará su servicio a partir de la noche.

“Estamos analizando una prohibición total de circular en todas las rutas a partir de las 23.00 horas locales (04.00 horas GMT del martes). Tomaremos una decisión a las 16.00 horas”, señaló el gobernador, instando a los ciudadanos a “quedarse en casa” en la noche del lunes al martes. “Prepárense para algo peor de lo que hemos visto hasta ahora”, dijo el alcalde de Nueva York , Bill de Blasio, quien pidió a los ciudadanos que no “subestimen” la tormenta y permanezcan en el interior de sus hogares lo más que puedan. El alcalde recomendó además no andar en las carreteras y adelantó que probablemente el martes las escuelas estén cerradas.

El primer impacto de la tormenta que se acerca se vio en el tráfico aéreo de la costa noreste de Estados Unidos. Al mediodía ya había más de 2.550 cancelaciones para el lunes y 3.168 para el martes, la inmensa mayoría de ellas en los tres aeropuertos neoyorquinos (JFK, Newark y LaGuardia), según el sitio especializado Flightware.

El récord histórico para Nueva York es de 68 centímetros caídos en Central Park en 16 horas entre el 11 y 12 de febrero de 2006, según la Oficina de Manejo de Emergencia de la ciudad. En total, más de 50 millones de personas podrían verse afectadas por esta tormenta de nieve, que podría paralizar al transporte.

Boda en el metro de Nueva York

boda-metro-nueva-york

El metro de Nueva York da para todo. El espectáculo es continuo y variado. Pero pocas veces se ha contemplado la escena que ha conmovido a los habitantes de la Gran Manzana y que ha encontrado eco en el diario local Daily News. Una pareja de neoyorquinos eligió este escenario para contraer matrimonio con decenas de atónitos pasajeros presenciando el enlace. El suburbano de Nueva York da para mucho.

Hector Irakliotis, de 26 años, y Tatyana Sandler, de 25, se casaron el viernes. Y como escenario eligieron uno de los coches del suburbano neoyorquino. La pareja y su séquito subieron a bordo de uno de los convoyes de la línea N a su paso por el puente de Manhattan, que conecta la isla con el distrito de Brooklyn. Así lo cuenta con todo lujo de detalles el diario local Daily News, que también publica varias fotos de la ceremonia y de los dos felices contrayentes. La noticia periodística explica esta curiosa ceremonia en el metro: la pareja decidió celebrar el enlace bajo tierra en el suburnano de Nueva York tras haber pasado muchas horas juntos en él durante su noviazgo.

La ceremonia estaba perfectamente planificada. El espectáculo se inició con Hector Irakliotis tomando el tren junto a sus padrinos de boda en la estación de Kings Highway. El resto de pasajeros fueron también informados de las intenciones de los contrayentes. “Hola a todos. Tengo un anuncio que hacer. (…) Voy a casarme en 20 minutos”, dijo el novio a los sorprendidos pasajeros, que displicinademente, fascionados por esta historia, ofrecieron espacio dentro del coche para que el séquito nupcial se sientiera más cómodo durante la ceremonia.

Tatyana Sandler tomó el tren poco después junto a sus damas de honor. Caminó hacia el improvisado altar ante el entusiasmo de los pasajeros del convoy que no dejaban de aplaudir y vitorear a los novios. Por supuesto que la música no faltó en esta curiosa y atrevida ceremoniaa. Uno de los invitados hacía sonar desde su teléfono la sintonía nupcial. El enlace se llevó a cabo mientras el tren cruzaba el East River, con el célebre ‘skyline’ de la ciudad de fondo. La pareja, ya casada, abandonó el tren en una estación del Bajo Manhattan, donde posó para las cámaras antes de continuar con el festejo en un bar de la zona.

(Imagen Daily News)

Nueva York reabre un túnel del metro cerrado desde otoño de 2012 a causa del huracán Sandy

1101_sandy_subway

Vuelta a la normalidad. La ciudad de Nueva York ha abierto uno de los túneles de metro que conectan Brooklyn y Manhattan bajo el East River, tras más de un año de cierre para reparar los daños causados en 2012 por el huracán Sandy. La enorme obra, con un presupuesto de 250 millones de dólares, se ha completado con unas semanas de adelanto y permitió la vuelta a la normalidad de la línea ‘R’ del metro neoyorquino, que habitualmente transporta a miles de personas cada día.

El túnel de Montague ha permanecido cerrado durante más de un año, el tiempo necesario para reparar los daños causados por el agua marina que se filtró a su interior durante el paso de Sandy, en el otoño de 2012. Según las autoridades, más de 100 millones de litros de agua salada entraron en el túnel a lo largo de un tramo de algo más de un kilómetro, dañando todo tipo de infraestructuras, desde los equipos de señalización a la iluminación e incluso los raíles.

“La supertormenta Sandy causó una destrucción increíble en el sistema de metro de la ciudad de Nueva York, pero hoy estamos dando un enorme paso adelante para reparar el daño y reforzar el sistema para que resista la próxima gran tormenta”, señaló en un comunicado el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

En total, nueve túneles del metro de la ciudad sufrieron inundaciones por Sandy, que también anegó una estación y destrozó los raíles de una línea que transcurre por el exterior. El MTA concluyó que la tormenta provocó unos 5.000 millones de dólares en daños. Pero pudieron ser mucho mayores. Y eso que las autoridades estaban advertidas.

Un científico de la Universidad de Columbia, Klaus Jacob, advirtió en 2011 de la posibilidad de que el metro de Nueva Yory sufriera el colapso, al anegarse los túneles. El docunmento se realizó tras el paso del huracán Irene. El New York Times se hizo eco del trabajo un mes antes de que Sandy golpeara la ciudad.

Un simple faena de carpintería evitó males mayores en el centro de Harlem. La arena se quedó en la boca del túnel entre 148th Street y Lenox Avenue, contenida en el último momento por un contrachapado realizado a la carrera, antes de que se desatara con todas sus fuerzas Sandy, Eso evitó la entrada de agua a la galería y que coreiera por toda la red.

El huracán dejó al menos 53 muertos en el estado de Nueva York y provocó enormes daños materiales, de los que muchas comunidades están aún reponiéndose.

El descarrilamiento de un tren en Nueva York provoca al menos 4 muertos y más de 60 heridos

train-derails-in-new-york-many-injured

Cuatro muertos y más de 60 heridos es el balance provisional del descarrilamiento de un tren de pasajeros en el Bronx, en Nueva York, cerca del río Hudson. En las primeras imágenes divulgadas del accidente, que se produjo a las 7.20 hora local, al menos cinco coches aparecen volcados al lado del río Hudson, cerca de la estación de Spuyten Duyvil. Las autoridades han detallado que hay 11 heridos graves, 6 de consideración, y 46 con lesiones leves. Por el momento, no se han precisado las causas del descarrilamiento del tren, que estaba compuesto por siete coches.

El accidente se produjo en una curva muy pronunciada, y el tren iba propulsado por una locomotora en su parte trasera, no en la delantera como es habitual, según indicó el canal de televisión local NY1. Algunos testigos señalaron que el convoy podría circular a una velocidad superior a la habitual. El tren se dirigía desde Poughkeepsie, en el norte del estado, hacia la Grand Central Station de Nueva York, y según las autoridades viajaban entre sesenta y setenta personas.

El descarrilamiento tuvo lugar muy cerca de un accidente similar que afectó en julio pasado a un tren de carga, aunque en aquella ocasión no hubo víctimas. La MTA ha confirmado que la línea de ferrocarril de cercanías entre Grand Central y Croton Harmon se encuentra suspendida.

El conductor del tren siniestrado ha explicado al personal que investiga lo ocurrido que los frenos del convoy no funcionaron, según informa la CNN citando fuentes de la propia investigación. Asegura que accionó los frenos, pero que no se redujo la velocidad como era de esperar. El maquinista está entre los heridos.

Las primeras imágenes de televisión mostraron a los servicios de emergencia de la Policía y Bomberos tratando de sacar a los pasajeros atrapados aún dentro de los coches. Buceadores y embarcaciones de los servicios de emergencia también rastrearon el río por si algunos pasajeros pudieran haber caído a las aguas.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha visitado ya la zona del accidente para conocer de primera mano la situación. Cuomo dijo en una improvisada conferencia de prensa que se van a investigar de forma inmediata las causas del accidente, y que de momento no van a divulgar las identidades de las víctimas hasta notificar a sus familiares.

El presidente Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York (MTA), Thomas Prendergast, señaló en la misma rueda de prensa que ese la velocidad “es uno de los factores” que se están investigando, y recalcó que todas las curvas tienen un límite de velocidad.

El comisionado de policía de Nueva York, Raymond Kelly, explicó que había inquietud por si algún ocupante del tren podría haber sido proyectado hacia el río, pero añadió que la búsqueda con buceadores, embarcaciones, helicópteros y perros ha arrojado resultados negativos.

Kelly indicó que la oficina del forense está ocupándose de los cuerpos de los fallecidos y que se está recogiendo toda la información posible para determinar las causas del accidente. El maquinista del tren está hospitalizado y está consciente, aunque Kelly no avanzó el contenido de sus declaraciones a los investigadores. También se ha establecido una línea de emergencias para los familiares de los pasajeros.

Este accidente culmina una larga serie de incidentes menores y averías de consideración en los trenes de cercanías de la MTA durante los últimos meses.

(Imagen News.com.au)

OHL ejecutará varias obras en la primera gran ampliación que realiza el metro de Nueva York

obras-metro-nueva-york

OHL se ha adjudicado un nuevo contrato de obras de ampliación en el metro de Nueva York por un importe de 194,3 millones de euros. Con este proyecto, el grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir refuerza su internacionalización y su presencia en el mercado constructor de esta ciudad estadounidense. Este contrato sucede al logrado recientemente para rehabilitar la estación de metro de Cortlandt Street, destruida en los atentados terroristas de septiembre de 2001.

El encargo logrado ahora por OHL, a través de su filial Judlau Contracting, forma parte del Second Avenue Subway, la que constituye primera gran ampliación de la red del metro de Nueva York en cincuenta años. La nueva línea recorrerá el East Side Manhattan y contará con una longitud de 13,7 kilómetros y 16 estaciones. El contrato contempla la realización de todos los trabajos relacionados con los acabados y terminaciones de la estructura de la estación de la Calle 72.

El proyecto incluye la demolición del hormigón y las estructuras metálicas existentes, la construcción de la nueva estructura en hormigón y acero, la reconstrucción de la plataforma de la estación, y el montaje de vía, las instalaciones de señalización, iluminación, comunicaciones y ventilación del túnel, además de los trabajos de acabado de la estación y la de equipos de acceso, escaleras y ascensores. Según detalló OHL en un comunicado, se trata de un contrato intermedio entre los de excavación de la estación y el de instalación de los sistemas de señalización y comunicación.

La estación donde se realizará la obra es la segunda en ejecución del proyecto y la que tendrá mayor capacidad de acceso para pasajeros de las tres que se construirán en el East Side de Manhattan. En concreto, dispondrá de cuatro accesos, de los que tres serán de nueva creación por Judlau, siete ascensores y once escaleras mecánicas..

La estación del World Trade Center de Calatrava arranca con la colocación de la primera columna

columna-estacion-worl-trade-center-nuave-york

El ambicioso y costosísimo proyecto del arquitecto valenciano Santiago Calatrava para el intercambiador de transportes del World Trade Center ha arrancado con la colocación de una primera columna de acero de diez toneladas. “Una paloma a punto de emprender el vuelo” es como definió Calatrava esta estación, en la que confluirán trece líneas de metro y que comienza a tomar forma desde esta semana, aunque arranca con más de un año de retraso y con un presupuesto de 4.000 millones de dólares (3.057 millones de euros), casi el doble del inicial.

El llamado “World Trade Center Hub” servirá también como un tránsito para el Port Authority Trans-Hudson (PATH), un tren de cercanías que atraviesa el Hudson para conectar la ciudad de Nueva York con el estado de Nueva Jersey, y se convertirá en la tercera terminal más grande de la Gran Manzana, solo detrás de las emblemáticas Grand Central y Penn Station. Esta estación del artífice de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (España) o el edificio del BCE de Toronto (Canadá) y ‘la Paloma’ de Bilbao sustituirá a la provisional que se construyó en 2003, más de un año después de los atentados del 11S. La nueva terminal, cuya apertura está prevista para 2015, forma parte del proyecto de recuperación conjunta de la llamada “zona cero” tras los atentados, en los que murieron cerca de 3.000 personas.

Un total de 610 piezas de acero con un peso total de 11.000 toneladas, 46.500 metros cuadrados de superficie para tiendas, restaurantes y el tránsito te 250.000 personas al día son las cifras que maneja la nueva obra de Calatrava, encargada asimismo de conectar las cuatro torres del World Trade Center y el memorial del 11-S y no exenta de polémica por lo elevado de su presupuesto.

La colocación de la primera columna de la estación de Calatrava se produce la semana siguiente a la colocación de la antena en el edificio One World Trade Center, el más alto de Nueva York y del continente americano.