Veinte años de historia y vapor en el Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia


maquinas-museo-azpeitia

Dos décadas…y algo más. El 4 de octubre de 1994 comenzaba la historia escrita del Museo del Ferrocarril de Azpeitia. Esa es la fecha oficial. Aunque por delante fueron cinco años de entusiasta trabajo, dedicación plena, y fe para llegar a ese fantástico día. Y esas mismas premisas son los pilares que han permitido alcanzar, veinte años después, a este feliz aniversario.

Juanjo Olaizola y los Amigos del Museo Vasco del Ferrocaril (BML) han conseguido una meta inalcanzable para muchos. Porque veinte años, al contrario de lo que canta el tango, son muchos. Y así debe constar en la historia de este museo, uno de los mejores que hay en Europa, pese a sus escasos recursos. Y eso solo se hace posible cuando detrás hay un grupo humano que vive para perpetuar el legado de un pasado que no siempre fue mejor.

El parque del Museo Vasco del Ferrocarril dispone de una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, integrada por más de 75 vehículos de todo tipo: desde locomotoras de vapor, tranvías, trolebuses, automotores y vagones de todas las clases hasta un camión de bomberos. El centro incluye una exposición sobre la máquina herramienta, a través del antiguo taller mecánico del Ferrocarril del Urola, que se conserva tal como fue instalado en 1925. Un antiguo motor eléctrico hacer funcionar sus 16 máquinas a través de un complejo sistema de poleas, correas y embarrados.

El museo dispone de una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa, integrada por más de 75 vehículos de todo tipo: desde locomotoras de vapor, tranvías, trolebuses, automotores y vagones de todas las clases hasta un camión de bomberos. El centro incluye una exposición sobre la máquina herramienta. Un antiguo motor eléctrico hace funcionar sus 16 máquinas a través de un complejo sistema de poleas, correas y embarrados. Indudablemente, Azpeitia es obligada visita para todos los amantes del ferrocaril y constituye un auténtico santuario, donde se rinde culto al vapor. El muestrario se completa con conjuntos de uniformes, faroles, señales, placas de fabricación, etcétera.

La ‘Aurrera’ sigue siendo la prinipal estrella de las circulaciones de vapor. Esta locomotora es, sin duda, la más emblemática de tododo el parque preservado del Museo Vasco del Ferrocarril. Fue la primera que restauró esta institución y, también, la titular habitual de los trenes de vapor que recorren el trayecto que une el museo con la antigua estación de Lasao, por el antiguo trazado del desaparecido Ferrocarril del Urola. En 1990 la “Aurrera” fue preservada por el museo y carecía de placa de construcción, aunque conservaba las placas de bronce con su nombre. La máquina lucía en ambos testeros las iniciales FV, correspondientes a los antiguos Ferrocarriles Vascongados, y el número de matrícula 104.

Si aún no has visitado este atractivo museo, aún estás a tiempo porque se mantendrá abierto hasta las primeras semans de diciembre. Azpeitia merecela pena. No es un depósito de máquinas, sino unn centro vivo donde es posible sentir el ferrocarril. ¡Felicidades! Y que cumpla muchos más.

Anuncios

Una respuesta a “Veinte años de historia y vapor en el Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia

  1. Pingback: Veinte años de historia y vapor en el Museo Vasco del Ferrocarril de Azpeitia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s