Archivo diario: octubre 24, 2014

Correos rinde homenaje a la estación de Irun con un sello que tiene un valor de franqueo de 0,76 euros

sello-irun

Filatelia. Correos dedica un sello conmemorativo a la estación de tren de Irun, primer enlace ferroviario entre la Península Ibérica y Europa. El timbre, que tendrá una tirada de 220.000 ejemplares y que forma parte de la serie Infraestructuras Civiles, tiene un valor de 0,76 euros. El alcalde de la localidad fronteriza, José Antonio Santano, y la directora de Zona 2 de Correos, Concepción Peraita, presentaron este jueves el nuevo sello con el que se pretende rendir homenaje a la última estación de la línea ferroviaria Madrid-Irun que limita con la frontera francesa. Esta estación, que supuso un enorme paso para la modernización de España, ha constituido un punto de comunicación para millones de personas y para el transporte de mercancías.

La terminal fue construida según el proyecto realizado en 1881 por el ingeniero Avillume, de la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, poco después de que en 1863 el ferrocarril llegara a la localidad y al que se vincula su desarrollo económico. A partir de entonces, las relaciones comerciales entre España y Francia comienzan a crecer y la ciudad de Irun lo hace en la misma medida en la que aumentan los intercambios comerciales.

En la historia de los ferrocarriles españoles ocupa un lugar de interés la línea Madrid-Irun, o línea General del Norte, cuyo trayecto, de 641,60 kilómetros, alcanza hasta la localidad francesa de Hendaya, separada por el río Bidasoa. “Ya no hay Pirineos. Ya no hay Alpes tampoco. España, Francia e Italia, los tres grandes pueblos latinos, se dan la mano a través de las cordilleras de montes que los dividían”. El más célebre de nuestros escritores románticos, Gustavo Adolfo Bécquer, celebra de esta forma la llegada del ferrocarril hasta tierras francesas por el puente transfronterizo de Irun-Hendaya. La festividad de la Virgen es la fecha elegida (15 de agosto de 1864) para este acontecimiento histórico.

La batalla de los Pirineos, que enfrenta a los banqueros más imporrantes de Europa, acaba en San Sebastián, que festeja con grandes fastos la construcción del puente transfronterizo Irun-Hendaya. Un puente de 132 metros y cinco arcos de veinte metros de luz, de mampostería y adovelados, y muros de apoyo de sillería. Destaca la barandilla metálica, adornada con los escudos de armas y las iniciales ‘IN’ esculpidas en las pilas centrales, que corresponden a Isabel II y Napoleón III, soberanos de España y Francia. En un principio, los trenes del sur se dirigen hasta Hendaya y los del norte hasta Irun. En virtud del convenio entre empresas ferroviarias, los convoyes de viajeros llegan hasta el otro país y regresan de vacío al suyo. Es de doble vía: una de 1.435 milímetros de ancho y otra de 1.668.

Pocos acontecimientos son de más trascendental importancia para el porvenir de España que la inauguración del Ferrocarril del Norte. Con el tiempo, la línea pasó a ser la más extensa del país, ampliada continuamente por la absorción y adquisiciones de otras compañías, siguiendo la política francesa de establecer grandes redes.

El valor de franqueo de este timbre es de 0,76 céntimos de euro, que equivale a la tarifa de la carta estándar a cualquier punto de Europa mediante la red postal, y se puede adquirir en la mayoría de oficinas y en el Servicio Filatélico de Correos.