Archivo de la etiqueta: megafonía

Muere el hombre que puso la ‘voz en off’ al “Mind the gap” del Metro de Londres

voz-off-metro-londres-phil

El expresentador de la BBC Phil Sayer, el hombre que puso la ‘voz en off’ del Metro de Londres para que sus pasajeros no introdujeran el pie en el hueco del andén al bajar del coche, ha fallecido de cáncer a los 62 años de edad. Sayer era la persona que pronunciaba la frase “Mind the gap” (Cuidado con el hueco, en español) que suena en el suburbano londinense y en otros transportes públicos ferroviarios antes de que se abran las puertas de los vehículos, para evitar caídas de pasajeros despistados.

Sayer ha fallecido este jueves víctima de un cáncer. En los años 80 presentó un programa diario en la cadena BBC GMR, ahora Radio Manchester, y también participó en el informativo regional. Junto a su mujer, Elinor Hamilton, creó una compañía como expertos de voz en off.

En su página de Facebook, la empresa de Sayer y su mujer, SayerHamilton Voices, ha confirmado su fallecimiento. “Phil Sayer, voz de la razón, la radio y los ferrocarriles. Muy querido marido, padre, abuelo, hermano, tío y amigo. Lamentamos anunciar que este servicio termina aquí”, ha explicado.

Con el tiempo, ‘Mind the gap, please’ se ha convertido en un símbolo del transporte de Londres y en un elemento turístico más de la ciudad, y se ha extendido a los servicios de transporte suburbano de otras ciudades como Toronto, Hong Kong, Seattle o Nueva York.

La mítica frase fue acuñada sobre 1968 para dar un aviso por megafonía ante la ineficacia de las advertencias de conductores y personal de las estaciones a los pasajeros. Como la memoria digital era costosa, Metro de Londres tuvo que elegir una frase corta y concisa, que además pudiese escribirse en las paredes y el suelo de los andenes. El equipo de sonido fue suministrado por AEG Telefunken. El ingeniero de sonido Peter Lodge, junto con un ingeniero escocés de Telefunken, registró las frases “mind the gap” y “stand clear of the doors please”. Además de Phil Sayer, también se puede escuchar en algunas paradas del metro la voz de Oswald Laurence, la artista Emma Clarke o la de Tim Bentinck.

Ni móvil, ni charlas prolongadas, ni menores en ‘los trenes del silencio’ que Renfe ‘estrena’ el lunes

vista-interior-coches-renfe-s112

Los trenes del silencio. ¿Rizando el rizo? Una cosa es el sosiego y otra esta cruzada contra los sonidos. A este paso junto a los billetes nos piden, como a los monjes trapenses, el voto de silencio. Renfe lanza este lunes su nuevo servicio de AVE silencioso en la línea Madrid-Sevilla. Los primeros trenes con este tipo de coches en los que no podrán viajar menores de 14 años ni se podrá hablar por teléfono móvil aparecen el 7 de julio. Los ‘coches del silencio’ contarán con iluminación tenue, no dispondrán de megafonía, y los pasajeros deberán hablar en un tono bajo y “no establecer conversaciones duraderas“. Vamos más reservas que en la misa dominical.

Los billetes para viajar en silencio ya se pueden adquirir a través de la web de Renfe, en la ‘app’ Renfe Ticket y en agencias de viajes, al mismo precio que una plaza tradicional en clase turista. Estarán identificados con el símbolo de un altavoz tachado y su compra implica que el viajero se compromete a respetar el descanso del resto de pasajeros del coche.

A partir del próximo domingo, 13 de julio, se extenderá a los trenes del AVE a Barcelona, del AVE a Alicante y del AVE a Málaga. Con el AVE silencioso, Renfe pretende ofrecer una nueva forma de viajar, que asegura es cada vez más demandada por viajeros que buscan aprovechar el tiempo de sus trayectos en tren para descansar o trabajar.

La iniciativa se enmarca en la nueva estrategia comercial que el operador ferroviario público está desplegando en sus servicios de AVE y Larga Distancia con el fin de atraer más viajeros al tren, por la que el pasado año bajó un 11% el precio de todos los billetes y además articuló una serie de promociones y descuentos.

El ‘coche silencioso’ no permitirá viajar a menores de 14 años, que se suponen ruidosos ya de por sí, y tampoco se comercializarán billetes de las distintas tarifas habilitadas para viajar en grupo, ni para transportar mascotas. En estos coches no se podrán mantener conversaciones por teléfono móvil y habrá que usar auriculares para escuchar dispositivos de audio o video “siempre a un volumen que no moleste al resto del pasaje”.

El ‘coche en silencio’ sólo emitirá los mensajes por megafonía “imprescindibles por razones de servicio” y “siempre que sea posible” tendrá una intensidad de iluminación rebajada. Los pasajeros “deberán respetar el silencio”, por lo que deberán “hablar en un tono bajo y no establecer conversaciones duraderas”. Además, estos coches no tendrán servicio de ‘bar móvil’ ni de restauración en la plaza. Vamos que en la Iglesia habrá mucha menos tranqulidad.

El ‘Tube’ de Londres recupera la voz original del actor Laurence Oswald para su aviso ‘Mind the gap’

Mind-The-Gap-Bank

‘Mind the gap, please’ (cuidado con el hueco, por favor). La voz metálica acompaña la llegada de las unidades del metro de Londres y advierte a los distraidos viajeros del potencial peligro de subir al tren. La sintonía es ahora un mensaje frío y distante, lejos de la grabación original que se hizo famosa en los años 60. Con el tiempo se ha convertido en un símbolo del transporte de Londres y en un elemento turístico más de la ciudad, y se ha extendido a los servicios de transporte suburbano de otras ciudades como Toronto, Hong Kong, Seattle o Nueva York.

El famoso ‘The Tube’ se ha transformado y modernizado en los últimos años, rompiendo con muchos de sus estereotipos acumulados a lo largo de su siglo y medio de vida. Si alguien de aquella época de mitad de siglo XIX regresara a la actualidad, apenas reconocería el transporte que revolucionó los usos y costumbres de la sociedad londineses, primero, y mundial, después. Sólo el logo del ‘underground’ parece inmutable al paso del tiempo.

Pero ahora, precisamente en el año que se cumple el siglo y medio, el metro de Londres recupera otro de sus ‘viejos’ y entrañables distintivos. Los responsables del metropolitano han accedido a ‘resucitar’ a Laurence Oswald después de conocer la enternecedora historia de su viuda. La señora Oswald solía acercarse a las estaciones del metro únicamente para escuchar la voz de su marido después de que este falleciera, a los 80 años, en julio de 2001. Originalmente, desde 1969, la voz del actor Laurence Oswald advertía los usuarios del metro que tuvieran cuidado de no meter alguno de los pies en el hueco que separa el coche del andén. Sin embargo, el progreso y la inserción de sistemas telemáticos acabaron por silenciar la voz del popular intérprete. La estación de Embankment, en la línea Northern Line, fue el último lugar en el que se escuchó el eco de su acento ‘british’, según relata ‘The Telegraph’.

“La viuda de Oswald Laurence se puso en contacto con el TfL [Transport of London] para ver si podía obtener una copia del ‘Mind the gap’ que su marido grabó hace más de 40 años”, explicó un portavoz. “Nos conmovió mucho su historia, por lo que el personal localizó el registro y no sólo realizaron una copia del anuncio en un CD para que ella pudiera tenerla, sino que están trabajando para poder recuperarlo en la estación de Embankment”, aseguró.

La mítica frase fue acuñada sobre 1968 para dar un aviso por megafonía ante la ineficacia de las advertencias de conductores y personal de las estaciones a los pasajeros. Como la memoria digital era costosa, Metro de Londres tuvo que elegir una frase corta y concisa, que además pudiese escribirse en las paredes y el suelo de los andenes. El equipo de sonido fue suministrado por AEG Telefunken. El ingeniero de sonido Peter Lodge, junto con un ingeniero escocés de Telefunken, registró las frases “mind the gap” y “stand clear of the doors please”. Además de Oswald Laurence. También se puede escuchar en algunas paradas del metro la voz de la artista Emma Clarke o la de Tim Bentinck. Pero en la mayor parte de las estaciones suena la sintonía distante y fría.