Ni móvil, ni charlas prolongadas, ni menores en ‘los trenes del silencio’ que Renfe ‘estrena’ el lunes


vista-interior-coches-renfe-s112

Los trenes del silencio. ¿Rizando el rizo? Una cosa es el sosiego y otra esta cruzada contra los sonidos. A este paso junto a los billetes nos piden, como a los monjes trapenses, el voto de silencio. Renfe lanza este lunes su nuevo servicio de AVE silencioso en la línea Madrid-Sevilla. Los primeros trenes con este tipo de coches en los que no podrán viajar menores de 14 años ni se podrá hablar por teléfono móvil aparecen el 7 de julio. Los ‘coches del silencio’ contarán con iluminación tenue, no dispondrán de megafonía, y los pasajeros deberán hablar en un tono bajo y “no establecer conversaciones duraderas“. Vamos más reservas que en la misa dominical.

Los billetes para viajar en silencio ya se pueden adquirir a través de la web de Renfe, en la ‘app’ Renfe Ticket y en agencias de viajes, al mismo precio que una plaza tradicional en clase turista. Estarán identificados con el símbolo de un altavoz tachado y su compra implica que el viajero se compromete a respetar el descanso del resto de pasajeros del coche.

A partir del próximo domingo, 13 de julio, se extenderá a los trenes del AVE a Barcelona, del AVE a Alicante y del AVE a Málaga. Con el AVE silencioso, Renfe pretende ofrecer una nueva forma de viajar, que asegura es cada vez más demandada por viajeros que buscan aprovechar el tiempo de sus trayectos en tren para descansar o trabajar.

La iniciativa se enmarca en la nueva estrategia comercial que el operador ferroviario público está desplegando en sus servicios de AVE y Larga Distancia con el fin de atraer más viajeros al tren, por la que el pasado año bajó un 11% el precio de todos los billetes y además articuló una serie de promociones y descuentos.

El ‘coche silencioso’ no permitirá viajar a menores de 14 años, que se suponen ruidosos ya de por sí, y tampoco se comercializarán billetes de las distintas tarifas habilitadas para viajar en grupo, ni para transportar mascotas. En estos coches no se podrán mantener conversaciones por teléfono móvil y habrá que usar auriculares para escuchar dispositivos de audio o video “siempre a un volumen que no moleste al resto del pasaje”.

El ‘coche en silencio’ sólo emitirá los mensajes por megafonía “imprescindibles por razones de servicio” y “siempre que sea posible” tendrá una intensidad de iluminación rebajada. Los pasajeros “deberán respetar el silencio”, por lo que deberán “hablar en un tono bajo y no establecer conversaciones duraderas”. Además, estos coches no tendrán servicio de ‘bar móvil’ ni de restauración en la plaza. Vamos que en la Iglesia habrá mucha menos tranqulidad.

Anuncios

10 Respuestas a “Ni móvil, ni charlas prolongadas, ni menores en ‘los trenes del silencio’ que Renfe ‘estrena’ el lunes

  1. Me parece que rizar el rizo es la crítica que haces. Los coches silenciosos llevan existiendo en Europa años. Suecia, Noruega Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos… En todos hay demanda suficiente como para que se agoten las plazas de éstos las primeras. Y la crítica es que parecerá un convento? No lo entiendo.

  2. Ya pero eso de no poder hablar y no dejar acceso a los menores, como qu no a mucho con nosotros

  3. Disculpe, pero no estoy de acuerdo con su valoración. No es cuestión de comportarse como un cartujo, sino de viajar con un mínimo de educación y respeto a los demás. Y no exagero, cualquier usuario de los transportes públicos españoles sabe lo que es tener que soportar todo tipo de conversaciones ajenas, ruidos y molestias por parte de quienes a los que eso de respetar a los demás no parece ir con ellos… cosa que no ocurre en otros países de nuestro entorno con una mayor conciencia cívica. Lo triste es tener que imponer algo que debería caer por su propio peso si la gente fuera educada… pero por desgracia, no lo es.

  4. Se me olvidaba, señor Iturralde. No es cuestión de no hablar, sino de hablar sin molestar a los demás, algo perfectamente factible. O de no estar pegado al móvil durante todo el viaje pegando gritos, la mayor parte de las veces con conversaciones completamente banales. Y en cuanto a los niños, pues lo mismo: dentro de que no se pueda evitar que un niño pequeño se ponga a llorar, yo estoy harto de soportar a alevines de gamberros que en cualquier sitio público se ponen a dar la lata a diestro y siniestro ante la beatífica inhibición de sus padres. Insisto, es cuestión de educación, algo por desgracia cada vez más infrecuente en nuestro país.

  5. Pero eso no se arregla con un par de coches. Cierto que hay conductas incívicas, pero quizá sea mejor establecer pautas punitivas y echar a los que no respeten las reglas. Lo otro son ganas de marear la perdiz de cara a la galería. La discrepancia es sana.

  6. ¿Y acaso hablar dando gritos en conversaciones totalmente prescindibles no es imponer? ¿Tampoco es imponer olvidarse de que nuestros niños molestan a otros pasajeros y seguir a lo nuestro? Yo hago muchos miles de kilómetros de viajes en tren todos los años, y me encomiendo a los dioses cada vez que subo. ¿Por qué tienen que aguantar todos los pasajeros la ausencia de educación de unos cuantos? Totalmente a favor de la medida. Los que nos preocupamos de no molestar a los demás tenemos derechos también.

  7. Yo digo lo mismo que decía cuando surgió la polémica con la prohibición de fumar en los bares: para mí el problema principal no era el humo, sino la falta de educación de muchos fumadores. Y aquí pasa tres cuartas de lo mismo. Es muy triste que haya que tomar medidas coercitivas cuando bastaría con un poco de sentido cívico para solucionarlo, pero por desgracia hay muchísima gente que no es consciente, o si lo es le trae sin cuidado, de que hay que procurar no molestar a los demás. Yo personalmente no suelo viajar demasiado en trenes de largo recorrido, pero sí utilizo todos los días los cercanías… y bueno, mejor no hablar.

    En cuanto a que poner dos trenes “silenciosos” no arregla las cosas… pues habrá que ver cómo reacciona la gente y el resultado, yo lo veo como un ensayo que si cuaja podrá servir para ir más lejos. En un principio se prohibió fumar en algunos vagones de tren, hasta que finalmente se prohibió en todos. Y si conseguimos que la gente se conciencie de que se puede viajar sin molestar demasiado a los otros viajeros y sin tener que ir en plan cartujo, simplemente aplicando un poco de sentido común, bienvenido sea.

  8. Puede parecer que son medidas un tanto radicales. Pero yo siempre recordaré un Madrid-Tarragona con una familia de maleducados que iban de visita a Port Aventura, y de verdad, justifico la existencia de este tipo de tren silencioso. Francamente, es insoportable viajar con familias enteras de maleducados, o con los del telefonito a tope. Y tengo hijos y móviles, pero creo que sé utilizar y educar…

  9. Miren que los europeos son ejemplos de muchas cosas, pero esto es ridiculo… Trenes del silencio… Una ridiculez

  10. Lo sería de no darse la circunstancia de que los españoles, o por decirlo con mayor precisión, un porcentaje considerable de la población española es desagradablemente ruidosa, sin importarles lo más mínimo que puedan estar molestando al vecino. Se da en el AVE, se da en los cercanías, se da en los autobuses, se da en el metro, se da en la calle… y ciertamente hay veces, demasiadas para mi gusto, en las que se acaba poniendo a prueba tu paciencia.
    Y esto, se mire como se mire, no pasa en otros países europeos, donde la gente es más respetuosa con los demás, y donde una medida como ésta resultaría sorprendente e insólita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s