Archivo diario: julio 2, 2014

La comisión hispano-francesa ve “factible” la apertura de la línea de Canfranc en 2020

canfranc3-647x429

¿Realidad o cantos de sirena? ¿Un futurible o mero deseo? 2020 es ahora la fecha totémica. Porque Aragón cree “factible” que se abra la línea férrea que enlaza España y Francia por el Canfranc (Huesca), que se encuentra cerrada desde hace 50 años. Claro está que esa ‘impresión’ sólo se hará real si Francia declara de utilidad pública el tramo de su zona que conecta con la estación internacional, lo que se calcula que puede producirse en 2017.

La comisión hispano-francesa creen que la apertura del Canfranc es posible. La reunión del Grupo de Trabajo sobre la Reapertura del Ferrocarril del Canfranc, que integran los gobiernos de España y Francia y los de Aragón y Aquitania ha conseguido un clima favorable. Las obras del tramo entre Olorón y Bedous, una vez resueltos sus problemas administrativos, van a comenzar muy pronto, en septiembre u octubre y tienen un plazo de finalización aproximado de marzo de 2016.

La representación francesa ha hecho hincapié en la necesidad de actualizar los estudios hechos hasta ahora, en los ámbitos técnico, medioambiental y económico, y en “aclarar algunas lagunas”, mientras que la parte española ha reiterado su compromiso con la reapertura de la línea y las obras previstas. Esta situación abre una puerta a la esperanza.

Así lo cree, al menos el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes de Aragón. Rafael Fernández de Alarcón explica que han analizado los estudios realizados por encargo de las autoridades francesas, según los cuales el tráfico de mercancías en la línea alcanzarían el millón y medio de toneladas y el número de viajeros sería oscilante pero suficiente para cuatro viajes directos entre las ciudades de Pau y Zaragoza y alguno más local. Reconoce que los plazos están ajustados ya que las obras, una vez se tenga la declaración de utilidad publica, durarán unos tres años, pero insiste “Mi criterio es que es factible que en 2020 la línea llegue a Canfranc desde ambos lados del Pirineo”.

Bernard Uthurry, vicepresidente de la región de Aquitania y alcalde de Olorón, uno de los integrantes de la delegación francesa, que apoya la reapertura de la línea, ha dicho que el proyecto tiene tres grandes retos: uno técnico, otro histórico y el medioambiental, pero que “donde hay una voluntad hay un camino también”.

Emmanuelle Baudoin, directora regional del Medioambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, que ha liderado la delegación francesa, ha explicado que se ha tratado la situación “en la que nos encontramos” y se han evaluado los avances que se han producido últimamente.

Para Manuel Niño, representante del Ministerio de Fomento, el objeto de este encuentro, fruto de un mandato de la última cumbre bilateral celebrada entre ambos países en 2013, era hacer un repaso de todas las actuaciones en curso en ambos territorios. Niño ha avanzado que en los próximos meses o semanas se licitarán las primeras obras que recoge el convenio firmado el pasado año entre Fomento y el Gobierno aragonés.