Archivo de la etiqueta: Generalitat

La Generalitat confía en el BEI para la L9

El Govern prevé que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) apruebe en septiembre un préstamo de 750 millones de euros que la Generalitat ha solicitado para ejecutar el tramo central de la L9, el que conecta La Sagrera con Zona Universitària y que une los ramales, dando sentido al conjunto de la línea. Este préstamo se enmarca en una línea del BEI para financiar proyectos de lucha contra el cambio climático, según explica Josep Rull, conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

El importe necesario para finalizar el tramo central y para que la L10 llegue al Polígono Pratenc asciende a un total de 1.150 millones de euros: “Iríamos desplegando la actuación de forma gradual. El nivel máximo de producción sería de 200 millones de euros cada año, lo que permitiría acabar el túnel e ir poniendo gradualmente en funcionamiento diversas estaciones”, asegura el conseller. “El BEI está valorando la propuesta y nos gustaría creer que después del verano, en septiembre, queremos ser prudentes, el consejo de administración dará el visto bueno para poder obtener estos recursos, que son los que nos facilitarían acabar definitivamente el túnel central y reconectar los dos ramales que quedan aislados”, indica Rull.

“El BEI permite hacer frente a la parte más importante, y los flecos los asumiríamos nosotros”, precisa el conseller, aunque apunta que si el préstamo no se aprueba se continuará trabajando con las entidades financieras, constructoras y fondos de inversión para obtener recursos a cambio de alargar las concesiones. El objetivo es que los 450 millones de euros que la Generalitat debe pagar anualmente en concepto de concesiones y créditos -lo debe hacer hasta el año 2042- se puedan destinar a obra efectiva del tramo central.

La Generalitat ya cerró el año pasado con el gobierno municipal de Ada Colau un acuerdo por el que el consistorio compró inmuebles del Govern por 40 millones para que éstos se destinen a la L10 Sur de Metro con el fin de abrir en verano de 2018 las nuevas estaciones de Foneria y Foc Cisell, en los barrios de la Marina y con un coste conjunto de 45 millones, tras unas obras que se desarrollarán a lo largo de este año. El Govern también anunció en mayo que L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) tendrá dos nuevas estaciones en 2019 después de que la Generalitat habilitara una partida de 37 millones de euros para poner en servicio las estaciones de la L10 Sur de Provençana, que se pondrá en servicio en febrero de 2019, e Ildefons Cerdà, que lo hará en octubre de 2019.

La Línea 9 del metro de Barcelona es una línea automática de ferrocarril metropolitano subterráneo que actualmente tiene 24 estaciones en funcionamiento: 9 en el tramo Norte, de 11,1 kilómetros en un ramal en Santa Coloma de Gramenet y el norte de Barcelona; y 15 en el tramo Sur, que recorre los distritos meridionales de la Ciudad Condal, además de Hospitalet de Llobregat y el Prat de Llobregat. La parte central del recorrido es compartida con la línea 10. El servicio es operado por Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y a lo largo de la línea habrá tres servicios: L9, L10 y L2. En total tendrá 52 estaciones, 20 de las cuales enlazarán con otros medios de transporte. En algunos puntos llegará a los 90 metros de profundidad para evitar el resto de líneas y salvar la compleja geología de la llanura de Barcelona.

Desde que el joven conseller en cap Artur Mas subido encima de una tuneladora dio el pistoletazo de salida a las obras de la L9 han pasado 15 años. El 22 de junio de 2002 Badalona es el escenario elegido para colocar la primera piedra de esta obra faraónica. Según las primeras previsiones, el ferrocarril soterrado de casi 50 kilómetros de extensión costaría 2.000 millones de euros y estaría en marcha en el 2007. Hoy, con una inversión total de más de 16.000 millones de euros, todavía quedan 4 kilómetros para perforar -entre las futuras estaciones de Manuel Girona y Lesseps- y 16 para poner en servicio, entre los cuales se encuentran los de la L10 Sur y el tramo con más demanda, el que une Zona Universitaria con la Sagrera.

Anuncios

El Govern traslada a Fomento su “escepticismo” sobre Rodalies e insiste en su traspaso íntegro

rull-serna-acuerdos-rodalies

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha trasladado este miércoles al conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, que cumplirá el nuevo plan de Rodalies en que está trabajando ya el Gobierno central: “No me comeré mis palabras dentro de cinco meses”. El titular de Fomento mantuvo un encuentro con Rull y con la consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs.

Josep Rull, que ha calificado el encuentro de cordial, ha manifestado su alto nivel de “escepticismo” ante el nuevo plan de Rodalies y ha insistido en la necesidad de ejecutar un traspaso íntegro: infraestructuras, trenes, vías y catenarias. El ministro ha dicho compartir con Rull el diagnóstico de Rodalies en cuanto a saturación de líneas, la tensión en la gestión y las posibilidades de mejora, si bien las discrepancias continúan en un baile de cifras: mientras el conseller asegura que solo se ha cumplido un 14% del plan de Rodalies 2008-2015 de 4.000 millones y un 5% del plan de 306 millones para medidas urgentes, De la Serna indica que se han invertido 760 millones entre 2012 y 2016.

“Más allá del encaje de cifras, nos interesa trabajar por los servicios y el futuro de los catalanes y de forma compartida con la Generalitat“, asegura el ministro, quien indica que el Gobierno ya está trabajando en un nuevo plan de Rodalies actualizado, del que no ha detallado inversiones ni prioridades contempladas, que quiere consensuar con Cataluña. El conseller indica que el Govern está dispuesto al diálogo, pero reclama hechos: “La mejor manera de cumplimiento y el mejor mecanismo de confianza es el traspaso íntegro de Rodalies”.

Preguntado por si el nuevo plan de Rodalies acordado con la Generalitat será vinculante, De la Serna afirma que será del todo vinculante y que no se centrará únicamente en la infraestructura, sino también en el material rodante y la calidad del servicio al usuario. Hace unos meses Adif contestó al requerimiento que la Generalitat le envió en junio como paso previo al contencioso administrativo por la desinversión en Rodalies alegando que los acuerdos alcanzados con el Ministerio de Fomento no le vinculaban administrativamente a acometer las inversiones pactadas: “Lo que decimos lo vamos a cumplir. Este ministro no a venir dentro de cinco meses a comerse sus palabras de hoy”.

De la Serna también destaca el compromiso del Gobierno con el Corredor Mediterráneo, una infraestructura que considera estratégica para el país, y avanza que el Gobierno está trabajando en resolver las incidencias técnicas que están retrasando su puesta en marcha y anuncia que en primavera de 2018 se iniciará la circulación de trenes en pruebas en el tramo Tarragona-Vandellòs, lo que permitirá reducir en 35 minutos el tiempo de viaje entre Barcelona y Valencia.

En torno al Corredor Mediterráneo, un punto de encuentro ha sido la voluntad del Gobierno de designar un coordinador técnico, una de las principales reivindicaciones de Cataluña, y De la Serna afirma que ya tiene un nombre pensado, si bien no ha querido desvelarlo. Por su parte, Rull asegura que pondrá sobre la mesa diversos nombres, ya que, añade, una figura consensuada otorgará más eficiencia a este eje y su desarrollo.

Cataluña lleva a Adif a los tribunales

rodalies_tren_malgrat_de_mar_renfe_class_447

Tras meses de advertencias, los gobernantes catalanes llevan a Adif ante los tribunales. La Generalitat de Cataluña ha presentado este viernes una demanda contra Adif ante la Audiencia Nacional por el incumplimiento del plan de inversión en Rodalies de 306 millones de euros, al considerar agotada “la vía política”. Curiosamente, el Ejecutivo catalán salva a Renfe y Fomento de sus cuitas judiciales. Desde Cataluña se afirma que en los últimos cuatro años Rodalies ha sufrido 1.500 incidentes.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, indica que con esta demanda, por la vía contencioso- administrativa, no se busca defender los intereses de la Generalitat, sino los de los usuarios de la red de Rodalies y Regionales. “Si la infraestructura está en buenas condiciones, los servicios son solventes”, asegura Rull, que ha puesto como ejemplo a los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC). “Pactamos (con el Ministerio de Fomento) de buena fe la inversión de 306 millones para garantizar la fiabilidad de la red ferroviaria y se ha incumplido de forma manifiesta”, explica Rull, que ha indicado que entre 2014 y 2016 solo se ha ejecutado el 4,2% de la inversión.

El conseller, que ha comparecido junto al secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, insiste en que la denuncia la presentan contra Adif porque “está fuera de control”, mientras que con el Ministerio de Fomento y Renfe tienen diálogo y una relación “más fluida”. Recuerda, además, que la Generalitat carece de capacidad para exigir a Adif que ejecute las inversiones pactadas ni puede sancionar al gestor si las incumple, por lo que al agotar la vía administrativa y política, tiene “la obligación de pedir amparo a la Justicia” para que Adif cumpla sus compromisos.

Rull detalla que el pacto de inversión con el Ministerio de Fomento tenía el objetivo “garantizar la fiabilidad del sistema, que los trenes no queden encallados y que los horarios se cumplan”, después de que Rodalies haya sufrido más de 1.500 incidencias en cuatro años. Según el conseller, con este plan se hizo un “ejercicio de pragmatismo, de responsabilidad y negociación política seria” entre Generalitat, Renfe y Adif para identificar qué puntos de esta red ferroviaria necesitaban una inversión urgente.

El conseller asegura que es posible tener un sistema de transporte público ferroviario fiable en Catalunya, como ocurre con los FGC porque la Generalitat “tiene el control de las vías, trenes y estaciones y se ha hecho mucha inversión en infraestructuras, y si la infraestructura está en buenas condiciones, los trenes no se paran”.

Cataluña reclama a Fomento la transferencia de la gestión de la red de Cercanías

trenes-logo-rodalies-catalunya

La Generalitat aspira a gestionar las infraestructuras ferroviarias además del operador de la red. El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat Catalunya, Josep Rull, reclama ante el Ministerio de Fomento “la transferencia de la gestión” de la red de Rodalies de la Comunidad Autónoma que en la actualidad gestiona Adif y porpone “un cambio radical de funcionamiento” de esta infraestructura. “Hemos planteado de acuerdo con la ley ferroviaria y con el Estatuto pedir la transferencia de la gestión de la infraestructura”, señala Rull tras mantener una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante casi dos horas.

Según sostiene Rull, si el Gobierno catalán tiene la capacidad de gestionar los trenes y las vías estará “en mejores condiciones de proveer un servicio mejor”. El conseller explica que los niveles de puntualidad en Rodalies no son “los adecuados” ya que “no es aceptable que en media distancia” dichos niveles sean del 58%. “Como Gobierno no nos vamos a resignar”, asegura y hace hincapié en la iniciativa que este vienes ha puesto encima de la mesa en Fomento.

Rull anuncia que la próxima semana se celebrará una reunión entre la Generalitat y Renfe para ver qué decisiones se toman “con carácter inmediato” para “revertir la situación” actual de la red de cercanías especialmente en media distancia antes los “inaceptables” retrasos.

La ministra Ana Pastor pone de manifiesto todas las inversiones en la red de Rodalies realizadas por el Estado. La titular de Fomento discrepa sobre las inversiones que se han invertido en las obras de Rodalies y defiende ya se han ejecutado “247 millones de euros”.

Rull explica que Pastor ha recibido la petición de transferencia “con mucha educación” y que el encuentro ha sido “positivo”. Pero cree que las actuaciones de la Administración Central en Cataluña “se tienen que traducir en hechos concretos“.

El conseller incide en que en una “reunión técnica” se compararán los parámetros de ejecución, también de otras infraestructuras como la autovía B-40, la N-340 y la N-240, para que de este modo se sepa cómo “se está invirtiendo” y evaluar los plazos fijados para la finalización. “Somos los primeros interesados en que haya un mayor nivel de cumplimiento de las inversiones”, destaca Rull. Y subraya que no es lo mismo lo que se dice que se hace que “constatar que se está haciendo”.

La primera autopista ferroviaria española será construida en el antiguo cauce del río Llobregat

Terminal-de-TCB-puerto-de-Barcelona

Logística ferroviaria europea. La Generalitat de Cataluña y el Port de Barcelona impulsan la primera autopista ferroviaria de España, un servicio de transporte combinado que integra el ferrocarril y el transporte de carretera y que requerirá una inversión público-privada de 33 millones de euros. El presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra, asegura que este acuerdo es “estratégico” porque impulsará la internacionalización de las empresas de logística catalanas y españolas y, además, explica que esta actuación hará crecer el atractivo del Port como ‘hub’ europeo.

El director General de Infraestructuras, Xavier Flores, afirma que esta iniciativa “promueve un servicio combinado entre el ferrocarril y la carretera, donde los camiones embarcan directamente en el tren, para ser luego descargados en la terminal ferroviaria final y proseguir la última parte del recorrido por carretera.”

La nueva terminal ferroviaria, que requiere la implementación de los nuevos accesos ferroviarios proyectados hace ya dos años, será construida en el antiguo cauce del río Llobregat, en la pastilla oeste. El Conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, lamenta que se esté llegando al fin de la legislatura sin haber solucionado este problema “primordial” para el crecimiento de la competitividad de las empresas catalanas y españolas.

El propio Vila indica que este proyecto incrementa la disponibilidad de servicios ferroviarios internacionales con origen y destino en Cataluña, así como mejora su competitividad y conlleva beneficios medioambientales, ya que con este servicio se descongestionarán la carretera N-II y la autopista AP-7. Este proyecto, que está en fase primeriza, tiene como primeros objetivos conectar Barcelona con Aulney (París) el 2019 y con Alemania en 2020.

La empresa de logística ferroviaria ViiA ya ha expresado su compromiso para operar los distintos servicios y anuncia que invertirá 120 millones de euros en material rodante propio para poner en marcha estas dos primeras líneas.

Además, el presidente de la compañía francesa, Thierry Le Guilloux, explica que este proyecto representa una “gran oportunidad” tanto “para Cataluña, como para la zona de Europa Central e incluso el Norte de África,” que tendrá la oportunidad de hacer llegar sus mercancías “con una mayor eficiencia.”

El conseller recuerda que actualmente, “sólo un 2% de las mercancías que atraviesan los Pirineos hacia Europa lo hace mediante ferrocarril ” y subraya que esta nueva autopista ferroviaria “podría captar el 10% del tráfico pesado que viaja hacia París y hasta un 13% del que lo hace hacia Alemania.”

Otro fiasco en el control de tráfico de Rodalies provoca un nuevo choque entre Cataluña y Fomento

colapso-trenes-barcelona

Urge una solución. ¿Pero cuál? Un nuevo fiasco en el control de tráfico de trenes de Rodalíes -el segundo en mes y medio– acaba casi en trifulca entre la Generalitat y el Ministerio de Fomento, que se tiran los trastos y la cabeza y se culpan mutuamente del incidente. Unos 200 trenes se han visto afectados (un AVE parado además dos horas en un túnel) por un fallo en el sistema informático que organiza el tráfico ferroviario en Barcelona. Unos 80.000 viajeros habituales quedaron tirados a su suerte. El Síndic de Greuges (el defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó, ha abierto una investigación de oficio sobre la avería.

La avería en el centro de control de tráfico ferroviario se produjo sobre las 6.26 horas, aunque fue total a las 6.46 horas. Desde ese momento quedó parada la circulación de todas las líneas de trenes de Rodalies y Regionales de Cataluña. Sobre las 8 de la mañana, los retrasos acumulados sumaban ya más de 45 minutos. La normalidad se recuperó a las 14.00 horas. El incidente ferroviario provocó además el colapso en las carreteras de acceso a la Ciudad Condal. Solo las líneas del AVE se salvaron del colapso.

Algunos de los pasajeros afectados por la avería, despotrican contra los servicios de Rodalies. “Es una vergüenza” y “ya estamos acostumbrados porque nunca llegan puntuales”. El director de Cercanías de Cataluña de Renfe, Félix Martín, pide disculpas a los pasajeros “porque el servicio no ha estado a la altura“. Martín reclama a Adif que este tipo de averías “se aminoren”.

El tono de la Administración catalana es duro. Creen que es un “colapso intolerable“. Y el incidente irrumpe en la campaña electoral. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, reclama soluciones “urgentes” a la ministra de Fomento. Eel primer secretario del PSC, Miquel Iceta, critica que no se hayan realizado las inversiones prometidas. La alcaldable de BComú, Ada Colau, afea a Trias no haber usado “la capacidad negociadora y de presión” que tiene con el Estado. “Renfe y Adif nos han recordado el coste de pertenecer al Estado español”, asegura el candidato de ERC. Y desde el PP se defiende la gestión del Ejecutivo de Rajoy.

¿Y las instituciones? El nuevo fiasco levanta ampollas en la relación catalana con el Estado. El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, y el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, se reuniron tras el incidente. Pero contaron sus impresiones por separado para escenificar mejor sus diferencias. Adif explica que es un problema del sofware informático del centro de control. Schneider Electric (proveedor del servicio) ha sido “incapaz” de poner el sistema en funcionamiento; han fallado dos de los tres sistemas redundantes, y gracias al tercero se ha podido reanudar el servicio.

“Si han incumplido sus obligaciones aplicaremos el contrato, y si éste prevé sanciones, tendremos que sancionarles y cambiar de empresa”, se justifica Ferre, que pideo disculpas a los ciudadanos por el “disgusto” de este jueves. “Para nosotros es irrelevante. No nos importan los proveedores, sino si la Administración se coge seriamente su papel de regulador. Hay una dejadez que nos perjudica a diario”, exclama Vila. Pero aprovecha la situación y se pone reivindicativo. “Al lado de la incidencia hay muchas otras que tienen que ver con la falta de inversión en una red crónicamente abandonada. Ha habido demasiados años de dejadez. Queremos la garantía absoluta de Fomento y Adif de que no volverá a pasar más, y de no ser así exigiremos el traspaso completo”.

La discusión ya harta a los usuarios, los paganos en este asunto. Rodalies acumula tres incidencias de impacto en poco más de un mes; y en mes y medio el control de tráfico ha fallado estrepitosamente dos veces. “Nadie nos ha dicho que (los trenes) no circulaban”, se quejaban algunos usuarios. “Pago 100 euros al mes y siempre llego tarde al trabado”, decía otra pasajera muy cabreada. Incluso había turistas que pendían de un hilo para poder llegar a tiempo al aeropuerto. “Debemos coger un avión y estamos aquí sin trenes”, se quejaban.

Renfe se justifica. “Hemos forzado hoy al máximo los servicios de información para que todos los usuarios conocieran rápidamente el alcance de la incidencia. Se les ha recomendado que usaran otro tipo de transporte para llegar a sus destinos, dada la gravedad de la avería“. Numerosos usuarios de los trenes de Cercanías y Media Distancia reclaman la devolución del coste de los billetes, y tienen 24 horas para hacerlo por internet.

El Síndic de Greuges (el defensor del pueblo catalán), Rafael Ribó, ha abierto una investigación de oficio sobre la avería y ha cuestionado que no haya funcionado el doble mecanismo de seguridad en el centro de control de Adif. Ribó solicita información a Adif para saber “qué medidas tomará para prevenir errores como este” y para que le explique “las causas de la incidencia, las medidas adoptadas y las soluciones para evitar que se repitan situaciones similares”. También ha pedido información a Territori. ¡Hasta la próxima incidencia!

Cataluña busca soluciones al robo de cobre en las vías, alarmada ante el incremento de casos

cable-cobre-comunicaciones-red-ferroviaria

Alarma en el ferrocarril catalán. Los continuos robos de cable, para obtener el cobre de su interior, han puesto en una situación límite a los servicios que presta en la comunidad Rodalies y Regionals. Adif ve con impotencia cómo se repiten estos casos de hurto que en lo que va de año han aumentado un 30%. La Generalitat quiere atajar el problema y establecer con el administrador de infraestructuras un protocolo de seguridad.

El problema es evidente. Ante la imposibilidad de controlar los cientos de kilómetros de la red catalana, los ladrones se crecen y se hacen cada vez más osados.El último incidente se produjo el martes. En dos puntos diferentes de la red, se llevó (o inutilizó) un total de 340 metros de cable. Las fórmulas disuasorias -la última el hormigonado de las canalizaciones por donde van los cables- tampoco parecen disuadir a los ladrones; y además resultan caras. Cámaras y patrullas de seguridad tampoco les espantan. En pocos minutos han conseguido su objetico. Y con la sutracción de cable se acaban bloqueando los sistemas de seguridad y comunicaciones vitales para la circulación de los trenes.

Adif no quiere hacer público el impacto económico de los robos, tanto en la sustitución de material como en la repercusión que estas sustraciones tienen sobre el transporte que utilizan miles de pasajeros. Solo el pasado año, los Mossos d’Esquadra recibieron 673 denuncias. Suman ya el 15% de las incidencias de la red catalana, que se encuentra al límite de capacidad y necesita una inversión considerable, según reconocen los técnicos.

Los pasajeros no son los únios que sufren estos robos. Adif y Renfe tambièn se sienten víctimas de ste problema. Y lo que es peor no saben cómo atajarlo. La Generalitat, titular del servicio de Rodalies y Regionals, tampoco hace sangre cosnciente de la dificultad para controlar la red. Pero la alarma se ha disparado. A principios de mes, tras corroborar el auge de estos robos, el Departamento de Territorio solicitó un encuentro con Adif, Renfe y los Mossos d’Esquadra para establecer una línea de actuación. Todavía no hay fecha para la reunión.

La Generalitat emplaza al Gobierno para asumir la gestión del servicio de Cercanías en Cataluña

trenes-civia-servicio-rodalies-cataluna

La Generalitat está preparada para sumir el reto. El conseller de Territorio, Santi Vila, ha asegurado que la Generalitat está en condiciones de presentar una propuesta en firme para hacerse con la gestión del servicio de Cercanías en Cataluña, que ahora asume Renfe, y ha emplazado al Gobierno central a avanzar en la liberalización de este ámbito. “Estamos en condiciones de presentar ya una propuesta sobre la mesa cuando se nos pida”, ha subrayado Vila, tras asegurar que Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) está “magníficamente bien posicionada” para asumir este reto. FGC gestiona ahora dos líneas de pasajeros metropolitanas en el área de Barcelona (Barcelona-Vallès y Llobregat-Anoia) y una de Lleida a La Pobla de Segur, además de contar con transporte de mercancías.

La Generalitat dio hace ya tiempo un paso adelante planteando la posibilidad de gestionar el servicio de transporte de pasajeros de Cercanías sustituyendo a Renfe, aunque nunca había dejado tan claro como ahora que está esperando sólo a que se abra el procedimiento legal para presentar su propuesta. El conseller de Territorio ha recordado “la vocación” de la Generalitat para prestar el servicio de Cercanías y ha insinuado que puede optar a ello con fórmulas de gestión mixtas, incluso con participación de capital privado.

El presidente de FGC, Enric Ticó, ha avanzado que está en conversaciones con operadores públicos y privados para participar en la prestación de servicios de alta velocidad regional en el futuro próximo. “Ahora ya somos operadores de nivel internacional. Podemos ser un buen socio para nuevas líneas”, ha dicho, tras recordar que Ferrocarrils mantiene contactos con operadores de Marruecos y de Francia en busca de posibles negocios en el ámbito del transporte de mercancías.

El conseller de Territorio da un paso adelante para hacerse con la prestación del servicio de Cercanías tras presentar los resultados económicos de FGC en 2012, que ha calificado de “notablemente positivos” y que destacan por “la eficiencia de la gestión” y la buena valoración de los usuarios. “Cataluña tiene un problema con la deuda, pero no con la eficiencia en la gestión de los recursos públicos y en la valoración que realiza la población”, ha subrayado.

FGC cerró el ejercicio de 2012 con un índice de cobertura en sus líneas metropolitanas (indicador que describe la parte de los ingresos que cubren los gastos de explotación) de un 89,32%, un récord histórico de la compañía. Ferrocarrils ha conseguido ahorrar 12,2 millones de euros, de los que 8,6 han sido reducidos de las aportaciones que recibe de las administraciones, pese a hacer frente a una caída del número de viajeros (de 80,4 a 74,9 millones). Los ingresos por actividad en 2012 se han incrementado en un 3,1 % y los gastos han caído un 2,7 % por la aplicación de un plan de optimización.

Ticó se ha mostrado especialmente satisfecho por el incremento de ingresos conseguido gracias a iniciativas como el bibliotren, el alquiler de espacios comerciales y el aumento de la publicidad contratada en las estaciones de tren que gestiona.

En el ámbito del transporte de mercancías, FGC se plantea también aumentar el volumen de negocio hasta el 5% y trabaja para abrir nuevas líneas desde los puertos de Barcelona y Tarragona hasta destinos como Madrid y Sevilla.

La Generalitat pugna con Renfe y Fomento por el servicio de Cercanías y pide multas millonarias

Guerra abierta entre Renfe y la Generalitat. Y Fomento de por medio. La acumulación de retrasos y otras alteraciones en el servicio de tren que se registraron en Cataluña la última quincena de septiembre han llevado a la Generalitat a abrir 125 expedientes sancionadores a Renfe que podrían acabar en una sanción de un máximo de 3,7 millones de euros. El conseller del departamento de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, ha asegurado que las posibles sanciones no responden a medidas recaudatorias, sino que con ellas se intenta forzar a Renfe a prestar un mejor servicio.

La respuesta del Ministerio de Fomento no se ha hecho esperar. Acusa a la Generalitat de “buscar confundir a la opinión pública” y recuerda que el Govern acumula una deuda con Renfe de 291 millones de euros por la prestación de los servicios en Cataluña.

Renfe, por su parte, afirma que presentará alegaciones a los expedientes y que estudiará con sus servicios jurídicos “acciones para la defensa de sus intereses”. La compañía asegura que la Generalitat aún tiene pendiente la firma del contrato-programa que regula el servicio de Cercanías con Renfe Operadora. Este contrato tendría que estar vigente desde el 1 de enero de 2011 al 31 de diciembre de 2015.

Según la información recabada por la Generalitat y facilitada por la propia Renfe, en el período analizado se suprimieron 87 trenes (62 de forma total y 25 de manera parcial) y sólo se habilitó transporte alternativo por carretera para 12 de estos convoyes. En la documentación aportada, Renfe admite también que se produjeron 478 retrasos en la circulación de trenes, de los que 188 fueron superiores a los 15 minutos. Las incidencias se produjeron en las doce líneas de trenes de Cercanías y Regionales de Cataluña, aunque tuvieron una incidencia especial en la R1, R2, R3 y R4.

Dado que las infracciones graves están castigadas con sanciones que van entre los 6.001 y los 30.000 euros por expediente, la Generalitat podría concluir dentro de tres meses, cuando finalice el trámite administrativo, que la multa a pagar alcance un máximo de 3,75 millones de euros. “Contamos con cobrar. Evidentemente, no podemos entender que pase otra cosa que no sea que cobremos. Renfe no se puede saltar la ley”, ha señalado Recoder.

La Generalitat ha llevado a cabo entre los días 15 y el 26 de octubre pasados cerca de 1.400 nuevos controles en Cercanías y Regionales y ha detectado 858 incidencias que podrían acabar en nuevos expedientes sancionadores.

El pasado mes de junio, el Gobierno catalán, que gestiona el servicio ferroviario de Cercanías desde 2010, plantó al ministerio de Fomento al negarse a firmar el contrato-programa mientras este ministerio no cumpliera con las inversiones prometidas en la red de Cercanías en Cataluña.

La compañía ferroviaria ha anunciado, asimismo, que ha interpuesto un recurso de reposición contra las nuevas condiciones generales de utilización de los servicios ferroviarios aprobadas “de forma unilateral por la propia Generalitat” el pasado 3 de octubre.

La Generalitat niega la mayor y desmiente que tenga alguna deuda con Renfe por la prestación de sus servicios en Cataluña, al tiempo que asegura que es el Ministerio de Fomento el que debe pagar ya que el Govern se negó en su día a asumir el coste de unas competencias que le llegaban sin contraprestaciones económicas.

Siete mil firmas contra el programa de la Generalitat que propone denunciar la presencia de mendigos en los trenes

La polémica se veía venir por discriminatoria e insolidaria. Y los usuarios de trenes catalanes ya han respondido a las autoridades. Más de 7.000 personas han firmado en contra de la aplicación ideada por Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) por la que a través de una aplicación móvil se puede denunciar a mendigos o músicos ambulantes que circulen por las estaciones de tren catalanas. El precursor de la protesta es Miquel Rubio, un estudiante de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) que insta a FGC a la retirada inmediata de esta herramienta.

La Generalitat de Cataluña presentaba hace escasos días la aplicación para móviles con la que pretendía luchar contra el vandalismo en los trenes. Mediante dicho programa, se proponía a los pasajeros de los trenes catalanes que denunciaran actos incívicos como arrojar basura, pisar los asientos de los cochess, o rayar cristales. Los autores se enfrentan a multas de hasta 300 euros.

La aplicación fue inicialmente bien acogida. Solo en los cinco primeros días se recibieron más de cien denuncias. Pero algunos usuarios comenzaron a quejarse por uno de los apartados del programa en cuestión que propone denunciar a mendigos. El sistema permite especificar no solo la estación en que se encuentra el indigente en cuestión, sino también el coche y el «tipo de mendigo» al que se postula para que abandone las dependencias ferroviarias. Hace diferencias y establece categorías de este apartado como ‘vendedores ambulantes’, ‘músico ambulante’ y ‘mendigo’.

La polémica llena las redes sociales, y en Twitter algunas voces proponen hacer denuncias falsas para ‘trolear’ la aplicación. Usuarios como @culebrae manifestaba “han creado una #AppFGC para delatar a las personas que no tienen para pagar el billete o piden dinero en el ferrocarril”. Las críticas, lejos de arrecuiar, han continuado hasta el lanzamiento de la conbtrapropuesta.

La aplicación nació principalmente para informar sobre horarios de tren, aunque sus creadores decidieron incorporar otro tipo de utilidades destinadas a alertar a los responsables de FGC sobre comportamientos incívicos. Ahora ha encontrado su talón de Aquiles con otro programa que, según hace constar su creador, pretende luchar con una medida especialmente grave en el actual contexto de crisis y que supone un ataque directo contra la sociedad en general y, sobre todo, contra aquellas personas más desfavorecidas. Por cada firma conseguida para la causa se envía un correo electrónico al destinatario elegido, en este caso el departamento de relaciones públicas de la FGC, con la misma petición. “Es vergonzoso y lamentable que una institución pública como FGC realice estos ataques contra la dignidad e integridad de las personas”, añade el texto.