Archivo diario: abril 25, 2011

El tranvía de Sevilla ha registrado catorce incidentes desde su puesta en servicio en 2007

No es preocupante aún, pero los incidentes van a más a medida que pasan los años. El tranvía que recorre el centro de Sevilla ha registrado, desde su puesta en servicio en octubre de 2007, cinco accidentes con vehículos, tres con bicicletas y seis con peatones, todos ellos de consecuencias “mínimas” según un comunicado de la empresa municipal de transportes Tussam.

En estos tres años y medio las seis incidencias con peatones se produjeron por invasión de la zona de gálibo del tranvía, indica la nota, que añade su deseo de un pronto restablecimiento a la mujer de 70 años que el sábado quedó hospitalizada tras ser golpeada por el tranvía frente al Archivo de Indias.

La primera fase se inauguró el 28 de octubre de 2007, mientras que la segunda fase (inaugurada el 15 de abril de 2011) amplía el recorrido desde el Prado hasta San Bernardo para conectarlo con el Metro y el Cercanias de Renfe. Recorre el centro de la ciudad de Sevilla y enlaza el intercambiador de la estación de San Bernardo con la Plaza Nueva, con un recorrido de 2,2 kilómetros. Metrocentro utiliza unos tranvias Urbos 3 de CAF con una capacidad de 275 pasajeros y una velocidad máxima de 70 kilómetros a la hora. Cada unidad tiene 32 metros y capacidad para 250 viajeros. Estas unidades tienen ultracondensadores que permiten viajar al tranvia sin catenaría en trayectos cortos.

Tussam destaca que las incidencias desde la puesta en servicio del tranvía “han sido mínimas y de escasa consideración”. En 2007 no se registró ninguna incidencia, en 2008 hubo cuatro relacionadas con peatones y en 2009 una relacionada con un vehículo que no respetó el semáforo prioritario para el tranvía en la intersección de la calle Alemanes con la Avenida de la Constitución. En 2010 se produjeron cinco incidencias, una con un ciclomotor y cuatro con peatones por no mirar, cruzar indebidamente o invadir la zona de gálibo.

En el presente año de 2011 se han producido cuatro incidencias leves con un turismo que realizó un giro prohibido en la Enramadilla, otro que no respetó el semáforo en el cruce con la Avenida de la Borbolla, una tercera con un ciclista que circulaba por la vía del tranvía con auriculares y la última fue la que afectó ayer sábado a la señora que transitaba por la zona de gálibo en el andén del Archivo de Indias.

La empresa de transportes urbanos aconseja a los peatones, ciclistas y conductores que presten atención a la señalización horizontal mediante tachuelas y vertical a través de semáforos, así como no invadir la zona de gálibo delimitada por la que circula el tranvía.

(Imagen Nacho Palma en Wikimedia Commons)