Archivo diario: enero 24, 2010

El viaje que salvó los cuadros del Prado

Madrid sufre el asedio de la aviación de los sublevados. Estamos en los comienzos de la Guerra Civil. Peligran las obras de arte que se custodian en la capital de España. El Prado no es el lugar seguro para los tesoros que se guardan en el museo, por lo que la Junta Central del tesoro Artístico decide poner a salvo los cuadros y evacuarlos a un lugar más seguro, antes de que algún bombardeo acabe con el patrimonio español. Veinte mil obras -entre ellas las renombradas y famosas pinturas de Velázquez, El Greco y Goya, por ejemplo- son convenientemente embaladas y preparadas para hacer el viaje hacia la capital del Turia por ferrocarril.

El 10 de noviembre se inicia el viaje hacia Valencia con las primeras obras de arte. Seis días después las bombas caen sobre el museo, pero los daños sólo afectan al edificio porque sus tesoros ya están a buen recauda. Ese viaje, sin precedentes en la historia de aquel tiempo según Colorado Castellary, marcó un antes y un después en la salvaguarda del arte en caso de conflicto, puesto que “el traslado supuso un cambio en la normativa internacional y, desde entonces, se aconseja la evacuación de las obras de arte en el desarrollo de conflictos bélicos”.

Dos años más tarde, se vuelve a emprender otra operación de salvamento. Tampoco Valencia es segura, por lo que en marzo de 1938 se evacúan los depósitos de Valencia y las obras se mueven hasta Barcelona ante el temor de que las tropas franquistas corten las comunicaciones.

Tras miles de vicisitudes, los tesoros del Prado llegan a Figueras en 1939. Pero la guerra en la zona hacía peligrar la integridad del patrimonio pictórico español. De esta forma, las pinturas cruzan los Pirineos, gracias a un Comité Internacional para el Salvamento de las Obras de Arte Españolas formado por personajes anónimos amantes del arte y los principales museos del mundo que consiguieron los fondos necesarios para ponerlas a buen recaudo.

El 3 de febrero de 1939 se firmó el acuerdo de salida de las obras al extranjero, que garantizaba la pertenencia al pueblo español y que debían regresar al país al finalizar la contienda. El 13 de febrero todo el material llega a Ginebra, después de un viaje por tren de veinticuatro horas desde Perpiñán. Ese verano se organiza una exposición en la ciudad suiza bajo el nombre de ‘Obras Maestras del Museo del Prado’.

Al acabar la contienda española, Franco reclama los tesoros pictóricos que retornan al museo en septiembre de 1939, donde siguen exhibiéndose para deleite de millones de personas que las han contemplado en este tiempo.

Los salvadores de los lienzos del Prado recibirán la Medalla de las Artes de manos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El Museo del Prado rendirá homenaje y volverá a recibir a los representantes de todas las pinacotecas y descendientes de las personas que formaron parte de la creación del Comité Internacional para el Salvamento de los Tesoros de Arte Españoles. Será también el primer acto cultural de la presidencia española de la Unión Europea.

Al término del acto se inaugurará en el bulevar central del paseo del Prado la exposición Arte Salvado. La muestra, abierta hasta el 21 de marzo de 2010, pretende, según su comisario, Arturo Colorado Castellary, “sacar la cultura a la calle y popularizar los hechos narrados”, mostrando el largo viaje que las obras del Prado hicieron desde Madrid hasta su salvaguarda en Ginebra. Tampoco estaría de más que se hubieran acordado de los ferroviarios que colaboraron en el viaje que puso a salvo el patrimonio español.

(Fuente Público)

Sobre empresas y el tren


Alta Velocidad y turismo. El País Aguilar y Renfe han presentado la guía turística “España en Alta Velocidad”, que contiene información gastronómica, de alojamiento y recomendaciones sobre 22 ciudades españolas a las que es o será posible acceder muy pronto en trenes AVE.

La guía ha sido escrita por Javier Echenagusia y María Unceta y está dirigida a todos los viajeros a los que el tren de alta velocidad “permite exprimir al máximo su tiempo en las ciudades de destino.

A las recomendaciones sobre ciudades clásicas de la red de alta velocidad — como Sevilla–, o recientes – como Barcelona o Valladolid-, se unen tres destinos que muy pronto conocerán el impacto de los servicios de Alta Velocidad de Renfe, como Albacete, Cuenca y Valencia.

Calidad Aenor. El aeropuerto de Madrid-Barajas ha recibido el certificado de calidad de Aenor, que reconoce y certifica sus servicios de calidad como transporte público, por su Tren Automático de Pasajeros, que conecta la terminal T4 con su edificio satélite (T4S).

Esta concesión se une a la certificación, conforme a la norma UNE-EN 13816, por la que el Sistema Automatizado de Transporte de Pasajeros se convirtió el pasado año en el primer APM (Automatic People Mover) certificado en Europa en este tipo de norma de calidad, acreditando con ello que Barajas ha desarrollado un Servicio de Referencia, que incluye compromisos de calidad concretos y específicos en distintos ámbitos que afectan al viajero del APM.

Escapadas. Renfe ha lanzado una nueva edición de ‘Escapadas’, su oferta de billete de tren más noche de hotel para viajar entre 500 combinaciones distintas de dos ciudades españolas, y que presta en colaboración con los touroperadores Iberrail, Iberojet y El Corte Inglés, y las cadenas Sol Meliá, Tryp y Hesperia.

‘Escapadas’ constituye una oferta diaria de 3.000 billetes combinados de tren y hotel para trayectos entre dos distintas ciudades españolas que sólo se puede adquirir en agencias de viaje.

Paradores con Feve. La cadena hotelera Paradores ha firmado un convenio de colaboración con la compañía ferroviaria Feve, en virtud del cual ambas partes publicitarán y promocionarán de manera preferente sus respectivos productos turísticos.

El convenio firmado tiene la vigencia de un año, aunque es prorrogable por un máximo de cuatro anualidades y contempla que Paradores potenciará en toda su red los trenes turísticos de Feve ‘El Trascantábrico’ y ‘El Expreso de la Robla’ mediante la colocación de publicidad en sus puntos de información al público.

Paradores aplicará un precio preferente para los clientes de los trenes turísticos de la compañía ferroviaria en la contratación de habitaciones y comidas.

Protesta en Hendaya contra el tren de alta velocidad

Siguen las protestas contra la alta velocidad. Iparralde es uno de los lugares donde mayores protestas se organizan en los últimos meses contra los nuevos proyectos ferroviarios. Entre 13.000 personas, según la Policía, y 20.000, según los organizadores, se manifestaron hoy en la localidad francesa de Hendaya y la fronteriza localidad española de Irún para protestar contra el proyecto de línea ferroviaria de alta velocidad que conecta Burdeos con España. La manifestación, que transcurrió sin incidentes, comenzó en la estación ferroviaria de Hendaya y llegó hasta el centro de la vecina Irún a través del puente que cruza el río Bidasoa, frontera natural entre España y Francia.

Convocada por colectivos abertzales y por ecologistas de Francia, España e Italia, la protesta se nutrió también de personas llegadas del departamento de las Landas, en contra de la otra línea de alta velocidad, con destino en Toulouse. Los manifestantes solicitaron a los Gobiernos francés y español “la detención inmediata de las obras y los proyectos del TAV (tren de alta velocidad) para acometer un verdadero debate público uniforme a escala europea sobre el modelo de transporte, de ordenación del territorio y de sociedad que subyacen a este desarrollo desenfrenado de líneas de TAV”. Los convocantes adoptaron un texto común, bautizado “Carta de Hendaya”, que pretenden sirva para federar a los diferentes movimientos europeos que se oponen a la construcción de líneas de alta velocidad.

En conferencia de prensa, al término de la marcha, anunciaron que el movimiento quiere apelar al Parlamento Europeo y a la Comisión Europea para que reflexione sobre “el absurdo y lo innecesario de las grandes infraestructuras” y para que se revise “a fondo la estrategia de la Unión Europea (UE) en cuanto a los transportes europeos”. Un portavoz del Colectivo de Asociaciones de Defensa del Medioambiente en el País Vasco, Víctor Pachón, indicó que no hay “ninguna lógica ni coherencia” entre Francia y España en lo que concierne al proyecto de líneas de alta velocidad. “Debemos atacar lugares comunes, principalmente que la línea de alta velocidad es sinónimo de progreso”, agregó. Aquellos que se oponen a los trenes de alta velocidad prefieren la optimización de las líneas ya existentes antes que la creación de nuevas infraestructuras.