Archivo diario: enero 14, 2010

Abando albergará la estación del AVE en Bilbao

Una decisión prácticamente cantada. El ministro de Fomento, José Blanco, tiene previsto visitar mañana Bilbao para dar rango de oficialidad a la única alternativa manejada con seriedad por el Gobierno para la llegada del TAV a Bilbao, es decir, que sea la estación de Abando-Indalecio Prieto la que acoja los trenes del AVE. El titular de Fomento aprovechará su visita para mantener un contacto con los empresarios vascos.

Muy pocos dudaban de que sería Abando, la actual gran estación bilbaína, la que estaba destinada a acoger la llegada del AVE. Casi todos los elementos jugaban a su favor: su situación céntrica y privilegiada dentro de la ciudad, sus magníficas comunicaciones a través del metro y la red de autobuses con el resto de su área de influencia y el hecho de que ya centralice los servicios de cercanías y larga distancia de Renfe.

Los argumentos en su contra siempre han sido débiles. Únicamente podían enumerarse los complicados accesos mediante vehículos privados –también la dificultad de ofrecer un espacio de estacionamiento– y los problemas que podría ofrecer para configurarse como ‘estación pasante’ si cuajan los proyectos existentes para enlazar Bilbao con Santander por vías de alta velocidad. Este inconveniente, no obstante, puede solventarse a través de un ‘by-pass’ exterior.

Algunos de estos problemas llevaron a manejar la hipótesis de San Mamés como zona para la terminal del TAV, pero quedó descartada. El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, expresó sus dudas hace varios meses al Ministerio de Fomento acerca de la futura ubicación de la estación del TAV, cuando se sucedían los rumores. La respuesta del secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, fue tranquilizadora, según el regidor, pues le prometió que estaría ubicada dentro de la ciudad, en el corazón de Bilbao.

El proyecto elaborado por Fomento y al que las autoridades locales deben dar su visto bueno tendrá que detallar cómo se abre espacio en el entorno de Abando para acoger las nuevas vías y servicios que requiere la llegada del TAV, lo que aún no ha trascendido. En las últimas terminales estrenadas en España ha habido de todo, desde estaciones que apenas se han retocado para la llegada del AVE, como Valladolid, a ciudades que han construido nuevas instalaciones en la periferia, como Segovia.

El consejero vasco de Transportes, Iñaki Arriola, puso todo su empeño en desbloquear en otoño los acuerdos relativos al TAV en Vitoria y San Sebastián, lo que logró en noviembre en sendas reuniones llevadas a cabo en Madrid entre representantes locales y del Ministerio de Fomento. La solución bilbaína quedó para el nuevo año. Arriola ya anunció su intención de que los proyectos en marcha pudieran aprobarse en lo antes posible, al igual que en el resto de capitales. La consejería pretendía darle carpetazo al debate este mes de enero, lo que se logrará con la presencia mañana del ministro en Bilbao.

Y ya de paso decidir sobre la intermodalidad de Abando, cuestión que colea desde que la Diputación encargó el proyecto al arquitecto británico James Stirling en la década de los ochenta y que con el paso del tiempo ha ido perdiendo fuerza, aunque de ves en cuando vuelve a salir a la palestra.

(Fuente Aitor Alonso. El Correo. Imagen Maite Bartolomé)

Renfe vende cincuenta locomotoras eléctricas

Las ‘japonesas’ están a la venta. Renfe ha puesto en venta cincuenta locomotoras eléctricas de las series 269, 279 y 289, en su mayor parte fabricadas bajo licencia Mitsubishi y retiradas de la circulación. Las máquinas han prestado servicios en los últimos años preferentemente en trenes de mercancías.

Las dieciséis locomotoras de la serie 279, antes 7900, fueron las primeras máquinas japonesas en circular en la red de Renfe. Con 2.700 kw y 84 toneladas de peso llegaron en 1967. En 1969 comenzaron a llegar otras cuarenta unidades que formaron la serie 8.900 que luego sería la 289 y que tenían mínimas diferencias, 3.100 kw y ochenta toneladas, con las 269.

Entre 10 999 y 2003, un total de dieciocho unidades de la serie 289 fueron transformadas a máquinas tándem, acopladas de modo permanente por parejas, para formar la subserie 289.100.

Las primeras locomotoras de la serie 269 entraron en servicio en 1973 y finalmente formaron cuatro subseries, 269.000, 269.200, 269.500 y 269.600 –las primeras chopper en España-, con velocidades máximas de 140, 160, 160 y 200 km/h, respectivamente. La potencia es de 3.100 kw y todas fueron construidas en España con licencia Mitsubishi.

(Fuente Vía Libre. Imagen Locomotora 269.918 en la estación de León. Yrithinnd. Wikimedia Commons)