Archivo diario: enero 29, 2010

Estados Unidos destinará 8.000 millones de dólares a la red de alta velocidad ferroviaria

Apuesta por la alta velocidad también en Estados Unidos. El Departamento de Trabajo de EE UU destinará 8.000 millones de dólares para el desarrollo de una red de trenes de alta velocidad, que comenzará a tenderse en los estados de Florida, Illinois y California, informó la Casa Blanca. El presidente estadounidense, Barack Obama se desplazó hoy a Tampa, en Florida, para asistir a la ceremonia de inauguración de los trabajos para levantar esa red.

El dinero provendrá del plan de estímulo económico aprobado el año pasado e inicialmente se destinará a trece proyectos distintos, repartidos por un total de 31 Estados. Según Obama, “no hay ninguna razón por la que Europa o China puedan tener los trenes más rápidos, cuando nosotros podemos fabricarlos aquí en EEUU”. Por su parte, el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, declaró que “al invertir en trenes de alta velocidad, hacemos muchas cosas buenas por nuestro país al mismo tiempo”.

“A corto plazo -explicó- creamos trabajos de calidad en la construcción y la industria manufacturera; alentamos el crecimiento económico y la calidad de vida de nuestras comunidades, al tiempo que reducimos el impacto (medio)ambiental y aumentamos la capacidad de EEUU de competir con el resto del mundo”.

China ha anunciado planes para construir una red ferroviaria de alta velocidad de más de 25.000 kilómetros para 2020, una inversión con un coste que se calcula en torno a los 300.000 millones de dólares.

Según los datos aportados por la Casa Blanca, cerca de treinta empresas fabricantes ferroviarias, tanto estadounidenses como extranjeras, han acordado establecerse o expandir su base de operaciones en el país si se les adjudican contratas para la construcción de la red. A lo largo del año pasado, diferentes constructores españoles de ferrocarriles, Talgo y CAF, así como de los afincados en España, Bombardier, Siemens y Alstom, habían expresado su interés en seguir de cerca una posible colaboración para contribuir a crear la red estadounidense. Aunque los distintos proyectos aparecen descritos como parte de una red de alta velocidad, no todos prevén que los trenes sean de gran rapidez.

El corredor previsto en California será el más rápido y permitirá a sus trenes alcanzar velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora, en rutas que conectarán desde San Francisco, en el norte, a San Diego, en el sur. En Florida, donde se quiere conectar Tampa y Orlando, las máquinas superarán los 240 millones de dólares. En cambio, el sistema previsto para conectar a las principales ciudades en Ohio calcula una velocidad no superior a los 127 kilómetros por hora.

Además de los 8.000 millones de dólares, Obama pidió el año pasado en su propuesta de presupuesto federal otros 1.000 millones de dólares anuales durante cinco años para esta red, y se espera que solicite nuevos fondos cuando la semana que viene presente su propuesta presupuestaria para el próximo año.

(Imagen Chasesmith en Wikimedia Commons. Amtrak Acela Train 2173)

Portugal aprueba las bases de concesión del primer tramo del AVE con Madrid

Portugal da pasos firmes hacia la alta velocidad. El Gobierno portugués ha aprobado las bases de concesión del primer tramo del tren de Alta Velocidad (AVE) de 170 kilómetros, entre Poceirao, cerca de Lisboa, hasta Caia -junto a la frontera con España- que servirá para unir la capital lusa con Madrid en 2013. El Consejo de Ministros de Portugal comunicó que la creación de la asociación público privada comprende “la concepción, el proyecto, la construcción, la financiación, la manutención y utilización por todo el período de concesión (40 años) de las infraestructuras ferroviarias del tramo”, adjudicado al grupo liderado por la constructora Soares de Acosta y la concesionaria Brisa.

El proyecto incluye la nueva Estación de tren de la ciudad lusa de Evora -cerca de la provincia española de Badajoz- y las infraestructuras ferroviarias del tramo Evora-Caia, que integra el corredor de la línea convencional entre Sines, uno de los mayores puertos de Portugal, y Caia.

El decreto-ley también establece “la obligación de la concesionaria” de promover y financiar en suelo portugués y en cooperación con terceras entidades un programa de investigación y desarrollo en las áreas de los transportes, de la ingeniería ferroviaria, del ambiente y de la energía “de valor correspondiente al 1% del precio contractual”.

Además, el Consejo explicó que el lanzamiento del presente concurso “comprobó la racionalidad del proyecto y su interés público y demostró la ventaja de la modalidad de asociación frente a alternativas tradicionales de contratación”.

El pasado diciembre, el Gobierno socialista de Portugal anunció al consorcio ELOS, que encabezan las lusas Soares de Acosta y Brisa, ésta última participada por la española Abertis, como ganador del tramo de Poceirao-Caia, con un coste estimado de 1.359 millones de euros. En este consorcio también participan, entre otros, la Iridium Concesiones de Infraestructuras, del grupo español ACS, los estadounidenses de la Babcock Brown y el Banco Comercial Portugués (BCP), participado por el español Sabadell, y la estatal portuguesa Caixa Geral de Depósitos (CGD).

El AVE entre Lisboa y Madrid, que unirá a ambas capitales en dos horas y 45 minutos, se prevé que se extienda a la ciudad española de Vigo -con conexión en Oporto- y se estima que el coste total de la obra se situará en unos 9.000 millones de euros.

(Imagen António ML Cabral en Wikimedia Commons. Alfa Pendular en la estación de Oriente en Lisboa)