Archivo diario: noviembre 12, 2011

Vossloh suministrará 31 vehículos al tren colgante de Wuppertal, el monorraíl más antiguo del mundo

Un contrato especial. Un acuerdo singular. Vossloh España suministrará 31 unidades del nuevo tren suspendido de la ciudad alemana de Wuppertal, gracias a la estrategia de colaboración entre la empresa de Albuixech (Valencia) y Vossloh Kiepe, que ha permitido conseguir el encargo de fabricar los nuevos vehículos. El tren colgante de Wuppertal, situado en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, no circula pegado a la vía, como casi todos los del mundo, sino colgado de los raíles, por encima del río y de las casas. Su nombre completo es el “Eugen Langen Monorraíl” (Sistema de Einschienige Hängebahn Eugen Langen). Emblema de la ciudad de la poetisa Else Lasker, la escritoria acertó de pleno en su definición: “un dragón de acero”, plagado de “estaciones y ojos”, que ondula sobre “un río teñido de negro”

Vossloh España suministrarán 31 vehículos que sustituirán la serie anterior de los años 70, por un importe de 122 millones de euros. El suministro del primer vehículo está previsto para mediados de 2014. Posteriormente, irán llegando a Wuppertal dos o tres coches al mes. En diciembre de 2015 está previsto que se efectúe el suministro del último vehículo.

Vossloh Kiepe (Dusseldorf), división del Grupo Vossloh, suministrará la próxima serie de este medio de transporte. La empresa de Dusseldorf está especializada en el equipamiento eléctrico en vehículos de transporte urbano. Vossloh España desde su centro tecnológico de Albuixech se encargará de la fabricación de los bogies, del equipamiento de las cajas y los ensayos de serie de los vehículos. La colaboración de estas dos divisiones de Vossloh ha permitido también conseguir contratos en las ciudades alemanas de Karlsruhe y Rostock, así como en las españolas de León y Gijón.

El tren colgante de Wuppertal fue inaugurado por el emperador alemán Guillermo II. Diseñado por Eugen Langen, que originalmente lo había concebido para la ciudad de Berlín, fue construido en 1900, abrió sus puertas en 1901 y todavía hoy está en uso como sistema de transporte de la ciudad alemana. Es además el más antiguo de los monorraíles que existen en el mundo. Cubre una línea de casi 14 kilómetros en 30 minutos a una altura media de 10 metros sobre el río Wupper. Actualmente se encuentra en pleno proceso de modernización, tanto de sus estructuras como de sus vehículos. Cerca de 25 millones de personas utilizan cada año este medio de transporte.