Archivo diario: noviembre 2, 2011

El grupo Azvi se asocia con el Adif para construir y explotar el centro logístico intermodal de Aranjuez

El consejo de administración del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha seleccionado a la agrupación empresarial integrada por las sociedades Cointer, del grupo Azvi, Lamaignere y Acotral para hacerse cargo del diseño, construcción y explotación del Centro Logístico Intermodal en Aranjuez. La agrupación empresarial será la responsable, junto a Adif, de constituir la sociedad anónima que también explotará el nuevo centro logístico de Aranjuez. La nueva organización tiene prevista su puesta en explotación durante el año 2013, convirtiéndose así en la primera instalación ferroviaria intermodal en el sur de la Comunidad de Madrid.

El centro logístico de Aranjuez tendrá un “importante” ámbito de influencia socioeconómico, conexión directa con infraestructuras viarias como la A-4 y R-4, así como un nodo ferroviario clave, sin tráfico de cercanías, para los corredores de mercancías especializados, principalmente los procedentes de Andalucía, Levante y Portugal.

El proceso de diseño, construcción y explotación del centro logístico se concretará mediante una sociedad anónima, que contará con una participación del 47% por parte de Adif, y un capital social inicial de 4,5 millones de euros. El nuevo centro logístico, concebido como un centro intermodal especializado en tráficos ferroviarios puros origen-destino, contaría con una inversión inicial estimada de 13,1 millones de euros, a los que se añadirían otros 8,5 millones de euros en una segunda fase de actuaciones, destinados a la duplicación de la zona de carga y descarga y la urbanización de la zona de actividad logística. Dispondrá de una superficie de 34 hectáreas, de las que 13 se destinarán a la zona de actividades logísticas, 8,5 a la zona intermodal y 12,5 para el resto de instalaciones técnicas.

El nuevo centro estará preparado para la recepción y expedición de trenes de 750 metros de longitud y su tratamiento en la zona de carga y descarga sin necesidad de fraccionarlos, con una capacidad de manipulación de 115.000 UTI (Unidad de Transporte Intermodal) anuales y espacio de almacenaje inicial de 1.920 TEU (Unidad Equivalente de Veinte Pies). De esta forma, los actuales trenes de 750 metros que ya operan en el corredor Valencia-Madrid se beneficiarán de las nuevas prestaciones del centro.

El centro permitirá aprovechar y optimizar los corredores ferroviarios de mercancías existentes, mejorar las conexiones con puertos, centros de fabricación y distribución, especialmente los del corredor Mediterráneo, donde se desarrollan actuaciones para la creación de un eje de altas prestaciones para el transporte de mercancías por ferrocarril, y mejorar la distribución de mercancías en el sur de la Comunidad de Madrid.