Renfe se plantea ahorrar 53 millones anuales en energía


Tiempos de crisis; tiempos de ahorro. Y como todos tenemos que arrimar el hombro, la operadora española también se ha puesto las pilas. Renfe, el primer consumidor de energía en España con 300 millones de gasto anual, ultima la elaboración de su segundo plan de eficiencia por el que pretende ahorrar energía y reducir considerablemente las emisiones de CO2 anuales en su gasto de tracción. Publicado ayer en ‘Cinco Días’, la operadora española se ha marcado como objetivo marcado un ahorro de 53 millones de euros en cada uno de los tres ejercicios que restan hasta 2011 con una reducción de emisiones de 115.000 toneladas de CO2 cada doce meses.

El actual programa de eficiencia es continuación del Plan Estratégico implementado por la ferroviaria entre los ejercicio de 2005 y 2009 y en el que se planteó como compromiso especifico un ahorro energético del 9,1% en los consumos a final del presente año. En este plan Renfe no adquirió ningún compromiso concreto en la reducción de emisiones de CO2, reto que se incorpora en esta segunda edición.

Según la previsión de Renfe, sus objetivos consisten, en primer lugar, en innovar en el proceso de compra para obtener la energía a mejores precios, a la vez que incrementa el uso de energía que procede de fuentes renovables. También quiere impulsar una nueva cultura energética en la plantilla basada en la formación y motivación. Y, por último, fomentar la colaboración con Adif (la empresa pública que gestiona la red ferroviaria) para sumar esfuerzos en el logro del ahorro del consumo. Adif, por su parte, ha adjudicado a un consorcio de empresas consultoras lideradas por PricewaterhouseCoopers un proyecto para establecer su plan de eficiencia energética.

El cambio en el modelo tradicional de compra de energía ha tenido su punto de inflexión este año. Se ha dejado atrás el sistema de aprovisionamiento a precio fijo para introducir un modelo de tarifa variable y fluctuante. De esta forma, ha sido posible ahorrar 20 millones en la compra de electricidad y de combustibles fósiles. En 2009 la compañía gastará 88 millones de litros de gasóleo y y 2.306 GWh de energía de tracción.

Una de las iniciativas estrella del plan de eficiencia energética consiste en extender a la mayor parte de la actividad de la explotación ferroviaria la devolución de energía a la red a través delfreno regenerativo. Esta tecnología, que retorna a la catenaria la energía cinética que se produce durante las operaciones de frenado, ha permitido ahorros por cinco millones de euros. Ahora, con su extensión a otros servicios distintos de la alta velocidad permitirá que el menor gasto se incremente en un 10%.

Las adquisiciones masivas de nuevo material rodante con controladores de gasto incorporado, así como la introducción de un nuevo concepto de manejo de los trenes denominado “conducción económica”, permitirán ahorros en cada viaje que se estiman entre el 35 y el 54%.

(Fuente Cinco Días)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .