Archivo de la etiqueta: Mediterráneo

Zaragoza reflexiona sobre los ejes ferroviarios

La apuesta económica y política que España realiza para avanzar en el desarrollo de los corredores Mediterráneo y Atlántico se muestra aún insuficiente para abordar los grandes proyectos que se plantea el sector. Zaragoza acogerá el 5 de octubre la jornada “Conexión entre los corredores Atlántico y Mediterráneo”, pendiente de abordar la transformación del tramo Valencia-Teruel-Zaragoza, en la que se analizará su situación e importancia para convertirse en gran nodo logístico del sur de Europa.

La jornada será organizada por el Consejo Aragonés de Cámaras, el Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja y la Universidad de Zaragoza y se celebrará en el Patio de la Infanta. Los objetivos principales son el impulso y la potenciación de los corredores Atlántico y Mediterráneo, así como la mejora de la sostenibilidad mediante el aumento de la cota ferroviaria de transporte en este corredor, siguiendo las directrices de la Unión Europea. La permeabilización del transporte en el cuadrante nororiental de la península, especialmente en el transporte de mercancías por ferrocarril, mediante la conexión de los puertos de los dos corredores europeos (Atlántico-Mediterráneo). Además del incremento de la efectividad en los sectores troncales de la economía nacional, en especial el corredor de la logística del automóvil.

“El 80 % de la actividad logística de la Península se desarrolla en el cuadrante noreste español y, sin embargo, no existe una conexión ferroviaria eficiente que una el corredor Atlántico y el Mediterráneo”, afirma el Catedrático de Ingeniería de Infraestructuras y Transportes de la Universidad de Zaragoza, Emilio Larrodé, quien será uno de los ponentes.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, participará en la jornada en la que estarán presentes representantes de los puertos de Valencia, País Vasco y Cantabria, así como de la Cámaras de Comercio de estos territorios además de Aragón, La Rioja y Navarra. El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de Aragón, José Luis Soro, también participará en la inauguración de la jornada.

“Existen -dice Larrodé- dos corredores, Atlántico y Mediterráneo, pero no hay una unión efectiva entre ellos”, y el motivo es la falta de operatividad del tramo Valencia-Zaragoza. “No tiene sentido que viajar de Teruel a Zaragoza o a Valencia cueste más de tres horas en tren, y eso si no se queda parado, mientras que en coche se hace en hora y cuarto”, lamenta el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Jesús Blasco, quien considera “imprescindible” esta conexión para el desarrollo.

Recientemente De la Serna destacaba el protagonismo que España ha dado durante los últimos años al impulso del Corredor Mediterráneo y Atlántico. Para el primero la actuación supera los 17.900 millones de euros, de los que ya se han ejecutado 13.676 millones. Ahora se está movilizando cerca de 4.200 millones de euros de inversión en distintos tramos del Corredor. El ministro señala la apuesta de Fomento para el desarrollo de los trabajos del Corredor Atlántico y subraya que el modelo de corredor en España ha demostrado ser muy efectivo.

“En la Jornada de Zaragoza se va a ver que es una reivindicación de todas las comunidades y algo que piden al unísono los puertos de Bilbao, Santander, Pasajes, Valencia y Castellón”, apunta Blasco.

También se han puesto en primera línea de la reivindicación multinacionales y grandes grupos industriales de estos territorios, especialmente la automoción, y la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), participa en una de las ponencias de la jornada. “Desde Almussafes quieren poder salir a Europa y en Vitoria los fabricantes buscan acceder al puerto de Valencia para sus exportaciones”, insiste Blasco.

“Mejorar la vía entre Valencia y Zaragoza activaría el transporte de manera inmediata, acto seguido debería construirse un ferrocarril a velocidad de 250 km/h, con una línea mixta de pasajeros y mercancías”, explica el ingeniero industrial Antonio Pérez Casañ, con más de 30 años de experiencia en Renfe. En su opinión, esto resolvería la falta de conexión y potenciaría la posición como nodo de comunicación de Zaragoza, que “podría convertirse en un ‘major node’ a nivel europeo, dada su posición y desarrollo logístico”. “Desde Europa se reconoce la importancia de los corredores Atlántico y Mediterráneo, es absurdo que no exista comunicación entre ellos porque desde España no se ha creado”, concluye el catedrático Emilio Larrodé.

El Corredor Cántabro-Mediterráneo con la modernización de la línea tendría una demanda de 48 a 54 trenes

El Corredor ferroviario Cántabro-Mediterráneo tiene una demanda potencial por la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto equivalente a entre 48 y 54 trenes semanales por sentido de circulación, que transportarían un volumen de mercancías de un millón de toneladas y 100.000 TEU al año. Estas cifras son una estimación “muy conservadora” de un estudio presentado ayer que ha sido promovido por la patronal valenciana CEV con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Valencia y Castellón y las empresas Noatum, MSC, SLISA, Logitren y APM Terminals.

El estudio, el segundo de esta línea ferroviaria que elabora la CEV, identifica los potenciales usuarios (cargadoras, operadores logísticos y de transporte, de terminales portuarias y ferroviarias, y puertos) y cuantifica el volumen de mercancías que podrían ser transportados si se modernizara la línea. Propone diferentes escenarios de inversión que suman 371 millones de euros, de los que una parte ya está comprometida por la Autoridad Portuaria de Valencia (53 millones) para suprimir las limitaciones de velocidad y carga y aumentar la longitud de los apartaderos, y otra (el control del tráfico centralizado) estará en marcha este año.

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, ha destacado que el corredor conecta seis comunidades (Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y Comunitat Valenciana) que suman un PIB de 240.000 millones de euros, el 22,2% del PIB nacional, y tienen diez millones de habitantes. Navarro afirma que el diseño radial de las infraestructuras ha perjudicado las conexiones de las zonas periféricas españolas y, en el caso del Corredor Cántabro-Mediterráneo, las ineficiencias de la línea han abocado al uso del transporte por carretera o rutas ferroviarias alternativas a través de Tarragona y Madrid. Reivindica que las decisiones de inversión del Gobierno impulsan determinadas zonas y, por el contrario, “limitan” el potencial donde no se invierte, y como ejemplo de ello ha indicado que no existen “condiciones de uso competitivo” en la línea 610 (Zaragoza-Teruel-Sagunto).

“No podemos demorarlo más”, insiste Navarro en referencia a la inversión que necesita la línea, que ha perdido dieciocho trenes semanales en los últimos cinco años en favor de la carretera u otras rutas. Entre sus deficiencias el estudio identifica la ausencia del sistema tren-tierra, que limita los horarios y la capacidad de la línea, y la rampa de 24 milésimas en ambos sentidos. Para renovarla haría falta la instalación del tren-tierra (control de tráfico centralizado), con una inversión de 2,4 millones, suprimir las limitaciones de velocidad y carga (175,4 millones), aumentar la longitud de los apartaderos (13,3 millones) y electrificar la línea (180 millones). Las principales mercancías que se comercian en este corredor son automoción, papel, productos siderúrgicos, químicos, pienso y forrajes, abonos, materiales de construcción, textil y confección, maquinaria, frutas, hortalizas y legumbres, conservas, vinos y bebidas y otros productos alimenticios.

El informe, para el que se han realizado 65 entrevistas personales, reclama una rehabilitación de la línea a corto plazo e insta a firmar un convenio entre Adif y Puertos del Estado para hacer uso del préstamo del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria (FFAT) y coordinar las actuaciones.

Por su parte, el presidente de Adif, Juan Bravo, que ha asistido a la presentación del estudio, ha reafirmado el compromiso de invertir 333 millones de euros en cuatro años para renovar la línea ferroviaria Valencia-Teruel-Zaragoza. Se ha comprometido a crear un comité de seguimiento para la planificación y ejecución de las actuaciones sobre la línea y a realizar un análisis de su explotación y capacidad de forma coordinada con el estudio de actuaciones.

A la presentación del estudio han asistido el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues; la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador; y los presidentes de las autoridades portuarias de Valencia, Castellón y Alicante. Además han estado presentes el presidente de Ferrmed, Joan Amorós, y representantes empresariales de la Comunitat Valenciana, Aragón, Teruel y La Rioja, así como del puerto de Bilbao.

El Congreso reclama el Corredor Mediterráneo

corredormediterraneo

La Comisión de Fomento del Congreso pide por unanimidad al Gobierno que priorice el desarrollo del Corredor Mediterráneo y designe a un coordinador técnico en el Ministerio para dirigir y supervisar las obras. Los grupos parlamentarios del PP, PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, ERC y el Grupo Mixto han firmado una iniciativa conjunta para instar al Gobierno a desarrollar cuanto antes el Corredor Mediterráneo, que pasa por las comunidades autónomas de Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía. Consideran que se trata de una línea estratégica establecida por la Unión Europea y que en el desarrollo del corredor deben estar involucradas las autonomías afectadas, incluyendo las Baleares.

La proposición no de Ley pide que el Gobierno encomiende a la futura Oficina Nacional de Evaluación la definición de las inversiones y sus calendarios, priorizando las actuaciones con un mayor retorno económico e incluyendo la dotación presupuestaria para las actuaciones más inmediatas. Puntualiza que las prioridades deben establecerse teniendo en cuenta las opiniones de los operadores de transporte ferroviario, empresas industriales y logísticas, Adif, Puertos del Estado y las comunidades afectadas. También solicita planificar la llegada del ancho europeo teniendo en cuenta las inversiones en la infraestructura, material rodante e instalaciones industriales, de acuerdo con las necesidades de las empresas cargadoras y los operadores ferroviarios.

El portavoz socialista en la comisión Joan Ruiz considera esencial este corredor ferroviario tanto para mercancías como para pasajeros, porque garantiza el desarrollo económico “sólido y equilibrado” de toda España y no sólo de las comunidades autónomas por las que pasa. “Tendríamos una red con una gran influencia en Europa y por lo tanto cuanto antes esté acabado y conectado mejor”, explica tras recordar que las cuatro comunidades por las que pasa el corredor suponen el 45% del PIB, el 49% de las exportaciones españolas y el 50% del tráfico de mercancías por vía terrestre. Ruiz incide en que hay que cambiar la visión clásica radial de centro y periferia porque también esta infraestructura aumentaría las relaciones de Europa con África gracias a España.

En el mismo sentido, el diputado de Podemos Sergio Pascual reclama acabar con la “lógica centrista de que todas las decisiones deben pasar por Madrid”, y critica el retraso del corredor Mediterráneo que ha frustrado planes vitales de esas regiones y pone en cuestión la credibilidad de las instituciones. “Se incrementarían las exportaciones, y sobre todo se impulsaría el puerto de Algeciras, principal puerto del Mediterráneo”, asevera, al tiempo que los diputados del mismo grupo Rosana Pastor y Félix Alonso abogan por un transporte de mercancías español que vaya al centro del continente europeo.

El representante de Ciudadanos en la comisión Miguel Ángel Garaulet subraya que este corredor es “fundamental” para mejorar la vida de los ciudadanos, mientras que la diputada de ERC Teresa Jordá critica que “al Estado español le puede más el centralismo que el racionalismo”. ERC había presentado una enmienda para priorizar con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 la inversión para el corredor frente a otros proyectos de conectividad de alta velocidad con el estado francés.

El diputado del PP Joaquín Albadalejo recuerda el plan global que acometió el Gobierno de Rajoy en 2012 y 2013 para instalar el ancho UIC en el corredor Mediterráneo, así como la inversión de más de 6.350 millones de euros que puso en servicio el tren de alta velocidad que une Barcelona con Figueras. Desde el Partido Democrático de Cataluña (PDC), el diputado Ferrán Bel le reprocha que en Tarragona haya 40 Kilómetros de vía única y que “los déficit son absolutos”, por lo que urge a introducir estas partidas en los presupuestos de 2017.

También el diputado de Compromís Joan Baldoví critica que el PP diga que este corredor es una prioridad y le insta a que “saquen el dinero en los próximos presupuestos”. “Decir que España es el primer país del mundo en kilómetros de AVE y que la primera y tercera ciudad del Estado estén sin conectar es que me avergonzaría y no sacaría pecho”, dice.

Agricultura se hace cargo del Camino Natural de la antigua línea ferroviaria Santander-Mediterráneo

linea-santander-mediterraneo-soria

Parte del trayecto de la antigua línea Santander-Mediterráneo se convertirá en vía verde. Representantes de la dirección general de Desarrollo rural y Política forestal, entidad dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), han contactado con la Diputación Provincial de Soria con el fin de solicitar el proyecto, ahora calificado como Camino Natural, de la antigua línea férrea que nunca llegó a abrise en su totalidad.

El proyecto tendrá en cuenta, inicialmente, un tramo de unos 62 kilómetros que hasta 2013 disponían de raíles y traviesas. El plan establece tres fases; una primera del límite de la provincia de Soria, entre las localidades de San Leonardo y Hontoria del Pinar, con Pinar Grande; una segunda hasta Herreros; y la tercera en conexión con el término de la capital de la provincia.

No se han hecho públicas las previsiones de fechas ni la dotación económica, pero el presidente de la institución provincial, Antonio Pardo, matiza en parte la comunicación no oficial, aunque defiende el protagonismo del Magrama en el proyecto. Esto significa responsabilizarse con los compromisos adquiridos con los ayuntamientos por los que cruzaba la línea férrea que ha sido desmantelada por Adif, en su tramo desde Soria a San Leonardo de Yagüe.

El 1 de enero se cumplieron 30 años desde que dejó de prestar servicio este ferrocarril. En 1985, por una decisión ministerial se cerró la línea del Santander-Mediterráneo al igual que otros 1.000 kilómetros de vías debido a la nefasta explotación y su ruinoso estado de mantenimiento no eran competitivas. El Santander-Mediterráneo fue un proyecto de principios del siglo XX con el que se pretendía enlazar los puertos de Santander, en el Cantábrico, y de Valencia, en el Mediterráneo, persiguiendo una salida marítima a las mercancías procedentes de las provincias interiores por las que el ferrocarril circulaba.

Las diputaciones de Santander, Burgos, Soria y Zaragoza tuvieron una actuación importante en este proyecto que inicialmente tenía como objetivo principal unir Ontaneda con Calatayud realizando un ferrocarril de vía métrica, aunque la mayoría de sus enlaces fueran de ancho ibérico. En 1912 fue aprobado por el Ministerio de Obras Públicas. Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, se decide que el ferrocarril tendrá importancia militar; se revisa y se cambia el proyecto, modificando también el ancho de vía. Además de planificarlo en ancho ibérico, exigen que tenga paso obligado por Trespaderne, para facilitar una futura conexión con Miranda de Ebro y Bilbao.

Aunque en 1941 se nacionaliza la línea, en 1959 se decide paralizar las obras. El motivo no está claro, y las opiniones son muy variadas. Es más que evidente que la gestión nunca fue buena. No consiguió realizar un servicio combinado con la Compañía Central de Aragón, ni tampoco había trenes que realizaran los 365 kilómetros del primer tramo seguidos. Incluso el recorrido entre Burgos y Cidad–Dosante perdió el enlace a Calatayud.

En 1986, bajo el gobierno del socialista Felipe González, aduciendo el déficit económico, el Ministerio regentado por Enrique Barón optó por cerrar las líneas férreas que no cubrieran el 23% de los gastos de explotación que generaban, para lo que se presentó una serie de polémicos estudios que fueron contestados tanto por la ciudadanía como por las instituciones a las que afectaban los cierres. Miles de kilómetros de ferrocarril fueron entonces clausurados en España. De este modo se daba la puntilla a una ejemplar obra de ingeniería que, por problemas políticos, nunca llegó al puerto de Santander.

Ayuntamientos de Soria reclaman transformar tramos del Santander-Mediterráneo en vía verde

Santander-Mediterraneo-Soria-a-Calatayud-21.10.1984-foto-Brian-Garvin

Ocho ayuntamientos de Soria han respaldado la transformación en vía verde del antiguo trazado ferroviario Santander-Mediterráneo, entre Soria y el límite provincial de Burgos. La corporación provincial ha dado un plazo de un mes a los ayuntamientos para que lleguen a un acuerdo con Adif para el arrendamiento del antiguo trazado ferroviario a su paso por sus respectivos términos municipales, aunque Cabrejas del Pinar y Golmayo ya lo han cerrado. “El Ayuntamiento de Cabrejas del Pinar ya ha llegado a un acuerdo con Adif y el arrendamiento anual por todo su trazado es de 700 euros”, ha resaltado el presidente de la Diputación, Antonio Pardo (PP).

Los ayuntamientos que han dado su visto bueno a la transformación de la Santander-Mediterráneo en vía verde son los de Soria-capital, Golmayo, Cidones, Cabrejas del Pinar, Abejar, Navaleno, Casarejos y San Leonardo de Yagüe, así como la Mancomunidad de los 150 Pueblos de la Tierra de Soria, ya que Pinar Grande, monte que atraviesa la línea ferroviaria y donde se rodaron escenas de ‘Doctor Zivago’, es de su propiedad, junto con la corporación soriana.

La Diputación provincial ya ha remitido el proyecto al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que cuenta con una inversión estimada de 2,4 millones desglosados en tres tramos de los 62 kilómetros del trazado entre Soria capital y el límite provincial con Burgos. A la hora de fijar el precio del arrendamiento del trazado, Adif tiene en cuenta la longitud del tramo que atraviesa un término municipal y la población del municipio.

La corporación provincial, según ha señalado Pardo, iniciará los trámites medioambientales y administrativos para conseguir la financiación del proyecto por parte del Magrama, un aspecto que ha valorado como “muy posible”, ya que está liberando partidas para este tipo de inversiones en vías verdes. Además, ha subrayado que la Diputación provincial se compromete al mantenimiento de la nueva vía verde durante los dos primeros años.

La antigua línea ferroviaria Santander-Mediterráneo fue desmantelada el año pasado por el Adif, lo que provocó oposición en un buen número de ayuntamientos por la falta de comunicación de la decisión.

La línea Santander-Mediterráneo fue un proyecto que nació a principios del siglo XX con el propósito de unir los puertos marítimos de Santander y Valencia por tren, y para dar una rápida salida marítima a las mercancías procedentes de las provincias interiores por las que se pretendió que circulase. Éste se habría encargado de transportarla hasta Valencia en pocas horas, a diferencia de la semana que empleaba un barco mercante en cubrir la navegación alrededor de la costa de la Península Ibérica. Allí, otro navío podría haber proseguido su camino para transportar la carga a su destino final. Lo mismo sería posible en sentido inverso. Además, daría una salida marítima rápida a las mercancías originarias de la Meseta. El corredor transversal estaba formado por dos compañías de ferrocarril. La primera era el Central de Aragón (Calatayud-Valencia), inaugurada a principios del siglo XX, y la segunda era la Compañía del FC Santander-Mediterráneo (Calatayud-Cidad/Dosante).

Los tramos que llegaron a construirse fueron el común con el Ferrocarril Central de Aragón (Sagunto-Teruel-Calatayud y Caminreal y Zaragoza), que sigue en funcionamiento en la actualidad en su tramo de Caminreal a Sagunto; y el Calatayud a Cidad/Dosante. No se llegaron a terminar los escasos 63 kilómetros que separan Cidad de Valdeporres y la ciudad de Santander. En la mitad de este pequeño tramo se realizaron la explanación y la obra civil, pero la vía no llegó a instalarse nunca. Concretamente se efectuaron los trabajos desde Cidad de Valdeporres hasta Yera, ya en Cantabria, y desde Guarnizo hasta Sarón, puesto que en Guarnizo el Santander-Mediterráneo enlazaba con la línea Santander-Alar del Rey, actualmente en uso. En esta línea inconclusa, el Túnel de la Engaña, de 6.976 m de longitud y en el que se emplearon 19 años de trabajo, ha sido hasta fechas recientes el túnel ferroviario español de mayor longitud.

En 1984, siendo ministro Enrique Barón, el Gobierno socialista de Felipe González, basándose en el déficit económico, decidió cerrar aquellas líneas que no cubrieran el 23% de los gastos de explotación que generaban. Se clausuraron gran parte de los tramos del Santander-Mediterráneo que se encontraban en uso, junto con otras importantes líneas transversales, como la Vía de la Plata o el Valladolid-Ariza.

(Imagen de la línea Santander-Mediterraneo en un tramo de Soria a Calatayud. Foto Brian Garvin el 21.10.1984)

Alicante se plantea el desplazamiento de la línea ferroviaria del litoral sur al interior

cercanias-tren-costa-alicante

Vuelco a la historia. El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria de Alicante defienden la necesidad de desplazar el trazado ferroviario del sur de la ciudad hacia el interior con el fin de liberar la franja litoral y recortar los tiempos de viaje. Esta propuesta, que ya cuenta con los avales técnicos de ambas entidades públicas, ha sido elevada por sus máximos responsables, Sonia Castedo y José Joaquín Ripoll, respectivamente, durante una jornada sobre la influencia del Corredor Mediterráneo ferroviario en la Comunitat Valenciana y Región de Murcia.

De acometerse este retranqueo hacia el interior de la línea ferroviaria que llega a Alicante por su área sur urbana en paralelo con la franja litoral, el nuevo trazado se proyectaría sobre terrenos rústicos, según ha afirmado Castedo. Ripoll ha recordado que la llegada del tren por el actual trazado exige un cambio de sentido en la estación de San Gabriel, un escollo que, de resolverse con el trazado planteado, permitiría un ahorro de 15 minutos en el trayecto Elche-Alicante.

Ripoll, cuya intervención ha inaugurado esta jornada, ha expuesto también la necesidad de acometer una conexión ferroviaria entre la ciudad de Alicante -también su puerto- y el aeropuerto Alicante-Elche, lo que facilitaría el transporte de mercancías.

No obstante, el presidente de la Autoridad Portuaria ha apuntado que ambas propuestas podrían estar condicionadas a algunas modificaciones de trazado que ya se plantean entre Elche y Murcia.

Respecto al Corredor Mediterráneo, Castedo ha afirmado que esta infraestructura “contribuirá a impulsar la economía”, pues agilizará la salida de mercancías al exterior, reducirá los costes de transporte y “supondrá un impulso a la obra pública”.

Los presidentes de la Región de Murcia y Comunidad Valenciana, Ramón Luis Valcárcel y Alberto Fabra, respectivamente, coinciden en afirmar que hasta que el Corredor mediterráneo no sea una realidad tangible habrá que seguir trabajando diariamente. Tanto Valcárcel como Fabra han defendido esta infraestructura, y han subrayado la importancia que “ya tiene” para el futuro de ambas comunidades autónomas y también de España.

En opinión de Fabra, logrado el objetivo de su aprobación y financiación por parte de la UE, y el inicio de los trabajos, es hora de dar prioridad a las conexiones con los aeropuertos y las zona logísticas “para poder ser más competitivos”.

Por su parte, la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, ha afirmado que esta infraestructura convertirá a España en “la gran plataforma del sur de Europa” para la entrada y salida de mercancías. Bonig ha subrayado la importancia de este Corredor en las relaciones comerciales con Asia, cuya vía de acceso a Europa “más lógica” es a través del Canal de Suez y el mar Mediterráneo. Según ha expuesto, el inicio de las obras en Cataluña y en el tramo Moncófar-Castellón dotan de “realidad” a esta infraestructura.

Tras recordar que está previsto que en el año 2015 el ancho europeo llegue a los puertos de Castellón, Valencia y Tarragona, y en 2016 a los de Alicante y Murcia, la consellera ha remarcado que el Corredor mediterráneo esa “un proyecto de Estado”.

La Unión Europea prevé que la conexión andaluza en el Corredor Atlántico ferroviario finalice en 2020

ejes-ferroviarios-traseuropeos

Las obras del Corredor Atlántico de ferrocarril, a su paso por Andalucía, deben iniciarse antes de 2015 y concluir en 2020, conectando las ocho provincias andaluzas al centro y norte de Europa. El director gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, Miguel Ángel Paneque, y el gerente de Red Logística de Andalucía, Ignacio Álvarez-Ossorio, se han reunido el jueves y el viernes en Bruselas con responsables de la Dirección General de Movilidad de la Comisión Europea para tratar sobre este proyecto.

En líneas generales, dentro de las Redes Transeuropeas, la red básica, en la que se incluyen los corredores Atlántico y Mediterráneo, deben tener terminadas sus obras en 2020, y la red global, en la que se incluyen el resto de líneas de ferrocarril de Andalucía, para 2050. No obstante, los responsables europeos han informado en la reunión de que durante el año 2014 se elaborará un programa de trabajo e inversiones para cada corredor en los que se establecerán plazos concretos para todos los tramos.

El Corredor Atlántico, procedente de los países del norte y centro de Europa, llega por la frontera de Irún desde París hasta Madrid y desde allí se dirige por una parte a Lisboa y por la otra a Algeciras, pasando por Linares (Jaén), Córdoba y Antequera (Málaga). Las ocho provincias andaluzas se encuentran conectadas al mismo mediante líneas existentes y operativas incluidas en la Red global de la UE: Almería y Jaén por Linares, Granada y Málaga por Antequera y Cádiz, Huelva y Sevilla por Córdoba. Sin embargo, su principal cuello de botella es el tramo Algeciras-Bobadilla, aún sin acondicionar ni electrificar.

Los responsables autonómicos también han pedido a la Comisión Europea que impulse la ejecución por parte del Gobierno del Corredor Mediterráneo, que procedente del Este de Europa, pasa por el sur de Francia y cruza la frontera por Girona, atravesando Barcelona, Valencia y Murcia, donde se encuentra actualmente interrumpido por avanzar a muy lento ritmo las obras de su extensión a Almería. De ahí que, a diferencia del corredor Atlántico, el Mediterráneo no se encuentre operativo en la conectividad con el resto de su trazado andaluz, que va de Almería a Huelva y Algeciras pasando por Granada, Antequera y Sevilla.

Paneque ha explicado a los responsables comunitarios que en Andalucía se ha alcanzado el denominado Acuerdo de Antequera para exigir la ejecución urgente de los corredores Atlántico y Mediterráneo, y que ha sido aprobado por el Parlamento andaluz por unanimidad de todas las fuerzas políticas.

Andalucía es la única comunidad portuaria en la que convergen los corredores Atlántico y Mediterráneo, llegando hasta la misma frontera con el continente africano en el puerto Bahía de Algeciras, el de mayor actividad de España y quinto de Europa, mientras que el total de los puertos comerciales andaluces suponen casi el 30% del tráfico nacional.

La Eurocámara financiará los Corredores Atlántico y Mediterráneo con 29.300 millones hasta el año 2020

proyecto-ten-tea-corredores-atlantico-mediterraneo

El pleno de la Eurocámara ha ratificado este martes incluir a los Corredores Mediterráneo y Atlántico en la lista de proyectos prioritarios de la red transeuropea de transportes, lo que significa que ambos proyectos recibirán financiación del programa ‘Conectar Europa’, que cuenta con un presupuesto de 29.300 millones de euros para el periodo 2014-2020, de los que 23.200 se dedicarán a infraestructuras de transportes. En la lista no figura el Corredor Central, pensado para unir España y Francia a través de un túnel por los Pirineos. Este proyecto fue defendido por la ministra de Fomento, Ana Pastor, pero finalmente sólo se le dedicarán fondos para estudios previos.

El voto en el plenario supone la culminación de tres años de intensas negociaciones en torno a los proyectos de transporte “prioritarios” para la Unión Europea. Entre estos se encuentran el corredor Mediterráneo y el corredor Atlántico, que forman parte de los nueve grandes trazados que deberán vertebrar Europa en 2030 en la conocida como red “básica” y que, por tanto, podrán ser cofinanciados en hasta un 40% del coste de su desarrollo. A estos proyectos prioritarios se destinará el 80% de los fondos presupuestados para transporte hasta 2020, tal y como se establece en el programa ‘Conectar Europa’, también respaldado por los eurodiputados. Este instrumento cuenta con un presupuesto de 29.300 millones de euros para el periodo 2014-2020, de los que 23.200 millones se dedicarán a mejorar las conexiones de transporte, 5.120 millones a redes energéticas y 1.000 millones a las telecomunicaciones.

El corredor Mediterráneo unirá los principales puertos de la costa oeste española con Europa a través de Francia, desde Algeciras (Cádiz) hasta la frontera en Portbou (Gerona), pasando por Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña. El corredor Atlántico, por su parte, unirá España con Portugal y Francia pasando por ciudades como Madrid, Medina del Campo, Bilbao, San Sebastián, Irún o también Algeciras.

El programa ‘Conectar Europa’ abre la puerta a que se puedan cofinanciar hasta el 50 % de los gastos de sus estudios preparatorios para este túnel, que puede aspirar a formar parte de la llamada “red global”, aquella que se desarrollará en una segunda fase, hasta 2050.

El Parlamento también ha rechazado incorporar el puerto de Vigo, pese a la petición de los eurodiputados de los dos grandes partidos españoles (PP y PSOE), que presentaron de nuevo enmiendas para lograrlo. Las enmiendas decayeron sin llegar a votarse al aprobar la Eurocámara la lista previa pactada con los Gobiernos. Los parlamentarios españoles alegaban que el de Vigo es el mayor tráfico del mundo en productos de pesca para consumo humano, tiene un carácter estratégico para el noroeste de la Península por su volumen de mercancías y pronto entrará en funcionamiento la autopista del mar que le une con Francia. “La red principal estará incompleta si no incluye el puerto de Vigo”, dijo el eurodiputado del PP, Francisco Millán, en el debate previo.

Además del Corredor Atlántico y del Mediterráneo, España ha incluido en la lista de proyectos prioritarios la autopista del mar y conexión ferroviaria A Coruña-Vigo-Palencia-Gijón-Palencia, la alta velocidad A Coruña-Madrid, las conexiones ferroviarias Huelva-Sevilla y Bilbao-Pamplona-Zaragoza-Sagunto y la autopista del mar Barcelona-Valencia-Livorno. Asimismo, el acuerdo incluye en la red principal los puertos españoles de A Coruña, Algeciras, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Gijón, Huelva, Las Palmas, Palma de Mallorca, Sevilla, Tarragona, Tenerife y Valencia, así como el puerto fluvial de Sevilla.

En cuanto a los aeropuertos, figuran en la red principal Alicante, Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife Sur y Valencia.

El conjunto de los proyectos servirán para unir en toda la UE 94 grandes puertos principalmente vía ferrocarril, pero también por carretera; enlazar 38 aeropuertos considerados “clave” por estar en grandes ciudades; convertir 15.000 kilómetros en líneas de alta velocidad; y la conclusión de 35 planes transfronterizos con los que “reducir los estrangulamientos actuales“.

Impulso europeo para los corredores ferroviarios Mediterráneo y Atlántico en 2014

ejes-ferroviarios-traseuropeos

El secretario de Estado español de Infraestructuras, Transporte y Viviendas, Rafael Catalá, ha destacado el “desafío” que supone para España el desarrollo del corredor Mediterráneo y del corredor Atlántico a partir del próximo año, en el que comenzarán a financiarse los “proyectos prioritarios”. “Abrimos una nueva etapa” en la puesta en marcha de la Red Transeuropea de Transportes, explica Catalá, dado que en enero comienza el periodo de financiación a medio plazo (2014-2020) de las infraestructuras consideradas como prioritarias para la Unión Europea.

“El desarrollo de nuestros dos corredores es nuestro principal desafío“, dijo el secretario de Estado español, quien destacó también la importancia de las autopistas del mar y el respaldo a los puertos españoles. Catalá recalcó el “trabajo fundamental” que se está llevando a cabo en el corredor Mediterráneo en su recorrido por España, al que se han presupuestado “más de mil millones de euros”, un enfoque prioritario que también se aplica al corredor Atlántico. Catalá ha firmado con los representantes de Francia y Portugal una declaración de apoyo al desarrollo de sus corredores de transporte, durante las jornadas dedicadas a la TEN-T que se celebran en la capital de Estonia, un acto en el que también estuvo presente el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable de Transportes, Siim Kallas.

Preguntado por la decisión de Francia de retrasar la instalación de la alta velocidad en los tramos ferroviarios que enlazan con la frontera española, Catalá afirmó que el Gobierno español “permanentemente plantea” a París la “importancia” de los corredores. “Es fundamental que Francia esté comprometida; es muy importante que haya reciprocidad en los proyectos transfronterizos, no tiene mucho sentido que cuando haya tramos transfronterizos no haya una velocidad homogénea, lo que tiene que ver con Francia y también con Portugal”, explicó.

Catalá aseguró que Francia ha expresado al Gobierno español “su compromiso de mantener las conexiones de los corredores“, aunque indicó que el hecho de que la velocidad de los tramos franceses “sea alta o convencional son estándares de calidad de servicio que son responsabilidad y competencia francesa”. “Nosotros llegamos con alta velocidad, pero no podemos decir nada sobre la velocidad en los tramos franceses”, aseguró Catalá, quien subrayó la “magnífica relación” que mantienen España y Francia.

Durante las jornadas TEN-T, los responsables nacionales y europeos han podido “hacer balance de todo el trabajo” que se ha hecho en los últimos años para desarrollar las conexiones entre los países europeos. Catalá afirmó que España se encuentra “satisfecha con el balance final” ya que, aunque no ha logrado el reconocimiento de todas las infraestructuras como elegibles para ser cofinanciación europea, sí ha habido un “apoyo unánime a la mayor parte de las peticiones”. El secretario de Estado recordó que al haber obtenido el reconocimiento de varias infraestructuras como proyectos prioritarios, España podrá beneficiarse de cofinanciación comunitaria a través del instrumento ‘Conectando Europa’, que está dotado con unos 26.000 millones de euros para el periodo 2014-2020. Catalá recalcó la importancia del proyecto Rail Báltica, dado que supone una oportunidad para las empresas españolas de participar en su desarrollo y “trasladar la experiencia de España en la alta velocidad”.

También el Gobierno portugués aplaude el compromiso de los tres países y la Comisión Europea para la creación de un corredor atlántico que enlace el sistema ferroviario de mercancías de Portugal con el resto de Europa. El secretario de Estado de Transportes luso, Sérgio Monteiro, afirmó que la iniciativa permitirá la unión comercial del país con el sistema ferroviario europeo y con ello el aumento de la competitividad a los bienes y servicios de Portugal.

Según fuentes de la Secretaría de Transportes lusa, el proyecto ligará las ciudades portuguesas de Sines, Setúbal, Lisboa, Évora, Santarém, Leiria, Coimbra, Aveiro, Oporto, Viseu y Guarda, con París, y tendrá una extensión hasta Manheim (Alemania). En Portugal la red servirá, además, para conectar el puerto comercial de Sines (Portugal), una de las puertas principales de la UE para el comercio marítimo con América Latina, con Madrid, Irún y el resto del continente.

El proyecto del corredor atlántico fue aprobado en 2011 por la Comisión Europea como parte de una futura red transeuropea de transportes. La fase de inversión para estas infraestructuras empieza el próximo año en el marco del sistema de financiación comunitario previsto para 2014-2020.

El Gobierno confía en que la CE declare prioritario el Corredor Mediterráneo

El Ministerio de Fomento tiene “plena confianza” de que se va a lograr que el Corredor Mediterráneo sea incluido por la Comisión Europea en su propuesta de revisión de redes transeuropeas de transporte que se presentará el día 19. El Ejecutivo español ha a planteado que, junto al Corredor del Mediterráneo, se incorporen a la red básica otros grandes corredores transversales, el Cantábrico mediterráneo -que unirá el País Vasco con Valencia pasando por Zaragoza- y el Atlántico Mediterráneo, que unirá Valencia con Portugal pasando por Extremadura y Castilla-La Mancha.

Fomento asegura que se está construyendo “una nueva España en red” que debe aparecer reflejada también en las redes transeuropeas de transporte, en la que el Corredor Mediterráneo se erige como una pieza “imprescindible”, en la “columna vertebral” del nuevo sistema de transporte, en el que la Comunitat Valenciana será “pieza central”.

Desde el ministerio se reivindica la construcción de un sistema de transporte mallado “para no levantar barreras” entre los ciudadanos ni “polémicas” entre los territorios, sino para que todos juntos puedan llegar “más lejos”, desde la cooperación entre instituciones y agentes sociales y económicos. El Goberno español destinará 51.300 millones de euros hasta 2030 al Corredor Mediterráneo, de los que desde 2004 y hasta final de este año se habrán invertido ya 10.000 millones, lo que a su juicio está “blindando” el carácter prioritario de un corredor que ya tiene en funcionamiento 430 kilómetros.

El responsable de la cartera ha ratificado que en 2012 la alta velocidad llegará a Alicante y se pondrá en servicio el AVE entre Barcelona y la frontera francesa; en 2014 entrará en funcionamiento el AVE entre Alicante y Murcia, y el AVE entre Valencia y Castellón finalizará en el horizonte de 2014. El titular de Fomento asegura que han ejercido “toda la presión” para defender este “ambicioso” corredor desde Algeciras hasta la frontera francesa, no por una cuestión “política, sino de números”, ya que discurre por el 40 % de la población española y del PIB nacional.